miércoles, octubre 09, 2019

Isak, el sustituto de la Liga

Isak, ante el Atlético de Madrid.
Alexander Isak no lleva en la espalda el 21 que lució durante tantos años Oscar de Paula, pero el sueco está empezando a heredar un papel que aquel lució con una notable efectividad. Isak ha jugado los ocho partidos de Liga que se han celebrado hasta llegar a este parón, y en siete de ellos ha participado entrando desde el banquillo. Imanol Alguacil le ha dado así la etiqueta de principal revulsivo, pero no ya solo de la Real sino del conjunto de los equipos de la Liga. Nadie ha saltado al campo con el partido iniciado en más ocasiones que el sueco, y solo uno ha sido sustituto de un compañero en las mismas ocasiones, Aduriz en el Athletic de Bilbao.

Ante el Alavés saltó al campo en el descanso, en el resto de los partidos lo hizo ya mediada la segunda parte. Su entrada más temprana con el balón ya en juego fue en San Mamés, en el minuto 55, mientras que la más tardía fue en el último encuentro, con el Getafe como rival, ya que su cambio se produjo en el minuto 72. El delantero sueco, uno de los fichajes de esta temporada, solo ha sido titular en un encuentro, ante el Atlético de Madrid en Anoeta, partido que tampoco terminó, ya que fue sustituido en el minuto 74 por Willian José.

El brasileño ha sido, de hecho, el jugador al que más veces ha sustituido Isak, en cuatro de sus siete relevos, lo que evidencia que, por el momento, el papel principal que Imanol reserva al sueco es el de recambio natural en la delantera aunque también ha jugado minutos junto a Willian José en el ataque txuri urdin. En cambio, Isak entró en el campo para aportar más dinamita arriba con el marcador en contra por Januzaj ante el Valencia, por Zurutza ante el Sevilla y por Guevara ante el Getafe. Imanol le escogió como el primer cambio en tres ocasiones, en otras tres fue el segundo, y solo ante el Sevilla fue la tercera y última opción desde el banquillo.

En total, Isak ha jugado 270 minutos, una medida de 33,7 por encuentro y ha marcado un gol, el que le hizo al Espanyol para cerrar el 1-3 que sacó el equipo realista del RCDE Stadium.

sábado, octubre 05, 2019

PREVIA Real Sociedad - Getafe. Vista al frente

Oyarzabal le marcó al Getafe la pasada temporada.
Hay ocasiones en las que perder no es un paso atrás. La derrota de la Real en Sevilla no pareció serlo, porque se produjo de una manera muy distinta a la goleada de la pasada temporada en el mismo escenario. No pasará factura siempre y cuando el equipo txuri urdin sea capaz de derrotar al Getafe (domingo, 18.30 horas, Reale Arena, Movistar La Liga) y recuperar la senda del triunfo que le llevó a luchar por el liderato hace una semana. Imanol cuenta con prácticamente toda su plantilla, lo que le da un margen muy amplio para escoger, y una vez superada la semana de tres partidos ha tenido tiempo suficiente para recuperar al equipo. En Sevilla fue superado, pero aún así estuvo vivo hasta el final, incluso mermado por problemas estomacales de algunos jugadores. Y su entrenador buscó soluciones durante el encuentro, algo que seguramente será útil ante un rival tan duro y rocoso como suele ser el Getafe.

Con la enfermería prácticamente vacía, con Illarramendi como único inquilino, Imanol sigue afrontando una dura prueba cada semana para elegir a los 18 jugadores que forman la convocatoria. Cinco son las ausencias por decisión del técnico, y dos de ellos todavía esperan entrar por primera vez esta temporada en una lista. Sagnan todavía no parece estar en el nivel que pide Imanol tras arrancar la temporada lesionado, y Pardo, a pesar de los elogios que le dedicó el técnico en la víspera, sigue siendo descartado jornada tras jornada a pesar de no haber tenido ningún percance físico. Los otros tres descartados para este encuentro ante el Getafe son Gorosabel, Le Normand y Zurutuza, que pasa de la titularidad en Sevilla a la grada después de ser uno de los jugadores más criticados en ese encuentro. Llorente, que comenzó la semana sin participar en los entrenamientos después de ser sustituido en el descanso en el partido del Pizjuán, ha podido entrar en la convocatoria sin problemas.

La portería es la primera incógnita del once que se enfrentará al Getafe. El último partido en Anoeta lo jugó Remiro, que debutó así con la Real, pero Moyá recupero el puesto en Sevilla. Da la impresión de que jugará de nuevo el primero. En defensa, con Llorente recuperado, lo normal es que repita junto a Aritz por el centro, con Zaldua y Monreal en los laterales. Zubeldia, Merino y Odegaard parecen seguros en el centro del campo. Y si hay una duda más será el acompañante de Oyarzabal y Willian José en el ataque. Portu, Januzaj y Barrenetxea se juegan esa última plaza en el once. No parece que este vaya a ser un once con demasiadas sorpresas. De esta manera, y a la espera de las dudas que despeje Imanol, el banquillo lo completarán Aihen, Sangalli, Guevara e Isak. Los tres canteranos parecen contar con con pocas opciones de ser las sorpresas del once, mientras que Isak siempre parece tener papeletas para jugar, aunque sea unos minutos en la segunda parte.

La derrota en Sevilla impidió que la Real fuera líder en la jornada séptima, pero sigue estando en las posiciones de cabeza de la tabla. El equipo txuri urdin es quinto con 13 puntos, a dos del líder, el Real Madrid. Su rival, el Getafe, ha empezado la Liga lejos de la cabeza, es decimosexto con 7 puntos, dos por encima de la zona de descenso. La Real apenas ha perdido uno de sus cuatro últimos encuentros y ha ganado sus dos partidos en Anoeta. Además, lo ha hecho sin encajar ningún gol, y es el único equipo de la Liga que aún no ha recibido tanto alguno como local, y busca encadenar la quinta victoria consecutiva, después de acabar la pasada campaña con otros dos triunfos. El Getafe aún no ha ganado lejos de su estadio, pero ha empatado dos de los tres partidos que ha jugado como visitante, 1-1 ante el Betis y 3-3 ante el Valencia, y solo ha perdido y por la mínima en el Wanda Metropolitano.

Pocos rivales ha habido más incómodos que el Getafe en la historia más reciente de Anoeta, ya que ha puntuado en siete de sus diez visitas al estadio donostiarra, todas ellas en Primera División. La Real solo ha conseguido ganar tres de esos encuentros, por dos victorias del conjunto madrileño y nada menos que cinco empates para completar la estadística. El 3-0 de la temporada 2005-2006, con goles de Nihat, Aranburu y Xabi Prieto, es la mayor goleada que ha logrado el equipo txuri urdin ante el azulón. El Getafe nunca ha marcado más de dos goles en Anoeta y siempre que ha ganado lo ha hecho por la mínima y por el mismo resultado, 1-2. Fue en las temporadas 2014-2015 y 2015-2016. En las últimas cuatro visitas del Getafe a Anoeta no se ha quedado ninguna portería a cero y se han registrado goles de los dos equipos.

La pasada temporada, la 2018-2019, la visita del Getafe sirvió precisamente para inaugurar la racha de victorias de la Real en su estadio que todavía está vigente. Y eso que el equipo madrileño llegaba a Donostia luchando por la Champions. Un claro penalti cometido sobre Merino que solo fue señalado gracias al VAR lo convirtió Willian José en el 1-0 engañando al portero visitante. Corría el minuto 21. Ya en la segunda parte, el propio Willian José dio una sensacional asistencia al primer toque desde la banda izquierda tras recibir una apertura de Barrentxea, y Oyarzabal, también sin controlar hizo un magnífico 2-0. Mucho habría cambiado el partido si el árbitro hubiera señalado alguno de los dos penaltis que reclamó el Getafe, cometidos por Willian José en la primera parte y, todavía más claro, por Rulli en la segunda. Cuando el equipo madrileño hizo el 2-1, en el minuto 89 y con una buena rosca de Samu Saiz, ya no hubo margen para mucho más.

sábado, septiembre 28, 2019

PREVIA Sevilla - Real Sociedad. A por todas

Merino, en el partido de la Liga pasada en el Sánchez Pizjuán.
Sabe bien la Real que la fe es la mejor arma. Lógicamente, los resultados llegan cuando se hace un buen trabajo en los despachos, los entrenamientos y los partidos, pero creer en las posibilidades del equipo, aunque parezca imposible un objetivo, es determinante. Así se luchó por la Liga en la temporada 2002-2003, después de un brutal arranque al que esta Real 2019-2020 se está acercando. Toca ahora una prueba de nivel más, el Sevilla (domingo, 21.00 horas, Ramón Sánchez Pizjuán, Movistar La Liga), nada menos que el quinto equipo de los ocho primeros clasificados de la pasada temporada al que tendrá que hacer frente el conjunto de Imanol en este exigente comienzo de temporada, y además el partido final de una semana de tres encuentros. La buena dinámica del equipo, desde luego, hace pensar en que se dan las condiciones para ver lo mejor de la escuadra txuri urdin y que la fe seguirá dándole las alas que necesita para impulsar la calidad y la versatilidad que ha mostrado hasta ahora.

Dados los horarios de la Liga y la enorme disposición de los jugadores de la que Imanol no deja de hablar maravillas jornada a jornada, vamos a tener que acostumbrarnos a que se siga repitiendo la situación de que el técnico txuri urdin esconda sus cartas hasta el final. El viaje a Sevilla se produce en el mismo día del partido y el técnico tiene a todos los futbolistas de la plantilla a su disposición a excepción de Illarramendi. Eso, en otras palabras, quiere decir que tiene que haber cinco descartes. Uno de ellos probablemente seguirá siendo Sagnan, pero con el paso de las fechas se va a acercando la posibilidad de verle debutar. Habrá que ver si sigue siendo otro descartado Pardo, el único que se ha quedado fuera hasta ahora de todas las convocatorias aún mostrando tanto ánimo como el que más en las redes sociales y sin que nadie haya dicho oficialmente que está apartado. Willian José, que sufrió un golpe en la cara ante el Alavés, ya dejó claro que está en plenas facultades.

Lo más probable es que en Sevilla veamos un equipo más parecido al que superó a Atlético de Madrid y Espanyol que al que venció la pasada jornada en el derbi ante el Alavés. La gran duda ahora está en la portería, pero Remiro podría mantenerse a pesar de que Moya firmó un inicio de campaña sensacional. Por delante de él, Llorente y Aritz seguirían en el centro de la zaga, volverá Zaldua a la derecha tras el debut esta temporada de Gorosabel, y seguramente mantendrá la izquierda Monreal. Por delante, Zubeldía recuperará el eje del centro del campo, sentando a Guevara tras su buena actuación ante el Alavés, y le acompañarán de nuevo Merino y Odegaard, sin descartar que Imanol pueda apostar por Zurutuza por primera vez de inicio esta temporada. Con Oyarzabal y Willian José fijos, aún con Isak siempre alerta para aprovechar cualquier oportunidad la tercera plaza del ataque se la juegan varios futbolistas, Portu, Januzaj y Barrenetxea. Da la sensación de que cuenta con alguna opción más el segundo.

Mirar la clasificación es una inyección de ilusión como hacía tiempo que no se recordaba. La Real acabó la jornada intersemanal segunda, con 13 puntos, a solo uno del líder en solitario, el Real Madrid. El Sevilla, por su parte, es séptimo con 10. El equipo txuri urdin llega a esta jornada después de tres victorias consecutivas, después de haber sufrido solo una derrota y con tres partidos sin encajar un solo gol. El equipo hispalense, por su parte, arrancó con cuatro jornadas sin perder y ahora arrastra dos derrotas consecutivas. El Sánchez Pizjuán solo ha visto tres goles y, por ahora, ninguna victoria del equipo local en los dos partidos disputados. La Real ha conseguido marcar en todos sus partidos, cuatro de ellos fuera de casa, a excepción del encuentro disputado en San Mamés, precisamente su única derrota. Eso ha hecho que el equipo de Imanol sea el segundo menos goleado, solo por detrás del Athletic.

La estadística es favorable al Sevilla en sus enfrentamientos ante la Real en suelo andaluz, que siempre será el lugar en el que se escapó la primera Liga, la de la campaña 1979-1980. Han sido 59 los partidos que han disputado estos dos equipos, con 34 victorias de los locales, trece de los visitantes y doce empates. Desde el regreso de la Real a Primera División en 2010, han sido nueve los partidos ante el Sevilla, también con ventaja para los locales, que han ganado seis de esos encuentros, por victorias de la Real y un empate. La victoria txuri urdin más holgada es el 0-3 que se dio en dos ocasiones, en la 1976-1977 con dos goles de Satrústegui y uno de Gaztelu, y en la 1983-1984 con tantos de Orbegozo, Uralde y López Ufarte El Sevilla, por su parte, tiene el mejor registro con el 7-2 de la 1934-1935. La Real no gana en el Pizjuán desde el 1-2 de la temporada 2015-2016, y lleva dos derrotas consecutivas.

La pasada temporada, la 2018-2019, el Sevilla arrasó a la Real en una incomprensible desconexión en la segunda parte, después de una primera mitad en la que no fue inferior a los locales. De hecho, al descanso se llegó con 1-1. Marcó Sarabia en el minuto 25 y empató Oyarzabal apenas tres minutos después. Pero tras pasar por los vestuarios la Real desapareció. Tres tantos de Ben Yedder en apenas 13 minutos, entre el 48 y el 61, liquidaron cualquier opción de puntuar en el Sánchez Pizjuán, y el gol en propia puerta de Oyarzabal acabó de rematar una noche aciaga. El propio Oyarzabal, en el minuto 77, puso el 5-2 definitivo, sin que sirviera para maquillar un pobrísimo partido de los de Imanol, de largo el peor de la temporada, y que veía cómo en este punto de la Liga se le escapaba el tren europeo, cuando tenía opciones de entrar de lleno en esa pelea y superar a lo que entonces parecía un rival directo.

miércoles, septiembre 25, 2019

PREVIA Real Sociedad - Alavés. Reale Arena, día 2

Barrentexea debutó la pasada temporada ante el Alavés.
Después de un arranque fantástico del campeonato, con el único borrón de San Mamés, la Real ha alcanzado en solo cinco partidos posiciones de Champions. Y ojo, que lo ha hecho jugando cuatro de sus partidos fuera de casa y con cuatro de los ocho primeros clasificados de la temporada pasada entre sus cinco primeros rivales. La clave, por tanto, vuelve a estar donde siempre, en hacer del estadio propio el fortín deseado, empezando desde ya (jueves, 21.00 horas, Reale Arena, Gol). El rival viene entrenado por la mano de un reciente viejo conocido, Asier Garitano, pero lo que importa es lo que hagan los de casa. Imanol está armando un equipo fuerte y con variantes en el que parece haber una competencia feroz. Y así se afronta la primera semana de tres partidos, con la eterna incógnita de las rotaciones. Se hagan o no, esto es Reale Arena, día 2. A partir de aquí toca seguir escribiendo la historia.

Era previsible que Imanol decidiera esconder sus cartas lo más posible dado el horario del partido, que se juega en casa y no implica desplazamiento y, por qué no decirlo, por ser Garitano el entrenador del equipo rival, aunque esta Real tenga tantos nombres que no tenía la suya. Lo único cierto es que la Real tiene una única baja por lesión, la de Illarramendi. Y que Sagnan, a tenor de lo que ha dicho Imanol, todavía no tiene opciones de entrar en la convocatoria. Dicho de otra manera, tendrá que realizar hasta cuatro descartes por decisión técnica, en un nuevo quebradero de cabeza para sacar todo el rendimiento posible a su plantilla. Zaldua y Portu, que acabaron el partido ante el Espanyol con molestias, no tendrán ninguna problema para formar parte de la lista. Y habrá que estar atentos en esta semana de tres partidos a su Pardo va a contar con su primera oportunidad, siquiera desde el banquillo, o no.

Si la visita del Alavés al Reale Arena no fuera en una semana de tres partidos, lo más normal es que Imanol tratara de acercarse lo más posible a la repetición del equipo que tan buenas sensaciones dejó en el RCDE Stadium para llevarse los tres puntos, pero las rotaciones seguramente se asomarán. Moyá en teoría continuará bajo palos, con Remiro esperando todavía su primera oportunidad. Da la sensación que Zaldua o Monreal, más probablemente el canterano, podrían descansar. Si es así, Aritz y Gorosabel se jugarían el lateral diestro y, si opta por el primero, Le Normand entraría en el centro junto a Llorente. Guevara podría tener su oportunidad en el centro del campo junto a Merino y Odegaard, para dar así descanso a Zubeldia. Parece que también continuarán en el once Oyarzabal y Willian José, y Portu dejaría su sitio bien a Barrenetxea o a Januzaj, con más opciones a priori para el primero. No se pueden descartar más sorpresas, pero tampoco parece probable que, más allá de esos tres cambios, pueda haber una revolución en el once pensando en el Sevilla.

La Real arrancó la jornada en la cuarta posición, zona Champions, con diez puntos, solo uno menos que los dos equipos que lideran la clasificación, el Athletic y el Real Madrid. Su rival, el Alavés, ocupó tras los cinco primeros partidos la decimotercera posición con cinco puntos, uno más que los equipos que cierran la zona de descenso. La Real, que busca su tercera victoria consecutiva y la segunda en su estadio, solo ha jugado un partido en casa y por el momento puede presumir de haberlo ganado y de no haber encajado ningún gol en su remozado estadio. El Alavés, que afronta su segundo derbi vasco a domicilio consecutivo, todavía no sabe lo que es ganar fuera de casa, empató a uno contra el Getafe y perdió 2-0 ante el Athletic. El equipo de Asier Garitano es el que menos goles ha marcado, apenas dos, junto con el colista Leganés. La Real, con siete tantos, es el quinto más anotador y el cuarto menos goleado, habiendo dejado de hecho su portería a cero en la mitad de los partidos disputados.

Real Sociedad y Alavés se han enfrentado en suelo donostiarra en veinte ocasiones, catorce de ellas en Primera. De los enfrentamientos en la máxima categoría del fútbol español, ocho de saldaron con victoria txuri urdin, dos con triunfo visitante y los cuatro restantes fueron empates. La mayor goleada realista data de la temporada 1931-1932, cuando se produjo un 4-1 con tantos de Cholín, Bienzobas, Chivero y Garmendia. Las dos victorias del Alavés fueron por la mínima, y la más clara fue la de la temporada 2001-2002, por 1-2. El cuadro estadístico se completa con seis encuentros en Segunda División, categoría en la que el Alavés nunca ha ganado en San Sebastián. Cinco de esos partidos acabaron con victoria txuri urdin y el restante finalizó en empate. De los últimos cinco encuentros entre estos dos equipos, la Real venció en cuatro y perdió el último.

Efectivamente, la pasada temporada, la 2018-2019, el Alavés se llevó los tres puntos de Anoeta en lo que, curiosidades de la vida, acabó siendo el último partido de Asier Garitano en el banquillo realista. El partido se decidió por un único gol que llegó a los once minutos de juego, cuando Calleri remató de cabeza una jugada que arrancó en el portero alavesista y en el que el equipo visitante avanzó sin ninguna oposición txuri urdin. La Real apenas fue capaz de reaccionar con tímidos intentos desde fuera del área de Theo y Januzaj. La única ocasión clara del partido llegó en el minuto 88, cuando Oyarzabal peinó en el interior del área un centro desde la derecha y el balón se marchó rozando el palo derecho de la portería alavesista. La única buena noticia del partido fue el debut de Barrentxea, unos pocos minutos que sirvieron para presentar en sociedad a la última perla realista, el último potrillo al que dio paso Garitano.

sábado, septiembre 21, 2019

PREVIA Espanyol - Real Sociedad. Una gran oportunidad

Oyazabal, en el partido de la pasada temporada.
Afronta la Real una gran oportunidad en su visita al Espanyol (domingo, 14.00 horas, RCDE Stadium, Movistar La Liga). Su valioso triunfo ante el Atlético de Madrid le ha llevado, en solo cuatro jornadas, a las posiciones por las que tiene que luchar a final de temporada, las europeas, y lo ha hecho además dejando luces en tres partidos y sombras solo en uno. Es una ocasión de dar un golpe sobre la mesa y apostar con firmeza por seguir la estela de los de arriba habiendo jugado solo un partido como local y habiendo peleado ya contra cuatro de los ocho primeros clasificados de la pasada temporada. Y, sobre todo, puede consolidar la bocada de ilusión que se ha despertado después de la soberbia presentación en el Reale Stadium, el nuevo y remozado Anoeta. No hay que olvidar que fue precisamente el Espanyol el equipo que le arrebató a los realistas la opción de jugar en Europa esta misma campaña, lo que añade un toque de emoción adicional al choque.

Y aunque todavía haya alguna que otra duda, Imanol da con su convocatoria una nueva demostración de que cualquier cosa es posible antes de un partido. La noticia para esta jornada es que Januzaj se queda fuera de la convocatoria. Viendo el rendimiento sobre el césped en los primeros partido no tendría que sorprender, pero a nadie se le escapa que el belga tendría que estar llamado a ser una de las estrellas del equipo. En su lugar entra Barrenetxea, al que apenas hemos podido ver en la presente temporada hasta el momento. Los demás, los mismos que estuvieron ante el Atlético de Madrid. Illarramendi es la única baja médica, aunque a Sagnan casi se le podría considerar dentro de ese grupo, ya que no entrará en el grupo en algunas semanas precisamente por la lesión que sufrió en vísperas del inicio de la Liga. El apartado de facto Pardo junto con Aihen Muñoz y Gorosabel son los otros descartes técnicos.

Es muy tentador pensar que Imanol puede repetir el once que superó con creces al líder Atlético de Madrid. De ser así, Moyá estaría bajo palos, con Zaldua y Monreal en los laterales y Llorente y Aritz Elustondo en el centro. La medular la ocuparían Zubeldia, Merino y Odegaard. Y en el tridente de ataque repetirían Oyarzabal, Portu e Isak. ¿Opciones para que el técnico txuri urdin revise esta alineación? Muchas, aunque no da la sensación de que pueda haber sorpresas en defensa. En el centro del campo, Zurutuza tiene opciones de entrar, y da la sensación de que sería por Merino en el caso de que Imanol buscara algo diferente por esa zona, y en ataque Barrentxea tiene sus opciones y el debate estaría entre Willian José e Isak. Más claros candidatos para el banquillo parecen Remiro, que aún no ha debutado, Le Normand y Guevera.

La Real arrancó la jornada en la séptima posición, ya con puntuación europea, siete puntos que surgen de sus dos victorias, en Mallorca y en el estreno del Reale Arena ante el líder, el Atlético de Madrid, y su empate en Valencia. El equipo txuri urdin suma cuatro puntos a domicilio, habiendo ganado, empatado y perdido ya en sus tres partidos lejos de San Sebastián. El Espanyol no ha empezado bien la temporada y bordea los puestos de descenso, es decimoséptimo con cuatro puntos.  El equipo catalán ganó su primer partido la pasada jornada, 1-2 en Eibar, después de haber perdido sus dos partidos como local, además sin haber conseguido marcar un gol. Los dos de Ipurua, de hecho, son sus únicos goles hasta la fecha del torneo. La Real en cambio, solo ha dejado de marcar en un partido, en el derbi en San Mamés, y ha dejado su portería a cero en dos de los cuatro encuentros disputados.

En total, Espanyol y Real Sociedad se han visto las caras en suelo catalán en 71 ocasiones, de las que 69 tuvieron lugar en Primera División. El balance es favorable a los periquitos, con 34 victorias. La Real, en cambio, ha sumado once triunfos y 24 empates. La estadística, no obstante, ha cambiado bastante desde que el equipo espanyolista abandonó Sarriá. En el RCDE Stadium han sido nueve los partidos disputados y la igualdad es casi absoluta, se rompió de hecho la pasada temporada a favor de los locales, que suman cuatro victorias, por tres de la Real y dos empates. La mayor goleada de la Real al Espanyol, de hecho, se produjo en este estadio, 0-5 en la temporada 2015-2016, con dos goles de Jonathan y uno de Vela, Oyarzabal y Reyes. El 6-1 de las campañas 1932-1933 y 1943-1944 es la victoria más clara del Espanyol. El cuadro estadístico se completa con un empate en Segunda, en la 1962-1963, y una victoria de la Real en el play off de permanencia en la 1954-1955.

La pasada temporada, la 2018-2019, Espanyol y Real se vieron las caras en la última jornada, una final por alcanzar la séptima plaza y, por tanto, el billete para las previas de la Europa League. Ambos dependían de un tropiezo del Athletic, que se produjo, y el factor determinante fue el lugar donde se celebró el partido. El RCDE Stadium se convirtió en una fiesta cuando los goles del Espanyol subieron al marcador, ya en la segunda parte y después de que en la primera se les anulara un tanto por fuera de juego. Tras una clara ocasión de Willian José en jugada de Barrentxea, Rosales adelantó al Espanyol en el minuto 58 con un disparo desde fuera del área que rozó precisamente en el delantero brasileño y descolocó a Rulli. Apenas ocho minutos más tarde, Wu Lei se plantó solo ante el argentino y le batió en su salida. Ese 2-0 fue el resultado definitivo, y la Real no tuvo opciones claras de meterse en un partido que solo pareció con opciones de ganar antes de moverse el marcador.

viernes, septiembre 13, 2019

PREVIA Real Sociedad - Atlético de Madrid. Kaixo Anoeta

Zubeldia, en el partido de la temporada pasada en Anoeta.
La modernidad del fútbol habrá conseguido que el estadio de la Real no lleve ya el nombre con el que nació, pero su bautismo en esta temporada hace especial el hecho de comenzar a verlo terminado, después de la grata sorpresa que todos nos llevamos la pasada campaña y del tiempo que hemos implorado para verlo sin pistas de atletismo. La Real reinaugura su casa (sábado, 18.30 horas, Reale Arena, Movistar La Liga) y lo hace ante uno de los rivales importantes de la Liga, el Atlético de Madrid, y con el inicio de un largo periodo sin su capitán, Asier Illarramendi, tras la lesión sufrida en el derbi. Y con la ilusión de saber si esta Real joven y cont antas caras nuevas va a conseguir esta temporada que su estadio sea el fortín que, para empezar, consolide el buen arranque, pese a la triste derrota en San Mamés, que ha sumado cuatro puntos para el equipo txuri urdin. En cualquier caso, Kaixo Anoeta, que muchos años de gloria te esperen.

Cada semana es una constante, va a haber tortas por entrar en la convocatoria. Y eso que hay dos lesionados que reducen las opciones de Imanol. Esas bajas, de sobra conocidas, son las de Illarramendi, cuya ausencia se intuye ya que será más prolongada de lo que se esperaba al principio, y Sagnan, que aún no ha debutado en partido oficial. Por tanto, el técnico realista tenía que hacer cuatro descartes y los cuatro son canteranos. No estarán ante el Atlético por decisión técnica dos laterales, Gorosabel y Aihen Muñoz, un centrocampista, Pardo, que no parece que vaya a tener hueco ni con la ausencia del capitán, y un atacante, Barrenetxea, que ahora mismo está lejos del protagonismo que se ganó a finales de la pasada campaña. En las incorporaciones, los nombres propios son los de Aritz Elistondo, Guevara y Monreal, que disfrutará de sus primeros minutos con la camiseta txuri urdin.

Aunque se haya hablado de esta jornada como la señalada para el debut de Remiro, da la impresión de que Moyá se mantendrá bajo palos. Montreal debutará como titular en la banda izquierda y la derecha será para Zaldua, quedando el centro para Llorente y, probablemente, Aritz. Zubeldia será el primer encargado de sustituir a Illarra, en un centro del campo que completarán con Merino y Odegaard, sin descartar tampoco la presencia de Zurutuza en el once. Por delante de ellos Oyarzabal es fijo, mientras que tanto Januzaj como Willian José han puesto en peligro su titularidad con sus flojas actuaciones hasta la fecha, con Portu e Isak haciendo méritos para colarse en el once inicial. Aunque Imanol se ha acostumbrado a darnos alguna que otra sorpresa, tienen más opciones de empezar el partido ante el Atlético en el banquillo Le Normand, Guevara y Sangalli.

Llega el líder invicto a Anoeta. El Atlético de Madrid suma tres victorias en tres partidos, el único conjunto que ha hecho pleno en la Liga española y por tanto primer clasificado con nueve puntos, dos más que sus primeros perseguidores. La Real, con una victoria, un empate y una derrota, todo en partidos disputados lejos de su estadio, se encuentra en la decimotercera posición con cuatro puntos. Todavía es pronto para sacar conclusiones de la clasificación, pero no conviene perder de vista que Europa está a un solo punto y que los puestos de descenso está ya a tres. El Atlético ha marcado al menos un gol en su tres partidos jugados y solo ha encajado en el último, en el Wanda ante el Eibar. La Real solo ha marcado dos goles, una cifra que solo supera las de los dos últimos clasificados, el Leganés, que ha marcado uno, y el Espanyol, que todavía no se ha estrenado.

Real Sociedad y Atlético de Madrid se han visto las caras en Anoeta en 67 ocasiones, siempre en Primera División, y casi la mitad de ellas, 34, se saldaron con victoria local. El cuadro madrileño puntuó en las restantes, con 19 triunfos y 14 empates. La Real logró su mayor goleada ante los colchoneros en la temporada 1951-1952, 6-1 con goles de Alsua, Barinaga, dos de Igoa y Ontoria. El 0-4 de las temporada 1984-1985 y 2011-2012 son en cambio las victorias más holgadas del Atlético en Donostia. Durante mucho tiempo Anoeta fue un escenario maldito para los madrileños, no ganaron hasta su decimotercera visita y perdió en diez de las doce primeras. Tras el ascenso, las cosas se han equilibrado mucho. Cierto es que el Atlético ganó en cinco de sus primeras seis visitas desde 2010, pero en las últimas cinco hay tres victorias de la Real.

La pasada temporada, la 2018-2019, el triunfo fue rojiblanco, y fue la primera derrota de Imanol desde que cogió por segunda vez los mandos del equipo txuri urdin. El partido, de pocas ocasiones, comenzó torcido para la Real por la temprana lesión de Willian José, y se solucionó a balón parado, de la manera más dolorosa para el equipo txuri urdin. A la media hora, Morata hizo el primer gol de cabeza, rematando un córner sin oposición después de que el balón fuera peinado en el primer palo. El propio Morata hizo el segundo solo tres minutos después, también con la testa pero esta vez tras el saque de una falta lateral a cargo de Koke. La expulsión del propio Koke por doble amarilla con media hora por jugar dio algo de intriga al partido, pero la Real nunca pareció demasiado cerca de la remontada y sus pocos intentos serios los desbarató un Oblak soberbio como siempre. Con el partido muy abierto, el Atlético también dispuso de alguna opción para ampliar el 0-2 que al final ya no se movió más.

lunes, septiembre 09, 2019

Todos los ex realistas que siguen en activo en la temporada 2019-2020

Juanmi y Bautista, dos de los que han dejado la Real este verano.
Ya está cerrado el mercado de fichajes y es un buen momento para localizar a todos los jugadores que han dejado la disciplina de la Real Sociedad y siguen todavía en activo. La lista ha aumentado con respecto a la temporada pasada, hasta los 59 futbolistas, gracias al alto número de bajas que ha tenido la plantilla realista este verano, entre jugadores que ya no pertenecen al club, cedidos que han vuelto a sus clubes de origen para buscar nuevos destinos y futbolistas que todavía tienen contrato con la entidad txuri urdin y que han sido prestados a otros conjuntos, un total de siete.

Confirmando la tendencia de las últimas temporadas, sigue subiendo el número de ex jugadores de la Real que encuentran acomodo en la Primera División española. Si la pasada campaña fueron doce, en esta son quince, gracias al ascenso de Osasuna y alguna cesión. Precisamente el equipo navarro y el Athletic es donde más antiguos jugadores de la Real veremos, dos en cada una de esas dos plantillas, con Raúl Navas y Fran Mérida vistiendo la camiseta rojilla e Iñigo Martínez y Yuri la rojiblanca. Donde sí baja la representación con pasado txuri urdin es en Segunda División, ya que esta temporada solo arrancan en la categoría de plata ocho ex realistas, cuando hace un año eran diez. El Numancia será el equipo con más viejos conocidos, allí está cedido Alex Sola y han recalado Héctor Herández y Alain Oyarzun.

Las notas exóticas vienen por los jugadores que militan en categorías de menor relevancia. Quizá el nombre más destacado sea el de Carlos Martínez, que juega con el Burgos en el mismo grupo de Segunda B que el Sanse y comparte vestuario con Alex Albistegi, y la mayor rareza sea la de Paco Sutil manteniéndose en el CD Martos, que juega en Preferente. En cuanto a la presencia internacional, se nota que las cosas han cambiado mucho al constatar que donde más ex realistas habrá será en la liga chipriota, nada menos que cuatro, sin olvidar que la todavía y desde hace muchos años emergente NLS norteamericana, en la que Calros Vela se ha convertido en el jugador más valioso.

Hay también una lista importante de jugadores que han pasado por la Real, además de futbolistas sin equipo todavía pero sin haber anunciado que cuelgan las botas. Entre ellos destacan Jonathas, Liasine Cadamuro, Gorka Elustondo o Borja Viguera. En este grupo no se encuentran ya esta temporada tres que han colgado las botas recientemente. Uno de ellos es un canterano del que se esperaba que fuera estrella y que apenas llegó a jugar con el primer equipo, lastrado por una grave lesión, Oskitz Estefanía, y dos son extranjeros con los que Miguel Ángel Lotina reforzó a la Real que descendió en 2007, Víctor López y Germán Herrera.

De los últimos 24 entrenadores que ha tenido la Real Sociedad, desde que el galés John Toshack aterrizó en San Sebastián, menos de una tercera parte tienen un banquillo en el que sentarse esta temporada. Hay técnicos en activo que no han encontrado acomodo, como Eusebio tras su descenso con el Girona, David Moyes o Chris Coleman, otros que han pasado a los despachos como José Mari Bakero en el Barcelona o el propio Roberto Olabe en la Real. Otros viviendo experiencias exóticas, como el propio Toshack en Marruecos, Juanma Lillo en China o el ínclito Miguel Ángel Lotina en Japón. E incluso el curioso salto de Gonzalo Arconada al fútbol femenino, en la Real también, y habiendo conquistado ya una Copa de la Reina. Y una circunstancia curiosa y poco habitual, en Primera hay tres técnicos con experiencia en el banquillo de la Real, el propio Imanol en el equipo txuri urdin, Jagoba Arrasate en Osasuna y Asier Garitano en el Alavés.

Esta es la lista completa de ex jugadores realistas que militan en otros equipos, también los cedidos y los entrenadores que han pasado por el banquillo de Anoeta que están en activo en estos momentos.

Jugadores
Abreu, Sebastián: Club Atlético Boston River (Uruguay)
Albistegi, Alex: Burgos
Bardají, Ander: SD Ejea
Bautista: KAS Eupen (Bélgica)
Bravo, Claudio: Manchester City (Inglaterra)
Bruma: PSV Eindhoven (Holanda)
Cadamuro, Liassine: Sin equipo
Callens, Alex: New York City FC (Estados Unidos)
Canales, Sergio: Betis
Capilla, Eneko: Asteras Tripolis (Grecia)
Carlos Martínez: Burgos
Chory Castro: Club Nacional (Uruguay)
De la Bella, Alberto: Las Palmas
Demidov, Vadim: Stabaek IF (Noruega)
Elustondo, Gorka: Sin equipo
Esnaola, Josu: Sin equipo
Finnbogason, Alfred: Augsburgo (Alemania)
Fran Mérida: Osasuna
Garrido, Javi: Real Unión
Gaztañaga, Jon: AEL Limassol (Chipre)
Granero, Esteban: Espanyol
Griezmann, Antoine: Fútbol Club Barcelona
Héctor Hernández: Numancia.
Héctor Moreno: Al-Gharafa (Catar)
Hernández, Iker: Club San José (Bolivia)
Hervías, Pablo: Valladolid
Iñigo Martínez: Athletic
Jonathas: Sin equipo
José Ángel: Eibar
Juanmi: Betis
Kevin Rodrigues: Leganés
Markel Bergara: Getafe
Merquelanz, Martín: Mirandés
Mikel González: AEK Larnaca (Chipre)
Navas, Raúl: Osasuna
Nsue, Emilio: Apollon Limassol (Chipre)
Odriozola, Álvaro: Real Madrid
Olazabal, Oier: Levante
Oyarzun, Alain: Numancia
Ramírez, Toño: AEK Larnaca (Chipre)
Reyes, Diego: Tigres UANL (México)
Riesgo, Asier: Girona
Ros, Javi: Zaragoza
Rulli, Gerónimo: Montpellier Herault ( Francia)
Sandro Ramírez: Valladolid
Sangalli, Marco: Oviedo
Sarpong, Jeffrey: Sin equipo
Seferovic, Haris: Benfica (Portugal)
Sio, Giovanni: Genclerbirligi Ankara (Turquía)
Sola, Alex: Numancia
Sutil, Paco: Martos CD
Theo Hernández: Milán (Italia)
Vaughan, David: Sin equipo
Vela, Carlos: Los Angeles FC (Estados Unidos)
Víctor Casadesus: FC Andorra.
Viguera, Borja: Sin equipo
Yuri Berchiche: Athletic
Zubikarai, Eñaut: Auckland City FC (Nueva Zelanda)

Entrenadores
Asier Garitano: Alavés
Gonzalo Arconada: Real Sociedad femenina
Jagoba Arrasate: Osasuna
John Toschak: Wydad Casablanca (Marruecos)
Juanma Lillo: Quingdao Huanghai (China)
Miguel Ángel Lotina: Cerezo Osaka (Japón)
Philippe Montanier: RC Lens (Francia)