sábado, enero 13, 2007

Cifu, Rossato y Felicio dejan el equipo sin triunfar

Tres jugadores han dejado la Real Sociedad y los tres se han marchado sin triunfar. Ninguno de los tres quedará en la memoria del aficionado realista.
Rossato sale de la Real por segunda vez. Sólo deja un golazo que marcó en Sevilla, en el Sánchez Pizjuán, que ni siquiera sirvió para puntuar. Y fue durante su primera etapa, ya que en la segunda no ha existido. La banda izquierda nunca ha sido suya, ni como extremo ni como lateral. Dice Lotina que habría sido más útil en un esquema de tres centrales como carrilero, pero ya nunca lo veremos. Ha disputado 25 partidos con la Real, dos de ellos esta temporada, ambos saliendo desde el banquillo.
Fabio Felicio nunca se pudo hacer tampoco con esa misma banda izquierda. Lo trajo Bakero, pero ni siquiera él confió en el portugués lo suficiente como para ganarse el puesto. Ha vestido la camiseta realista en sólo diez ocasiones, ni siquiera 400 minutos de juego, y se va de San Sebastián dejando la sensación de que no sabemos si es un buen o un mal jugador. Sólo unos detalles en San Mamés, en el primer partido de Liga, y nada más. Es el descarte más sorprendente, por lo poco que lleva en la Real, pero con su traspaso se ha ganado más dinero del que costó.
Cifu llego del Eibar, junto a Garitano, tras estar a punto de lograr el ascenso a Primera con el modesto conjunto guipuzcoano. Venía para cubrir la polémica salida de Zubiaurre, pero nunca consiguió quitarle el puesto a Rekarte, pese a que el capitán no ha demostrado su mejor nivel en este año y medio que el madrileño ha permanecido en San Sebastián. El mejor de los 16 partidos que ha jugado en la Real (sólo uno esta temporada) fue en Anoeta, la pasada campaña, ante el Atlético de Madrid.