domingo, enero 21, 2007

REAL SOCIEDAD 0 - VALENCIA 1. Cuando no se deben quitar delanteros

Qué duro es perder un partido cuando el portero propio apenas ha tocado el balón. Qué duro es hacerlo cuando los centrales han jugado un buen partido (buen debut de Víctor López, seguro en el corte y en la salida del balón). Qué duro es ver cómo los dos delanteros del equipo dejan el campo cuando se va perdiendo por 0-1. Qué duro es asumir que ningún equipo nos arrolla, pero que todos nos quitan puntos, a veces dos, otras veces tres. Qué duro es empezar a pensar en serio que la Real se va a Segunda División. Otra derrota más, otra vez por 0-1, un punto más de distancia con respecto a la salvación (ahora mismo son seis), y el peor registro de la historia de la Real en una primera vuelta, sólo trece puntos que arrastran por el fango las ilusiones de todos los realistas. Gol de Villa en la primera parte, de falta, y a casa.
Seamos serios de una vez, Lotina no está resultando lo que muchos pensaban y ya empieza a ser el momento de juzgarle. Son ya doce partidos de Liga los que ha dirigido desde que llegó al banquillo realista. Dos victorias, cinco empates y otras cinco derrotas, sólo once puntos, una media que no da para salvarse ni siquiera obviando el nefasto inicio de temporada. Y nos podemos agarrar a muchas cosas: a los errores arbitrales de los que tanto he hablado durante la semana (hoy el fuera de juego en el gol anulado a Gari era claro, pero el arbitraje de Mejuto fue bastante malo), a la mala suerte (¡qué rabia la falta al palo que mandó Savio!) o a cualquier otra cosa. Pero la labor de Lotina me deja tantos interrogantes que no soy capaz de comprender lo que hace. ¿Cómo se puede entregar el mando del juego a Juanito, perdido durante 90 minutos, corriendo detrás de los centrocampistas del Valencia, después de decir que le da "respeto" sacar a Elustondo junto a Aranburu? ¿Cómo se puede sacar del campo a los dos delanteros (Darko y Gari) para introducir otros (Skoubo y Herrera) cuando el resultado es una derrota que de nada sirve? ¿Por qué Jesuli sigue siendo titular indiscutible cuando su bagaje en la Real hasta ahora se limita a la asistencia que le dio a Gari en el Calderón? ¿Por qué Rekarte sigue jugando en este equipo (la gente volvió a perder la paciencia con él en los minutos en los que más hace falta tener una afición detrás)? ¿Por qué ha condenado a Gari a la banda tras la llegada de Jesuli, si todos vemos lo que sufre y la poca influencia que tiene en el juego? ¿Cuándo va a hacer un cambio ofensivo, si los resultados no son nunca favorables a la Real? ¿Cuándo va a tener la Real un especialista en las jugadas a balón parado (los corners y la primera falta al bordel del área los sacó hoy Garrido, un suplente habitual)? ¿Por qué condenar a Kovacevic al aislamiento absoluto durante buena parte del partido? ¿Por qué tirar minutos de juego siempre, en todas las jormadas, en lugar de ir a por un Valencia que nunca quiso el mando del partido?
Cada vez que escucho a Lotina se agarra al futuro. Dice que recuperamos jugadores, que los nuevos van a aportar mucho, que vamos a tener alegrías, que nos vamos a salvar... Mucha palabrería, pero no se ven soluciones. La Real no es peor que la mayoría de los equipos de Primera División, pero no saca resultados.
Savio es realmente lo único que deja este partido a los que se quieren seguir agarrando a la esperanza (y ahora mismo, según escribo, no sé si todavía formo parte de ese grupo). Pidió el balón, forzó jugadas y tuvo las dos ocasiones más claras de la Real (que tampoco tuvo demasiadas en general), una sacada bajo palos por un defensa del Valencia y otra repelida por el palo. Skoubo sólo pudo aportar mucha pelea y Germán Herrera muy poquita cosa. Habrá que ver si la semana que viene, ante el Athletic, en el partido más importante desde que la Real se jugó la Liga en Balaidos, forman parte del once inicial. Y habrá que ver si esta vez la Real salta a ganar el partido desde el principio, una costumbre que ya se ha perdido por completo. Lotina cree que, al margen del gol, este partido ante el Valencia ha sido el mejor de la temporada y que la Real ha merecido incluso la victoria. Que Dios nos coja confesados, que el futuro se presenta realmente negro...

1 comentario:

betialai dijo...

Sí, tremendo y de acuerdo contigo totalmente. Pero también habría que apuntar que la realidad es que la Real juega en tercera velocidad cuando los demás equipos meten la quinta. Balón que se recupera vuelve, automáticamente, al rival en la siguiente jugada. Las imprecisiones en balones francos no son ni propias de un equipo de 2ª B que tenga una mediana calidad. Quema el balón en los pies y se sigue jugando a pelotazos. ¿Seguimos?. No, no creo que merezca la pena, y tienes toda la razón: ¿por qué darle la manija del equipo a un indocumentado como Juanito y no arriesgar con Elustundo?. ¿Por qué seguir dando la titulariad a un tipo como Rekarte?. ¿Ha justificado Jesuli su cesión, si excluimos su partido del Calderón?. En el segundo tiempo, a pesar de que con los cambios no se ha arriesgdo nada, quizá haya habido momentos en que las sensaciones han podido ser algo más positivas, pero ha faltado ese mínimo de calidad que hay que exigir y que se espera en un equipo de 1ª. ¿Qué ha hecho hoy el Valencia en Anoeta?. Nada, plantear un partido serio, posicionarse bien, aprovechar una oportunidad y dedicarse a nadar y guardar la ropa, algo que es suficiente para cualquier equipo normalito de la división de honor para llevarse los tres puntos de Donosti. 13 puntos son un bagaje insuficiente, después de cumplirse la primera vuelta, para mantener la categoría, ¿cuántos va a haber que sumar en la segunda?. En fin, como te decía al principio, tremendo. Cada vez estamos más lejos y me temo que, esta vez, el sufrimiento va a terminar antes de que finalize la liga. Desgracidamente todo estará absolutamente consumado unas jornadas antes. Ojalá me equivoque.