jueves, diciembre 10, 2015

PREVIA Getafe - Real Sociedad. Un partido para crecer

Iñigo Martínez hizo el gol del triunfo en Getafe la pasada campaña.
El segundo partido de Liga a domicilio de Eusebio Sacristán en el banquillo de la Real Sociedad (viernes, 20.30 horas, Coliseum Alfonso Pérez, Canal + Liga) es una espléndida oportunidad para crecer. El término, que lo usó el propio preparador realista en la rueda de prensa previa al encuentro, no es nada casual. En Anoeta, dos partidos, dos victorias. Fuera, dos partidos, dos derrotas. El Camp Nou, como el propio Eusebio reconoció, le llegó demasiado pronto para que el equipo hubiera aprendido lo que él quier de sus jugadores, y de ahí su pobre resultado, y el choque copero contra Las Palmas fue una decepción importante. Getafe simboliza, por tanto, un momento clave de la temporada y para la andadura del nuevo técnico, además porque vencer allí supondría lograr por primera vez dos victorias consecutivas, algo que hoy en día es oro puro para abandonar la parte de abajo de la tabla y empezar a mirar ya a esas plazas europeas que todavía están lejos pero que siguen siendo accesibles.

Son cinco las bajas con las que cuenta Eusebio para afrontar este choque, y todas ellas eran conocidas antes del último entrenamiento de la semana. Así, Yuri será baja por sanción, mientras que la enfermería la ocupan Mikel González (que ya no volverá hasta 2016), Raúl Navas, Zurutuza y el más preocupante de todos, Zaldua, que no termina de incorporarse a la dinámica del grupo. Como se cuelan dos jugadores del Sanse en la lista, los ya más que habituales Elustondo y Oyarzabal, son cuatro los futbolistas que Eusebio descarta por decisión técnica, y los cuatro están también acostumbrándose a ver los partidos desde la grada esta temporada: se trata de Ansotegi, Héctor, Oyarzun y Chory Castro. Eusebio alabó la profundidad de su plantilla y probablemente vuelvan a contar con una oportunidad en la vuelta de Copa ante Las Palmas, pero hoy por hoy su futuro en la Real parece más bien complicado.

Así las cosas, el once se parecerá mucho al que ha venido alineando Eusebio en los partidos que ya ha dirigido, con los principales cambios en la defensa. Rulli estará bajo palos. Siendo baja tanto Yuri como Mikel, parece previsible que De la Bella y Diego Reyes les suplan. La línea más retrasada la completarán Iñigo Martínez por el centro y Elustondo en la banda derecha. Por delante de ellos, siendo fijo Illarramendi, la duda está en quién será su primer acompañante, si Pardo una vez cumplido su partido de sanción o un Granero que finalizó muy entonado el derbi ante el Eibar. No parece probable que en los cuatro puestos restantes haya cambios, con lo que continuarán en el once titular Xabi Prieto, Canales, Vela y Agirretxe. En el banquillo, en el que no habrá ningún central, estarían Oier, Carlos Martínez, Markel, Bruma, Jonathas y Oyarzabal.

Con su victoria ante el Eibar, la Real ha conseguido ya auparse hasta la decimotercera posición de la tabla, con quince puntos, poniendo ya un margen de seguridad de cuatro sobre la zona de descenso que marca el Granada con 11 y acercándose a siete de los puestos europeos que acaban con los 22 puntos del Deportivo. El Getafe es decimoquinto con un punto menos que el conjunto txuri urdin, 14. La Real busca lograr dos triunfos consecutivos por primera vez en la temporada y sumar su tercera victoria fuera de casa, siendo el noveno equipo de la tabla en esa faceta gracias a los siete puntos logrados. El Getafe, si bien a domicilio no ha conseguido ganar todavía, basa su cuenta de puntos con sus actuaciones como local, donde ha ganado cuatro de los siete partidos que ha jugado, habiendo perdido en su casa únicamente contra el Granada (1-2) y el Barcelona (0-2). Los madrileños sólo han ganado uno de sus últimos seis partidos, sumando cuatro de 18 puntos posibles.

La Real ha jugado en Getafe en ocho ocasiones, siempre en Primera División, y ha conseguido dos victorias y un empate, mientras que el conjunto azulón ha derrotado al equipo txuri urdin en cinco de esos duelos, un bagaje que choca con el goleador, porque en los Getafe - Real Sociedad los locales han marcado diez goles y los realistas nueve. Las dos victorias visitantes llegaron en las temporadas 2010-2011 por 0-4 (goles de Griezmann, Xabi Prieto de penalti y dos de Aranburu) y 2014-2015 por 0-1 (tanto de Iñigo Martínez). Esos son los dos únicos partidos en los que la Real logró mantener su portería a cero, lo que históricamente supone que encajar elimina la posibilidad del triunfo. Eso sí, el Getafe nunca le ha marcado más de dos goles a la Real, y su victoria más clara es el 2-0 del primer partido que disputaron ambos equipos, en la campaña 2004-2005. En los dos últimos duelos, la Real ha salido del Coliseum getafense con algún punto en la cartera, y no pierde allí desde el 2-1 de la temporada 2012-2013.

El resultado de la pasada campaña, la 2014-2015, fue el mencionado 0-1 y supuso la primera victoria lejos de Anoeta en toda la temporada, en el decimotercer partido como visitante. Fue, además, la primera vez que la Real ganó dos encuentros seguidos, idéntico objetivo al que tiene en esta ocasión en el mismo escenario madrileño. Rulli mantuvo con vida a la Real con un recital en la primera mitad, parando todo lo parable y hasta alguna cosa imparable. David Moyes no se pudo marchar satisfecho a los vestuarios más que con la actuación de su portero, pero en la segunda mitad el panorama cambió. La Real salió mandando y coronó veinte minutos muy buenos con el gol de cabeza de Iñigo Martínez que al final le daría los tres puntos, en una falta lateral sacada por Granero. A partir de ahí, el equipo txuri urdin cambió su forma de jugar y decidió tratar de aguantar el resultado. Y lo hizo, en parte, porque el colegiado no señaló un claro penalti sobre Sarabia.