sábado, diciembre 05, 2015

PREVIA Real Sociedad - Eibar. Un derbi para lamer las heridas

Xabi Prieto celebra el gol de la victoria de la pasada temporada.
Primer derbi guipuzcoano de la temporada (domingo, 12.00 horas, Anoeta, Canal + Liga), y una buena oportunidad para lamer las heridas que ha dejado el pobre rendimiento del equipo en la última semana, primero en el Camp Nou y después en el partido de ida de la eliminatoria copera contra Las Palmas. Eusebio Sacristán entró con buen pie, con la victoria ante el Sevilla, y se ha encontrado dos derrotas seguidas, pero su discurso se mantiene intacto y sigue viendo elementos positivos en la implantación de la forma de jugar que quiere para su equipo. Pero la clasificación sigue agobiando y sumar es imprescindible. Cuando antes y de tres en tres. Porque la Navidad ya está cerca y si para entonces la Real no ha remontado el vuelo ya será difícil que los objetivos de la temporada puedan llegar más lejos que la búsqueda de la tranquilidad, la permanencia en Primera y, otro año más, la esperanza de que la próxima temporada las cosas puedan ir a mejor.

Eusebio cuenta prácticamente con toda su plantilla. Sólo hay dos jugadores en la enfermería, los ya conocidos Raúl Navas y Zurutuza. Tantas posibilidades hacen que para esta jornada, y después de haber sido titular en la Copa, Oyarzabal se quede fuera. Quien sí entra en la lista es Aritz Elustondo, y eso es significativo porque deja fuera a uno de los dos laterales del primer equipo, en este caso Zaldua. La otra baja con la que cuenta el técnico txuri urdin es la de Pardo, que cumple un partido de sanción por acumulación de amonestaciones. Así las cosas, Eusebio ha dejado fuera por razones puramente técnicas nada menos que a cinco futbolistas, algo que va a ser una costumbre de aquí al final de la temporada. Para este encuentro los que no están son, además del mencionado Zaldua, Ansotegi, De la Bella, Oyarzun y Chory Castro, salvo el lateral derecho todos ellos titulares en el partido copero del pasado jueves.

Viendo el escasísimo descanso que la Federación deja a la Real para este encuentro, era evidente que Eusebio no repetirá muchos jugadores para esta jornada. Así, Rulli volverá a la portera y la defensa la formarán Carlos Martínez y Yuri en los laterales, y Mikel González e Iñigo Martínez por el centro. Illarramendi se mantendrá en el once, y entre Markel Bergara, Granero y Xabi Prieto se juegan las dos plazas de la línea intermedia del 4-3-3 del técnico realista. En punta, Vela y Agirretxe, que no estuvieron ni en la convocatoria del partido copero, parecen fijos, y los grandes minutos de Canales le dan ventaja para conseguir la última plaza del equipo titular. De esa manera, Oier, Diego Reyes, Elustondo, Bruma, Héctor y Jonathas completarían el banquillo. Si jugara este once, sólo Carlos Martínez e Illarra jugarían de inicio ante Las Palmas y Eibar.

La derrota en el Camp Nou bajó a la Real a la decimoquinta posición de la tabla, con doce puntos, apenas dos por encima de los tres equipos que ocupan las posiciones de descenso, Málaga, Las Palmas y Levante, y nueve por debajo de la zona europea que marcan los 21 puntos del Villarreal en la sexta plaza. Su rival, el Eibar, ha comenzado la temporada infinitamente mejor que los realistas. Su derrota de la pasada jornada ante el Real Madrid les ha sacado de los puestos europeos, dejando al conjunto armero en la octava plaza con 20 puntos, a uno de la sexta posición. Sólo el Betis ha sumado menos puntos que la Real jugando como local. Los realistas, que sólo han ganado tres de los trece partidos jugados en esta Liga, apenas llevan en casa cinco puntos de 18 posibles, y una sola victoria, la conseguida en el último partido jugado en Anoeta, ante el Sevilla. El Eibar, que lleva dos jornadas sin ganar con un punto de seis posibles, ha sumado ya nueve puntos a domicilio, también en seis disputados, y sólo ha perdido un partido, 3-1 en el Camp Nou.

Recordando que el Eibar está disputando su segunda temporada en la élite, es evidente que no hay demasiados precedentes históricos de este derbi guipuzcoano. Apenas se han visto las caras en partido liguero en tres ocasiones, y sólo una de ellas en Primera División, en un encuentro que acabó con victoria realista por 1-0. Esa es, de momento, la única victoria que ha logrado la Real ante el Eibar en su estadio. El motivo es que en Segunda sí se habían visto previamente en dos ocasiones, en la temporada 2007-2008 y en la 2008-2009, y ambos duelos acabaron en tablas, a uno el primero de ellos y a cero el segundo. Los derbis guipuzcoanos ante el Eibar, a pesar de haberse disputado todos en un fútbol moderno, han tenido siempre marcadores tan ajustados como cabría esperar de los derbis de antaño. Apenas se han marcado tres goles en los tres choques disputados entre Real Sociedad y Eibar, aunque el conjunto armero no sabe lo que es ganar en Anoeta.

Efectivamente, la temporada pasada, la 2014-2015, la Real logró la victoria. Sufrida victoria, por cierto. El equipo de David Moyes dominó la primera parte con un buen Pardo a los mandos del equipo, pero no llegó a disparar entre los tres palos y una salida de Rulli a los pies de Arruabarrena salvó a los realistas de irse al descanso por debajo en el marcador. El único gol del partido llegó a los diez minutos de la reanudación, con un afortunado remate de cabeza de Xabi Prieto en el primer palo que en realidad parecía una prolongación buscando el segundo palo pero que cogió una parábola tal que le fue imposible a Irureta despejar el balón. La Real aguantó, solventó las pocas oportunidades del Eibar para lograr el empate y logró esta victoria en el primer partido de la segunda vuelta, una que se antojaba importantísima para que la temporada no se torciera demasiado.