domingo, mayo 27, 2007

OSASUNA 2 - REAL SOCIEDAD 0. Matemáticas, milagros e impotencia

Sólo quedan las matemáticas. La jornada 36, este 27 de mayo de 2007, ha deparado todo lo peor que podía deparar. Lo fundamental, la derrota de la Real, que se queda a cuatro puntos de la salvación. Ya sólo quedan dos equipos posibles a los que poder superar, el Athletic de Bilbao y el Betis. Ambos superan a la Real con esos cuatro puntos. Y como los bilbaínos reciben en la última jornada a un Levante ya casi salvado (salvado salvo que algún triple o cuádruple empate pudiera condenar al equipo valenciano), el único objetivo posible es el Betis, que tiene al average perdido con el conjunto txuri urdin.

Sólo queda el milagro. Porque no se puede calificar de otra forma, después de los durísimos meses que llevamos, remontar otros cuatro puntos en dos partidos. Quedarse en Primera es todavía posible. Las matemáticas lo dicen. Pero ya es un milagro. Hasta ahora era difícil. Dificilísimo. Pero ya sólo queda el milagro. El abrazo que Lotina ha dado a la mayoría de sus jugadores al final del partido deja ese mensaje inequívoco. Sólo queda el milagro. Y sólo a eso podemos aferrarnos ya, porque la Real en ningún caso va a depender ya de sí misma para seguir en Primera. Hoy ha faltado la suerte que sí tuvimos hace una semana, cuando Darko marcó a los 20 segundos de la segunda parte. Pensar qué hubiera pasado si hubiera entrado el primero se queda en el terreno de los sueños.

Y sobre todo queda la impotencia. Porque hoy era el día que todos teníamos señalado en el calendario. Y se ha fallado en todo. No puede ser que jugándonos otra vez más la vida retrocedamos futbolísticamente y eliminemos un segundo delantero que nos ha dado tanto en tantos partidos. Otra vez la Real se ha visto abocada, por impotencia, a terminar con tres. El fracaso desde el banquillo es patente.

Tampoco puede ser que los jugadores de la Real mantengan esa actitud sobre el campo con la historia del club en juego. La camiseta que visten les obliga a dejar mucho más en el cesped de cualquier campo que lo que han dejado hoy. Porque pienso de verdad que no son jugadores tan malos como indica la clasificación. Pero casi ninguno está dando el nivel que debe. Y cada uno de ellos sabrá por qué. Impotencia. Porque en cada balón colgado se nos iba parte de la vida, de la ilusión, de las fuerzas y de ese milagro con el que todos soñábamos ya después de la victoria de la semana pasada ante el Celta.

Lo sorprendente es que el partido ha empezado bien para la Real. Tres o cuatro llegadas claras, todas ellas de cabeza. Pero el primer gol del Osasuna (un balón mal medido por parte de Garrido) ha acabado con la Real de forma casi fulminante y le ha dejado sólo un argumento, el corazón. Nada más. El segundo gol, en una jugada que otro árbitro, en otro campo, habría sido falta, no ha hecho sino introducir algo más el puñal que ya teníamos clavado todos los realistas en el corazón. La segunda parte sólo ha sido un ejercicio de impotencia, un ataque alocado e imposible que ha dejado un par de ocasiones claras (con la duda de si pudo haber mano de un defensor osasunista en uno de los lanzamientos realistas) y más sustos atrás.

Todo ha fallado. En el momento clave. Cuando se acariciaba la salvación. En un campo propicio, que ha silbado tímidamente a su propio equipo cada vez que atacaba y que en la segunda parte era un auténtico cementerio, y ante un equipo que no había ganado en su casa en toda la segunda vuelta. Seguramente nadie daba crédito a lo que estaba viendo. A Osasuna, un Osasuna de nivel medio que ha ganado con comodidad, jugando como si le fuera la vida en el encuentro más allá de ese punto que necesitaba para salvarse y a la Real demabular como alma en pena sin tener del todo presente lo duro que es un futuro en Segunda División. Al final del partido ya había poca gente en la grada, poca gente escuchando ese mensaje lanzado por los realistas que han ido a Pamplona: "Por nosotros, estáis en Primera".

Y es importante que ese mensaje cale. Porque hay muchísimos miserables, muchísimos periodistas de pacotilla, muchísimos futbolistas instalados en la mediocridad, que se han pasado la semana dando por segura la victoria de la Real y que Osasuna se iba a dejar ganar. Que todos esos miserables tengan ahora la dignidad de salir y pedir disculpas, a Osasuna y a la Real. Pero ya sé que no lo van a hacer. Por eso mismo son unos miserables. Los demás, seguiremos con la cabeza bien alta y animando a la Real. En Primera o en Segunda. Y ahora tenemos dos semanas para revisar todo lo que tenemos en la cabeza y decidir si creemos o no en los milagros. Hay quien cree, y me consta porque ya me lo ha hecho saber. Yo hoy ya no sé si creo o no. Y sólo nos queda pensar en eso.

5 comentarios:

Luis dijo...

Pues …
Yo si creo en los milagros

Que levante la mano…
el que crea que nos salvamos (ey veo que sois unos cuantos eh, si es que si San Sebastian y San Mames son de la Real, aunque no les guste a los del Bilbao)

O no mejor, el corazón
(y como se decía en misa) lo tenemos levantado (el corazón, corazón txuri urdin, se entiende que es lo que tenemos levantado, porque que hayamos perdido este partido, no quiere decir que perdamos nuestro alegría y nuestro amor por todo lo que es este equipazo).

Vamos todos, a comernos al Racing. A por ellos oe y después Dios dirá

P.D: Que catoliquillo me ha salido el comentario, menos mas que el tercer párrafo lo ha remediado un poco con el chiste soez

Tati dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Tati dijo...

LOS MILAGROS NO EXISTEN, lo llevo diciendo toda la temporada y nadie me hace caso, lo siento mucho pero se tienen muy merecido estar donde están, no se puede estar 4 temporadas al filo del abismo y salvarse en todas, NO eso no es así.

No estoy de acuerdo en lo que dices que no son tan malos como indica la clasificación, si no fuesen tan malos, no estarían donde están ahora, les echarían mas “huevos”, hablando mal y claro, pero estos no tienen ni eso.

No se como no se les cae la cara de vergüenza, y ahora de fiesta hasta el miércoles, eso que les premien encima, a correr les ponía yo a todos.

No hay justificación que valga.

Quien dijo que el osasuna se iba a dejar ganar? O por lo menos que no iban a ir a por el partido? Pero como podéis ser tan inocentes, aun no recordáis lo que nos hizo el alavés, nosotros somos tan idiotas q siempre echamos un cable y luego mira como nos lo agradecen, porque ahora no me diréis que el Osasuna no ha salido a por el partido, sabiendo que el empate les valía, venga ya.

Si tienen que bajar a segunda que bajen, yo (aunque este muy pesimista en estos momentos) siempre estaré apoyando al equipo y acudiendo cada 15 días a Anoeta a animarles, pero sabéis que el lo que mas me fastidia? Que no van a ser capaces de subir a primera antes de 5 temporadas.

gorka dijo...

Hoy, en mi cuadrilla,hemos sentido sensaciones de rabia,dolor impotencia y bastantes lagrimas.Osasuna necesitaba un punto pero a preferido apuntillar,y ya lo dice el dicho:"es de malnacido no ser agradecido".Osasuna a propiciado que el proximo encuentro en anoeta no sea una hermandad de aficiones como hasta ahora y gritaremos todos:TODOS A UNA,PUTA OSASUNA!
Espero tambien ver con quien se quedara el equipo el año que viene y los esquiroles que se van a bilbao,Rekarte es el primero.
No se como vivireis cada uno el futuro,depende de la residencia creo que no es lo mismo, y los bilbainos se alegraran de nuestra realidad.Ya lo dije en otro comentario,beti zurekin,beti bihotzean,aupa REALA!

Roi Piñeiro dijo...

Como ya ha quedado manifiesto en otras ocasiones, soy del Madrid.

Sin embargo, tras varios años de amistad con el dueño de este peculiar blog txuri urdin, debo ser de los pocos merengues que hubieran disfrutado más si aquella liga se hubiera quedado en Donosti en lugar de quedárnosla nosotros otra vez... Sobre todo porque no es comparable nuestra alegría por "otro título más", de diez a quince minutos de duración, que la de vuestro tercer título, de más de seis meses de duración y sólo superada por una Liga de Campeones para la Real o que España gane el mundial... ¿tal vez en 2010?

Espero que podáis ganar al Racing y al Valencia y os quedéis en vuestro lugar, que es la Primera División.