jueves, octubre 19, 2017

Tercer hito goleador histórico de la Real de Eusebio

Los realistas celebran el 0-6 ante el Vardar.
Suele suceder que con el paso de los años se valoran más las cosas. Y da la sensación de que dentro de un tiempo daremos mucha más valía a lo que estamos viviendo ahora mismo. El 0-6 logrado por la Real Sociedad ante el Vardar se ha convertido en el tercer hito goleador que la Real de Eusebio Sacristán escribe con letras de oro en las páginas del libro de historia del club txuri urdin. El tercero. Como si fuera fácil lograr uno. Y no olvidemos que Eusebio llegó a la Real hace dos años. Curiosamente, los tres récords, uno de ellos igualado, le emparentan con la Real de Bernd Krauss, una de las que más grato recuerdo ha dejado en el tiempo.

Efectivamente, este 0-6, firmado con un repoker de Willian José (no veíamos uno en la Real desde que Vela hizo los cuatro goles de la remontada en Anoeta al Celta, 4-3, en noviembre de 2013) y sendos tantos de Oyarzabal y De la Bella, es la mayor goleada lograda por la Real en competiciones europeas. Cuando el delantero brasileño convirtió su cuarto gol, de hecho era ya la primera ocasión en que el equipo realista hacía cinco goles fuera de casa en el Viejo Continente. El anterior registro era el 2-4 logrado en la temporada 1998-1999 ante el Sparta de Praga, con Krauss como entrenador y goles de Kovacevic por partida doble, Aldeondo y De Pedro.

Este resultado bate pero no deja sin efecto los otros dos récords goleadores que tiene la Real de Eusebio. Esta misma temporada, en la  misma Europa League, se logró ante el Rosenborg la victoria más abultada lograda como local, un 4-0 logrado con dos goles de Llorente, otro de Zurutuza y uno más en propia puerta de Skjelvic. Esta goleada  del equipo de Eusebio superó por un tanto al equipo de Krauss, que en la mencionada UEFA 1998-1999 había logrado el hasta entonces triunfo europeo más abultado logrado en San Sebastián, el 3-0 ante el Dinamo de Moscú, con doblete de Kovacevic y un tanto más de De Paula. Atotxa nunca vio grandes goleadas europeas y el marcador más holgado fue de 2-0, al Inter en la UEFA de la temporada 1979-1980, al Celtic de Glasgow y al Sporting de Portugal en la Copa de Europa 1982-1983 y al Vitoria de Guimaraes en la UEFA 1992-1993.

Y el tercer récord con el que cuenta la Real de Eusebio es el de la mayor goleada como visitante en Primera División, el 0-5 logrado en febrero de 2016 ante el Espanyol, con dos tantos de Jonathas y uno respectivamente de Vela, Oyarzabal y Diego Reyes. En esta ocasión, Eusebio no consiguió superar a Krauss, solo igualar el 0-5 que el equipo dirigido por el alemán logró en la temporada 1997-1998 en Oviedo, con dos goles de De Paula, y uno de Idiakez, De Pedro y Kovacevic. Para ver un resultado superior a estos 0-5 o a este 0-6 hay que retroceder nada menos que a la temporada 1946-1947, cuando una Real en Segunda División superó por 0-7 al Barakaldo, un marcador firmado por Pérez, Vázquez, Campos en tres ocasiones, Castivia y Ontoria. No obstante, el récord goleador de la Real a domicilio fue el 0-8 que endosó, también el Segunda a la madrileña Agrupación Deportiva Ferroviaria en la temporada 1942-1943, con tres goles de Bidegain y Unamuno y dos más de Ontoria.

miércoles, octubre 18, 2017

PREVIA Vardar - Real Sociedad. Hoy es ese día

Xabi Prieto, en el partido ante el Zenit.
Que nadie se engañe por la falta de conocimiento del rival, la visita al Vardar en Skopje (jueves, 19.00 horas, Filip II de Macedonia, beIN Max 1) es el día. Es el día clave para encarrilar la clasificación para la próxima ronda de la Europa Ligue. El Vardar es la cenicienta del grupo y ha perdido, además con claridad, sus dos partidos anteriores. Si Zenit y Rosenborg han sumado los tres puntos ante el conjunto macedonio, la Real no puede ser menos. Toca ganar. Toca recuperar la misma senda que se recuperó en la Liga ante el Alavés, la de un equipo que cree en sus posibilidades, que sale a por todas y que conjuga dinamita arriba con seguridad atrás. Toca ganar y ganar bien, no vaya a ser que los goles tengan algo que ver en las opciones de clasificación final. La Real ahora mismo es segundo y busca cerrar la primera vuelta de esta frenética y corta liguilla al menos en esa posición, que da derecho a seguir vivo en la competición. Europa no espera a nadie y los de Eusebio tienen que recuperar las buenas sensaciones de la primera jornada.

Para ello, hay cara y cruz en la convocatoria de Eusebio ante este trascendental encuentro en Skopje. Vuelve Iñigo Martínez, lo que tendría que servir para apuntalar la firmeza defensiva recuperada en Vitoria, pero por otro lado se caen del grupo Odriozola y Juanmi, los damnificados del encuentro de Mendizorroza. Como el técnico desplaza a Macedonia a 20 jugadores, dos tendrán que ver el partido desde la grada. Uno de ellos será el tercer portero, Zubiaurre si no hay ningún percance con los dos de la primera plantilla, y el otro es una auténtica incógnita, pero bien podría ser uno de los cuatro centrales que forman parte de la expedición, en la que se cuela Gorosabel, llamado a suplir a Odriozola no solo en la lista sino que puede que también en el once titular.

Aunque lo previsible era que no hubiera demasiadas rotaciones, lo cierto es que a Euserbio no le va a quedar más remedio que hacer algunos cambios. Rulli seguirá bajo palos. Si Iñigo está para jugar, la duda está en su acompañante, con papeletas para los tres, Navas, Elustondo y Llorente. Gorosabel actuará por la derecha, sin descartar tampoco a Elustondo en ese puesto, y puede ser que De la Bella vuelva a tener una oportunidad en la izquierda. Illarramendi y Xabi Prieto parecen fijos en el centro del campo, y Zubeldia parece que podría tener continuidad, aunque tampoco es descartable que Pardo vuelve a ser titular en Europa. Y en el ataque un Oyarzabal en plena forma y Willian José parecen fijos y el otro puesto se lo jugarán entre Vela y Januzaj.

Tras las dos primeras jornadas de la Europa League, la Real ocupa la segunda posición del grupo L, es decir, una de las dos que da acceso a la siguiente ronda. Pero lo hace por average, ya que tiene tres puntos, los mismos que el Rosenborg. El liderato del grupo lo ostenta el Zenit, que es el único conjunto que ha ganado los dos primeros partidos. El farolillo rojo lo ocupa el Vardar, que suma sus partidos por derrotas. El Zenit ha sido el artífice de la única derrota como visitante del equipo txuri urdin, 3-1 en la segunda jornada, y de la del Vardar como local, en la primera y por 0-5. Mientras la Real es séptima en la Liga española, con 13 puntos en ocho jornadas, el Vardar en la competición macedonia es segundo con 19 puntos en diez jornadas, aunque con dos partidos menos que el líder, el Shkendija 79, que cuenta con seis puntos más.

La Real nunca ha jugado en Macedonia, y de hecho solo hay un precedente en repúblicas de la antigua Yugoslavia, el 1-0 ante el Partizán de Belgrado de la Copa de la UEFA de la temporada 1990-1991, que precedió a una dolorosa eliminación por penaltis tras haberse producido el mismo resultado en la ida en Atotxa. La Real ha jugado 35 partidos como visitante en competiciones europeas y solo ha ganado ocho de ellos, el último el 2-3 de la previa de la Europa League 2015-2016 ante el Aberdeen. En las tres fases de grupos que ha afrontado la Real a lo largo de su historia, las dos de Champions de la 2003-2004 y la 2013-2014 y la actual de la Europa League, el equipo donostiarra acumula siete partidos lejos de Anoeta y solo ha ganado uno, el 1-2 ante el Galatasary de la primera de estas liguillas, con goles de Kovacevic y Xabi Alonso.

viernes, octubre 13, 2017

PREVIA Alavés - Real Sociedad. Un derbi para rehabilitarse

Rulli, el mejor el pasado año en Mendizorroza.
¿Qué puede haber mejor que un derbi para rehabilitarse? Pues eso es lo que se encuentra la Real tras un parón de selecciones en el que han brillado sus internacionales con la visita al Alavés (sábado, 18.30 horas, Mendizorroza, beIN La Liga). Y el partido es peligroso. Porque llega la Real como el equipo más goleado de la Liga junto al Eibar, después de cuatro jornadas sin ganar y con la sensación de que cada tiro que sufre la portería de Rulli acaba en gol. El Alavés, con ilusiones renovadas tras su primera victoria, busca sumar su primer punto en Mendizorroza, donde cuenta sus partidos por derrotas. Rachas y sensaciones encontradas que, en un derbi, cobran todavía más relevancia. Toca rehabilitarse en defensa, en victorias y también en los derbis, después de que la pasada temporada la Real acumulara demasiados resultados negativos en sus duelos ante Athletic, Eibar y Alavés. Y toca rehabilitarse en su fútbol sin uno de sus termómetros, Zurutuza.

Esa es la gran pregunta del once que dispondrá Eusebio en Mendizorroza y que ha empezado a responder ya desde la convocatoria, a pesar de desplazar 19 jugadores por las molestias de Canales y de la duda de si Vela, sin entrenar, está para entrar en el equipo. El técnico txuri urdin ha decidido contar solo con los jugadores del primer equipo disponibles, descartando la opción de que puedan entrar Guevara o Gorostidi. El elegido para completar el centro del campo saldrá de entre Pardo y Zubeldia. A pesar de la ausencia de Iñigo Martínez, que no termina de estar a punto, la otra duda está en el centro de la zaga. Todo lo demás que cambie Eusebio estará motivado por entrar en una nueva semana de tres partidos.

El estado de forma de Rulli no parece que vaya a alejarle de momento de la titularidad. La defensa la formarán Odriozola y Kevin en los laterales y dos de los tres centrales disponibles. Difícil saber si el suplente será Llorente, máximo goleador del equipo; Elustondo, que descansó ante el Betis; o Navas, que no tuvo un regreso afortunado. Dado que ya hay un cambio obligado en el centro del campo, Illarramendi y Xabi Prieto parecen innegociables. Pardo o Zubeldia, como se ha dicho, completarán esta línea. Y en ataque, a la espera del descarte, parece que jugarán Oyarzabal, Juanmi y Willian José, con Vela, Januzaj y Bautista en la recámara como opciones ofensivas si el partido se tuerce.

A pesar de su mala racha, la Real es octava con diez puntos, eso sí, tres por debajo de la zona europea que ahora mismo cierra el Betis y cuatro por encima del descenso, marcado por el Eibar. Su rival, el Alavés, es penúltimo con apenas tres puntos y ya ha cambiado de entrenador, ahora dirigido por el italiano Gianni di Biasi. El equipo txuri urdin llega a este encuentro después de cuatro jornadas sin ganar, aunque frenó sus tres derrotas consecutivas con el empate en Anoeta ante el Betis. Fuera de casa, la Real suma dos victorias y una derrota, solo tienen más puntos como visitantes los equipos que han hecho pleno, el Barcelona, el Atlético y el Real Madrid. El Alavés ha perdido sus tres partidos como local, aunque, con su relevo en el banquillo, rompió en campo del Levante, por 1-2, las seis derrotas consecutivas con las que inició la Liga. La Real ha marcado fuera los mismos goles que el Alavés ha encajado en casa, siete. Mendizorroza solo ha cantado un gol, en el 1-2 ante el Madrid.

Hay 18 precedentes, doce de los cuales han tenido lugar en Primera División. La ventaja es para el Alavés, que ha ganado seis de esos duelos, por cuatro victorias de la Real y dos empates. No hay grandes victoria para el conjunto txuri urdin, que siempre que ganó fue por la mínima y nunca anotando más de dos goles. El 1-2 fue el resultado de sus dos primeras visitas a Vitoria, en las temporadas 1930-1931 y 1931-1932. Tampoco el Alavés ha firmado una gran goleada ante la Real, y el 3-1 de la campaña 2005-2006 es su triunfo más holgado. El cuadro estadístico lo completan seis partidos en Segunda, con tres victorias para cada equipo. Ojo, porque entre Primera y Segunda son ya seis las visitas que encadena la Real a Mendizorroza sin ganar y para encontrar la última victoria hay que remontarse al 0-1, gol de Jaureig, de la 2000-2001.

La pasada campaña, la 2016-2017, la Real encadenó en Mendizorroza su segunda derrota consecutiva en un derbi tras la de la jornada anterior en Anoeta contra el Athletic, y se esfumó la posibilidad histórica de sumar cuatro victorias consecutivas como visitante. El Alavés venció por 1-0, gol de Deyverson al filo del descanso y con todo merecimiento. La Real fue incapaz de crear peligro en la portería de Pacheco y el Alavés, sin necesidad de arrollar al equipo de Eusebio, sí generó el suficiente peligro como para ganar y para que Rulli fue el mejor jugador sobre el campo. La nefasta jornada, solo animada por el debut de Gurudi, la completó la expulsión de Granero. Un Del Cerro Grande con la piel demasiado fina interpretó una caída dentro del área como un intento de engañarle para que pitara penalti, a pesar de que no lo protestó y se levantó rápidamente para tratar de seguir jugando. Fue su segunda amarilla y tuvo que dejar el campo, cercenando la escasa reacción de la Real.

viernes, octubre 06, 2017

La Real se consolida como sexto equipo histórico de la selección española

Odriozola, último debutante de la Real en la selección.
Álvaro Odriozola ya es internacional español. Se ha convertido en el 46º jugador que ha vestido la camiseta de la selección siendo futbolista de la Real Sociedad. De esta manera, el club txuri urdin se consolida como el sexto que más jugadores ha aportado al combinado a lo largo de toda su historia. Sea por cuestión política, porque su presencia internacional coloca a las perlas realistas en el punto de mira de los grandes clubes europeos o por las muchas lesiones con las que los jugadores regresan de estos compromisos, no todo el mundo disfruta viendo a los realistas, pero este dato resalta la importancia que tiene el club en el fútbol español.

Son, efectivamente, 46 los futbolistas de la Real que han vestido la camiseta de la selección española. Por encima del equipo donostiarra solo figuran en esta clasificación histórica cinco equipos más. Domina este ránking el Fútbol Club Barcelona (128), y le siguen el Real Madrid (121), el Athletic (99), el Atlético de Madrid (89) y el Valencia (70). Pasará mucho tiempo para que la Real pueda tener siquiera la oportunidad de colarse entre los cinco primeros viendo la distancia que separa su registro del que ostenta el Valencia, pero el debut de Odriozola al menos sirve para mantener con cierta holgura la sexta posición en esta tabla, ya que por detrás están el Espanyol, con 43 internacionales, y el Sevilla, que suma 38.

Hay que poner en valor esta aportación, sobre todo si tenemos en cuenta que la Real no es precisamente el sexto equipo en la clasificación histórica de la Liga, sino el octavo. Y también hay que tener en cuenta otras variables, como el hecho de que en la época en la que los partidos de selecciones se han multiplicado, lo que hace que se multiplique también el número de oportunidades para futbolistas, la Real tuvo una larguísima ausencia. Casi pasó una década entre el único partido internacional de Aitor López Rekarte, en septiembre de 2004, y el debut de un nuevo jugador txuri urdin con la selección, el de Iñigo Martínez en agosto de 2013. El citado Iñigo, Asier Illarramendi, Juanmi (aunque no haya ido a la selección desde que fichó por la Real) y ahora el propio Odriozola son los jugadores de la actual plantilla txuri urdin que han debutado con el combinado español.

A este dato hay que sumar otro del que sentirse todavía más orgulloso. Gipuzkoa, la provincia más pequeña, es en cambio la segunda que más futbolistas ha aportado a la selección española a lo largo de su historia. En total, y al margen de su pertenencia a la Real, han sido 78 los jugadores de este pequeño territorio que han vestido esta camiseta. Solo le supera Vizcaya, con 101, y Gipuzkoa puede presumir, con el debut de Odriozola, de haber superado a Barcelona, que suma 77, y de mantenerse holgadamente por encima de Madrid, que ha tenido 73 hasta la fecha.

sábado, septiembre 30, 2017

PREVIA Real Sociedad - Betis. Reacción ineludible

Vela hizo el 1-0 al Betis de la temporada pasada.
Estamos todavía en septiembre, queda mucha temporada, muchos puntos y muchos retos. Pero la reacción es ineludible. Tiene que llegar ya. Y tiene que hacerlo, curiosamente, en el mismo partido de la temporada pasada, la visita del Betis (domingo, 12.00 horas, Anoeta, beIN La Liga). Tiene que llegar porque no puede agrandarse una racha tan negativamente histórica como la que ha encadenado la Real, cuatro derrotas consecutivas, tres en Liga y en una Europa League, encajando al menos tres goles en cada uno de esos encuentros. Para quien no lo sepa, la anterior ocasión en la que el equipo txuri urdin sufrió algo así fue, ojo, en 1935. Si el equipo no es consciente de la magnitud de ese dato, es que el fútbol moderno es más pernicioso de lo que muchos ya creen. Toca reaccionar, en un Anoeta sin grada en su fondo y con escaso descanso tras el descalabro ante el Zenit. Pero toca reaccionar, todo lo demás da igual.

La lista de Eusebio para recibir al Betis denota que algo pasa con Pardo y con Agirretxe. El centrocampista cometió el grave error del primer gol del Zenit en su primera titularidad de la campaña y eso ha hecho que se hable mucho de él, a pesar de que reaccionó con entereza y no fue de lo peor en el partido europeo. El delantero no está contando prácticamente nada después de haber vuelto de su grave lesión, y Bautista está claramente por delante de él. Ambos se quedan fuera de la convocatoria para esta jornada por decisión de Eusebio. Son, de hecho, los únicos a los que el técnico ha descartado. Verán el partido desde la grada junto a los lesionados, Carlos Martínez, Iñigo Martínez y Januzaj, que regresó tocado del compromiso europeo del jueves.

Como ya está siendo tónica habitual, habrá cambios en el once. Rulli, a pesar de su terrible actuación ante el Zenit, seguirá seguramente bajo palos. En defensa, lo normal es que descanse Elustondo, que ha jugado todos los partidos hasta ahora, y que Navas regrese al once junto a Llorente. Los laterales serán Kevin Rodrigues y Odriozola, y lo normal es que repita el centro del campo ya clásico de Eusebio, el que forman Illarramendi, Zurutuza y Xabi Prieto. Arriba son seguros Oyarzabal y Willian José, a los que el técnico realista reservó en el choque europeo, y el otro puesto se lo juegan entre Vela, que regresa a la lista, y Juanmi. Toño, De la Bella, Zubeldia, Canales y Bautista  parecen destinados a ocupar plaza de inicio en el banquillo.

A pesar de sus tres derrotas consecutivas en Liga, la Real arrancó la jornada en la octava posición con los nueve puntos que logró en las tres primeras jornadas, a dos de la zona europea que ahora mismo cierra el Real Madrid. El Betis, por su parte, es quinto con doce puntos. Las rachas, contrapuestas. Los de Eusebio llevan tres jornadas sin sumar y dos partidos perdidos de manera consecutiva en Anoeta, donde solo ha caído el Villarreal y donde Real Madrid y Valencia se han llevado los tres puntos. El Betis, en cambio, ha ganado sus tres últimos partidos, dos en su estadio y entre medias en el Santiago Bernabéu. Doce equipos han sumado más que la Real como locales y solo cinco, incluyendo los tres en zona de descenso, han encajado más goles en su propio estadio. El Betis marca poco, dos goles como visitante, pero como visitante solo ha dejado de marcar en el Camp Nou. Sus derrotas, eso sí, han sido por dos goles de diferencia. No son goleadas pero sí son marcadores claros.

Son 47 los duelos en San Sebastián entre Real Sociedad y Betis. De ellos, 43 han sido en Primera División, con 25 triunfos para el equipo txuri urdin, cinco para el verdiblanco y doce empates. En dos ocasiones se produjo la mayor goleada realista, 6-0, la primera en la temporada 1961-1962, con tres goles de Villa y uno por cabeza de Echarri, Rivera y Herrera, y la segunda en la 1971-1972, con dobletes de Boronat y Ansola y un gol más de Urreisti y Arzak. El 0-4 de la campaña 2003-2004 es, por contra, el peor correctivo sufrido por la Real ante el Betis. Los andaluces llevan desde entonces sin ganar en Anoeta. En los ocho encuentros jugados en Primera en ese tiempo, cuatro victorias de la Real y otros tantos empates. La estadística se completa con cuatro encuentros en Segunda División, con pleno txuri urdin de victorias.

La pasada temporada, la 2016-2017, la Real venció con merecimiento pero por la mínima. El equipo de Eusebio venía de un dubitativo inicio de temporada, y le costó sacar adelante el partido, pero lo hizo con solvencia, con dominio territorial y con protagonismo de sus hombres destacados. El marcador no se movió en la primera mitad por las paradas de Adán y Rulli y por la nefasta actuación del colegiado Trujillo Suarez, que se comió un penalti a Oyarzabal y muchas faltas y tarjetas. Fue en la segunda parte cuando la Real se salió. Convirtió a Adán en el mejor del partido, con más precisión que acumulación de disparos, después de que Vela aprovechara un excelente centro de Oyarzabal para poner el definitivo 1-0 en el marcador. El juego, comandado por Illarra, Zurutuza y el propio Oyarzabal fue sobresaliente por momentos e impidió cualquier reacción del Betos. Solo faltó contundencia arriba para finiquitar antes el duelo, pero la Real ganó y ganó bien.

miércoles, septiembre 27, 2017

PREVIA Zenit - Real Sociedad. Europa para reencontrar el camino

Celebrando la victoria ante el Rosenborg.
Vuelve Europa. La Real regresa a la Europa League (jueves, 19.00 horas, Krestovski, beIN Max 1) después de tres derrotas consecutivas en la Liga y esperando que la competición continental le sirva para reencontrarse con el camino que había generado tanta ilusión en los primeros tramos de la presente temporada. El Zenit, un rival acostumbrado a jugar en Europa y que incluso tiene dos trofeos de la UEFA en sus vitrinas, va a ser el equipo a batir de este grupo L en el que cayó la Real. Jugar en Rusia es un desafío interesante y que medirá la capacidad de reacción del equipo txuri urdin, incluso con las bajas con las que todavía contará para este encuentro, después de una semana muy complicada. En juego está además el liderato del grupo, y a nadie se le escapa que una victoria en territorio ruso allanaría muchísimo el camino hacia la clasificación para los dieciseisavos de final.

Eusebio, fiel a su política de rotaciones de la presente temporada, viaja a Rusia con todo lo que tiene. Y eso no incluye a Iñigo Martínez y a Carlos Vela. Lo del central era previsible, pero la ausencia del mexicano ha sido toda una sorpresa, después de quedarse ya fuera de la lista para afrontar el choque liguero ante el Valencia. Ambos se quedan en San Sebastián junto al otro lesionado, Carlos Martínez. La buena noticia para Eusebio es que Navas parece ya dispuesto para volver. En la expedición, de la que tres jugadores (contando con Zubiaurre, tercer guardameta) tendrán que quedarse fuera cuando el técnico decida la convocatoria definitiva, se cuela de nuevo Gorosabel. Lo normal, no obstante, es que sea el descartado si Navas está finalmente para formar parte de la lista y que el otro jugador que se quede fuera sea uno de los delanteros, con más opciones para Bautista, o incluso Pardo, que debutó ante el Valencia en la presente temporada con los minutos finales del encuentro.

El once es toda una incógnita, pero siendo el Zenit el rival más duro del grupo parece más que probable que Eusebio apueste por lo más parecido a su once de gala. Así, Rulli estará bajo palos. Los laterales serían Odriozola y Kevin, aunque no es descartable que se cuele De la Bella por su mayor experiencia europea. Si Navas no está para jugar, lo harán Llorente y Elustondo, no da la sensación de que el técnico realista vaya a repetir la apuesta por Zubeldia en ese puesto mientras tenga centrales naturales. Por delante de ellos, parece seguro que estarán Illarramendi, Zurutuza y Xabi Prieto, con lo que el propio Zubeldia y Pardo tendrán que esperar para conseguir minutos. Y en ataque, Oyarzabal y Willian José da la sensación de que son fijos y de que el puesto restante se lo disputarán Januzaj, Juanmi y Canales, en función del plan de juego que tenga Eusebio.

Zenit y Real Sociedad se juegan en este encuentro el liderato del grupo L. El conjunto ruso superó por 0-5 al Vardar, un gol más de los que logró el equipo txuri urdin ante el Rosenborg, al que ganó por 4-0. Además de estos dos equipos, solo el Slavia praga en el A, el Atalanta en el E, el Steaua en el G, el Olympique de Marsella en el I, el Ostersunds en el J pueden presumir de haber ganado en la primera jornada y haber dejado su portería a cero. Y ese dato es importante, habida cuenta de que la Real ha encajado nueve goles en los tres últimos partidos de Liga, tres derrotas que han empañado el espectacular arranque liguero del equipo. Europa, no obstante, es otra historia, y ahora mismo el conjunto entrenado por Eusebio tiene una espléndida oportunidad de dar un golpe en la mesa, encauzar la clasificación y recordarnos lo que hace tan solo una semana todos teníamos claro: que esta Real puede hacer cosas grandes.

Será la tercera vez que la Real pise territorio ruso en sus aventuras europeas. En las dos anteriores, recuerdos muy dispares. La primera de ellas fue la visita en la Copa de la UEFA de la temporada 1998-1999 al Dinamo de Moscú, al que venció por 2-3, aunque los locales estuvieron cerca de empatar después de que el equipo de Bernd Krauss se pusiera con un 0-3 en el marcador. Aquella eliminatoria la finiquitó la Real ganando 3-0 en Anoeta, en lo que hasta hace un par de semanas era la mayor goleada europea de la historia txuri urdin. La segunda, la dramática eliminación en Krasnodar en la última ronda previa de la Europa League de la campaña 2014-2015, con un 3-0 que hizo insuficiente el 1-0 del partido de ida que se llevó a Rusia la Real. En las dos fases de grupos que ha jugado la Real, la segunda jornada también deja recuerdos contrapuestos. En la Champions de la 2003-2004, brillante victoria por 1-2 ante el Galatasaray. En la de la temporada 2013-2014, injusta derrota en el último minuto por 2-1 ante el Bayer Leverkusen.

miércoles, septiembre 20, 2017

PREVIA Levante - Real Sociedad. Pensar en grande

Vela, bigoleador en la última visita al campo del Levante.
Lo ha dicho Eusebio en la previa del partido (jueves, 22.00 horas, Ciudad de Valencia, beIN La Liga), hay que pensar en grande. Es significativo que lo diga después de la primera derrota, aunque para él las sensaciones fueran mucho más positivas de lo que realmente ofreció la Real ante el Real Madrid. Y es una muy buena idea. Pensar a lo grande ayuda a conseguir metas grandes. Willian José lo ha dicho muy claro tras renovar al mencionar la Champions. Y Xabi Prieto lo dijo en la pretemporada al hablar de títulos. Pensar en grande implica ser ambiciosos ante cualquier rival, aunque la Real no lo terminara de ser ante el campeón de Liga y de Europa, y en cualquier campo. El del Levante, después de dos victorias consecutivas como visitante, va a ser una buena prueba de fuego para esa ambición que denotan estas manifestaciones y que tiene que convertirse en puntos.

Parece evidente que Eusebio va a continuar con su política de rotaciones, pero no va a poder realizar todas las que seguramente tenía en mente. La inclusión de Gorosabel para dar descanso a Odriozola parece ir en esa línea. Lástima que Pardo haya tenido otro percance médico que le impide convertirse en el primer relevo de un centro del campo que todavía no ha podido rotar por las continuas ausencias del riojano y la lesión todavía no recuperada de Guridi. Zubeldia es, de esta manera, el único relevo posible, y tiene sus opciones de entrar en el once. Las rotaciones también se ven en la convocatoria, y esta vez Agirretxe vuelve a quedarse fuera para que entre Bautista, en el relevo que parece que va a ser natural durante toda la temporada.

Rulli, obviamente, continuará bajo palos. En defensa la rotación puede llegar en los laterales, con una nueva oportunidad para De la Bella en lugar de Kevin y con el debut de Gorosabel para que Odriozola coja aire y a la espera de que llegue Carlos Martínez. Los centrales, sin más opciones ya que ni Navas ni Iñigo se han recuperado, serán Elustondo y Llorente. Si Zubeldia entrara, podría hacerlo por cualquier de los tres titulares habituales, Illarramendi, Zurutuza y Xabi Prieto. Con Oyarzabal todavía ausente, en ataque lo normal es que Willian José sigue siendo el 9, y que por detrás regresen Juanmi y Vela, ya que el mexicano fue uno de los destacados ante el Real Madrid. En principio, Toño, Canales, Januzaj y Bautista apuntan a suplentes de inicio, pero hay muchas opciones de sorpresa en el once de Eusebio.

La derrota ante el Real Madrid ha privado a la Real del coliderato, pero no ha sacado a los de Eusebio de la zona Champions. El equipo txuri urdin acabó la cuarta jornada en tercera posición, con nueve puntos, tres por debajo del líder, el Barcelona, uno por detrás del segundo, el Sevilla, y uno por encima del cuarto y el quinto clasificado, Real Madrid y Atlético respectivamente. Su rival, el Levante, es octavo y sigue invicto, con una victoria y tres empates. La Real comparte con el Barça el honor de ser el equipo más goleador por ahora del campeonato, once tantos a favor. El conjunto donostiarra, a pesar de que ya ha inaugurado su casillero de derrotas, cuenta sus salidas por victorias, 2-3 en Vigo y 2-4 en Riazor, mientras que el equipo levantino no sabe aún lo que es perder como local, ganó al Villarreal 1-0 y empató contra el Deportivo a dos y contra el Valencia a uno.

Si la historia jugara, la Real tendría un problema. En ocho ocasiones ha jugado contra el Levante en su estadio en Primera División, ha perdido cinco, ha empatado dos y ha ganado solo una, la última, el 0-4 de su última visita, en la temporada 2015-2016. Lo curioso es que, mientras la estadística es muy negativa, la historia reciente sí jugaría a su favor, porque sus tres resultados positivos han llegado en las tres últimas ocasiones en las que ha pisado el Ciudad de Valencia. Eso sí, la derrota más abultada que ha sufrido el equipo txuri urdin en este escenario tampoco es que fuera una gran goleada, es el 2-0 de la temporada 2006-2007. El cuadro estadístico lo completan cuatro encuentros en Segunda, con dos victorias para cada equipo, y un choque en la fase de ascenso de la temporada 1939-1940 que se saldó con victoria clara de la Real por 0-3.

Efectivamente, en su última visita la Real consiguió ganar por primera vez en el campo del Levante en Primera División y lo hizo a lo grande. No es nada descabelleado decir que aquel fue uno de los mejores partidos de la era de David Moyes. El partido se puso pronto de cara. Un formidable cambio de juego de Agirretxe lo aprovechó Vela para encarar a Rubén y marcar después de que su primer disparo lo rechazara el portero. Rulli sostuvo la ventaja y Agirretxe la amplió pasada la media hora cabeceando un sensacional pase de Xabi Prieto. El intento de reacción del Levante tras el descanso lo frenó de nuevo Rulli. Illarramendi fue el autor del tercer gol, desviando una volea de Chory Castro. Y cerró el marcador Vela, remachando a gol una brillante cadena de pases entre Zurutuza, el mejor del partido, y Chory que cruzó el área levantinista de un lado a otro.

sábado, septiembre 16, 2017

PREVIA Real Sociedad - Real Madrid. Pasos para la historia

Zurutuza, en el partido ante el Madrid de la pasada campaña.
Quién sabe si esta arranque de Liga acabará siendo recordado como algo grande, pero lo que está claro es que la Real está dando pasos para la historia. El equipo txuri urdin nunca ha ganado los cuatro primeros partidos de una Liga. Su récord es tres, y cuando lo hizo acabó ganando el título. Para ver victorias en los cuatro primeros partidos oficiales, algo que alcanzó el conjunto dirigido por Eusebio con su brillante debut en la Europa League, hasta el año 1944 nada menos. Y llega nada menos que el campeón de Liga y de Europa, el Real Madrid (domingo, 20.45, Anoeta Movistar Partidazo). Con bajas, sí, pero es el Real Madrid. La Real también tiene ausencias, pero el partido será de poder a poder. Sin complejos. Sin miedos. Porque la Real está convencida de que está en el camino de algo. Lo logrará o no, pero hasta hoy la trayectoria es tan irreprochable que parece imposible no confiar en los once jugadores de txuri urdin que saltarán al campo este domingo.

Ya han entrado en juego las rotaciones anunciadas por Eusebio en la primera semana de tres partidos, con lo que hay muchos puestos en los que el técnico realista podría sorprender. No parece que eso vaya a suceder en defensa, donde la única duda vuelve a estar en la izquierda. Rulli estará bajo palos. Elustondo y Llorente volverán a ser los únicos centrales disponibles, ya que Iñigo no se ha recuperado a tiempo, y en la derecha Odriozola sigue siendo la única opción mientras Carlos Martínez completa su puesta a punto. Para completar la defensa, Kevin parece tener más opciones que De la Bella en el flanco izquierdo. Viendo los cambios de Eusebio ante el Rosenberg, parece obvio que el centro del campo será el de gala: Illarramendi, Zurutuza y Xabi Prieto.

En la línea de ataque es donde Eusebio tiene más opciones, pero todo parece indicar que los elegidos serán Willian José, Juanmi y Januzaj, toda la pólvora posible sobre el campo. Juanmi, por cierto, busca anotar por cuarta jornada consecutiva. Dado que Oyarzabal se mantendrá fuera del grupo por la lesión que sufrió con la selección Sub-21 y que Navas también sigue fuera de combate, al igual que Guridi, Eusebio tenía que hacer un único descarte por razones técnicas. Ahí también está rotando, y si en Europa fue Bautista el que tuvo unos minutos, ahora es Agirretxe el que vuelve al grupo. Da la sensación que el banquillo por tanto lo formarán Toño, De la Bella como único defensa y sin ningún central como recambio, Pardo, Zubeldia, Canales, Vela y Agirretxe.

La Real arranca la jornada como colíder. Solo el Barcelona ha sido capaz de igualar su ritmo de tres victorias en tres encuentros y la diferencia de goles, +9 para el Barcelona y +6 para el equipo txuri urdin, es lo que decide el liderato. Pero la Real es, ojo, el equipo que más goles ha marcado de toda la Liga, diez. Su rival, el Real Madrid, llega a Anoeta después de dos empates consecutivos en casa y una victoria en su única salida, 0-3 en Riazor. Si la Real ganara, dejaría al Real Madrid a siete puntos de distancia. El equipo realista no ha encajado ningún gol como local, el madridista ninguno como visitante. Y la marca para la historia obliga a los de Eusebio a ganar: si lo hacen superarán el mejor arranque, el de la Real de la temporada 1981-1982, que logró vencer en los tres primeros partidos a Real Madrid, y Cádiz en Atotxa y al Betis a domicilio y solo pudo sumar un empate a cero ante Las Palmas como visitante.

No es el Real Madrid un rival cómodo para la Real. De los 70 partidos de Liga jugados hasta ahora en San Sebastián, todos ellos en Primera, solo 21 acabaron con victoria realista, por 28 del conjunto madridista y 21 empates para cerrar la estadística. Desde el ascenso de la Real en 2010, Anoeta solo ha visto un triunfo txuri urdin, el 4-2 de la temporada 2014-2015, y el Real Madrid se ha acostumbrado a ganar en el estadio donostiarra, lo hizo en cinco de esas últimas siete visitas. 6-2 es el triunfo más abultado logrado por la Real ante los madridistas, fue en la temporada 1950-1951, con hat trick de Igoa y un tanto por cabeza para Caeiro, Epi y Basabe. La mayor goleada encajada por la Real es el 1-5 de la campaña 1992-1993, en el último de estos duelos disputado en el desaparecido campo de Atotxa.

La pasada campaña, el Real Sociedad - Real Madrid se produjo en la primera jornada de Liga. Y mientras el equipo madridista llegó al duelo muy enchufado, el txuri urdin parecía estar todavía de pretemporada. Tanto fue así, que a los dos minutos ya ganaban los visitantes. Un centro muy cómodo desde la banda derecha encontró un cabezazo a placer de Bale desde el punto de penalti. Rulli ni lo vio. No pasó gran cosa en toda la primera mitad, pero aún así el Madrid se fue al descanso con un ya definitivo 0-2. Un balón en largo de Varane fue suficiente para desnudar a la defensa realista, a la que Asensio superó con tanta facilidad como levantó el balón ante la salida del guardameta argentino. Y ya en el último instante del encuentro, Bale hizo su segundo gol de la tarde tras encarar completamente solo a Rulli, regatearle y empujar el balón a placer. 0-3 y tan fácil que parecía mentira.

miércoles, septiembre 13, 2017

PREVIA Real Sociedad - Rosenborg. Europa, allá vamos

Xabi Prieto celebra el último gol europeo en Anoeta.
Cuando Juanmi se elevó al cielo de Vigo y conectó aquel cabezazo que llevó a la Real a Europa,  todos pensamos ya en ese momento, el que nos llega ahora, el debut en la Europa League (jueves, 21.05, Anoeta, beIN Sports Max 4). La Real vuelve a las competiciones europeas, y lo hace debutando en la fase de grupos de esta competición, con un clásico europeo como es el Rosenborg como rival y con ganas de demostrar en el Viejo Continente algo que no ha podido dejar claro en sus últimas comparecencias, que el equipo txuri urdin tiene el potencial y ahora también la ilusión por hacer algo grande. Las tres victorias en Liga hacen que los de Eusebio, a pesar de los problemas en defensa, lleguen con velocidad de crucero y de mantener la ola de optimismo que se ha desatado en la parroquia realista. Europa, allá vamos

Ante el Depor, Eusebio no puso en práctica la anunciada política de rotaciones que en teoría veremos este año, porque los únicos cambios fueron los obligados por ausencias médicas. La convocatoria para el encuentro contra el Rosenborg no da ninguna pista nueva en ese sentido, puesto que el técnico txuri urdin ha convocado a los todos los jugadores disponibles y a Guevara. Es decir, que hay veinte nombres en la lista, de los que dos se caerán antes de comenzar el encuentro. Se puede dar casi por seguro que uno será el de Bautista, porque al conformar el grupo de 18 sí ha habido rotación con Agirretxe y este fue el que no estuvo en Riazor. El otro probablemente saldrá de entre Pardo y Guevara. La noticia, de momento, es que ni Iñigo ni Oyarzabal llegan para el debut europeo, y harán compañía en la grada a Carlos Martínez, Raúl Navas y Guridi.

En realidad, se antoja complicado que haya muchos cambios. Atrás solo hay una opción para las rotaciones, que es la del lateral zurdo, donde la experiencia de De la Bella podría imponerse a la juventud de Kevin. Rulli es fijo en la portería y en la derecha y en el centro no hay más opciones de las que tirar, ya que jugarán Odriozola, Llorente y Elustondo, que forzará después del golpe sufrido en Riazor. No habrá centrales en el banquillo, y eso es un riesgo importante. Parece seguro que el centro del campo que forman Illarra, Zurutuza y Prieto se mantendrá también. El margen para las modificaciones es más amplio en el ataque. Willian José sí parece seguro que se mantendrá, pero junto a él pueden jugar Januzaj y Juanmi, como en Riazor, pero también Vela podría tener su primera oportunidad como titular. Más complicado parece que Canales entre en el once inicial o incluso que Agirretxe se cuele entre los elegidos.

La Real solo tiene una experiencia en la Europa League con las dos rondas previas que disputó en la temporada 2015-2016. En Anoeta, eso sí, ganó los dos partidos de ese corto periplo por la competición en su primera participación. Fases de grupos solo ha protagonizado dos el equipo txuri urdin a lo largo de su historia, ambas en Champions, y el bagaje es desigual. Si en la campaña 2003-2004 Anoeta no vio ninguna derrota (una victoria y dos empates), en la 2013-2014 no vio ninguna victoria (un empate y dos derrotas). En Anoeta, la Real siempre ha debutado en la competición europea con victoria: 1-0 al Sparta de Praga en la 1998-1999, 1-0 al Olympiacos en la 2003-2004, 2-0 al Olympique de Lyon en la 2013-2014 y 2-0 al Aberdeen en la 2015-2016. La Real no gana un estreno europeo como local desde la Recopa de la temporada 1987-1988, cuando empató a cero con el Slask Wroclaw, y fue en San Mamés.

El último partido europeo que ha visto Anoeta hasta ahora fue en la mencionada Europa League de la temporada 2013-2014. El rival fue el Kranodar ruso, de infausto recuerdo por lo que sucedió en el encuentro de vuelta, una durísima eliminación que tuvo muchas consecuencias. En San Sebastián, no obstante, la Real ganó el partido por un corto 1-0. El gol lo hizo Xabi Prieto en el minuto 71, al aprovechar el rechace de la defensa de un centro de De la Bella desde la izquierda. La Real empezó muy bien el partido, tuvo claras ocasiones de marcar en sendos cabezazos de Markel y del propio Xabi, pero con el paso de los minutos fue diluyéndose y permitió que el Krasnodar tuviera algunas ocasiones claras, incluso una jugada que acabó en gol tras una buena parada de Zubikarai que el colegiado anuló por un fuera de juego inexistente. La renta de la Real fue justa, corta y, al final, insuficiente ante el 3-0 que sufrió en tierras rusas.

martes, septiembre 12, 2017

Europa, la asignatura pendiente

Vela, golazo en la última gran noche europea, ante el Olympique.
Viendo lo que ha sucedido en las últimas décadas, Europa es claramente la gran asignatura pendiente de la Real Sociedad, y hay que decirlo sin tapujos. Ya no estamos en aquellos años en los que los largos y extenuantes viajes condicionaban las eliminatorias de una manera definitiva o en los que el desconocimiento del rival hacía que cualquier equipo supusiera una amenaza real, independientemente de la escasa potencia de su liga o su propio nivel futbolístico. Ya no estamos en ese fútbol. Y la Real está obligada a entenderlo y a subsanar esa deuda que tiene con su propia historia. Por supuesto que ha habido noches mágicas en Europa, eso no lo duda nadie, y participaciones notables en alguna competición. Pero si vemos qué ha sucedido en los últimos tiempos podemos concluir sin problema que a la Real le falta una hazaña europea que, al menos, se acerque a aquellas míticas semifinales de la Copa de Europa que sirvió de colofón a la trayectoria del equipo campeón de los años 80.

Cojamos únicamente la historia de la Real desde que dio el salto a Anoeta. En ese periodo desde las finales de 1994, en esos 24 años, hasta seis equipos de la Liga española han levantado al menos un título europeo. Los dos grandes no han fallado, el Real Madrid ha ganado seis Champions y el Barcelona cuatro y una Recopa. A eso hay que sumar las cinco Europa Leagues (dos todavía como Copa de la UEFA) que ha ganado el Sevilla, las dos del Atlético de Madrid, la Copa de la UEFA que levantó el Valencia y la Recopa del Zaragoza. Si sumamos la presencia en finales, ya estamos hablando de diez equipos, sumando a Athletic de Bilbao, Espanyol, Alavés y Mallorca. Y si bajamos un escalón más, hasta las semifinales, hay que añadir a Celta, Villarreal, Osasuna, Deportivo y Tenerife.

Por decirlo de forma clara, quince equipos españoles han jugado al menos una semifinal europea mientras la Real solo ha sido capaz de alcanzar, en dos ocasiones, los octavos de final. El equipo txuri urdin llegó a esa ronda en dos de las cuatro participaciones europeas de esos años, en la Copa de la UEFA de la temporada 1997-1998, con Bernd Krauss como entrenador y la triste noche del asesinato de Aitor Zabaleta como cierre de una brillante competición a cargo del equipo txuri urdin (recordamos poco que Darko Kovacevic fue el máximo goleador de aquella UEFA a pesar de que la Real no llegara a las rondas finales), y en la Champions League de la 2003-2004, con Raynald Denoueix en el banquillo y aquella eliminación en Lyon ante un Olympique que superó con relativa facilidad a la Real.

No estamos hablando de imposibles. No se trata de logros al alcance de los clubes más poderosos de la Liga. Hay tres equipos hoy en Segunda y uno más en Segunda B que saben lo que es estar a las puertas de una final europea. La Real no. No desde aquella traicionera actuación de un árbitro en Hamburgo nada menos que en 1983. Y eso desafía a toda lógica. La Real tiene que dar un paso estratégico importantísimo, que es su presencia habitual en las competiciones europeas. Ese primer paso ya lo ha dado, a punto de comenzar su tercera participación en cuatro años en los torneos de la UEFA. Ahora queda pasear con grandeza el nombre de la Real por el viejo continente. Nada de simplemente disfrutar. El disfrute ya solo puede venir de hacer cosas grandes, de tener ambición y de aprobar por fin esta asignatura pendiente.

domingo, septiembre 10, 2017

Juanmi, números de escándalo

Juanmi celebra su gol en Riazor, tercero de la temporada.
Cada día que pasa resulta más fácil elogiar a Juanmi, un fichaje que llegó casi de tapadillo, después de un año frustrante en la Premier League, siendo incapaz de hacer un solo gol en el Southampton en 22 partidos de Liga. Pero cada partido que juega en la Real su relación con el gol es más estrecha. Y eso, para el equipo de Eusebio, es oro puro. Su fichaje no despertó la ilusión de una superestrella, ni mucho menos, pero sus números son ya de auténtico escándalo. Ante el Deportivo ha firmado su tercer gol en esta Liga, lo que ya le convierte en el mejor artillero del equipo txuri urdin. Ya lo fue en su primera campaña con la camiseta txuri urdin, gracias a sus once goles en la Liga, aunque Willian José hiciera uno más que el malagueño en esa competición, y los cuatro que sumó en la Copa del Rey. Pero el camino que lleva en esta segunda temporada es bestial. Los números lo demuestran.

Puede parecer sencillo esto de empezar la Liga marcando en las tres primeras jornadas, como ha hecho Juanmi ante Celta, Villarreal y Deportivo, , pero en la Real, en Primera División, es algo que solo se había producido en seis ocasiones antes de esta. Lo hizo Paco Bienzobas, el mítico primer máximo goleador de la Liga, en la temporada 1928-1929 (ante Athletic, Atlético de Madrid y Barcelona); Gastón en la 1949-1950 (Espanyol, Athletic y Nastic); Teré en la 1959-1960 (Valencia, Espanyol y Zaragoza); Villa en la 1961-1962 (Tenerife, Barcelona y Athletic); Karpin en la 1995-1996 (Atlético de Madrid, Sporting y Sevilla); y Kovacevic en la 2002-2003 (Athletic, Espanyol y Betis). Pero Juanmi es el primero que marca en esas tres primeras jornadas y colabora en tres triunfos de la Real.

La media por minutos jugados es apabullante. En la pasada Liga, Juanmi hizo 11 goles en los 1.831 minutos que jugó, lo que da una media de un gol cada 166,4 minutos. En la presente, lleva ya tres goles en 232 minutos. Uno cada 77,3 minutos. Para que nos hagamos una idea de lo que esto supone, no tenemos más que mirar a los mejores registros de la historia de la Real. En la temporada 1994-1995, Kodro hizo 25 goles, la mayor cifra de un jugador txuri urdin en Primera, en los 3.070 minutos que disputó, lo que supone un tanto cada 122 minutos. Nihat, en la 2002-2003, marcó 23 tantos en 3.001 minutos, uno cada 130,4 minutos. Kovacevic, en la misma temporada, 20 goles en 3.034, una diana cada 151,7. Satrústegui logó su mejor registro en la Liga 1978-1979, 20 goles en 2.589 minutos, uno cada 129,4.

El fútbol ha cambiado desde que estos goleadores marcaron época, pero Juanmi lleva un camino imparable. Sobre todo porque el malagueño no termina de ser un titular indiscutible en la Real. Este año sí ha arrancado la temporada siendo un fijo en el once en los tres partidos que lleva el equipo, pero la pasada campaña apareció en el equipo inicial solo en 19 de los 35 que jugó. Es impresionante lograr los números que tiene el realista con ese papel en el equipo, deslumbrando con sus desmarques de ruptura, marcando goles de pillo, con una calidad que descoloca a sus rivales y siendo un hombre gol que no juega de 9. Su imagen está ya unida para siempre a la historia de oro de la Real con aquel tanto en Vigo en el descuento que nos llevó a Europa por la puerta grande, pero su trayectoria empieza a ser sencillamente salvaje.

sábado, septiembre 09, 2017

PREVIA Deportivo - Real Sociedad. Rotaciones para defender el liderato

Carlos Martínez lamenta la goleada de la pasada temporada.
Se anuncian cambios. La apuesta de Eusebio de formar un equipo lo más inamovible posible, que es la que llevó a la Real a Europa, tiene que dejar paso irremediablemente a las rotaciones en una temporada en la que habrá muchas semanas de tres partidos y rachas tan intensas como la que el equipo txuri urdin arranca esta jornada (domingo, 12.00 horas, Riazor, beIN La Liga). Jornada, por cierto, que es especial porque los de Eusebio defienden el liderato. No es una cuestión baladí, puesto que hace catorce años que no se daba esa circunstancia, y parece que alcanzar la primera posición ha consolidado la ilusión con la que la parroquia realista afrontaba esta temporada después de la brillante clasificación europea de hace tan pocos meses. El arranque liguero, dos de dos, algo que solo hizo el equipo bicampeón de los 80, puede convertirse en histórico si la Real vence en Riazor, con lo que el partido tiene atractivos de sobra.

Da la impresión de que Eusebio va a tener dos bajas importantes en su claro once tipo de la pasada campaña, con lo que las rotaciones arrancan por obligación. Raúl Navas, por una alevosa cama de un jugador del Villarreal, encima con el partido resuelto, que no se saldó ni siquiera con tarjeta amarilla, estará al menos un par de semanas de baja, aunque el parón internacional ha venido bien en ese sentido. Afortunadamente, su ausencia coincide con el regreso de Iñigo Martínez. Y Oyarzabal, por un golpe sufrido con la selección sub-21, romperá una racha de 51 partidos consecutivos sobre el césped y 19 meses después no podrá jugar. Estas dos ausencias son el arranque de la nueva filosofía de Eusebio, que asume que tendrá que rotar y dar uso a toda su plantilla para afrontar la temporada. No habrá revolución en Riazor, pero sí se presume algún otro cambio. ¿Cuál o cuáles? Eso es lo difícil de aventurar.

Rulli, desde luego, estará bajo palos, y con Iñigo Martínez y Odriozola fijos en defensa solo podría haber cambios en las otras dos posiciones de la zafa. No parece, en todo caso, que esta sea una línea en la que haya más cambios de los necesarios, con lo que jugarían Kevin por la izquierda y Elustondo como compañero de Iñigo por el centro, dejando a Llorente todavía a la espera de su debut. La media sí parece que la seguirán formando Illarramendi, Zurutuza y Xabi Prieto. Y en ataque, si no hay sorpresas, el sustituto de Oyarzabal será Januzaj, que se estrenaría así con la Real. Junto a él repetirán Juanmi y William José, que han empezado la temporada con el modo goleador muy enchufado, con dos tantos cada uno. Con las bajas de Carlos Martínez, aunque tiene ya el alta médica, y Guridi, Eusebio descartó otra vez a Rubén Pardo, y van tres de tres, y a Agirretxe, que deja su lugar a Bautista.

La Real, efectivamente, defiende el liderato en Riazor. Ocupa la primera plaza de la clasificación gracias a sus dos victorias por 2-3 en Vigo y 3-0 en Anoeta ante el Villarreal. Solo Barcelona y Leganés emularon el buen inicio realista de ganar los dos primeros partidos de la Liga, aunque los datos goleadores del equipo de Eusebio fueron los mejores de estos tres equipos. La clasificación todavía no arroja distancias significativas, pero la Real está ahora mismo dos puntos por encima de los equipos que quedan fuera de la zona europea. Solo la Real de la temporada 1981-1982 logró ganar los tres primeros partidos, con lo que hay aroma de récord. Su rival, el Deportivo, no ha empezado la temporada como le habría gustado, aunque arrancar en casa contra el Real Madrid no es fácil, qué se lo digan a la Real de la pasada campaña, y es uno de los ocho equipos que no conocieron la victoria en las dos primeras jornadas. Al comienzo de esta tercera ocupaba la decimoquinta plaza con un punto, el que logró con su empate de la segunda cita del campeonato en el campo del Levante.

En 41 ocasiones ha jugado la Real en tierras coruñesas, y hablamos de una de las plazas más negativas para el equipo txuri urdin. En Primera, 35 encuentros, de los que solo seis acabaron con victoria realista, con 19 triunfos para el Depor y diez empates. En los últimos tiempos, no obstante, Riazor asusta menos. De las últimas ocho visitas, la Real ganó en dos y empató en tres. Eso sí, no gana desde el 0-1 de la temporada 2012-2013, victoria que llevó al equipo donostiarra a la Champions League. La victoria más clara es un corto 0-2, el de la temporada 1969-1970, con goles de Gaztelu y Arambarri. La del Depor, el 5-0 de la campaña 1955-1956. El balance se completa con cuatro partidos en Segunda, en los que la Real nunca consiguió la victoria y solo un empate, y dos de play offs de ascenso, con un triunfo para cada equipo, siendo el 3-4 de la 1940-1941 el encuentro el que más goles ha marcado la Real en A Coruña.

Lo ha recordado Eusebio, la pasada temporada Riazor frenó de golpe y con contundencia a una Real en plena forma. El varapalo que se llevó el equipo txuri urdin fue de órdago, la mayor goleada sufrida en una temporada brillante. La baja de Zurtuuza afectó a los realistas de una manera imprevisible, y el baño comenzó desde el arranque. En el minuto 13, el Depor ya ganaba gracias a un gol de Sidnei, Iñigo Martínez hizo en propia puerta el segundo, y antes del descanso Andone hizo el tercero ante una desarbolada defensa txuri urdin. En el comienzo de la segunda mitad, Yuri encendió la llama de la esperanza con un buen gol tras una fantástica asistencia de Canales, pero fue un espejismo. Un penalti que no debió pitarse, por un claro empujón previo a Carlos Martínez, acabó siendo el cuarto gol del Depor, a pesar de que Rulli paró el lanzamiento de Babel. El rebote cayó a sus pies y en esa segunda ocasión no falló. Y ya hacia el final, Andone hizo el contundente 5-1 definitivo.

lunes, septiembre 04, 2017

Todos los ex realistas en activo de la temporada 2017-2018

Mikel González, uno de los últimos en despedirse de la Real.
Una vez cerrado el mercado de fichajes, rondan el medio centenar los futbolistas que algún momento han vestido la camiseta del primer equipo de la Real Sociedad y que hoy continúan su carrera profesional en otros lugares, ya desvinculados del equipo txuri urdin. Y eso que este año se han retirado ilustres futbolistas nacidos en la cantera de Zubieta como Xabi Alonso, que ha dejado la práctica del fútbol vistiendo la camiseta del Bayern Munich, y Jon Ansotegi, que ha disputado sus últimos encuentros defendiendo la del Mallorca, o extranjeros más o menos destacados de la historia reciente de la Real, como Carlos Buenos, que dijo adiós al despedirse del Santa Tecla, o Diego Ifrán, que jugó por última vez para el Sporting Cristal.

Son, en total, 47 los que engrosan esta lista de futbolistas ya desvinculados de la Real que sigan en activo. De los 24 que jugarán la temporada 2017-2018 en España, solo cinco lo harán en Primera División: Chory Castro, Granero, Griezmann, José Ángel y Oier Olazabal. El resto, en Segunda o categorías inferiores, siendo la nota más llamativa el hecho de que Diego Rivas siga jugando a sus 37 años en el Club Deportivo Manchego. Hablamos, lógicamente, de los jugadores que ya no tienen vinculación con la Real, porque de los cinco que el club tiene cedidos (incluyendo a Babic, que siendo jugador del Sanse militará este año en el Estrella Roja), tres sí que jugarán en la división de honor: Markel en el Getafe, Zaldua en el Leganés y Héctor Hernández en el Alavés.

La nota más curiosa en este apartado es que, por primera vez en mucho tiempo, el Athletic de Bilbao no tiene en su primera plantilla a un ex realista que haya debutado con el primer equipo. Balenziaga es lo que más se acerca, pero este nunca jugó en la Real, llegó hasta el Sanse. Iker Hernández, que el año pasado fichó por el filial bilbaíno, este año ha pasado a engrosar las filas del Burgos y Elustondo ha dejado el Athletic para emigrar a Colombia, a jugar en el Atlético Nacional que entrena Juanma Lillo.

En el extranjero habrá, por tanto, 23 ex realistas más, repartidos en once países diferentes. La mayor concentración, tres en cada uno, se da en cuatro ligas: las de Alemania (Bruma, Finnbogason y Jonathas), Francia (Cadamuro, Giovanni Sio y Yuri), Inglaterra (Bravo, Nsue y Vaughan) y Portugal (Fabio Felicio, Diego Reyes y Seferovic). ¿Curiosidades? Que Abreu siga jugando al fútbol, teniendo el récord Guinness de equipos profesionales en los que ha militado con 25, o que haya dos ex jugadores de la Real en la MLS americana, Callens y Demidov.

La mayor concentración de ex realistas en el mismo vestuario se vivirá en el del Zaragoza, donde este año jugarán Mikel González, Alain Oyarzun y Javi Ros. Defendiendo la camiseta del Real Unión habrá otros dos jugadores que han vestido la camiseta de la Real, Mikel Alonso y Josu Esnaola.

Esta es la lista completa de ex jugadores realistas que militan en otros equipos, también los cedidos y los entrenadores que han pasado por el banquillo de Anoeta que están en activo en estos momentos.

Abreu, Sebastián: Puerto Montt (Chile)
Albistegi, Alex: Mirandés
Alonso, Mikel: Real Unión
Bardají, Ander: Huesca
Bravo, Claudio: Manchester City (Inglaterra)
Bruma: Leipzig (Alemania)
Cadamuro, Liassine: Nîmes Olympique (Francia)
Callens, Alex: New York City FC (Estados Unidos)
Chory Castro: Málaga
Demidov, Vadim: Minnesota United FC (Estados Unidos)
Domínguez, Juan: Real Unión
Dramé, Boukary: Atalanta (Italia)
Elustondo, Gorka: Atlético Nacional (Colombia)
Esnaola, Josu: Real Unión
Estrada, Jonathan: Atlético Bucaramanga (Colombia)
Fabio Felicio: Olhanense (Portugal)
Finnbogason, Alfred: Augsburgo (Alemania)
Fran Mérida: Osasuna
Garrido, Javi: AEK Larnaca (Chipre)
Gaztañaga, Jon: Gimnàstic de Tarragona
Granero, Esteban: Espanyol
Griezmann, Antoine: Atlético de Madrid
Hernández, Iker: Burgos
Herrera, Germán: Rosario Central (Argentina)
Hervías, Pablo: Valladolid
Jonathas: Hannover 96 (Alemania)
José Ángel: Eibar
Mariga, McDonald: Oviedo
Mikel González: Zaragoza
Nsue, Emilio: Bimingham City (Inglaterra)
Olazabal, Oier: Levante
Oskitz Estefanía: Pasaia
Oyarzun, Alain: Zaragoza
Reyes, Diego: Oporto (Portugal)
Riesgo, Asier: Eibar
Rivas, Diego: Manchego
Ros, Javi: Zaragoza
Sangalli, Marco: Alcorcón
Sarpong, Jeffrey: Elazigspor (Turquía)
Seferovic, Haris: Benfica (Portugal)
Sio, Giovanni: Montpellie Hérault (Francia)
Sutil, Paco: Martos CD
Vaughan, David: Nottingham Forest (Inglaterra)
Víctor Casadesus: Tenerife
Víctor López: Instituto AC Córdoba (Argentina)
Viguera, Borja: Sporting
Yuri Berchiche: PSG (Francia)

lunes, agosto 28, 2017

¿Solo es el liderato en la jornada 2...?

Celebrando el gol de Prieto ante el Villarreal.
Es evidente que ser líder de Primera División en la segunda jornada es algo anecdótico. Estar en lo más alto de la tabla a estas alturas de la temporada no significa que la Real esté en la pista de salida para lograr algo grande. Pero esa valoración surge de la visión única que se nos impone desde unos medios que vigilan únicamente a los dos grandes, Real Madrid y Barcelona, una en la que en la segunda jornada de Liga se suman silbidos en un empate en casa en el caso del campeón y en la presentación del fichaje más caro de su historia en el caso del subcampeón. Si echáramos un vistazo a la historia, a nuestra historia, a la de la Real, quizá sí valoráramos más y mejor el excepcional arranque del equipo de Eusebio y lo que realmente significa.

Porque, sí, ser líderes en la segunda jornada no es algo épico, desde luego que no. ¿Pero cuántas veces ha sido líder la Real de la Liga en las 72 ediciones de la Liga que ya ha disputado, incluyendo la actual? La respuesta es 70. En 70 jornadas, la Real finalizó como líder. Pero ahora quitemos las cuatro temporadas más gloriosas de la trayectoria txuri urdin, las tres con las que alcanzó la gloria, de la 1979-1980 a la 1981-1982, y aquella que acabó con un subcampeonato tan memorable como injusto por lo que no se ganó ya en el siglo XXI, la 2002-2003. ¿Sabéis cuántas jornadas como líder nos quedan? Trece. ¿Y sabéis un dato más? Once de esos lideratos tuvieron lugar en los años 30. Quedan dos jornadas. La primera de la temporada 1986-1987, por ganar 4-0 al Cádiz, y la presente. O sea que muy frecuente no es esto de ver a la Real en la primera posición.

Tampoco es frecuente empezar la Liga con dos victorias consecutivas. ¿Sabéis cuántas veces lo ha hecho la Real en sus 72 Ligas en Primera? Cinco. La primera vez que lo hizo fue en la campaña 1979-1980, ganando 1-0 a Las Palmas y 0-1 al Athletic. La segunda, en la 1981-1982, con un 3-1 al Real Madrid y un 0-1 al Betis. La tercera, la única en la que no se consiguió un premio europeo al final de la competición, en la 1996-1997, superando por 1-0 y 0-1 a Sevilla y Valencia. Y la cuarta, la 2002-2003, con un 4-2 al Athletic y un 1-3 al Espanyol. La quinta vez, la quinta de 72 posibilidades, ha sido en la presente temporada, con el 2-3 en Vigo y el 3-0 al Villarreal. No, no se puede decir que ganar los dos primeros partidos sea algo que hayamos visto con frecuencia.

Pero es que hay otro dato de este arranque liguero que también nos muestra lo poco habitual que es el arranque liguero de la Real. No se le dio demasiada importancia a la doble remontada en Balaídos. ¿Pero sabéis cuándo fue la última vez que la Real ganó un partido en el que estuvo dos veces por debajo en el marcador? El 1 de noviembre... de 1981. Y también fue jugando como visitante. El Racing de Santander se puso 1-0 en el minuto 4, gol de Verón. Empató Kortabarria de penalti en el 13. El 2-1 lo hizo el mismo jugador del equipo cántabro en el minuto 24. La igualada la volvió a subir al marcador Satrústegui, en el 48. Y el 2-3 definitivo lo logró Periko Alonso en el 62. ¿A que ahora se ve de otra manera el 2-3 que certificaron Oyarzabal, Juanmi y Willian José?

Sí, solo es el liderato de la jornada 2. Pero es algo más que eso. La historia nos deja muy claro lo difícil que es conseguir lo que la Real ya ha conseguido en lo que llevamos de Liga. Obviamente, tiene que ser el primer paso de un camino mucho más largo, pero disfrutemos de estas dos semanas en lo más alto, sabiendo que es algo tan merecido como infrecuente.

jueves, agosto 24, 2017

PREVIA Real Sociedad - Villarreal. A por un arranque casi olvidado

Zurutuza, en el encuentro de la pasada temporada.
La victoria de la Real en Vigo no solo ha colocado a los de Eusebio en el grupo de cabeza de la Liga tras la primera jornada, sino que ha puesto al equipo txuri urdin en disposición de rememorar un arranque casi olvidado. Si vence al Villarreal (viernes, 20.15, Anoeta, beIN La Liga), sumara dos victorias consecutivas para iniciar el campeonato liguero por primera vez desde que lo hiciera en la temporada 2002-2003. Sí, aquella en la que la Real luchó hasta la última jornada por un merecido título que no consiguió. Y aunque no haya que pensar todavía en objetivos tan ambiciosos, dejar al Villarreal, uno de sus teóricos rivales por las plazas europeas, nada menos que a seis puntos de distancia en solo dos jornadas es un botín ya de por sí muy jugoso. Anoeta verá por primera vez, y con su fondo en obras, a la Real europea 2017-2018. Que sea con una victoria.

La noticia antes del encuentro está, no obstante, en que habrá que seguir esperando para ver el debut de Januzaj. Aunque Eusebio confirmó que está recuperado, apostó por dejarle fuera y ponerle en forma durante el parón para que vuelva en plenitud de condiciones ante el Deportivo. Y tampoco podremos ver a Iñigo Martínez, por el que probablemente el técnico txuri urdin sí hubiera arriesgado algo más, pero que no termina de superar sus dolencias físicas. Así las cosas, el once será muy parecido, puede que con sola una modificación, al que Eusebio desplegó en Balaídos. Rulli estará bajo palos, y en defensa son seguros Kevin y Odriozola como laterales y Navas, en ausencia de Iñigo, como jefe de la defensa. La primera duda del once inicial está en su acompañante en el centro de la zaga. En Vigo jugó Elustondo y podría repetir, pero no se puede descartar en absoluto el debut de Llorente con la camiseta txuri urdin.

En el centro del campo es donde no habrá novedades. Illarramendi, Zurutuza y Xabi Prieto son fijos, la piedra angular del fútbol que Eusebio quiere para la Real. Y en el caso del capitán es un día muy especial. Sumará su partido 500 con la camiseta de la Real, algo que solo han alcanzado Górriz, Larrañaga, Zamora y Arconada. En ataque, Oyarzabal y Willian José, goleadores en Balaídos, son seguros. Y el hombre que falta saldrá de la terna que forman Canales, titular en la primera jornada, Vela y Juanmi, vitales ambos para la remontada ante el Celta. Carlos Martínez y Guridi prosiguen con sus respectivas recuperaciones, y entran en la lista de 19 Zubeldia y Guevara. Y no se puede obviar que la presencia de estos centrocampistas señala claramente a Ruben Pardo, descartado por motivos técnicos, su situación en el equipo. O a Bautista, también fuera por decisión del míster, claramente el séptimo hombre para jugar en ataque.

Es lógico pensar que tras una primera jornada la clasificación no dice gran cosa, pero qué bonito es ver a la Real en la tercera posición, solo por detrás de Real Madrid y Barcelona. Hasta ahí ascendió el equipo de Eusebio con su victoria por 2-3 en Vigo. Son siete los equipos que sumaron tres puntos, pero solo dos fueron capaces de anotar tres goles, lo que en el caso de la Real tiene el mérito añadido de haberlo logrado sin su fichaje estrella, Januzaj. El Villarreal, por contra, comenzó la Liga perdiendo 1-0 ante el Levante, lo que le ha llevado a la 17ª posición, justo encima de los tres equipos que ocupan la zona de descenso. Como se ha comentado, la Real lleva quince años sin ganar sus dos primeros partidos de Liga en Primera, desde que allá por 2002 venciera 4-2 al Athletic en Anoeta y 1-3 al Espanyol en Montjuic.

Ya va siendo hora de que la Real cambie las tornas de la historia con el Villarreal. De catorce encuentros disputados, siempre en Anoeta, solo dos acabaron con victoria local, 2-1 en la 2001-2002 y 1-0 en la 2010-2011. El equipo txuri urdin nunca ha marcado más de dos goles al castellonense, y la última vez que lo hizo fue, ojo, en la 2003-2004. Y los doce partidos restantes se dividen por igual en victorias del Villarreal y empates. El 0-4 de la campaña 2004-2005 sigue siendo su triunfo más abultado. Y por si faltaban datos amenazantes para la Real, su rival de esta jornada ha marcado en doce de sus catorce visitas a Anoeta. Se quedó a cero en la mencionada victoria realista de 2010 y en el empate a cero de la temporada 2014-2015. Son ya cinco las temporadas sin ganar al Villarreal, de nuevo tras ese 1-0 de la 2010-2011 que certificó Xabi Prieto en el partido de regreso a Primera División.

La pasada temporada, la 2016-2017, la Real recibió ante el Villarreal un duro mazazo que despertó muchas alertas. Anoeta debía dejar prácticamente certificada la clasificación europea que ya entonces, en el mes de febrero, el equipo de Eusebio merecía con holgura, pero el Villarreal, que pudo salir de Anoeta a ocho puntos del cuadro txuri urdin lo hizo a tan solo dos. Logró la victoria cuando ya nadie lo esperaba, en el minuto 94, con un gol de Samu Castillejo, que entró en el área asombrosamente sin marcaje para enganchar a bocajarro un buen centro desde la izquierda. Hasta llegar a ese punto, fue un partido de pocas ocasiones y las más claras de la Real las disfrutaron Navas con un cabezazo cruzado en la primera mitad y Bautista, también de cabeza, en los instantes finales del encuentro. Pero la Real no entendió el valor de aquel empate y sufrió una derrota por 0-1 que reabrió, y mucho, la lucha por Europa.

viernes, agosto 18, 2017

PREVIA Celta - Real Sociedad. Guiño europeo para comenzar

La celebración del primer gol en Vigo de la pasada campaña.
El calendario le ha dejado un bonito guiño europeo a la Real para comenzar esta temporada 2017-2018, y es que jugará su primer encuentro allí donde disputó el último de la pasada Liga, aquel en el que consiguió su clasificación directa para la Europa League de una forma tan merecida como agónica. El Celta es el primer rival (sábado, 18.15, Balaídos, beIN La Liga), y una buena piedra de toque para saber si la Real de Eusebio sigue manteniendo el espléndido nivel como visitante que le permitió alcanzar la sexta plaza en la última competición liguera. El técnico realista, convencido de que tiene mejor plantilla que hace un año y con un once tipo al que podrá dar continuidad con pequeños retoques, contará eso sí con alguna baja en defensa.

Habrá que ver cómo afecta a la idea de Eusebio de apostar por un once tipo el hecho de tener que disputar tres competiciones, pero lo que está claro es que la primera jornada de Liga no será donde veamos rotaciones. El técnico txuri urdin optará por un equipo inicial muy parecido al que vimos la pasada temporada, aunque con algunos cambios obligados. Rulli es indiscutible bajo palos, pero la baja de Iñigo Martínez, la duda de Odriozola y la competencia en el lateral izquierdo harán que veamos una defensa inédita. Navas es seguro, parece que Aritz Elustondo cuenta con ventaja sobre Llorente, que ha estado tocado en los últimos días, y será interesante ver si la primera apuesta en el lateral zurdo es por Kevin o por De la Bella. En la derecha, sin Gorosabel en la convocatoria, parece evidente que Odriozola está para jugar.

El centro del campo será el de gala. Illarramendi, Zurutuza y Xabi Prieto volverán a organizar el juego txuri urdin. Y arriba habrá que esperar para ver novedades por la baja de Januzaj. Vela y Canales optan el puesto de acompañante de Oyarzabal y Willian José. Lo bueno es que en el ataque hay más jugadores con etiqueta de titular, como Juanmi, no olvidemos que fue el máximo goleador de la pasada campaña, y Agirretxe, que volverá a disputar un partido oficial después de año y medio. Con las bajas ya conocidas de Iñigo, Carlos Martínez, Pardo, Zubeldia y Guridi, aunque este finalmente se haya quedado con dorsal del Sanse, y con Gaztañaga apartado del equipo sin que en realidad se sepa muy bien por qué, Eusebio tuvo que descartar por motivos técnicos a un solo jugador por la entrada en la lista de Guevara. El elegidoen esta ocasión fue Bautista.

La Real busca romper en Vigo una mala racha en los últimos arranques ligueros. Lleva tres temporadas consecutivas sin ganar el primer encuentro de la competición, pero además sin marcar un solo gol. No perforó la meta rival ni en el 1-0 en Eibar de la temporada 2014-2015, ni en el 0-0 en Riazor ante el Deportivo de la temporada siguiente, ni tampoco en la clara victoria en Anoeta del Real Madrid en el partido inaugural de la Liga por 0-3. La última vez que la Real venció en el debut fue en casa, en la temporada 2013-2014, superando al Getafe por 2-0. Su último tanto en una primera jornada disputada lejos de Anoeta fue un año antes, en la contundente derrota por 5-1 ante el Barcelona, y su última victoria como visitante para arrancar la temporada fue con el 1-2 de la 2011-2012 en El Molinón ante el Sporting.

La historia habla de 54 precedentes de la Real en Vigo. De los 45 que han tenido lugar en Primera División, nueve acabaron con victoria txuri urdin, 24 se los quedaron los vigueses y los doce restantes finalizaron en empate. La mayor goleada lograda por la Real sigue siendo el 2-5 de la temporada 2003-2004, un día en el que marcaron Kovacevic, Milosevic en propia puerta, Xabi Alonso y Nihat en dos ocasiones para lograr una victoria que significó el cese de Miguel Ángel Lotina como entrenador del Celta. Por contra, el mayor triunfo local es el 6-1 de la Liga 1941-1942. A pesar de ser el escenario de la última clasificación europea, la Real no ha ganado en Balaídos desde su regreso a Primera, aunque solo perdió en uno de los cinco partidos jugados. En Segunda División Celta y Real han jugado nueve veces, con dos victorias realistas que coincidieron con sendos ascensos, en las temporadas 1966-1967 y 2009-2010, tres empates y cuatro derrotas.

Durante mucho tiempo no va a ser necesario recordar los detalles de la última visita de la Real a Balaídos, al menos su desenlace. Ese 2-2 con el que finalizó el encuentro de la 2016-2017 sirvió para volver a Europa por la puerta grande. La Real necesitaba que pinchara al menos uno de sus dos rivales, el Villarreal y el Athletic, y sumar en Vigo. Fueron los bilbaínos los que perdieron en la despedida del Vicente Calderón, con lo que a la Real le valía el empate para ser sexta. El 0-0 al descanso dio paso a una segunda parte trepidante. Un riguroso penalti de Iñigo Martínez lo convirtió Aspas en el 1-0. La Real se lanzó a por el empate y lo logró Oyarzabal, culminando un centro de Xabi Prieto. Era el minuto 82. Cuando el empate parecía definitivo, en el 90 Hjulsager conectó un zapatazo desde fuera del área que heló el corazón txuri urdin. Pero en el minuto 93, en la última jugada del encuentro, Juanmi marcó de cabeza y a la salida de un córner el gol que hacía historia.

lunes, julio 24, 2017

'Jesús Mari Zamora y la Real Sociedad', un libro enriquecedor

Puede que a muchos, sobre todo a quienes no utilizan la memoria como baremo para evaluar la historia del fútbol, les parezca una exageración que se diga que Jesús Mari Zamora es uno de los mejores jugadores que ha conocido nuestra Liga. No es una exageración, por mucho que la verdadera dimensión del 10 de aquel equipo txuri urdin que llegó a la gloria de ganar dos ligas quede hoy oculta en la desmemoria y el brillo de otro fútbol que no tiene nada que ver con el que él vivió. Por eso, un libro titulado Jesús Mari Zamora y la Real Sociedad. Cantera y sentimiento, publicado por Naveus, es una lectura enriquecedora, incluso imprescindible para todo aquel que sienta a este equipo en su corazón. Da igual no haberle conocido, porque Zamora, dirigido por el escritor Aingeru Espinosa, se encarga de llevarnos a esa época, se empeña en explicarnos por qué fueron tan importantes los logros que alcanzó aquella maravillosa e inolvidable Real Sociedad.

De primeras, el formato del libro nos recuerda a otro de los libros clásicos de la literatura txuri urdin, Diarios del galés, el volumen que escribió John Toshack sobre sus dos primeros años en la Real, desde que aterrizó en Donostia hasta la consecución del título de Copa. Espinosa se ha encargado de una labor documental inmensa, que permite que el libro sea una lujosa herramienta para conocer las alineaciones y goleadores de todos los partidos de la Real Sociedad en los quince años en los que Zamora visitó la camiseta txuri urdin. Eso, no obstante, no es lo esencial del libro. Cantera y sentimiento es su subtítulo, y es ahí donde este apasionante recorrido por la parte más gloriosa de la historia del club encuentra su auténtica razón de ser. Este libro es la Real de la misma manera que Zamora es la Real. Y sí, el ídolo es Luis Arconada, la figura clave es Alberto Ormaetxea, pero Zamora es el gol de Gijón, es el protagonista que define la esencia del más pequeño de los clubes grandes del fútbol español y el más grande de los pequeños. Y ese siempre será la Real, estandarte de una pequeña provincia que luchando contra gigantes llegó al olímpico del fútbol de una manera que, como recuerda el libro, pudo ser todavía más gloriosa.

Quienes conozcan la historia de la Real, buscarán en esta narración compartida entre Zamora y Espinosa el título de Gijón, la segunda Liga conseguida ante el Athletic en Atotxa, la Copa del Rey en Zaragoza, la mítica victoria ante el Inter en la Copa de la UEFA, incluso momentos que definieron con la misma fuerza la historia de realista como el título que se escapó en Sevilla en la temporada de la imbatibilidad, la Copa que no se pudo ganar en 1988 ante el Barcelona o incluso el infame arbitraje en Hamburgo que impidió que nuestra Real llegara a disputar una final de la Copa de Europa. La satisfacción del nostálgico de cualquier edad será más que satisfecha con este libro, delicioso recuerdo además de muchísimos nombres que han forjado la historia de la Real, biografías narradas desde el punto de vista personal de Zamora de todos los componentes del equipo campeón, pero también pequeñas pinceladas de aquellos rivales insignes que, con su categoría, contribuyeron a hacer aún más grande la hazaña realista.

Pero, siendo sinceros, lo que más satisfacción produce es saber el impacto que este libro puede tener en quienes no hayan vivido o no recuerden aquellos momentos, entre quienes piensen que el fútbol siempre ha sido al menos parecido a lo que es ahora. Los recuerdos de Zamora de su paso por el Sanse, de su relación con sus entrenadores, de la forma en la que se trataban las lesiones, el valor que tenía el fútbol en los años 70 y 80. Todo eso es lo que hace de Jesús Mari Zamora y la Real Sociedad un libro de enorme valor. Y no ya solo por el fútbol, sino por la misma Real. Podemos presumir de tener un club cuyos valores han sobrevivido a la mercantilización actual del fútbol, pero nunca está de más leer sobre estos temas, sobre la importancia de la cantera, del sentimiento y de la pertenencia que han de estar siempre ligados a lo que es la Real. Y lo dice Zamora. No lo dice cualquiera. Lo dice el tipo que está en primer plano del instante más importante de su historia.

Entre lo más destacado del libro está la aportación de Zamora a algunas cuestiones que interesarán y mucho a quienes valoren la historia del club. El ex jugador nos habla de cómo afectó a su carrera la grave lesión que sufrió a mediados de los 80, incluyendo su futuro en la selección española a la que no volvió después del Mundial de 1982, de la trascendencia de los arbitrajes y las primas a terceros en la Liga que se escapó en 1980, o incluso de algunos detalles bastante desconocidos en las semanas previas a su retirada, incluyendo la decisión de Marco Antonio Boronat de prescindir de él durante algunas semanas. Entre lo más flojo, la oportunidad perdida para explicar realmente qué salió mal en su etapa como directivo tras formar parte de la candidatura de Denon Erreala que dirigió Miguel Fuentes, cuya presidencia resultó nefasta para el club, o detalles más jugosos de su etapa como segundo entrenador con Raynald Denoueix, fase sobre la que pasa mucho más de puntillas cuando podría haber aportado mucho al libro.

Incluso teniendo eso en cuenta, es difícil pensar que un seguidor txuri urdin no vaya a disfrutar de Jesús Mari Zamora y la Real Sociedad. Hablamos de la Real, y lo hacemos desde la mirada de uno de los nombres más grandes de su historia. ¿Cómo no disfrutarlo?






lunes, julio 17, 2017

Januzaj, el 75º pasajero extranjero

Januzaj, el extranjero número 75 de la Real.
El último fichaje de la Real Sociedad, Adnan Januzaj será el extranjero número 75 que viste la camiseta del primer equipo desde que la llegada de John Aldridge rompiera la tradición de no incorporar jugadores de otras nacionalidades que se mantuvo desde que el Real Madrid cediera al sueco Simonson en la temporada 1961-1962, que acabó con el equipo txuri urdin en el pozo de la Segunda División. Llegando a esa cifra, es buen momento para analizar algunos detalles de  este singular aspecto de la historia de la Real.

Januzaj no será el primer belga en llegar a la Real, pero sí será el primero en disputar un partido oficial. El único precedente en este sentido es el de Frédéric Peiremans, un jugador fichado bajo el mandato de Javier Clemente, que presumió en su día de que ningún periodista había podido adelantar la noticia, y que llegó a la Real tan lesionado que jamás llegó a debutar a pesar de haber costado la friolera de 400 millones de pesetas de cara a la temporada 2000-2001. Durante su dramático periplo en España, llegó a ser cedido al Eibar aunque tampoco llegó a debutar con el conjunto armero por sus problemas físicos.

En total, en la Real han jugado futbolistas de 35 países diferentes. Las nacionalidades que más se han repetido, con seis jugadores, han sido la francesa (Dramé, Collet, Potillon, Brechet, Giovanni Sio y Griezmann), la brasileña (Luiz Alberto, Julio César, Savio, Rossato, Jonathas y Willian José) y la portuguesa (Océano, Carlos Xavier, Sa Pinto, Fabio Felicio, Bruma y Kevin Rodrigues), seguida, con cinco, de la argentina (Juan Gómez, Schürrer, Víctor López, Germán Herrera y Rulli) y, con cuatro, de la turca (Arif, Tayfun, Nihat y Necati) y de la uruguaya (Abreu, Bueno, Ifrán y Chory Castro).

La mayoría de ellos han defendido la camiseta de la Real en Primera División. Solo llegaron a jugar en Segunda con la elástica txuri urdin, sin llegar a la máxima categoría, el francés Sio, el turco Necati, los uruguayos Abreu y Bueno, el británico Vaughan, el colombiano Jonathan Estrada, el montenegrino Delibasic, el marroquí Moha y el camerunés Songo’o. Y aunque la mayoría de ellos han sido fichajes, hay cuatro que jugaron en el primer equipo de la Real tras pasar por el Sanse, síntoma de la globalización que también afecta al fútbol. Se trata de los franceses Sio y Griezmann, el portugués Rodrigues y el argelino Cadamuro.

El jugador extranjero que más partidos ha jugado con la Real Sociedad es el serbio Darko Kovacevic, un total de 286. Vela ya suma 232, el chileno Claudio Bravo se quedó en 229 y Griezmann en 202. Son los cuatro únicos que han jugado más de 200 partidos en la Real, Valeri Karpin se quedó a las puertas de esa cifra con sus 195 encuentros. Kovacevic y Karpin son los únicos que han pasado por la Real en dos etapas diferentes. El que menos partidos jugó en la Real, eliminando de la estadística al inédito Peiremans, el francés de origen senegalés Boukary Dramé, al que Juanma Lillo apenas dio dos partidos, uno en Liga y otro en Copa en la temporada 2008-2009.

En cuanto a los goles, Kovacevic es también el mejor artillero extranjero, hizo 107 tantos, convirtiéndose en el quinto máximo goleador de todos los tiempos con la camiseta de la Real. Le siguen el bosnio Meho Kodro con 81, siendo además el que más goles marcó en una única Liga, 25 en la 1994-1995, y el mexicano Vela con 71. En el lado opuesto del campo, son cuatro los porteros extranjeros que han lucido el escudo de la Real. El sueco Asper fue el primero, le siguió el holandés Sander Westerveld, luego llegó el chileno Claudio Bravo y finalmente el actual guardameta txuri urdin, Gerónimo Rulli.

La actual plantilla de la Real contará, por el momento, con cinco jugadores extranjeros. Además del mencionado Januzaj, se trata del guardameta argentino Gerónimo Rulli, el portugués Kevin Rodrigues, el mexicano Carlos Vela y el brasileño Willian José. El récord de jugadores extranjeros en la primera plantilla de la Real Sociedad, nada menos que diez, hay que buscarlo en la temporada 2000-2001 y 2001-2002. En la primera de ellas, en la que arrancó como entrenador Clemente para ser sustituido por Periko Alonso y este a su vez por Toshack, tuvieron dorsal en la Real Mattias Asper, Luiz Alberto, Julio César, Peiremans, Khokhlov, Tayfun, Collet, Demetradze, Arif y Jankauskas.

Pero el once incial con más extranjeros, nada menos que siete, llegó tiempo después, en la temporada 2003-2004 y en dos ocasiones. El 8 de febrero de 2004 jugaron ante el Zaragoza en La Romareda Westerveld, Kvarme, Schürrer, Potillon, Karpin, Nihat y Kovacevic, y casi un mes después, el 6 de marzo, ante Osasuna y en Anoeta, repitieron seis de ellos, no jugó Westerveld y entró Lee Chun Soo.