viernes, septiembre 14, 2018

PREVIA Real Sociedad - Barcelona. Incontables razones para luchar

Juanmi y Willian José, los goleadores del año pasado.
Ser la Real y de la Real es algo diferente. Da igual las circunstancias, cada partido es especial. Pero este de la cuarta jornada de Liga, ante el Barcelona (sábado, 16.15 horas, Anoeta, beIN La Liga) nos da incontables razones para luchar. Anoeta estará de estreno. Las obras, las cerchas, el césped... Todo eso, aunque no haya acabado, será parte del pasado cuando ruede el balón en un campo diferente en el que ya no estarán las inservibles y nada utilizadas pistas de atletismo que hemos soportado durante quince años. En los prolegómenos, Imanol Agirretxe dirá adiós a su gente, y lo hará desde el césped aunque no de corto como a todos nos hubiera gustado. Volaremos primero con él y después serán sus ya ex compañeros los que nos hagan volar, los que nos recuerden que da igual que delante esté el campeón de Liga o el considerado mejor jugador del mundo porque el equipo que viste de txuri urdin tiene un plus, el emocional, que nadie puede igualar. Es un día especial, desde luego.

Mucho se ha hablado en estas dos semanas de las bajas con la que va a contar Garitano para afrontar el partido contra el Barcelona y la convocatoria confirma el diagnóstico. No se esperaban milagros y no los ha habido. Ni Willian José ni Sandro han suoerado las dolencias que tenían y se quedan fuera, junto a las ya conocidas ausencias de Llorente, Guridi, Januzaj y Merquelanz. Casi nada. El técnico txuri urdin, no obstante, ha decidido no recurrir al Sanse, lo que deja su convocatoria bastante corta de centrales y de atacantes. La gran novedad en la convocatoria es el regreso de Mikel Merino tras perderse por lesión el partido de Eibar. También vuelve a la convocatoria Gorosabel. Y la única buena noticia que deja la enfermería es que Navas, duda durante la semana, sí que se ha recuperado para entrar en la lista de 18.

Lo que sí que encierra muchas incógnitas es el once inicial, empezando ya por la portería. Rulli, recién estrenado con Argentina, buscar seguir, pero Moyá es ya una opción más que sería. Se espera que Navas empiece en el banquillo y los centrales sean Héctor Moreno y Elustondo, con los por ahora in negociables Zaldua y Theo como laterales. Illarramendi y Zubeldia parecen fijos en el centro del campo. Y Pardo, Zurutuza y Merino parecen jugarse dos plazas, multiplicando así el centro del campo, con Oyarzabal adelantando su posición para jugar arriba junto a Juanmi, que volverá a desempeñar ese papel de falso 9. Menos opciones parecen tener Gorosabel, Kevin, Sangalli y Bautista, que serán las bazas ofensivas que Garitano se guarde, salvo sorpresa. Pero, en todo caso, hay muchas opciones y dudas.

A pesar de la derrota de la pasada jornada, la Real se mantiene en una positiva octava posición con cuatro puntos, los mismos que tiene un gran pelotón de equipos que van desde el Levante, cuarto, hasta el Huesca, decimocuarto. A Anoeta llega el líder, el Barcelona, el único de los dos equipos que cuenta sus partidos por victorias (a nadie sorprenderá que el otro sea el Real Madrid) y uno de los tres invictos de la Liga (el tercero es el Celta, que suma dos victorias y un empate). Aún habiendo jugado sus tres primeros partidos fuera de casa, el equipo de Garitano ha marcado en todos ellos al menos un gol, y solo Madrid, Barcelona, Levante y Huesca han celebrado más tantos. Eso sí, los cinco goles encajados llevan a la Real a la cola de la clasificación, puesto que solo Huesca y Leganés han recogido más veces el balón de su portería. El Barcelona todavía no ha encajado ningún gol a domicilio, su único partido fuera, en Valladolid, terminó 0-1.

Son 71 los precedentes del Real Sociedad - Barcelona en Liga, por supuesto siempre en Primera División, y la historia ofrece datos positivos para el conjunto txuri urdin, que venció en 29 ocasiones, perdió en 24 y empató en los 18 restantes. Para encontrar la mayor goleada realista, 4-1, hay que retroceder hasta la temporada 1930-1931, tantos de Cholín, Bienzobas en dos ocasiones y Mariscal, y a la 1987-1988, con Górriz, Zamora por partida doble y José Mari Bakero como goleadores. El 0-6 de la temporada 2000-2001 sigue siendo el peor correctivo recibido por la Real ante el Barcelona en San Sebastián. La derrota de la pasada temporada puso fin a una inmaculada trayectoria en estos duelos tras el último ascenso, que había llevado a la Real a sumar cinco victorias y dos empates contra el Barça desde 2010.

Y eso que en ese partido de la temporada 2017-2018 las cosas empezaron muy bien para la Real. A los 11 minutos, Willian José conectó un cabezazo picado a pase de Kevin Rodrigues que sorprendió a Ter Stegen. González González, que no podía faltar a la fiesta, impidió que acto seguido llegara el 2-0, inventándose una falta previa a un disparo de Willian que rebotó en un defensa y descolocó al meta blaugrana. Aún así, la Real siguió apabullando al Barça y puso dos goles de por medio en el 34. Canales asistió a Juanmi para que este, a la media vuelta, disparara y con la colaboración de un defensa subiera el 2-0 al marcador. Pero en el 39 Paulinho hizo el 2-1, cogiendo a la defensa de la Real descolocada y abrió el melón de la remontada, que estalló en la segunda mitad. Suárez, de magnífica vaselina, empató en el 50, y en el 71 aprovechó un mal saque de Rulli y una empanada de toda la defensa realista para el 2-3. En el 85, Messi hizo de falta y ante la estatua de Rulli el 2-4 final.

lunes, septiembre 10, 2018

El último adiós a Agirretxe

Uno de los vuelos de Agirretxe en San Mamés.
Cuando puede que todavía no hayamos asimilado el mazado de su retirada, el sábado diremos adiós a Imanol Agirretxe. La despedida será de las grandes, porque al final, cuando las lesiones le han obligado a decir basta, todos nos hemos dado cuenta de que se va uno de los delanteros más grandes que han salido nunca de la cantera de Zubieta. No es una exageración. Hasta dónde podría haber llegado si se hubieran dado otras circunstancias es algo que nunca sabremos. El cariño y el fervor txuri urdin que ha sentido estos últimos días hace que se olviden muchas cosas, pero Agirretxe es, probablemente, uno de los canteranos que menos facilidades ha tenido para llegar a este momento de reconocimiento unánime.

Estos días hemos leído hasta la saciedad que debutó en la 2004-2005 de la mano de José María Amorrortu, pero quizá no todo el mundo sepa que no tuvo dorsal del primer equipo hasta la 2009-2010. Cuatro temporadas más tarde, y con esa cesión al Castellón de por medio. Y si ese número fue el 9 fue porque la incorporación de Carlos Bueno, el primero de los muchos delanteros fichados para jugar por delante de él, no se produjo hasta el final del verano. Para Martín Lasarte nunca fue el primero y jugó poco en esa temporada del ascenso. Llegaron Llorente, Tamudo, Ifrán, Finnbogason, Seferovic, Jonathas... Y aún así Agirretxe se seguía abriendo camino. Nunca superó los 2.200 minutos en una Liga de Primera División, 2.197 fue su tope, en la temporada 2011-2012, apenas el 64 por ciento de los minutos totales de la competición.

Y aún así, Agirretxe tiene dos marcas sensacionales. Su último gol, aquel que hizo ante el Málaga en febrero de 2016, le convirtió en el undécimo máximo goleador de la historia de la Real en Primera División. El undécimo, igualado con Paz, que también hizo 56 goles A pesar de sus suplencias, de sus cambios, de que no tuvo tantos minutos como otros, de su prematura retirada y de que pasó sus tres primeros años reales en el primer equipo en Segunda División. Y si hablamos de jugadores guipuzcoanos, solo hay tres que hayan celebrado más goles que él en la máxima categoría del fútbol español. Jesús Mari Zamora hizo 63 y Silvestre Igoa hizo 60. Después, Agirretxe.

Eso no le convierte en leyenda. Lo es. Podría haberlo sido mucho más. Aquella triste tarde en el Santiago Bernabéu tuvo lugar cuando tenía números de récord. Cuando su promedio amenazaba los 25 goles que hizo Meho Kodro en la temporada 1994-1995, convirtiéndole en el jugador de la Real que más tantos hizo en una sola temporada en Primera. Recordemos todo eso cuando Anoeta, el nuevo Anoeta, se convierta en el escenario de una nueva despedida que pondrá a prueba nuestras lágrimas. Imanol las merece también en este su último vuelo.

lunes, septiembre 03, 2018

Todos los ex jugadores y ex entrenadores de la Real en activo

Canales, Agirretxe y Odriozola, tres ex de la Real.
El pasado viernes se cerró el mercado de fichajes, por lo que es buen momento para recordar dónde se encuentran los ex realistas que todavía siguen en activo. Son bastantes, más de medio centenar, y juegan por todos los rincones del planeta. Y podrían ser más, pero en los últimos meses se han producido varias retiradas. No hace falta centrarnos en las de los jugadores que lo han hecho vistiendo la camiseta txuri urdin, caso de Xabi Prieto o Imanol Agirretxe, pero sí podemos recordar a Mikel Alonso, que ha acabado su carrera en el Real Unión, Juan Domínguez, que también ha dado sus últimos pasos sobre el césped en el conjunto de Irún antes de pasar directamente a entrenarlo, o Diego Rivas, que terminó su carrera en el Manchego. O también podríamos citar efímeros extranjeros que han colgado las botas o se han quedado sin equipo, como Fabio Felicio (lo fichó Bakero en la temporada del descenso), Boukary Dramé (estuvo en el segundo año en Segunda) o McDonald Mariga (aquel centrocampista que Montanier ponía en sus primeros días por delante de Illarramendi).

Ha subido considerablemente con respecto a la pasada temporada el número de ex jugadores de la Real que jugarán en la Primera División española, y en la 2018-2019 serán un total de doce. El Eibar, con tres, y el Athletic, con dos, son los equipos que destacan. Y ojo, porque en Segunda División también se ha multiplicado el número de caras conocidas para la afición realista. En la categoría de plata habrá otros diez antiguos integrantes de la plantilla txuri urdin. Del resto, destacan los exóticos destinos de Eñaut Zubikarai, que ha hecho historia con un brutal récord de minutos sin encajar gol en el Auckland City de Nueva Zelanda, los cuatro ex jugadores que la Real tendrá en la liga de Chipre (al regreso de Toño Ramírez hay que sumar la aventura de Mikel González en su mismo equipo y la presencia de Ion Gaztañaga o Emilio Nsue) o el grupo que participa en la MSL norteamericana (Carlos Vela, Callens y Jonathan Estrada).

En el caso de los entrenadores, hay varios que todavía siguen en activo, pero lo curioso es que no todos ellos están haciendo funciones de técnico de un primer equipo y hay de todo, desde directores deportivos a ojeadores. Esa lista podría ser más amplia en el momento en el que David Moyes, Juan Manuel Lillo o Martín Lasarte cogieran un nuevo equipo en sus carreras. Las notas de color las ponen entrenadores de trascendencia tan diametralmente opuesta en la historia de la Real como John Toshack, que vive el fútbol ahora mismo en Irán, y Miguel Ángel Lotina, que se encuentra trabajando en China.

Esta es la lista completa de ex jugadores realistas que militan en otros equipos, también los cedidos y los entrenadores que han pasado por el banquillo de Anoeta que están en activo en estos momentos.

Abreu, Sebastián: Magallanes CF (Chile)
Albistegi, Alex: Mirandés
Bardají, Ander: Fuenlabrada
Bravo, Claudio: Manchester City (Inglaterra)
Bruma: Leipzig (Alemania)
Cadamuro, Liassine: Gimnastic de Tarragona
Callens, Alex: New York City FC (Estados Unidos)
Canales, Sergio: Betis
Capilla, Eneko: Cultural Leonesa
Carlos Martínez: Oviedo
Chory Castro: Club Nacional (Uruguay)
De la Bella, Alberto: Las Palmas
Demidov, Vadim: Stabaek IF (Noruega)
Elustondo, Gorka: Rayo Vallecano
Esnaola, Josu: Real Unión
Estrada, Jonathan: California Golden Bears (Estados Unidos)
Finnbogason, Alfred: Augsburgo (Alemania)
Fran Mérida: Osasuna
Garrido, Javi: Real Unión
Gaztañaga, Jon: AEL Limassol (Chipre)
Granero, Esteban: Espanyol
Griezmann, Antoine: Atlético de Madrid
Héctor Hernández: Tenerife.
Hernández, Iker: Burgos
Herrera, Germán: Rosario Central (Argentina)
Hervías, Pablo: Eibar
Iñigo Martínez: Athletic
Jonathas: Corinthians (Brasil)
José Ángel: Eibar
Markel Bergara: Getafe
Mikel González: AEK Larnaca (Chipre)
Nsue, Emilio: Apoel FC (Chipre)
Odriozola, Álvaro: Real Madrid
Olazabal, Oier: Levante
Oskitz Estefanía: Pasaia
Oyarzun, Alain: Numancia
Ramírez, Toño: AEK Larnaca (Chipre)
Reyes, Diego: Fernerbahce (Turquía)
Riesgo, Asier: Eibar
Ros, Javi: Zaragoza
Sangalli, Marco: Alcorcón
Sarpong, Jeffrey: AO Xanthi (Grecia)
Seferovic, Haris: Benfica (Portugal)
Sio, Giovanni: Montpellie Hérault (Francia)
Sutil, Paco: Martos CD
Vaughan, David: Notts County (Inglaterra)
Vela, Carlos: Los Angeles FC (Estados Unidos)
Víctor Casadesus: Alcorcón
Víctor López: Instituto AC Córdoba (Argentina)
Viguera, Borja: Numancia
Yuri Berchiche: Athletic
Zubikarai, Eñaut: Auckland City FC (Nueva Zelanda)

jueves, agosto 30, 2018

PREVIA Eibar - Real Sociedad. Ni historia ni mercado, un derbi que exige reacción

Willian José, en el partido en Ipurúa de la pasada temporada.
Qué final de agosto está teniendo la Real Sociedad. En esta semana ha visto la despedida de pilares de su última década como Agirretxe y De la Bella, hemos estado pendientes de las lesiones y hemos hablado de incontables nombres que interesan o pueden acabar fichando. Pero lo que toca es un derbi (viernes, 22.00 horas, Ipurúa, Gol). Fútbol, en definitiva, que nos aleje de las imágenes nostálgicas y de las noticias sobre el cierre del mercado. El duelo regional contra el Eibar, no olvidemos nunca que Gipuzkoa es la provincia más pequeña y cuenta con dos equipos en la élite, exige una reacción de los de Asier Garitano. No por clasificación, porque empezar la Liga con cuatro puntos de seis posibles habiendo jugado los dos partidos fuera de casa es un muy buen dato, pero sí por la preocupante imagen que dejó el equipo tras la lesión de Llorente y sobre todo en la segunda parte. Y sin olvidar que la Real no ha ganado en Eibar en Primera.

Jugar un viernes por la noche  y además en Eibar, permite que Garitano pueda esconder sus cartas un poco más de tiempo, ya que el último entrenamiento se celebra el mismo día del partido. Eso hace que las dudas que hay en la confección de la lista se mantengan hasta última hora. Aunque parecía que el técnico realista no iba a recuperar a ninguna efectivo, Navas y Moyá han terminando entrenando con normalidad, por lo que podrían entrar entre los 18 elegidos. Ya sin Agirretxe después de anunciar su retirada y con Guridi como lesionado de larga duración, el único al que Garitano no tendrá de los lesionados de hace una semana es a Januzaj. A él podría unirse Merino, que ha tenido molestias durante toda la semana. La noticia estará también en la situación de Merquelanz, descartado en los dos primeros encuentros y a la espera de una oportunidad.

A la espera de ver el estado físico de los jugadores que son duda y si Garitano decide arriesgar o no con ellos, el once inicial se presume muy parecido al de las dos primeras jornadas. Rulli estará bajo palos  con una defensa formada por Zaldua y Theo en los laterales y Héctor Moreno y Elustondo en el centro. Navas es el único que parece tener opciones de entrar. Con Illarramendi fijo, la confianza que el técnico está depositando en Zubeldia y la más que probable baja de Merino, parece que Pardo y Zurutuza se juegan un puesto en el once. Y en ataque lo más probable es que repitan Oyarzabal, Juanmi y Willian José. Más sorprendente, viendo lo sucedido en las dos primeras jornadas, sería que Garitano optará por los jóvenes de la plantilla, ya que Gorosabel, Kevin, Sangalli o Merquelanz aún no han debutado esta temporada.

Al finalizar la segunda jornada, la Real quedó en la séptima posición con cuatro puntos, como el quinto de los siete puntos que sumaron un empate y una victoria tras esos dos primeros encuentros y como uno de los nueve que todavía no conocen la derrota. El Eibar, por su parte, es penúltimo sin haber logrado todavía puntuar, el único equipo que está todavía a cero junto con el Rayo Vallecano. A pesar de haber jugado sus dos primeros partidos fuera de casa, y el tercero será el de Ipurúa, solo hay un equipo que haya marcado más goles que la Real, el Real Madrid, que suma seis. Y solo el Rayo, con cinco, ha encajado más goles que el Eibar, que ha recogido el balón de su portería en cuatro ocasiones.

Ipurúa no ha conocido todavía una victoria de la Real Sociedad en Primera División. Cuatro visitas, tres triunfos del Eibar y un empate. La estadística recuerda una paradoja curiosa, y es que la Real jamás había sido derrotada del campo armero jugando en Segunda o en Copa del Rey, por mucho que estos duelos siempre fueran de muy pocos goles. La victoria más amplia del Eibar es el 2-0 que logró en la temporada 2016-2017, después de dos victorias por la mínima (1-0 y 2-1) en las dos campañas anteriores. Ese 2-1 de la 2015-2016 es el derbi guipuzcoano en Primera en el que más goles se han visto. En Segunda, no obstante, la Real jamás cayó en Eibar. Venció por 0-1 en la temporada 2007-2008, con un gol de penalti conseguido por Gerardo, y empató a uno en la siguiente campaña. La otra forma de ver estas estadísticas es que la Real nunca ha logrado hacer dos goles en Eibar.

El único resultado positivo que ha sacado la Real en Primera de Ipurúa fue el empate a cero que logró el equipo txuri urdin la pasada temporada, la 2017-2018. El partido se recuerda ahora con especial cariño porque fue el primero de Imanol Alguacil en el banquillo del primer equipo, después de tomar el relevo de manos de Eusebio Sacristán. El partido no fue bueno, se desarrolló en términos eminentemente defensivos y dejó muy pocas ocasiones en las dos porterías. Imanol, no obstante, tenía claro que había que frenar la sangría de goles que estaba sufriendo el equipo y se afanó en dotar a los suyos de un poder defensivo que no se había visto prácticamente en toda la temporada. Aunque la resaca fue dura y nadie parecía creer en la remontada, fue la primera piedra de la recuperación anímica de la Real, que incluso llegó a plantarse en Sevilla, a dos jornadas del final, pensando que se podía llegar a Europa.

jueves, agosto 23, 2018

PREVIA Leganés - Real Sociedad. Garitano vuelve a casa... ¿con la lección aprendida?

Illarra, en el encuentro de la temporada pasada en Butarque.
La Real le dio al Leganés de Asier Garitano un curso acelerado de lo que era la Primera División en su primera visita a Butarque. Y Garitano le dio la vuelta a la tortilla un año después. Pues bien, el ahora técnico txuri urdin regresa a Leganés desde el banquillo realista (viernes, 22.15 horas, Butarque, beIN La Liga), y la pregunta es si también tendrá la lección aprendida para enfrentarse a su ex equipo. Lo que está claro es que soluciones tendrá en la cabeza, viendo la forma en la que fue alterando a su equipo actual, la Real, en función de las circunstancias y el marcador de su partido en Villarreal. Este segundo encuentro, en el que el equipo realista buscará sumar tres puntos que seguramente le meterían de lleno en la zona europea, servirá además para ir viendo en qué medida pueden cambiar sus onces en función del rival, ya que el Leganés poco tiene que ver a priori con el Villarreal.

Si puede haber cambios en el once, donde no los hay es en la convocatoria. Garitano se lleva para el duelo ante el Leganés a los mismos 18 hombres en los que confío para medirse al Villarreal. Solo hay una diferencia con respecto a su primeralista, y es que Agirretxe se queda fuera esta vez por lesión, una vez más tiene que parar sin haber podido demostrarse a sí mismo que puede recuperar su mejor nivel y ha sumido en un mar de dudas a quienes anhelan su regreso. El resto de los ausentes repite condición por las mismas razones. Moyá, Navas y Januzaj, además del también lesionado de larga duración Guridi, siguen siendo baja por diversas dolencias físicas, mientras que los descartes por razones técnicas, tres en este caso, siguen siendo De la Bella, Gorosabel y Merquelanz. La ausencia más significativa es la de De la Bella, del que toda la semana se ha hablado por su posible marcha a Las Palmas y que, de esta manera, confirma que sigue siendo el tercer lateral izquierdo de la plantilla.

Es difícil anticipar qué cambios puede introducir Garitano en el once que se enfrentará al Leganés con respecto a la primera jornada, pero parece que no serán demasiados y que las principales variaciones estarán en sus posiciones sobre el césped de Butarque. Sí se puede decir con seguridad que Rulli estará bajo palos y que los laterales seguirán siendo Zaldua y Theo. En el centro podría colarse Elustondo, aunque tampoco sería nada descabellado que formaran de nuevo desde el inicio Llorente y Héctor Moreno. Sí se esperan cambios en el centro del campo. Illarramendi, Pardo y Merino parecen seguros, no tanto Zubeldia, que podría dejar su sitio bien a Zurutuza o bien para que cambie el dibujo y Juanmi forme junto a Oyarzabal y Willian José. Menos opciones parecen tener Zubiaurre, portero suplente, Kevin Rodrigues, Sangalli y Bautista, que esperarán su oportunidad en el banquillo.

El atípico calendario asimétrico y la necesidad de aplazar el estreno en casa por las obras en Anoeta provocaron que la Real afrontara un arranque liguero complicado, con tres partidos fuera de casa en las tres primeras jornadas. Pero la victoria en Villarreal ayuda a mirar el horizonte con mejor cara. El equipo txuri urdin cerró la primera jornada con tres puntos y se aupó a la séptima posición, la última de los que lograron ganar en este partido inaugural. El rival realista, el Leganés, comenzó con una derrota in extremis en San Mamés y ocupa la decimoquinta posición. Desde que la Real regresó a Primera, solo en una ocasión logró ganar sus dos primeros partidos, la pasada temporada, 2-3 en Vigo y 3-0 al Villarreal. La anterior ocasión en la que eso se dio fue en la 2002-2003, cuando superó al Athletic por 4-2 y 1-3 al Espanyol.

La historia entre Leganés y Real Sociedad es, todavía, muy escasa. Solo hay dos precedentes, los dos en Primera División porque nunca llegaron a cruzarse en Segunda, y la igualdad es absoluta, una victoria para cada equipo. La del equipo txuri urdin llegó en la primera ocasión en la que ambos conjuntos se enfrentaron en la temporada 2016-2017, con una exhibición de Zurutuza y de toda la línea de ataque del equipo txuri urdin. Willian José hizo el 0-1 y Xabi Prieto el 0-2 definitivo. El triunfo del Leganés tuvo lugar la pasada temporada, cuando el equipo pepinero venció por 1-0, gol de Pirés, en un partido que la Real tuvo dominado durante muchos minutos y que no solo no remató sino que acabó perdiéndolo con un gol de Pirés tras una salida inexplicable de Rulli. Lo mejor de aquel día, el gesto del Leganés de permitir que la Real jugara con la txuri urdin para no lucir así la publicidad de su patrocinador hasta el año pasado, en severos problemas entonces con la justicia.

lunes, agosto 20, 2018

La Real suma diez entrenadores debutando en Liga sin perder

Garitano, en su debut en Villarreal.
Cuando se recurre al tópico de "a entrenador nuevo, victoria segura", normalmente suele referirse a técnicos que dirigen su primer partido con la temporada ya en marcha, sustituyendo a otro inquilino del banquillo. Pero el debut es el debut, llegue a comienzos de una campaña o cuando ya ha echado a andar. Asier Garitano se estrenó con la Real en el Estadio de la Cerámica, y lo hizo con victoria, prolongando además una racha que no es nada fácil de conseguir. Con él, los últimos diez entrenadores que han dirigido al equipo txuri urdin han saldado ese primer encuentro en Liga sumando y sin conocer la derrota.

El último técnico realista que entró en el club conociendo las mieles de la derrota fue Chris Coleman. El galés fue quien dirigió a la Real en su último debuten Segunda, en Anoeta ante el Castellón, y el resultado fue de 0-2. En Primera, ese triste honor lo tiene Miguel Ángel Lotina, no por casualidad en la temporada 2006-2007, la que derivó en el último descenso del equipo a Segunda División. Su primer partido fue en la octava jornada de Liga, en Anoeta y ante el Villarreal, y el resultado fue de 0-1. Tras Coleman comenzó la extraordinaria racha de la Real, una que dura ya más de una década. En ese tiempo, el club ha confiado su banquillo a once técnicos diferentes, siete de ellos se estrenaron con victoria y los tres restantes lo hicieron con un empate.

Todavía en Segunda División, la Real tuvo tres entrenadores que se estrenaron sin perder. Los dos primeros llegaron en la temporada 2007-2008. José Ramón Eizmendi dirigió por primera vez al equipo en Córdoba, en la 21ª jornada, logrando un espléndido triunfo por 1-3. En la 32ª jornada cogió el relevo Juanma Lillo, también con triunfo, por 2-1 ante el Hércules en Anoeta. Con el arranque de la temporada 2009-2010, la Real confió su destino al uruguayo Martín Lasarte, y su equipo debutó con un empate a uno en Las Palmas. El propio Lasarte también debutó en Primera con triunfo, 1-0 ante el Villarreal en el arranque de la temporada 2010-2011.

En la máxima categoría del fútbol español han sido siete técnicos más los que han dirigido a la Real. Philippe Montanier entrenó su primer partido en El Molinón, al comienzo de la Liga 2011-2012, y ganó el equipo txuri urdin por 1-2. Jagoba Arrasate comenzó a escribir sus páginas en la historia de la Real en Liga con un 2-0 en Anoeta ante el Getafe. Arrasate también debutó con el equipo, en la previa de la Champions League en Lyon, con un memorable triunfo por 0-2. Asier Santana solo dirigió un partido, en la temporada 2014-2015, pero venció al Atlético de Madrid en la undécima jornada por 2-1. Una jornada después, el escocés David Moyes logró un empate a cero en Riazor, ante el Deportivo de la Coruña. Eusebio Sacristán también se estrenó con la Real de inmejorable manera, venciendo al Sevilla en Anoeta por 2-0 en la duodécima jornada de la temporada 2015-2016. Y la pasada campaña, Imanol Alguacil debutó con un 0-0 en Ipurúa, en la trigésima jornada.

La racha es espléndida, ojalá tenga que pasar mucho tiempo para ver a un nuevo entrenador que la pueda prolongar. Eso será una espléndida señal de que Garitano logra triunfos en la Real.

viernes, agosto 17, 2018

PREVIA Villarreal - Rea Sociedad. La cuesta de agosto

Oyarzabal, en el encuentro de la temporada pasada.
Arranca la Liga y para la Real lo hace con una auténtica cuesta de agosto (sábado, 20.15 horas, Estadio de la Cerámica, beIN La Liga). No solo por el rival con el que se abre este rocambolesco calendario asimétrico que vamos a padecer, el europeo Villarreal, sino porque será el primero de los tres partidos consecutivos que el equipo txuri urdin jugará fuera de casa por las obras de Anoeta. Asier Garitano no tendrá una papeleta fácil para su estreno en el banquillo realista, y el partido será una prueba interesante para ver si las dudas que tiene el aficionado después del juego y los resultados de pretemporada se quedan en un recuerdo veraniego que nada tenga que ver con la competición. Lo que no se puede negar es que ha sido una preparación atípica en cuanto a las lesiones por la ausencia de las mismas y el once que presentará el técnico en Villarreal saldrá de sus elecciones personales más que de las obligaciones.

Para su primera convocatoria, Garitano solo tenía tres ausencias, y dos de ellas eran ya conocidas durante la semana, las de Moyá y Januzaj, la incorporación más tardía al grupo por su presencia en el pasado Mundial de Rusia. A ellos se ha sumado Navas, con alguna molestia muscular. Teniendo en cuenta eso, con los descartes para este primer partido se pueden sacar tres conclusiones, siempre teniendo en cuenta que todavía es pronto para eso y más teniendo en cuenta el gusto del nuevo técnico realista por cambiar de planteamiento ante cada partido diferente. La primera es que De la Bella es el tercer lateral izquierdo de la plantilla. La segunda, que Agirretxe está en la misma posición como delantero. Y la tercera, que Merquelanz va a tener que pelear mucho para entrar en las convocatorias si en esta primera estará ausente incluso con Januzaj lesionado. Pero, hay que insistir en ello, es pronto. El otro descarte técnico, más previsible, es el de Gorosabel.

Parece difícil aventurar un once para este arranque de la temporada, máxime si tenemos en cuenta que el dibujo, eso en lo que Garitano dice no creer, es una incógnita. La ausencia de Moyá elimina la primera gran decisión del técnico, que alineará a Rulli bajo palos. En defensa, Zaldua y Theo serán los laterales, presumiblemente con Llorente y Elustondo como centrales. En el centro del campo parecen tener más papeletas para ser titulares Illarramendi y Merino, con Pardo, Zurutuza y Zubeldia jugándose la tercera posición, dependiendo siempre del tipo de partido que quiera plantear Garitano. Con Oyarzabal y Willian José como fijos en el ataque, Juanmi parece la apuesta más firme para completar esa línea y Sangalli podría ser la sorpresa, en función del estado físico del primero, que ha sido duda durante la semana. En el banquillo esperarán su oportunidad Zubiaurre, Hector Moreno, Kevin Rodrigues y Bautista.

Desde que la Real volvió a Primera en 2010, ha arrancado la Liga jugando fuera de casa en cinco ocasiones y el bagaje, nada malo precisamente por jugarse fuera de Anoeta, es completamente parejo. Ganó en dos ocasiones, el 1-2 al Sporting de la temporada 2011-2012 y el 2-3 de la pasada temporada ante el Celta; empató en la temporada 2015-2016, a cero goles en Riazor con el Depor como rival; y cayó en los dos encuentros restantes, 5-1 en el Camp Nou en la campaña 2012-2013 y 1-0 en Ipurua en la 2014-2015, en el primer partido en Primera del Eibar. Garitano debutará como técnico de la Real, buscando ser el primero que lo hace con victoria como visitante desde que Philippe Montanier lograra esa victoria en Gijón en 2011. Tras él, los únicos debuts en estas circunstancias fueron los de David Moyes e Imanol Alguacil y ninguno de los dos perdió en su estreno, ambos empataron a cero en Riazor e Ipurúa. El último entrenador que dirigió su primer partido con la Real lejos de Anoeta y perdió fue José Mari Bakero, 2-1 en Getafe en la temporada 2005-2006.

Villarreal es ahora mismo un escenario complicado para la Real, ya que el equipo donostiarra lleva más de una década empeorando unos resultados que hasta el descenso de 2007 eran buenos en ese estadio. En total han sido 14 encuentros, todos ellos en Primera, con siete victorias para el Villarreal, tres para la Real y cinco empates. Pero para encontrar el último triunfo txuri urdin hay que irse ya al 0-2 de la temporada 2005-2006. Desde entonces, cinco derrotas y tres empates. O lo que es lo mismo, el equipo txuri urdin no ha logrado vencer en Villarreal desde que volvió a Primera en 2010. Su mayor goleada sigue siendo el 1-3 de la campaña 2000-2001, con goles de Rekarte, Tayfun e Idiakez, triunfo que tanto ayudó a lograr la permanencia aquel año. Y la mayor goleada recibida por el cuadro realista es el 5-1 de la temporada 2013-2014.

La pasada temporada, la 2017-2018, el partido tuvo un nombre propio, Toño Ramírez, y no precisamente por aspectos positivos. Eusebio decidió sentar a Rulli tras una serie de actuaciones terribles y permitió al canterano estrenarse en la Liga más de un año después de regresar a la Real. Pero lo hizo cambiando además el sistema, poniendo defensa de cinco, y generando un caos que devoró a la Real y al propio Ramírez en apenas 20 minutos. Para ese instante, el Villarreal ya ganaba por 3-0 y el partido estaba resuelto. Víctor Ruiz en el 5, Fornals en el 17 y Bacca en el 20 machacaron al conjunto de Eusebio, que tuvo una tímida reacción con gol de Llorente en el 24 y vio cómo se truncaban sus aspiraciones de remontar en el 34 con el cuarto tanto del equipo local, de Samu Castillejo. El gol de Willian José en el minuto 58 fue simple maquillaje, sin opciones reales de empatar.