viernes, enero 29, 2016

PREVIA Real Sociedad - Betis. El perdón se pide en el campo

Agirretxe, bigoleador ante el Betis hace dos temporadas.
La humillante goleada que la Real recibió la semana pasada en El Molinón aún escuece. Eusebio Sacristán y los jugadores que han pasado por la sala de prensa de Zubieta han pedido perdón por aquella indigna actuación, pero el perdón, en el fútbol, se pide en el campo, con fútbol y goles. La primera oportunidad es ante el Betis (sábado, 22.05 horas, Anoeta, La 1), y es una ocasión además en la que la victoria se ha convertido en un tesoro imprescindible. El equipo verdiblanco es ya un rival directo por la salvación, único objetivo que se permite ya el cuadro txuri urdin en esta triste temporada que apenas ha cruzado el ecuador. Para colmo, el técnico realista contará con muchísimas bajas que complican mucho más la tarea. Pero ni siquiera eso puede ser excusa porque, aún con tantas jornadas por delante, se está dejando pasar otra vez el tramo más amable del calendario sin sumar de forma habitual.

Efectivamente, la primera plantilla de la Real está muy mermada por dolencias físicas de diferente nivel. Así, Eusebio no puede contar para este encuentro nada menos que con ocho jugadores de la primera plantilla: Carlos Martínez, De la Bella, Yuri, Rául Navas, Granero, Zurutuza, Canales y Agirretxe. Todos, salvo Navas, pueden ser perfectamente catalogados como titulares o lo han sido en algún momento de la temporada, lo que da idea de la importancia de las bajas. La buena noticia es que Elustondo ha superado el golpe que sufrió la pasada jornada y Vela la gastroenteritis que le ha tenido sin entrenar algún día de la semana y ambos se han colado en la lista. De esta forma, son quince los futbolistas de la primera plantilla los disponibles, lo que deja tres plazas para canteranos. Dos son los habituales Elustondo, que bien podría tener ya número del primer equipo, y Oyarzabal, y se suma en esta ocasión Eneko Capilla.

A pesar del escaso número de efectivos, hay algunas dudas en el once, que también podría ser el mismo que sufrió la debacle de Gijón. Rulli será, como siempre, el portero titular. La primera incógnita es dónde jugara Elustondo. Dado el mal regreso de Zaldua, podría volver al lateral, pero lo lógico sería que la defensa fuera la misma que en El Molinón, con Zaldua y Héctor en los laterales y Elustondo e Iñigo Martínez en el centro. Por delante de ellos, sería extraño que no jugara Pardo, presumiblemente por Markel Bergara y junto a Illarramendi y Xabi Prieto, aunque también podría ser el capitán el sacrificado. Y los tres de ataque volverán a ser Bruma, Vela y Jonathas. Otra posibilidad es que Xabi Prieto juegue como extremo y Bruma, sustituido en el descanso en Gijón, se queda en el banquillo. Allí estarán seguro Oier Olazabal como guardameta suplente, hasta tres centrales, Ansotegi, Mikel y Diego Reyes, y los potrillos Capilla y Oyarzabal.

Salir de El Molinón no sólo de vacío sino goleada dejó a la Real muy cerca del abismo. Los de Eusebio son decimoquintos con 21 puntos, tan solo tres por encima de la zona de descenso. Su rival, el Betis, está justo por encima, es decimocuarto con 22 puntos. Sólo tres equipos han sumado menos que el txuri urdin jugando como locales. De los últimos tres partidos en Anoeta, sólo uno acabó con victoria realista, el 2-0 al Valencia. El Betis es el visitante más peligroso de la zona baja de la tabla, y de hecho contando sólo los partidos a domicilio apenas hay cuatro equipos que hayan sumado más que sus quince puntos, logrados gracias a que ha ganado cuatro partidos: 1-2 al Sporting, 0-2 al Rayo y 0-1 tanto al Málaga como al Levante. Eso sí, sólo suma un punto en sus últimos cuatro partidos fuera. El average tendrá ya una importancia capital de aquí al final de la Liga, por lo que es oportuno recordar que la Real perdió 1-0 en el Benito Villamarín. Ganar por dos goles valdría su peso en oro.

Son 45 los enfrentamientos que ha habido en Donostia entre Real Sociedad y Betis, con un balance claramente favorable al equipo txuri urdin. En Primera han sido 41 los choques, de los cuales 24 se dejaron los puntos en casa, doce acabaron en empate y sólo cinco con triunfo verdiblanco. La mayor goleada de la Real es el 6-0 que logró en dos ocasiones, en las temporadas 1961-9162 (con tres goles de Villar y uno de Echarri, Rivera y Herrera) y en la 1971-1972 (con sendos dobletes de Boronat y Ansola y un gol por cabeza de Urreisti y Arzak). El Betis, por su parte, logró su triunfo más holgado con el 0-4 de la campaña 2003-2004. Esa ha sido, de hecho, la última victoria del Betis en Anoeta. Desde entonces, contando un partido en Segunda, tres victorias de la Real y cuatro empates. La estadística la completan cuatro partidos en la categoría de plata, con pleno de victorias realistas, siendo la más abultada el 3-0 de la temporada 1946-1947.

La última visita del Betis se produjo en la temporada 2013-2014 y se solventó con una contundente goleada de la Real, que derrotó a los andaluces por 5-1. El partido se puso de cara muy pronto, cuando a los cinco minutos Agirretxe culminó con una preciosa vaselina para salvar la salida de Andersen un gran pase de Pardo. El Betis respondió bien en la primera mitad, y empató en el minuto 19 al aprovechar Molina una catástrofe colectiva en defensa de la Real. El intercambio de golpes en el primer tiempo fue intenso. Tras el descanso, eso sí, los de Jagoba Arrasate solventaron el duelo con categoría. Ansotegi puso en ventaja a la Real de cabeza tras un córner en el minuto 55. Y en poco más de diez minutos convirtió la victoria en goleada con sendos tantos de Griezmann y nuevamente Agirretxe, asistidos por Vela el francés y por Pardo el de Usurbil. A falta de cinco minutos para el final, Xabi Prieto subió el 5-1 al marcador rematando con calidad un centro de José Ángel.