domingo, marzo 24, 2019

Aún falta para igualar los trece potrillos debutantes de la temporada 1984-1985

El once de la jornada de huelga de la temporada 1984-1985.
Con el debut en Liga de Ander Guevara con la Real, se ha hablado mucho de si la presente es la temporada en la que más jugadores de Zubieta se han asomado por primera vez al primer equipo. Al margen de que el propio Guevara ya había vestido la camiseta txuri urdin la pasada campaña en partido de Copa, con lo que son en realidad siete los debutantes del presente ejercicio, la respuesta es no, y por un amplio margen. La de la presente campaña en una cifra destacable en la historia txuri urdin, pero es que además la respuesta a esta pregunta obliga a hacer algunos matices y nos lleva a buscar unas cuantas historias de la Real que merece la pena recordar.

Para encontrar la temporada en la que más debutantes hubo hay que retroceder a la 1984-1985, con Alberto Ormaetxea como entrenador, pero en unas circunstancias muy curiosas. El 9 de septiembre de 1984, la Real recibió al Málaga en Atotxa durante el transcurso de una jornada de huelga de futbolistas. Esto hizo que el equipo que alineó el técnico txuri urdin estuviera plagado de debutantes canteranos. De los doce futbolistas que jugaron, Elduayen y Txiki Begiristain eran los únicos profesionales, pero no tenían derecho a huelga por estar haciendo el servicio militar. Entre esos juveniles estaba Loren, con diferencia el que mayor carrera hizo en la Real, Albistegi o Martín Begiristain, que marcó uno de los penaltis de la tanda que dio al equipo la Copa de 1987. Siete de estos doce solo llegaron a jugar este partido con el primer equipo: Calvo, Chinchurreta, Moreno, Ponce, Ribera, Rodríguez y Zudaire.

Aunque fuera en estas especiales circunstancias, en total fueron trece los canteranos debutantes a lo largo de aquella temporada, incluyendo al guardameta González y a Zuñiga, dos futbolistas que sí hicieron carrera, con 148 y 47 partidos defendiendo la elástica txuri urdin antes de emigrar a Valencia y Oviedo. El primero, de hecho, recibió la complicadísima herencia de ser el sustituto de Arconada. Casi nada. Aquellos trece potrillos que vistieron por primera vez la camiseta del primer equipo batieron el récord que estaba vigente en la Real desde la temporada 1962-1963. Con el equipo en Segunda División y en sus eternos problemas económicos, tuvo que mirar al filial para tratar de conseguir un ascenso que tardaría cinco años en llegar. A lo largo de aquella temporada se estrenaron hasta ocho chavales con la Real. Uno de ellos era, precisamente, Alberto Ormaetxea.

La segunda mejor marca de canteranos en estrenarse en el primer equipo, los once dela temporada 1986-1987, con John Toshack en el banquillo, tuvo otra razón de ser muy particular. Como todo el mundo sabe, la Real jugó aquel año la final de la Copa del Rey ante el Atlético de Madrid. Y por aquel entonces, el fútbol respetaba lo suficiente la competición como para que aquel fuera el último partido del ejercicio. Como en la Liga se optó por un sistema de play off absurdo, la Real quedó en tierra de nadie, por lo que el galés decidió dar descanso a sus hombres clave en el tramo final de la temporada y aprovechar el duelo contra su rival en la final copera, el Atlético, para sacar un equipo lo más distinto posible del que jugaría el día decisivo. La Real salió goleada del Calderón, 5-1, pero Toshack le ganó así la partida a Luis Aragonés donde debía hacerlo, en La Romareda.

Siete debutantes, como en la actual temporada, se habían visto en otras dos ocasiones. La primera fue durante la segunda etapa de Toshack en la Real, en la temporada 1991-1992. Entre esos potrillos debutantes había nombres como los de Bittor Alkiza o Kote Pibakea. Otros siete debutantes hubo en la temporada 2003-2004, cuando Raynald Denouiex utilizó la Copa del Rey para introducirles y así dar descanso a los titulares de cara a la Liga y a la Champions League, que la Real jugó por primera vez en aquel ejercicio. Uno de los chicos que llegó así al primer equipo txuri urdin fue un tal Xabi Prieto.

El Sanse nació en la temporada 1952-1953 como vivero para el primer equipo. Impresiona saber que el respeto que la Real tiene por su canterano ha hecho que prácticamente en cada temporada desde entonces haya visto alguna cara nueva procedente de sus equipos filiales. Solo en tres campañas la Real ha jugado solo con jugadores del primer equipo, sin que se produjera debut alguno: la 1957-1958, con Salvador Artigas en el banquillo; la 2010-2011, siendo Martín Lasarte el entrenador; y la 2012-2013, con Philippe Montanier. No obstante, los tres miraron a la cantera. Artigas hizo debutar a Olano, el máximo goleador histórico en una temporada vistiendo la camiseta de la Real, aunque fuera en Segunda; Lasarte fue el descubridor, entre otros, de Griezmann o Zurutuza; y Montanier subió a Iñigo Martínez o Pardo.

Esta es la lista completa de jugadores canteranos que debutaron en cada una de las temporadas desde que se fundó el Sanse:

1952-1953      Elías Querejeta.
1953-1954      Laguardia.
1954-1955      Huércanos, Sistiaga, Vicente Esnaola.
1955-1956      Huarte, Lacalle.
1956-1957      Aznar, Olano.
1957-1958      -
1958-1959      Gallastegui, Juanín.
1959-1960      Azcarate, Erro, Goicoechea, José Ignacio Zaldúa.
1960-1961      Almandoz, Cacho, Lasa.
1961-1962      Astigarraga, Maiztegui, Mendiluce.
1962-1963      Abasolo, Alfonso, Amas, Arzak, Gastesi, Martiarena, Matute, Ormaetxea.
1963-1964      Martínez, De Diego, Zubizarreta.
1964-1965      Arriaga.
1965-1966      Lema, Usandizaga.
1966-1967      Arambarri, Boronat, Gaztelu, Raimundo Díaz, Zubiarrain.
1967-1968      Sagasta, Santamaría, Ucín.
1968-1969      Soroa.
1969-1970      Francisco Sein.
1970-1971      Pedro Artola.
1971-1972      Kortabarria, Oyarzabal.
1972-1973      Luciano Murillo, Uranga, Muruzábal
1973-1974      Jesús Mari Satrústegui, Urruti
1974-1975      Elkoro, Idigoras, Zamora.
1975-1976      Arconada, Astarbe, Olaizola.
1976-1977      Choperena, Iriarte.
1977-1978      Cendoya, Eliseo Murillo, Gajate, Periko Alonso.
1978-1979      Celayeta, Górriz, Heras, Otxotorena, Rauleaga, Uralde.
1979-1980      Larrañaga.
1980-1981      José Mari Bakero.
1981-1982      Zubillaga, Orbegozo, Arano, Eizmendi, José Ignacio Satrústegui
1982-1983      Aitor Begiristain, Sagarzazu, Sukia
1983-1984      Urbieta, Elduayen, Pardina.
1984-1985      Albistegi, Calvo, Chinchurreta, González, Iturrino, Loren, Martín Begiristain, Moreno, Ponce, Ribera, Rodríguez, Zudaire, Zuñiga.
1985-1986      Dadie, Uría, Mugika, Bengoetxea, Sukunza.
1986-1987      Aginaga, Aldalur, Barral, Billabona, Etxegoena, Igoa, Irazoki, Loinaz, Okariz, Sevillano, Shanti.
1987-1988      Alaba.
1988-1989      Carlos Martínez, Lasa.
1989-1990      Patxi.
1990-1991      Guruzeta, Imanol, Iñaki Alonso, Luis Pérez, Roteta.
1991-1992      Alkiza, Belloso, Estéfano, Imaz, Irazusta, Pikabea, Yubero.
1992-1993      Alberto, Aranzabal, Idiakez, Zabala.
1993-1994      Biurrun, Cuyami, De Pedro.
1994-1995      Etxeberria.
1995-1996      Emery, Joseba Agirre.
1996-1997      Aldeondo, Aranburu, Iglesias.
1997-1998      Aitor López Rekarte, Vega.
1998-1999      Barkero, Iker Álvarez, Sergio Francisco.
1999-2000      Gurrutxaga, Llorente, Xabi Alonso.
2000-2001      Alberto Alejandro, Gabilondo, Mikel Alonso.
2001-2002      Gari Uranga, Llorca
2002-2003      Azpilikueta, Ugarte
2003-2004      Azparren, Garrido, Juan Domínguez, Larrea, Oskitz, Xabi Prieto, Zubiaurre.
2004-2005      Agirretxe, Asier Riesgo, Labaka
2005-2006      Ansotegi, Castillo, Díaz de Cerio, Mikel González.
2006-2007      Elustondo, Estrada.
2007-2008      Carlos Martínez, Markel Bergara, Sarasola, Viguera.
2008-2009      Eizmendi, Ramírez, Ros, Sio, Zubikarai, Zurutuza.
2009-2010      Albistegi, Esnaola, Griezmann, Illarramendi.
2010-2011      -
2011-2012      Cadamuro, Iñigo Martínez, Pardo
2012-2013      -
2013-2014      Gaztañaga, Hervías, Marco Sangalli, Zaldua
2014-2015      Aritz Elustondo, Callens, Capilla, Iker Hernández, Oyarzun.
2015-2016      Bautista, Héctor, Oyarzabal, Zubeldia
2016-2017      Guridi, Kevin Rodrigues, Odriozola
2017-2018      Gorosabel, Guevara
2018-2019      Aihen Muñoz, Barrenetxea, Le Normand, Merquelanz, Roberto López, Luca Sangalli, Sola.

jueves, marzo 14, 2019

PREVIA Real Sociedad - Levante. Imanol busca resucitar otra vez a la Real

Así marcó Juanmi la temporada pasada ante el Levante.
Quién le iba a decir a Imanol que su principal cometido al frente de la Real iba a ser su continua resurrección. Lo consiguió la pasada temporada, borrando de un plumazo los fantasmas de destrucción que amenazan en el tramo final de la era Eusebio, lo hizo esta debutando con victoria en el Santiago Bernabéu y respondiendo a las bajas con una racha de ocho jornadas sin perder, y le toca volver a hacerlo ahora, después de dos derrotas consecutivas, especialmente dura la segunda, una inesperada goleada en Sevilla. Y el rival, el Levante (viernes, 21.00 horas, Anoeta, Gol), no llega a Donostia en una buena racha precisamente, lo que alienta la leyenda de este equipo aspirina en el que se ha convertido el cuadro txuri urdin en los últimos años. A Imanol, además, le sigue tocando lidiar con muchas bajas importantes, con lo que es una incógnita lo que veremos en este nuevo intento de reenganchar al equipo a la lucha europea.

En este tramo final de la temporada, al menos mientras haya vida en la lucha europea, da la impresión de que Imanol se va a volcar con los jugadores del primer equipo que estén disponibles y que sean ellos los que tiren del carro. Para los potrillos quedarán oportunidades como la que afronta Guevara. Los comités de Competición y Apelación, menuda sorpresa, han rechazado juzgar la tarjeta que vio Zubeldia en Sevilla como lo que fue, una acción totalmente legal, y han mantenido su amarilla y, por tanto, el partido de suspensión. Guevara ocupará el último puesto de una convocatoria en la que también están los 17 jugadores disponibles de la plantilla. Llorente, Gorosabel, Kevin, Illarramendi, Merquelanz aunque ya entrenara con el grupo y Willian José se quedan fuera por las dolencias que padecen, junto a Zubeldia por la sanción.

Habrá al menos un par de cambios obligados, pero no da la sensación de que Imanol vaya a repartir castigos por el correctivo de Sevilla. Rulli estará bajo palos, con Navas y Héctor Moreno como centrales. Zaldua, recuperado de la indisposición que sufrió en el Sánchez Pizjuán, y Theo, ocuparán los laterales. Sería una sorpresa que el centro del campo no lo formaran Pardo, Zurutuza y Merino, aunque no se puede descartar la opción de Guevara, porque no sería el primer canterano en subir para entrar directamente al once. Y arriba, recuperado Januzaj, ocupará el tridente ofensivo junto a Sandro y Oyarzabal. De ser estos los planes de Imanol, para el banquillo quedarían con seguridad Moyá, Aritz Elustondo, Aihen Muñoz, Sangalli, Juanmi y Bautista, al que Imanol azuzó personalmente en rueda de prensa para que eleve el nivel y le obligue a jugar por delante de sus compañeros.

Las dos derrotas seguidas no han supuesto un peaje en puestos, la Real sigue siendo novena, pero sí en puntos, ya que sus 35 actuales colocan a los de Imanol a cinco puntos de Europa y a diez de la Champions. Su rival, el Levante, ocupa la decimoquinta posición con 30 puntos, cinco por encima de la zona de descenso. La Real ha perdido la media inglesa tras caer ante Atlético y Sevilla, y suma dos semanas en blanco después de ocho jornadas consecutivas puntuando, con cuatro victorias y cuatro empates. En Anoeta sigue teniendo números malos, solo ha logrado más puntos en casa que seis equipos de la Liga, aunque con Imanol suma tres victorias, un empate y una derrota. El Levante ha puntuado en la mitad de sus desplazamientos, cuatro victorias y tres empates en catorce partidos, pero llega a Anoeta con una racha de tres derrotas consecutivas y solo un triunfo en los últimos ocho encuentros.

El Levante es un rival históricamente bastante incómodo. De sus nueve visitas a San Sebastián en Primera División, solo tres acabaron con victoria de la Real, dos de las últimas siete. La victoria más abultada se dio en dos ocasiones, 3-0, primero en la temporada 2014-2015, con goles de Finnbogason, Markel y Vela, y en la 2017-2018, con Xabi Prieto, Juanmi y Canales como goleadores. La victoria más contundente del Levante fue el 1-3 de la campaña 2011-2012. No obstante, ese fue el último triunfo del Levante en Anoeta, la Real ganó los dos encuentros mencionados por 3-0 y hubo empate en los otros tres. En Segunda División se han cruzado en cuatro ocasiones más y ahí sí que hay una clara ventaja estadística para la Real, ya que el conjunto levantino nunca ganó en Donostia en la categoría de plata, el cuadro txuri urdin venció en tres de esos encuentros y empató el restante.

Efectivamente, la pasada temporada, la 2017-2018, la Real igualó su mayor goleada en casa ante el Levante. Y lo hizo, además, con un hito histórico. El primer gol fue el último que Xabi Prieto marcó con la camiseta txuri urdin. Fue de penalti, un agarrón sobre Agirretxe en el interior del área, probablemente también el último gran servicio del 9 al equipo. Prieto lanzó en el minuto 10 y en ese gesto se lesionó, para ya no volver a jugar hasta el día en el que Anoeta le homenajeó en su despedida. Antes del descanso, entre Oyarzabal y Canales fabricaron la jugada que Juanmi convirtió en el 2-0 con un gran remate, casi de espuela, en el segundo palo. A los diez minutos de arrancar el segundo tiempo, Canales, controlando el balón lanzándose al suelo y tras dos fintas en el área, subió el definitivo 3-0 al marcador con un buen disparo cruzado. Un golazo.

sábado, marzo 09, 2019

PREVIA Sevilla - Real Sociedad. Una gran oportunidad europea

Oyarzabal, Navas y Llorente, la pasada Liga en el Pizjuán.
La recuperación de la Real de Imanol necesita todavía dar un paso, y el encuentro contra el Sevilla es la oportunidad europea que necesita (domingo, 18.30 horas, Ramón Sánchez Pizjuán, beIN La Liga). El equipo hispalense es uno de los rivales más duros a priori en la carrera europea a los que el conjunto txuri urdin tiene la opción de superar en un duelo directo. Es así de sencillo. Si la Real gana en Sevilla, supera a los de Machín. Y la clasificación europea se convertiría, ya sin ambages, en el objetivo de lo que queda de temporada. Hay bajas importantes, pero es la hora de que las estrellas que quedan tomen el mando y de que algunos jugadores den un paso adelante. Si Imanol saca eso, la Real será un hueso muy duro de roer en la pugna europea. Sevilla es, desde luego, una gran oportunidad de dar un golpe en la mesa del pastel europeo.

Imanol cuenta con una nómina muy alta e importante de bajas. Tres titulares, Llorente, Illarramendi y Willian José, y tres canteranos, Gorosabel, Kevin Rodrigues y Merquelanz, se pierden el partido por diferentes dolencias físicas. Al menos el técnico txuri urdin recupera a Januzaj, después de que el belga no pudiera estar ante el Atlético de Madrid. Por lo demás, la convocatoria la integran los 17 jugadores disponibles del primer equipo más Aihen Muñoz. Le Normad, a pesar de la ausencia de Llorente, jugará este fin de semana con el Sanse, y la ausencia de Willian José no ha abierto las puertas de algunos de los potrillos de la línea ofensiva que ya han entrado en los planes de Imanol esta misma temporada.

El once guarda algunas dudas importantes. No en la portería, donde Rulli se ha hecho ya con la titularidad gracias a su buen nivel. Zaldua y Theo serán los laterales, y la duda está en saber quién será el acompañante de Navas. Héctor Moreno parece tener muchas más papeles que un Aritz Elustondo que no ha conseguido todavía entrar en los planes de Imanol. No se descartan cambios en la medular, y Rubén Pardo llama a la puerta de la titularidad, probablemente coincidiendo con Zubeldia y Zurutuza o Merino. Estos dos, eso sí, podrían seguir siendo la primera elección de Imanol y dejar al riojano en el banquillo. Delante se da por segura la presencia de Oyarzabal y Januzaj, y la otra gran duda está en el 9. Bautista, Sandro y Juanmi optan al puesto. En el banquillo quedarían Moyá, Muñoz y Sangalli.

La Real empezó la jornada en la novena posición con 35 puntos, dos por debajo del Sevilla, que es sexto y marca el final de la zona europea, y a siete de la Champions, ahora mismo en poder del Getafe. El equipo txuri urdin encadena cuatro salidas consecutivas sin sufrir una derrota, la primera el triunfo en el Bernabéu y las tres siguientes empates ante Rayo Vallecano, Valencia y Girona, y busca recuperar la senda del triunfo tras la primera derrota de Imanol, ante el Atlético y después de una racha de ocho jornadas sin perder. La Real es quinta en la clasificación si contamos solo los partidos a domicilio. El Sevilla llega al partido en una nefasta racha de tres derrotas consecutivas y cinco jornadas sin ganar, lo que le ha descabalgado de los puestos de Champions que ha ocupado casi toda la Liga. Eso sí, en su estadio solo ha perdido dos partidos y los dos ante equipos de la parte alta de la tabla, 0-2 ante el Getafe y 2-4 ante el Barcelona.

Si la historia contara, la Real ya iría perdiendo. Pero si contara la reciente, el resultado sería diferente, todavía con balance negativo pero con victorias importantes como la que ayudó a la clasificación para la Champions en la 2012-2013. En total, el Sevilla ha recibido al equipo txuri urdin en 59 ocasiones, todas ellas en Primera División, de las que 34 han acabado con triunfo local, trece con victoria visitante y doce en empate. 0-3 es la mayor goleada conseguida por la Real, gracias a los dos goles de Satrústegui y el de Gaztelu en la temporada 1976-1977 y a los de Orbegozo, Uralde y López Ufarte en la 1983-1984. Por contra, el triunfo más abultado del Sevilla se remonta al 7-2 de la temporada 1934-1935. Los realistas han puntuado en tres de sus seis últimas visitas a Nervión, dos victorias y un empate.

La pasada temporada, la 2017-2018, el triunfo se quedó eso sí en casa. Imanol se jugó allí su última carta para luchar por Europa hasta la última temporada y el partido se lo llevó el Sevilla por un solitario gol, además de penalti. La Real luchó, tuvo sus opciones y en los minutos en los que le tocó sufrir fue Moyá quien sostuvo las aspiraciones realistas. Un penaltito cometido por Llorente sobre, curiosidades de la vida, Sandro, en la primera jugada de la segunda mitad lo transformó Ever Banega con un ajustadísimo disparo junto al poste derecho de Moyá que el guardameta realista estuvo a punto de detener. Sin embargo, un empujón más claro sobre Juanmi minutos después no lo quiso sanciones un muy casero Jaime Latre. Bautista, a escasos minutos del final, tuvo la ocasión más clara para lograr un empate que no llegó. La derrota cerró realmente la temporada para la Real, pero fue un cierro menos amargo de lo que parecía que iba a ser cuando se cesó a Eusebio.

sábado, marzo 02, 2019

PREVIA Real Sociedad - Atlético de Madrid. Ganas de ganar con Europa al fondo

Juanmi hizo dos goles ante el Atlético en Anoeta en la 2017-2018.
A nadie se le escapa que las visitas del Atlético de Madrid son días importantes para el aficionado txuri urdin. La de esta temporada (domingo, 18.30 horas, Anoeta, beIN La Liga) tiene además el aliciente de tener Europa a tiro. Es obvio que llega un rival duro, que encaja pocos goles, que no goza de grandes simpatías entre la hinchada realista. Y por eso hay ganas de ganar. Muchas. Pero Europa también está ahí. Europa. Suena tan bien que merece la pena repetirlo una y otra vez. Hace nada mirábamos hacia abajo e Imanol nos ha hecho mirar hacia arriba. Sin volvernos locos, con una apuesta por chicos jóvenes de la cantera para suplir a referentes, mejorando el rendimiento de todos y sabiendo cuál tiene que ser el sitio de la Real. Pero ya miramos al Viejo Continente mientras vemos en el túnel de vestuarios al Atlético de Madrid. Sí, este puede ser un gran día que alimente la esperanza europea.

Para este importante encuentro, Imanol sigue contando con bajas de envergadura. Es verdad que recupera a Theo y Willian José después de cumplir su partido de sanción la pasada jornada, pero pierde a Januzaj, que salió tocado del encuentro en Girona y que precisamente hizo de sus mejores partidos de la temporada ante el Atlético la pasada temporada, y a Moyá, que sigue teniendo molestias y no podrá estar frente a su ex equipo. Ellos dos se se quedan en la enfermería junto a los ya conocidos Gorosabel, Kevin Rodrigues, Illarramendi y Merquelanz. El técnico realista, quizá con alguna duda más, ha convocado a 19 jugadores. Zubiaurre entra en el grupo para ser el guardameta suplente y Aihen Muñoz se mantiene entre los mayores. Por lo demás, la convocatoria la integran todos los disponibles del primer equipo.

Da la sensación de que el equipo se asemejará mucho a lo que entra dentro de lo más previsible, con pocas sorpresas. Rulli estará bajo palos, con Navas y Llorente como centrales y Zaldua y Theo como laterales. Zubeldia estará flanqueado por Zurutuza y Merino, sin descartar nuevamente la opción de que Pardo cuenta con su primera oportunidad como titular en esta segunda etapa de Imanol. Y por delante de ellos son seguros Oyarzabal y Willian José, con Sandro y Juanmi jugándose la plaza restante, con más opciones a priori para el primero. A la espera del descarte que el técnico txuri urdin tendrá que hacer antes del encuentro, da la sensación de que Zubiaurre, Héctor Moreno, Aritz Elustondo, Muñoz, Sangalli y Bautista parten con pocas opciones de jugar el partido desde el once inicial.

Con el punto que sumó en Girona, la Real se quedó en la octava posición con 35 puntos, a dos de la zona europea que cierra ahora mismo el Alavés y a cuatro de la de Champions, cuyo límite marca el Getafe con 39. El Atlético, por su parte, es segundo con 50 puntos, siete por debajo del líder, el Barcelona. El efecto Imanol, que no ha perdido en Anoeta ni tampoco en esta segunda etapa como entrenador txuri urdin, se pone a prueba ante un rival duro y exigente, que solo ha perdido dos partidos como visitante, 2-0 ante el Celta y 1-0 ante el Betis. El Atlético es el equipo que menos goles encaja en la competición, solo 17, y también como visitante, apenas diez, y viene de ganar dos partidos seguidos. La Real acumula ocho jornadas sin perder, las que lleva con su nuevo técnico, en casa no cae desde el 0-1 del Alavés en la jornada 17, y ha dejado su portería a cero en los tres últimos partidos.

Son 66 los precedentes, todos ellos en Primera División, y con buenos resultados para la Real ante el Atlético, que ganó 34 de ellos, empató 14 y perdió en los otros 18. La mayor goleada realista es una de las de antaño, el 6-1 de la temporada 1951-1952, con goles de Alsua, Barinaga, Epi, dos de Igoa y Ontoria, mientras que la victoria más clara del Atlético, 0-4, se dio en dos ocasiones, en las temporadas 1984-1985 y 2011-2012. Desde su inauguración en 1993, Anoeta fue un quebradero de cabeza para el equipo colchonero, y se mantuvo así hasta el descenso de la Real, ya que de sus doce primeras visitas al estadio perdió en diez y solo pudo empatar en dos. Tras el ascenso de 2010, el estadio donostiarra se convirtió en territorio rojiblanco, con cinco victorias en los seis primeros encuentros. Pero las tornas han vuelto a cambiar, con tres triunfos de la Real en las cuatro últimas visitas del equipo madrileño.

La pasada temporada, la 2017-2018, se produjo el triunfo más espléndido de la Real de Imanol, nada menos que 3-0 que llevaron justicia al marcador. El soberbio partido del equipo txuri urdin, superior en todo momento y en todas las facetas del juego al de Simeone, encontró el primer gol en el minuto 27, al conectar un bestial derecha Willian José, recogiendo un centro desde la banda de Januzaj, que se fue al fondo de las mallas después de pegar en el poste. A diez del final, Juanmi encarriló la victoria con una maravillosa vaselina sobre la salida de Oblak después de que Willian José le hubiera dejado solo con una asistencia de tacón. Y el propio Juanmi, ya en el descuento, coronó con un precioso testarazo un magnífico pase de De la Bella en una ejecución perfecta del contraataque. 3-0, el delirio en las gradas y la Real prolongando su resurrección de la mano del técnico de Orio y soñando en aquel momento, quién lo iba a decir, con llegar a Europa.

domingo, febrero 24, 2019

PREVIA Girona - Real Sociedad. Ambición a prueba

Así hizo Willian José el gol de la Real en Girona en la 2017-2018.
Cómo cambia el fútbol en cuestión de semana. La Real andaba decaída hace muy pocas semanas, y la llegada de Imanol Alguacil y su buena racha de resultados, junto con una clasificación europea más barata en estos momentos de lo que ha sido en años anteriores ha llevado a que se escuche incluso la palabra Champions en boca no ya de aficionados sino de los propios jugadores realistas. No es una obligación, pero sí una ambición que se pone aprueba en partidos como el de esta jornada, ante el Girona (lunes, 21.00 horas, Montilivi, Gol). Y con el morbo añadido de que es Eusebio Sacristán, el anterior entrenador txuri urdin, el que dirige los destinos del equipo catalán. Desde luego, si la Real quiere aspirar a lo máximo, está en la obligación de ganar, al menos mantener la media inglesa y después confiar en que Anoeta siga siendo el fortín en el que se ha convertido de la mano de Imanol, que no conoce la derrota en el estadio donostiarra.

La prueba de ambición es de las importantes sobre todo por la amplia nómina de ausencias que tiene Imanol. Por un lado, Theo y Willian José cumplen ciclo de amonestaciones y no estarán en Girona por sanción. Y a esto hay que sumar las ausencias por lesión de Kevin Rodrigues, Gorosabel, Illarramendi, Merquelanz y Januzaj. Si miramos la lista, hay cuatro titulares indiscutibles que faltarán en este encuentro, titulares tanto para Imanol como ya lo fueron para Garitano. Pero en la Real una ausencia es sinónimo de oportunidad para un chaval. En esta lista se cuelan dos, Aihen Muñoz, que además será titular, y Barrenetxea, con lo que el técnico txuri urdin demuestra que su precoz debut en Primera ante el Alavés (es el primer jugador nacido en el siglo XXI en haber disputado un partido en la máxima categoría) no es flor de un día. El que no estará esta jornada es Sola, debido al regreso de Zaldua.

Así las cosas, el once inicial va a tener cambios con respecto a la pasada jornada y también sobre el equipo tipo de Imanol. Rulli repetirá bajo palos. La defensa parece que la formarán Zaldua y Aihen en los laterales y Llorente y Navas en el centro. Zubeldia, Zurutuza y Merino parecen tener más opciones de formar el centro del campo, aunque no se puede descartar la entrada de Pardo. Y arriba, con Oyarzabal como el único integrante del tridente predilecto de Imanol que tiene a su disposición, da la sensación de que podrían entrar Sandro y Bautista. No se pueden descartar sorpresas, como un atacante menos con un centro del campo más reforzado con un hombre con más libertad como Sangalli. Para el banquillo sí parecen tener más papeletas Moyá como guardameta suplente, Héctor Moreno, Aritz Elustondo y Barrenetxea.

Al finalizar la jornada 24ª, y tras vencer al Leganés, la Real se aupó a la séptima posición con 34, a solo dos de la sexta plaza, en poder del Alavés, y a tres del Sevilla, que marca la frontera de la Champions League con 37 puntos. Su rival, el Girona, tiene 27 y ocupa la decimoquinta posición. La Real suma siete jornadas sin perder, las mismas que Imanol ha ocupado el banquillo txuri urdin, con cuatro victorias y tres empates. Como visitante, la Real solo ha sumando menos puntos que Barcelona y Real Madrid. El Girona rompió la pasada jornada, con su triunfo en el Santiago Bernabéu, una racha de diez jornadas sin ganar, con seis derrotas y cuatro empates. El equipo de Eusebio, en todo caso, solo ha logrado doce puntos en casa y es el segundo peor equipo como local, superando solo al colista, el Huesca. En Montilivi solo ha ganado dos de los doce partidos que ha jugado, 3-2 al Celta en la cuarta jornada y 2-1 al Rayo en la décima.

Solo hay un precedente en Primera División, el de la temporada pasada, y acabó en empate. Dicho de otra manera, ni Real Sociedad ni Girona saben lo que es derrotar a su oponente en tierras catalanas en la máxima categoría del fútbol español. En Segunda División se han encontrado en cinco ocasiones, y solo uno de ellos acabó con victoria txuri urdin, el 1-2 de la temporada 1942-1943, con goles de Ontoria y Unamuno, con lo que Montilivi, estadio inaugurado en 1970, no ha visto nunca una victoria de la Real Sociedad. El Girona ganó tres de esos cinco partidos en Segunda y el último de ellos acabó en empate. La derrota más contundente que sufrió la Real en Girona fue el 4-1 de la campaña 1948-1949. En el último paso de los realistas por Segunda sumaron un empate y una derrota, pero no fueron capaces de marcar ni un solo gol.

En la 2017-2018, como se ha dicho, se produjo el debut del Girona en Primera y el resultado fue de empate a uno. El partido no pudo empezar mejor para la Real, que se adelantó en el minuto 7 gracias a un espléndido gol de Willian José en jugada personal. El empate llegó en la segunda parte, en el minuto 64, al rematar Stuani de cabeza y en el segundo palo un centro bombeado desde la banda derecha, en una jugada en la que se reclamó mano en sus inicios. Antes del empate fue el Girona el equipo que tuvo las mejores ocasiones para marcar, después del gol de Stuani fue la Real el equipo que pudo llevarse los tres puntos, sobre todo con dos ocasiones de Januzaj, un disparo desde la frontal del área que se fue por poco y un mano a mano con el portero local en el que no supo encontrar el hueco para hacer gol, con lo que el marcador se quedó en 1-1.

viernes, febrero 15, 2019

PREVIA Real Sociedad - Leganés. Imanol persigue la media inglesa

Oyarzabal abrió el marcador en el 3-2 de la pasada Liga.
La media inglesa, ganar en casa para hacer valioso el empate fuera. Eso es lo que ahora mismo persigue la Real de Imanol. El nuevo técnico está cumpliendo ese objetivo casi a rajatabla, y divide los seis partidos que ha dirigido al equipo txuri urdin esta temporada en victorias y empates. Pero ahora toca la visita del Leganés (sábado, 18.30 horas, Anoeta, beIN La Liga) y eso implica sumar tres puntos para que sirva el empate logrado en Mestalla, un empate meritorio aunque no estuviera exento de críticas al equipo y no sirviera para superar al Valencia en el average particular. La Real buscará la victoria para sobreponerse al mazazo que supone perder por lesión al capitán, Asier Illarramendi, aunque no estuviera teniendo la mejor de sus temporadas, para prolongar la racha con su nuevo entrenador y para acercarse otra vez a Europa, y lo hará ante un rival que también está en alza y que viene de golear a otro rival en la lucha por la cabeza, el Betis.

Imanol ha pospuesto hasta las horas previas el dar publicidad a sus primeras decisiones de cara a este partido. Pero va a tener que tomarlas. Lo esencial es ver cómo afronta la ausencia más prolongada de Illarramendi a la que va a tener que hacer frente la Real desde que llegó al primer equipo. Junto a él son baja Zaldua, Gorosabel y Merquelanz. Sola para el lateral derecho y Guevara para el centro del campos, además de los habituales Le Normal y Aihen Muñoz, han sido los reclutas del Sanse durante la semana y tienen opciones de entrar en la convocatoria. Y los tocados con los que Imanol se había mostrado prudente, Kevin, Pardo y Bautista, también están en condiciones de subirse al tren y formar parte de la lista de convocados. En el caso del centrocampista riojano será una oportunidad más de comprobar hasta qué punto puede Imanol rehabilitar a un jugador al que se ha dado por muerto muchas más veces de lo que su calidad habría hecho pensar cuando irrumpió en el primer equipo hace ya casi siete años.

En el once inicial hay cambios con respecto al equipo que empató en Mestalla. Rulli seguirá defendiendo la portería. Navas, en función de su estado físico que en principio es óptimo, Llorente y Héctor Moreno se juegan los dos puestos de centrales. En la izquierda estará Theo y en la derecha volvería Aritz Elustondo, aunque no se puede descartar tampoco el debut de Sola. Zubeldia Zurutuza y Merino tienen muchas papeletas para formar el centro del campo, sin descartar la entrada de Pardo o Sangalli, mientras que arriba no parece haber muchas dudas en que el tridente preferido de Imanol es el que forman Oyarzabal, Januzaj y Willian José. Dado que habrá descartes, y teniendo en cuenta que hay potrillos con opciones de colarse entre los elegidos, las decisiones que tome Imanol esta jornada servirán para clarificar mucho el orden de prioridades entre sus jugadores y, sobre todo, definirá el papel de algunos de ellos de aquí a final de temporada.

Con su empate ante el Valencia, la Real mantuvo la novena posición con sus 31 puntos, pero vio cómo las posiciones europeas se alejaban hasta los cuatro puntos, siendo ahora la referencia el Alavés con 35. Su rival, el Leganés, es undécimo con 29. Imanol no conoce la derrota en Anoeta, dos victorias y un empate esta temporada y se agarra a esa racha para mejorar unos números como local que todavía son malos, solo suma más puntos en casa que cuatro equipos de la Liga. Desde que llegó a la Real, Imanol está invicto y suma 12 puntos de 18 posibles, tres victorias y tres empates. El Leganés, por su parte, suma tres jornadas sin perder y en las últimas cinco solo perdió en el Camp Nou. Lejos de su estadio solo ha logrado más puntos que cuatro equipos y ha ganado dos partidos (2-4 al Valladolid y 1-2 al Rayo) y empatado tres (a uno con el Valencia, a cero con el Girona y el Celta).

La historia habla de tan solo dos precedentes. Real Sociedad y Leganés nunca llegaron a encontrarse en Segunda División y esos dos encuentros anteriores han tenido lugar en Primera División. Esos dos partidos, no obstante, dejan dos estadísticas notables. El Leganés nunca ha ganado, la Real se impuso en uno de esos duelos y el otro acabó en empate, pero el conjunto madrileño ha conseguido marcar en sus dos comparecencias en Anoeta, por lo que la historia dicta que, para ganar, el equipo txuri urdin está obligado a marcarle dos goles al Leganés. La Real devolverá al equipo madrileño la deferencia que tuvo la pasada temporada y le permitirá jugar en Anoeta con su primera equipación. La Real ya vivió la atípica situación de jugar con su segunda equipación ante su público en Champions, cuando disputó de negro el partido inagurual de la liguilla en la 2003-2004 ante Olympiakos.

La visita del Leganés de la pasada temporada, la 2017-2018, está guardada entre los recuerdos de oro para la hinchada realista, pues fue el día que Xabi Prieto recibió el homenaje de la parroquia txuri urdin. Y el equipo madrileño, entrenado por Asier Garitano, no puso nada fácil que la Real pudiera brindarle una victoria a su capitán. En el minuto 18, Oyarzabal hizo el 1-0 al aprovechar a puerta vacía el rechace a un primer disparo de Juanmi. A los 25, Canales culminó con un disparo seco un espléndido contragolpe de la Real para subir al marcador el 2-0. En la jugada siguiente, Diego Rico recortó distancias después de que Kevin salvara el gol sobre la línea. En el 53, empató Guerrero de fuerte disparo desde dentro del área. Pero en el 78, Willian José transformó un penalti cometido sobre Oyarzabal para poner el 3-2 definitivo y permitir así el homenaje a Xabi Prieto y también a Carlos Martínez, que aquel día también se despidió de la Real.

sábado, febrero 09, 2019

PREVIA Valencia - Real Sociedad. Un duelo definitorio

Oyarzabal marcó en Mestalla en la 2017-2018.
Queda mucha temporada. Gane o pierda la Real en Valencia (domingo, 16.15 horas, Mestalla, beIN La Liga), no estará nada resuelto. Pero a nadie se le escapa que este duelo ayudará mucho a definir si la Real puede mirar hacia arriba sin complejos. Está más cerca que nunca de Europa y su rival se antoja ahora mismo un rival directo por engancharse a esa pelea. La Real de Imanol buscará mantener su racha frente al Valencia de Marcelino, irregular durante todo el curso y poco fiable en su campo. Es una buena ocasión, en un campo además en el que el equipo txuri urdin ha tenido alegrías muy numerosas en los últimos años, para que la Real demuestre que el crecimiento desde la llegada de Imanol no es un espejismo. Con Imanol, desde luego, se ha recuperado la senda victoriosa en Anoeta, pero los resultados fuera invitan a ser optimistas, una victoria, un empate y dos goles en cada partido.

No hay muchas novedades en la convocatoria con respecto a la que Imanol confeccionó para el derbi. La principal, en el centro del campo. El técnico txuri urdin acabó con las especulaciones sobre Rubén Pardo, si el riojano no ha entrado en las últimas listas es por los problemas que el hombro le ha dado desde su lesión en el Santiago Bernabéu, no hay otro motivo, y se le espera en el césped. Zurutuza, que había sido duda durante la semana, finalmente no llega al partido. Tampoco lo hace Aritz Elustondo, que tendrá que esperar a la próxima jornada. Ambos se unen a las ausencias ya conocidas, las de Gorosabel, Kevin Rodrigues, Merquelanz y Bautista. El único del Sanse que se mantiene con los mayores, precisamente por las bajas de los laterales, es Aihen Muñoz.

Si no hay muchos cambios en la convocatoria, tampoco parece que los vaya a haber en el once inicial. Rulli seguirá bajo palos, con una defensa formada por Navas y Llorente en el centro, sin descartar que pueda entrar Héctor Moreno, y Zaldua y Theo en los laterales. El centro del campo en teoría predilecto de Imanol, el formado por Illarramendi, Zurutuza y Merino, se queda sin su pieza central. Su sustituto podría ser Pardo, Zubeldia o Sangalli, en función del tipo de partido que quiera plantear el técnico txuri urdin. Siendo Mestalla el escenario casi da la impresión de que el escogido será el segundo. Y en ataque parece más que probable que repitan Oyarzabal,Januzaj y Willian José. De ser así, en el banquillo esperarían su oportunidad Moyá, Muñoz, Juanmi y Sandro.

La victoria en el derbi no le permitió a la Real subir en la tabla, pero sí acercarse a Europa. El equipo txuri urdin es noveno con 30 puntos, a solo dos del Betis, que es sexto. Su rival, el Valencia, es octavo con los mismos puntos que el conjunto de Imanol. Dicho esto, es evidente que es un duelo directo por meterse en la lucha europea, y que el average será importante tras el 0-0 de la primera vuelta en Anoeta. La Real Imanol no conoce la derrota, tres victorias y dos empates, y el Valencia llega también en buena racha, dos triunfos y dos igualadas en las cuatro últimas jornadas. La Real ha sumado 17 puntos lejos de Anoeta, cinco victorias y dos empates, y solo el Barcelona ha logrado más puntos como visitante, 23. Al Valencia,por su parte, le cuesta un mundo ganar en Mestalla, solo lo ha hecho en tres de los once partidos que ha jugado, y de hecho arrancó la temporada con cinco empates y una derrota en su estadio. Ese triunfo del Girona es la única vez que ha perdido en Valencia.

Si la estadística jugada, el Valencia tendría ya mucho ganado. De los 67 encuentros de Liga en los que recibió a la Real, siempre en Primera División, 43 acabaron con victoria local. El equipo txuri urdin se impuso en trece y once más acabaron en empate. Eso sí, la Real ha ganado mucho en sus últimas visitas, cinco de las últimas ocho. Y no hay un empate desde hace más de una década, desde el 3-3 de la temporada 2006-2007 con el que la Real se despidió de Primera. La mayor goleada conseguida por los realistas es el 2-5 de la temporada 2012-2013, en el que marcaron De la Bella, Mikel González, Ifrán, Agirretxe y Vela. Por parte valencianista, su mejor resultado es el 7-1 que firmaron en la campaña 1934-1935.

La última visita de la Real a Mestalla, en la temporada 2017-2018, se saldó con una dura derrota aunque fuera por la mínima. Dura, porque su protagonista fue el portero txuri urdin, Toño Ramírez, que tuvo jugar por la lesión de Rulli. En el minuto 34, no acertó en su salida para tapar un centro desde la banda derecha, lo que permitió que Santi Mina cabeceara al fondo de la red el 1-0 sin oposición alguna. La Real, que por muchos momentos fue mejor que el Valencia, empató en el minuto 54. Illarramendi robó el balón y Canales asistió a Oyarzabal para que este marcara con categoría salvando la salida del portero. Pero en el minuto 68 un centro desde la izquierda se le escapó a Toño para que de nuevo Santi Mina hiciera el 2-1 que acabó siendo definitivo. La ausencia de tecnología de gol o VAR en un gol fantasma y el poste en el rechace impidieron que la Real empatara otra vez y salió de vacío de Mestalla.