lunes, septiembre 26, 2016

Zaldua, 50 partidos en Primera sin marcar un gol

Zaldua, disparando la pasada temporada ante el Málaga.
Joseba Zaldua cumplió el pasado sábado en Eibar su partido número 50 en Primera División. Es, ahora mismo, el realista de la primera plantilla que más encuentros ha disputado en la máxima categoría del fútbol español sin haber conseguido estrenarse como goleador. El dato salta a la vista por una curiosidad protagonizada por un jugador del Athletic de Bilbao y además canterano realista. Balenziaga, tras haber disputado 161 partidos, celebró este fin de semana ante el Sevilla su primer gol en Primera, abandonando este curioso ranking de jugadores con más partidos en la categoría sin estrenarse. El hoy jugador rojiblanco ocupaba la segunda posición en esta clasificación que lidera el barcelonista Mascherano, que ya ha llegado a la cifra de 175 partidos sin celebrar un gol propio.

El lateral derecho realista entra de esta manera y sin discusión en este top 10, empatado en la novena posición con el ahora sportinguista Lillo, que ha jugado en la categoría con el Valencia, el Almería y el Eibar. Zaldua, de hecho, no ha conseguido marcar aún en partido oficial con la Real. Ha disputado 62 encuentros con el primer equipo txuri urdin, sumando a estos de Primera ocho de Copa del Rey y cuatro más de Europa League, y nunca ha llegado hasta el fondo de la portería contraria. Sí lo hizo en partido amistoso, en la reciente pretemporada, haciendo el 2-0 final ante el Heerenveen holandés, pero en un encuentro que valga puntos o clasificaciones todavía permanece inédito. En su paso por el Sanse sí consiguió anotar dos goles en 67 partidos, uno en la temporada 2011-2012 y otro en la 2012-2013.

Se da la circunstancia de que otro realista destacado acaba de abandonar este ránking. Yuri Berchiche debutó como goleador realista en Villarreal, haciendo el 2-1 en su partido liguero número 41 en el equipo, el número 52 en todas las competiciones. Quitando a los porteros, quedan por tanto cuatro jugadores del primer equipo de la Real que todvía no han celebrado su primer gol, aunque ni muchos menos hablamos de titulares habituales ni jugadores con varias temporadas a sus espaldas. Se trata de Héctor, que ha jugado 16 partidos ligueros con el primer equipo, Gaztañaga con seis, y Raúl Navas y David Concha, cada uno de ellos con dos encuentros disputados.

Todos ellos, no obstante, están muy lejos de los nada menos que 235 partidos de Liga que jugó el mítico capitán José Mari Martínez, que se retiró sin haber logrado marcar ni un solo gol con la Real. En total y sumando Segunda División y la entonces denominada Copa del Generalísimo, jugó 373 partidos con el primer equipo e incluso 54 más con el Sanse y jamás se convirtió en goleador. El récord absoluto en la Liga española lo tiene David Cortés, que jugó 273 partidos en Primera con las camisetas de Mallorca, Getafe, Hércules y Granada y nunca logró convertirse en el autor de un gol, aunque sí lo logró en Segunda División con jugando en el Extremadura, donde lo hizo en una única ocasión.

viernes, septiembre 23, 2016

PREVIA Eibar - Real Sociedad. Tras el miedo a estancarse, la posibilidad de soñar

Oyarzabal, en la última visita de la Real a Ipurua.
Llevamos tan poco de Liga que, en realidad, dos victorias seguidas pueden cambiar el punto de vista de manera radical. Si antes de jugar contra Las Palmas la Real parecía afrontar una prueba de fuego para que no se instalara el miedo a estancarse, los tres puntos conseguidos ante los de Quique Setién hacen que el encuentro ante el Eibar (sábado, 13.00 horas, Ipurúa, Bein Sports) sea la posibilidad de empezar a soñar a lo grande. Y es que el equipo txuri urdin dejó muy buenas sensaciones en la goleada ante el conjunto canario, demostrando que fútbol tiene de sobra y que sólo le falta alcanzar una ansiada regularidad, pero es que además se ha aupado lo suficiente en la clasificación como para tener a tiro las plazas europeas. Así de cambiante es el fútbol en este tramo de la Liga y así de importante es el estado de ánimo, que ahora impulsa a la Real para buscar una victoria en un escenario en el que sólo ha perdido en Primera División.

Ninguna sorpresa en la lista, más allá de que Bautista, a pesar de haber contado con minutos al final del encuentro ante Las Palmas, vuelve al Sanse. Porque las ausencias estaban ya bastante claras. Los lesionados ya se conocían: por supuesto, Agirretxe, también Toño Ramírez, y los dos que peor parados salieron de la victoria de la pasada jornada, Yuri y Carlos Martínez, ambos con dolencias musculares que les sacan de la lista y del once inicial. Teniendo en cuenta este número de ausencias y con el regreso de Zaldua tras cumplir un partido de sanción, eran tres los descartes que tenía que hacer Eusebio. En dos de ellos no hay novedad, ya que no han entrado todavía en los planes del técnico. Se trata de Gaztañaga y Granero. Y el tercero en discordia es quien menos oportunidades parece que va a tener en la línea ofensiva a pesar de haber debutado como titular en la primera jornada, David Concha.

Con Rulli como fijo bajo palos, da la impresión de que Eusebio va a dar continuidad a sus centrales, Iñigo Martínez y Raúl Navas, pero va a tener que cambiar a sus dos laterales. El regreso de Zaldua y los buenos minutos de Héctor ante Las Palmas suponen una garantía más que suficiente en los laterales. Por delante de ellos, y con Illarramendi y Zurutuza como fijos en el centro del campo, la duda es saber si Eusebio mantendrá la apuesta más valiente en un campo como Ipurua. Si es así, no habrá cambios y jugarían Oyarzabal, Prieto, Vela y William José, recuperado este de las molestias con las que acabó el último partido. Eso sí, no se puede descartar que apueste por Pardo o incluso por algo mucho más conservador, por Markel, y también que Juanmi vuelva al once en lugar de Prieto. Quienes parecen tener menos opciones de jugar son Ander Bardají, Mikel González, Elustondo y Canales, que parece que irá entrando con algunos minutos en las segundas partes según la necesidad del equipo.

Los tres puntos logrados el miércoles en Anoeta ante el hasta ahora equipo revelación del campeonato llevaron a la Real hasta la octava posición de la tabla con siete puntos, a dos de la sexta, la que marca la frontera de las competiciones europeas y que ahora ocupa el Villarreal. La zona de descenso está ahora mismo a cuatro, con los tres puntos que ahora mismo suma el Valencia. Su rival en este derbi guipuzcoano, el Eibar, es décimo con los mismos puntos. El equipo txuri urdin ya sabe lo que es ganar y perder lejos de San Sebastián, venció 0-2 en El Sadar al Osasuna y cayó derrotado ante el Villarreal por 2-1. El conjunto armero, por su parte, aún no ha perdido en su campo, venció 1-0 al Valencia y empató a uno con el Sevilla. Esos datos auguran ya un encuentro de pocos goles, ya que sólo cinco equipos han marcado menos que la Real en sus partidos a domicilio y sólo tres han marcado menos en casa que el Eibar.

Y la historia se apunta a esos duelos de pocos goles. La Real ha visitado Ipurua en partido liguero en cuatro ocasiones, y se da una curiosa paradoja. Si bien en Segunda División nunca salió de allí derrotada, en Primera nunca ha logrado sumar los tres puntos. De hecho, los dos partidos que se han jugado en la máxima categoría del fútbol español fueron victorias para el Eibar, por 1-0 en la temporada 2014-2015 y por 2-1 en la 2015-2016. Esos dos goles del conjunto armero fueron, confirmando que estamos ante partidos de resultados cortos, la primera vez que alguno de los dos contendientes sumó más de un tanto en estos derbis. En Segunda, la Real venció por 0-1 en la temporada 2007-2008, con un gol de penalti de Gerardo, y empató a uno en la 2008-2009 con un gran gol de Aranburu. Sólo Zurutuza de la actual plantilla de la Real sabe lo que es marcar un gol en Ipurua con la camiseta txuri urdin.

Como se ha dicho más arriba, el último Eibar - Real Sociedad, en la temporada pasada, la 2015-2016, se saldó con la victoria local por 2-1. El colegiado del encuentro, Melero López, fue quien decantó la balanza a favor del equipo azulgrana. La Real se adelantó pronto en el marcador, con un disparo lejano de Zurutuza en el minuto 6. Pero en un partido sin dueño claro, el Eibar sacó partido de una extraña ley de la ventaja concedida por el árbitro a favor de la Real para robar un balón que acabó con el gol del empate, obra de Sergi Enrich a la media hora de juego. Cuando se rondaba el cuarto de hora de la reanudación, Escalante hizo el 2-1. Y cuando el partido estaba ya muriendo, Vela fue objeto del penalti más clamoroso de la temporada, un entradón en el que la única duda era el color de la tarjeta. Pero Melero López, él sabrá por qué, miró hacia otro lado, dejó seguir el juego e impidió que la Real pudiera empatar el partido desde el punto de penalti.

martes, septiembre 20, 2016

PREVIA Real Sociedad – Las Palmas. Alerta de desilusión temprana

Yuri, en el encuentro de la pasada temporada.
Estamos sólo en la quinta jornada de Liga y la Real ya convive con la alerta de desilusión temprana, con el peligro de transitar todavía en las primeras fases del campeonato pensando en que los objetivos más ambiciosos son una quimera. Su choque contra el por ahora equipo revelación, Las Palmas (miércoles, 22.00, Anoeta, Gol), es el que puede confirmar la tendencia o el que puede servir para cambiar la dinámica. En las manos de Eusebio y sus pupilos está cambiar las tornas y lograr la primera victoria de la temporada en Anoeta, un estadio cada vez más despoblado por esta desilusión que por el momento nadie parece frenar. Que el partido llegue entre semana y con un horario tan tardío tampoco parece ayudar a la Real, poco acostumbrada a sumar muchos puntos en esas circunstancias de tres partidos en una semana o franjas horarias extrañas.

Resulta curioso que Eusebio haya optado por esconder sus cartas y no dar a conocer su convocatoria hasta el mismo día del partido. Lo que está claro es que Agirretxe seguirá de baja, y con él también un Toño Ramírez que ya está casi recuperado pero que no llegará al encuentro. Zaldua, expulsado en el último encuentro, no estará tampoco por sanción. Al no tener más bajas, y dado que Aritz Elustondo sí está recuperado tras perderse el partido en Villarreal, Eusebio tendrá que prescindir de nada menos que cinco futbolistas. Seguro que el técnico realista recordará en estos momentos su deseo, expresado en voz alta de contar con una plantilla corta. Como Juanmi y Zurutuza terminaron tocados el choque del pasado domingo, no sería extraño que pudieran descansar pensando también en que estamos en una semana de tres partidos, para que puedan estar sin problemas en el derbi del próximo domingo ante el Eibar.

Esto, y el hecho de que la Real no termina de encontrar la forma de lograr victorias, invita a pensar en que habrá cambios en el once que Eusebio disponga ante Las Palmas. Rulli es fijo bajo palos, pero en defensa por fuerza tendrá que haber un cambio por la sanción a Zaldua. Carlos Martínez y Elustondo se juegan ese puesto. Tampoco se puede descartar que Mikel, el zaguero menos afortunado ante el Villarreal deje su puesto a Navas o al mismo Elustondo. Iñigo Martínez y Yuri son de momento intocables. Por delante de ellos, Illarramendi es fijo y Pardo podría volver a tener su oportunidad. Habrá que ver el estado físico de Zurutuza para completar el centro del campo, pero lo normal es que Oyarzabal parta de nuevo desde ahí. Por delante, Vela y William José parecen titulares claros y el último puesto se lo juegan entre Juanmi, en función de cómo se haya recuperado de sus molestias, Xabi Prieto, que sería así titular por primera vez esta temporada, o incluso David Concha.

Tras su victoria en la segunda jornada en El Sadar, la Real ha empezado a caer en la clasificación y ya ocupa la 13ª posición, con cuatro puntos, a dos de la zona de descenso que ahora mismo marca el Osasuna con dos puntos, y alejándose ya a cuatro de la europea que cierra el Villarreal en la sexta plaza con ocho. Las Palmas es, en cambio, la actual revelación de la Liga, ocupa la tercera posición sólo por detrás de los todepoderosos Madrid y Barcelona con 9 puntos, sólo ha perdido un encuentro y ha marcado al menos un gol en los cuatro que ha jugado, lo que le convierte en el tercer equipo con más goles del campeonato. De hecho, como visitante sólo el Barça ha marcado más tantos que el conjunto canario. La Real, en cambio, no ha ganado aún en Anoeta, donde sólo ha sumado un punto, y sólo ha perforado la portería contraria en una ocasión, la que le valió para sacar un punto ante el Espanyol. Aún más, no sabe lo que es ir por delante en el marcador ante su afición.

La historia indica que Las Palmas es uno de los visitantes que mejor se le han dado a la Real. En total han sido 32 las visitas de los canarios a San Sebastián y han vuelto a las islas derrotados en 24 ocasiones. De esos duelos, 29 han sido en Primera, con 22 victorias realistas, cinco empates y tan sólo dos triunfos visitantes. La mayor goleada txuri urdin, 6-0, se produjo en dos ocasiones, en la temporada 1959-1960, con dos goles de Paz y uno de Gallastegui, Rivera, Echarri y Gordejuela, y en la 1985-1986, con un doblete de Bakero y un tanto por cabeza de Uralde, López Ufarte, Zamora y López Rekarte. Siempre que Las Palmas ganó en Donostia lo hizo por 0-1, en las campañas 1967-1968 y en su última visita, en la 2015-2016. El cuadro histórico lo completan los tres enfrentamientos del último paso realista por Segunda, con dos victorias para la Real, 4-0 y 1-0 en las dos primeras visitas de Las Palmas, y un empate a dos en la campaña del ascenso, la 2009-2010.

Como se ha dicho unas líneas más arriba, Las Palmas se llevó el triunfo de Anoeta la pasada temporada, la 2015-2016, por 0-1, certificando además que el equipo canario fue la bestia negra txuri urdin del pasado ejercicio, con dos derrotas en la Liga y una eliminación en la Copa a manos de este conjunto. Tras un par de jugadas que Mateu Lahoz dejó seguir en el área canaria, Iñigo Martínez cometió un claro penalti en la realista. Rulli salvó los muebles deteniendo el disparo de Aythami. Las Palmas despertó, aunque sin claras ocasiones de gol, pero se encontró con la mejor opción posible con un libre indirecto dentro del área de Rulli, que acabó transformando el hoy realista Williams José. Quedaban siete minutos para el final de la primera parte, pero sólo hubo opciones reales de empatar. Mucho esfuerzo, presión y centros al área, pero apenas ocasiones claras de gol. Las Palmas se conformó con lo hecho y ni siquiera buscó el 0-2 a la contra, mientras la Real protagonizaba un nuevo ejercicio de impotencia.

sábado, septiembre 17, 2016

PREVIA Villarreal - Real Sociedad. De reto en reto

Oyarzabal, en el encuentro de la temporada pasada.
El calendario ha hecho que cada jornada de Liga esté suponiendo un reto diferente para la Real. El reto de empezar bien ante un rival de nivel pero con bajas notables se difuminó con la derrota ante el Real Madrid. El de ganar fuera se solventó aunque por los pelos con el 0-2 de El Sadar. El de convertir Anoeta en un fortín se hizo añicos con el empate que arañó el Espanyol en un partido horrendo y a medio gas. Y ahora llega el reto de sumar en un campo maldito (domingo, 18.30 horas, El Madrigal, Bein Sports), en el que el cuadro txuri urdin no gana desde hace más de una década y que en los últimos años ha arrollado a los realistas en más de una ocasión. Dos pinchazos en casa hacen que sumar fuera sea importante para que la zona noble de la clasificación siga a tiro. Y dado que el fútbol de los de Eusebio no ha sido especialmente primoroso en este arranque de Liga, se antoja incluso más importante demostrar si de verdad hay nivel para afrontar estos encuentros.

Con el empate cosechado la pasada jornada ante el Espanyol, la Real ya es uno de los cuatro equipos de la Liga que ha conocido los tres resultados posibles en sus encuentros, junto a Deportivo, Leganés y Betis. El cuadro txuri urdin es duodécimo con cuatro puntos, a dos de Europa y tres por encima de la zona de descenso. El Villarreal es uno de los seis conjuntos que aún no conocen la derrota en la Liga y es octavo con cinco puntos. La Real ganó en su única salida hasta la fecha, 0-2 en El Sadar, y el Villarreal empató a cero ante el Sevilla en su único partido como local. Sólo hay dos equipos que han marcado menos goles que los de Eusebio, el Athletic con dos y el colista Celta con uno, un dato nada alentador de cara a esta jornada si tenemos en cuenta que el Villarreal es el que menos tantos ha encajado, apenas el que le hizo el Granada en la primera jornada de Liga. Desde entonces, dos partidos con su portería a cero.

A pesar de encadenar ya seis visitas y una década sin conocer la victoria en El Madrigal, esta no es mala plaza para la Real según la estadística histórica. En los doce encuentros que ha jugado allí el equipo donostiarra, nada menos que en ocho ha conseguido puntuar, con tres victorias y cinco empates. Cinco han sido también los triunfos locales. El mejor resultado para la Real es el 1-3 que logró en la temporada 2000-2001, una victoria clave para lograr entonces la permanencia con goles de Rekarte, Tayfun e Idiakez. El mayor correctivo recibido por el conjunto txuri urdin en sus visitas a tierras castellonenses es el 5-1 de la temporada 2013-2014. Desde el ascenso realista en 2010, los de txuri urdin no han logrado ganar al Villarreal en su campo, con tres derrotas y dos empates. La Real acumula dos encuentros sin marcar allí y de su plantilla sólo Agirretxe sabe lo que es anotar en ese campo.


La pasada temporada, la 2015-2016, la Real saltó al césped de El Madrigal pensando en aguantar el mismo vendaval que había sufrido en sus dos anteriores visitas, pero se encontró a un Villarreal más centrado en su semifinal europea ante el Liverpool. Los de Eusebio, sin hacer gran cosa, merecieron ganar el partido a pesar de sumar muy pocas ocasiones de gol, con Markel firmando alguna de las más claras, empujando hacia la zona de ataque por un buen Diego Reyes jugando de pivote. El partido debió decantarse desde el punto de penalti pero Fernández Borbalán no decretó una clamorosa pena máxima sobre Oyarzabal. Cuando Eusebio retiró a Reyes, con apenas diez minutos por jugarse, el Villarreal trató de estirarse un poco y sí estuvo cerca de marcar el gol de la victoria, pero Rulli lo evitó con una buena salida que Bakambu dejara los tres puntos en casa. Los tardíos cambios de Eusebio sólo sirvieron para que Bautista debutara en el primer equipo.

jueves, septiembre 08, 2016

PREVIA Real Sociedad - Espanyol. Buscando fiabilidad

Illarra, en el encuentro de la temporada pasada.
La Real busca fiabilidad. Después de la decepción de la primera jornada ante el Real Madrid y la victoria sin convencer con el juego en El Sadar, el equipo de Eusebio busca una fórmula efectiva ante el renovado Espanyol (viernes, 20.45 horas, Anoeta, Gol). No sería en absoluto un mal resultado para el arranque de la Liga sumar seis de los primeros nueve puntos, y desde luego sería una gran noticia que la Real fuera capaz de aprovechar que ha podido preparar el encuentro con toda su plantilla, dado que no hay ningún jugador txuri urdin seleccionado en estos momentos. Pero es también el momento de que Eusebio ofrezca algo más, que demuestre que su equipo puede aspirar no sólo a ganar partidos sino también a hacerlo de una manera regular. Fuera y en Anoeta. Lejos de Donostia para aspirar a la parte noble de la tabla y en casa para que el estadio realista sea el necesario fortín para que, como ha dicho el técnico, el equipo pueda competir esta temporada sin ponerse límites.

No hay grandes sorpresas en los jugadores que no forman parte de la convocatoria de esta jornada, porque o se trata de futbolistas de baja o que han estado ausentes de manera reciente por esa razón. No está a disposición de Eusebio Toño Ramírez, que se lesionó en el encuentro amistoso ante el Alavés del pasado fin de semana, un Granero que en cualquier caso todavía no ha contado para el técnico, y el ya conocido Agirretxe, que formará parte de esta lista al menos hasta que empiece 2017. Los tres descartes que sí están aptos para jugar son Canales, que acaba de recibir el alta después de una lesión que le ha tenido apartado del grupo durante ocho meses, Gaztañaga y David Concha, los dos con molestias musculares en las últimas semanas. En todo caso, Eusebio ha decidido convocar a 19 jugadores por un golpe que ha tenido Iñigo Martínez, que es la duda para este encuentro, lo que puede suponer el estreno de Carlos Martínez en una lista.

Aunque en teoría no tendría por qué haber muchos cambios en el once, tampoco se puede descartar que los haya. Obviamente, Rulli estará bajo palos y en la defensa todo dependerá del estado de Iñigo Martínez. Si está para jugar, lo normal es que Mikel González se mantenga junto a él en el centro, que Zaldua sigue siendo el lateral diestro y que Yuri sea el izquierdo. Por delante, parecen seguros Illarramendi, Pardo y Zurutuza, el centro del campo que jugó en El Sadar. Y en la línea más ofensiva parece que la gran novedad será William José como delantero centro, probablemente flanqueado por Juanmi y Oyarzabal, aunque tampoco se puede descartar la entrada de Vela después de sus positivas declaraciones ante los medios de esta semana. A la espera del descartado, que saldrá seguramente de la línea defensiva, para el banquillo quedaría Ander Bardají, Elustondo, que jugaría si Iñigo no está apto, Raúl Navas, Carlos Martínez Héctor, Markel y Xabi Prieto.

Con una victoria, una derrota y tres puntos en su casillero, la Real ocupa la novena posición. Sigue siendo muy pronto para evaluar adecuadamente las distancias, pero la zona europea está a un solo punto, delimitada ahora mismo por la sexta posición que ocupa el Sporting, y el descenso a tres, los que separan al conjunto txuri urdin del Athletic, decimoctavo y sin estrenarse. El Espanyol no ha empezado la temporada con buen pie, es decimocuarto con sólo un punto en su haber, siendo además ahora mismo el equipo más goleado de Primera con ocho tantos encajados. Eso sí, ha marcado seis, superado en este ránking sólo por los dos primeros clasificados, Las Palmas y Fútbol Club Barcelona. Aunque por el momento apenas se ha jugado un partido como local y otro como visitante, el Espanyol es uno de los siete equipos que aún no han puntuado a domicilio y la Real uno de los cinco que aún no se ha estrenado en su propio estadio.

Real Sociedad y Espanyol se han visto las caras en Donostia en 68 ocasiones en partido de Liga, y el bagaje es claramente favorable al conjunto txuri urdin. En Primera División han sido 66 los encuentros disputados, con 42 victorias locales, trece visitantes y once empates. La mayor goleada txuri urdin, 6-1, se ha dado en dos ocasiones, en la temporada 1932-1933 con tres goles de Urtizberea y uno de Chivero, Tolete e Insausti, y en la 1943-1944, con dobletes de Ontoria y Unamuno y dos goles más de Bidegain y Pérez. El 1-4 de la temporada 1934-1935 es la mayor goleada del Espanyol en terreno donostiarra. El cuadro se completa con una victoria realista en Segunda, 3-0 en la 1962-1963, y un partido en la fase de permanencia de la 1954-1955, también con victoria realista por 2-1. Ojo, que el Espanyol ha puntuado en seis de sus últimas nueve visitas a Anoeta, venciendo en cuatro de ellas y empatando en las otras dos. Incluso la Real se ha quedado sin marcar ningún gol en cinco de los últimos once encuentros con el Espanyol.

La última vez que Real Sociedad y Espanyol jugaron en Anoeta fue la pasada temporada, la 2015-2016, y el triunfo fue para el conjunto perico por 2-3. Debió sumar algo el equipo de David Moyes, se sobrepuso a situaciones muy difíciles en el encuentro, pero aún así cayó derrotado. Se adelantó pronto por medio de Agirretxe. Primer gol de la temporada, y eso que estábamos ya en la jornada 4, en la primera titularidad de este jugador. Pero con el partido controlado y al filo del descanso, Rulli cometió un penalti innecesario y resultó expulsado. Gerard hizo el empate desde los once metros. Parecía cuestión de tiempo que el Espanyol aprovechara su superioridad numérica para ganar, y el 1-2 llegó en el minuto 70 con un impecable cabezazo de Enzo Roco. La Real le echó corazón y llegó a empatar en el minuto 86, con un tanto de Jonathas y con arrestos como para pensar que se podía remontar con diez jugadores. Pero apenas dos minutos después, Hernández Pérez puso la puntilla como más duele en inferioridad, en un córner, y dejó a la Real sin premio.

martes, septiembre 06, 2016

Por un homenaje a Darko Kovacevic

Darko Kovacevic.
El pasado día 1 se cumplieron 20 años del debut de Darko Kovacevic con la camiseta de la Real, en un 1-0 ante el Sevilla en Anoeta en el que dio la asistencia del gol del triunfo a Andoni Imaz. Este miércoles, día 7, el día en el que la misma Real Sociedad cumple 107 años de vida, se cumplen otros veinte años del primer gol que el serbio hizo vistiendo la camiseta txuri urdin, también otro 0-1, este en Mestalla. Fue la primera vez que la afición realista vio a Kovacevic hacer el avioncito en la celebración que después repitió tantas y tantas veces. Después de ese tanto llegaron 106 más, hasta un total de 107. Después de esos dos primeros y significativos partidos cuyo aniversario ahora podemos recordar y celebrar, llegaron 284 más, hasta alcanzar los 286.

Pocos seguidores realistas discreparán ante la afirmación de que Kovacevic fue protagonista esencial de dos de los tres últimos grandes equipos txuri urdin, el que rozó la Champions League en la temporada 1997-1998, cuando sólo eran dos los clasificados para la máxima competición continental, y el que estuvo tan cerca de dar al club su tercera Liga en la 2002-2003. Nadie puede negar que estamos ante el jugador extranjero más adorado de la historia del club, uno de una trascendencia capital en la filosofía del club. Es el que más partidos ha jugado y el que más goles ha marcado. Es, por derecho propio, historia de la Real, por ejemplo convirtiéndose en el autor del primer gol que la Real hizo en la Champions League.

Y sin embargo, Kovacevic sigue sin recibir homenaje alguno por parte de la Real. Estos dos vigésimos aniversarios de los que se hablaba al comienzo de estas líneas se convierten en una oportunidad perdida más para devolverle una parte de lo que nos dio. Darko dejó la Real sin que el club le dijera que no contaba con él, a pesar de que, eso sí tras su peor temporada, se ofreciera a jugar en Segunda para devolver al equipo al lugar del que nunca debió salir. Dijo sentirse “tratado como una bolsa de basura” por el mismo club que tanto defendió, y esa frase duele a cualquier realista. Se fue a Olimpiakos y allí, tras detectácarsele en 2009 un problema cardiaco, se retiró del mundo del fútbol con honores de leyenda. Lo es más de la Real que de Olimpiakos, pero la pleitesía pública se la pudieron demostrar en Atenas, no en Donostia.

Aquí, sin que sepamos en realidad si hay algún motivo, no hemos tenido esa oportunidad. Anoeta homenajeó en el minuto 9 del primer partido de la presente Liga a Dalian Atkinson, recientemente fallecido. En la temporada 2014-2015, en el descanso del encuentro ante el Espanyol, el gran John Aldridge tuvo la opción de saltar al césped de Anoeta para recibir el calor de la afición realista. Son sólo dos ejemplos de celebración en txuri urdin que todo el mundo aplaude. Pero Kovacevic no ha vivido ese momento. Su último instante de gloria en Anoeta fue cuando, a falta de cuatro jornadas para el final de la temporada 2006-2007, hizo un gol importantístimo ante el Celta, el que permitió empatar un partido que en la primera parte olía a sentencia de descenso y que el corazón txuri urdin del serbio, el mismo que exprimió al máximo hasta que ya no le dejó seguir jugando al fútbol, guió hasta la remontada. Fue el último de esos 107 goles que hizo en este equipo. Fue el último gran aplauso que recibió de su gente.

Ya es hora de que todos los que somos la Real le demos las gracias a este serbio que se convirtió en uno de los nuestros por todo lo que nos hizo disfrutar en las nueve temporada en las que defendió nuestros colores con pasión, con calidad y con goles. Nunca es tarde si la dicha es buena, dice el saber popular, pero cada día que pasa es un poco más tarde. Darko merece ese homenaje. Anoeta lo quiere. La Real lo necesita. Ojalá sea una realidad lo más pronto posible.

jueves, septiembre 01, 2016

¿Dónde están esta temporada todos los ex realistas en activo?

Reyes, Oier y Bruma, los tres últimos ex realistas.
Sin contar con los jugadores que la Real Sociedad tiene cedidos, siguen en activo casi medio centenar de jugadores que han vestido la camiseta del primer equipo de la Real y que, obviamente, defenderán otras camisetas en la temporada que ya ha empezado. La mayoría, un total de 22, siguen jugando en las diferentes categorías del fútbol español, y casi la mitad de ellos lo harán en Primera División.

Hay algunas curiosidades llamativas, como ver todavía en activo a Diego Rivas o a Abreu, uno de los jugadores que más camisetas ha vestido en la historia del fútbol mundial, nada menos que 22 ya, y que tiene ya 39 años; a jugadores en países muy exóticos como el propio Abreu en El Salvador, Ifrán en Perú o Garrido en Chipre; o incluso la coincidencia de un ex jugador y un ex entrenador realista en las filas del Nottingham Forest, David Vaughan y Philippe Montanier. Alemania e Inglaterra son los países en los que se juntan más jugadores que han vestido la camiseta txuri urdin, tres. Xabi Alonso, Seferovic y Finnbogason están en la Bundesliga y Bravo, Nsue y Vaughan militan en el fútbol inglés.

Esta es la lista completa de los ex realistas que siguen jugando al fútbol lejos de Donostia:

Abreu, Sebastián: Santa Tecla (El Salvador).
Albistegi, Alex: Reus
Alonso, Mikel: Real Unión
Alonso, Xabi: Bayern Munich (Alemania)
Ansotegi, Jon: Mallorca
Bravo, Claudio: Manchester City (Inglaterra)
Bruma: Galatasaray (Turquía)
Bueno, Carlos: Liverpool Montevideo (Uruguay)
Cadamuro, Liassine: Servette (Suiza)
Callens, Alex: Numancia
Chory Castro: Málaga
De la Bella, Alberto: Olympiakos (Grecia)
Demidov, Vadim: SK Brann (Noruega)
Domínguez, Juan: Real Unión
Dramé, Boukary: Atalanta (Italia)
Elustondo, Gorka: Athletic
Esnaola, Josu: Real Unión
Estrada, Jonathan: Millonarios (Colombia)
Fabio Felicio: Louletano (Portugal)
Finnbogason, Alfred: Augsburgo (Alemania)
Fran Mérida: Osasuna
Garrido, Javi: AEK Larnaca (Chipre)
Griezmann, Antoine: Atlético de Madrid
Hernández, Iker: Bilbao Athletic
Herrera, Germán: Rosario Central (Argentina)
Ifrán, Diego: Sporting Cristal (Perú)
Jonathas: Rubin Kazan (Rusia)
José Ángel: Villarreal
Mariga, McDonald: US Latina (Italia)
Nsue, Emilio: Midlessbrough (Inglaterra)
Olazabal, Oier: Granada
Oskitz Estefanía: Pasaia
Reyes, Diego: Espanyol
Riesgo, Asier: Eibar
Rivas, Diego: Manchego
Ros, Javi: Zaragoza
Rossato, Fabiano: Comercial (Brasil)
Sangalli, Marco: Mirandés
Sarpong, Jeffrey: PAE Veria (Grecia)
Seferovic, Haris: Eintracht (Alemania)
Sio, Giovanni: Stade Rennais (Francia)
Sutil, Paco: Antequera
Vaughan, David: Nottingham Forest (Inglaterra)
Viáfara, Jhon: Rionegro Águila (Colombia)
Víctor Casadesus: Levante
Víctor López: Olimpo de Bahía Blanca (Argentina)
Viguera, Borja: Sporting

Entrenadores
Arrasate, Jagoba: Numancia
Clemente, Javier: Selección de Libia
Coleman, Chris: Selección de Gales
Lasarte, Martín: Club Nacional (Uruguay)
Lillo, Juan Manuel: Sevilla (segundo entrenador)
Moyes, David: Sunderland (Inglaterra)
Montanier, Philippe: (Nottingham Forest)

Cedidos:
Babic, Srdjan: Reus
Capilla, Eneko: Numancia
Hervías, Pablo: Elche

Oyarzun, Alain: Mirandés