sábado, septiembre 20, 2014

PREVIA Real Sociedad - Almería. Arranca una semana muy importante a medio plazo

José Ángel hizo así el 3-0 final del partido de la pasada Liga.
La Real arranca con su partido ante el Almería (domingo, 12.00 horas, Canal + Liga, Gol TV) una semana muy importante. Tras un arranque liguero en el que el equipo ha mostrado lo mejor y lo peor, los tres partidos de los próximos siete días ayudarán a determinar qué objetivos se puede marcar el conjunto txuri urdin de aquí a final de 2014. Convertir Anoeta en el fortín siempre soñado, algo que de momento se ha hecho con la gran victoria ante el Real Madrid y que se viene haciendo en los últimos años, y alcanzar una regularidad que es la gran asignatura pendiente, serán las claves para sumar de tres en tres y entrar por méritos propios en la zona noble de la clasificación. El Almería es, a priori, el rival más asequible de los tres que tendrán esta semana los realistas, ya que Sevilla y Valencia parten como claros rivales en la lucha por Europa, pero el partido no tiene por qué resultar fácil. Ninguno lo ha sido esta temporada para la Real, ni en las previas europeas ni en lo poco que llevamos de Liga y ni la historia ni el nombre juegan entre el minuto 1 y el 90.

Las dos únicas bajas que tiene Jagoba Arrasate para este partido eran ya conocidas, Rulli y Zurutuza, y la buena noticia que adelantó el técnico txuri urdin es que el centrocampista estará de vuelta para la próxima semana. De esta forma, de la lista de 18 elegidos tenían que caerse tres jugadores más. Uno será casi siempre fijo, Dani Estrada, y los otros dos en esta ocasión han sido Ansotegi, que ya se quedó fuera en el desplazamiento a Vigo, y Yuri, que deja sitio a la única novedad para este encuentro, el regreso de Finnbogason tras caer lesionado en el partido de vuelta de la Europa League ante el Aberdeen. Este será por tanto el primer partido en el que Arrasate pueda contar con todos sus delanteros. Chory Castro, Agirretxe, Vela y el mencionado Finnbogason están en condiciones de ser titulares, y aunque islandés y mexicano están llamados a jugar un papel más importante sus otros dos compañeros fueron los artífices de la remontada en Vigo, con lo que entrar el once se pone mucho más caro.

Las dudas en el equipo titular parecen afectar únicamente a la zona ofensiva, porque atrás todo parece definido y sólo una posible rotación de efectivos ante una semana de tres partidos trastocaría la defensa ideal de Arrasate. Así, jugarían Zubikarai bajo palos con Bardají en el banquillo, Zaldua y De la Bella en las bandas y Elustondo e Iñigo Martínez por el centro. No es descartable, en todo caso, que entren Carlos Martínez o Mikel González. Dado que Markel ha tenido molestias, no sería descabellado que la gran novedad fuera ver a Gatzañaga por primera vez esta temporada como titular. Da la impresión de que saldrán tres elegidos de entre Pardo, Granero, Xabi Prieto y Canales, y otros dos más de entre Chory, Agirretxe, Vela y Finnbogason. En el primero es más complicado aventurar una hipótesis, mientras que en el segundo lo normal sería que jugaran el mexicano y el islandés, que debutaría así en la Liga y que busca marcar su primer gol oficial con la Real, algo que no consiguió en sus primeros partidos, en la eliminatoria europea ante el Aberdeen.

El realista es uno de los tres equipos que ha comenzado la Liga cubriendo todos los resultados posibles, la victoria, el empate y la derrota, respectivamente ante Real Madrid, Celta y Eibar. Sus cuatro puntos le han llevado a la séptimo posición, por detrás de los seis equipos que aún no han perdido ninguno de sus encuentros, sólo un punto por debajo del último que ahora ocupa plaza europea, el Granada, y a tres de la cuarta plaza, la que da acceso a la Champions League. Su rival, el Almería, no ha empezado bien la temporada y es uno de los cinco conjuntos que aún no conocen el triunfo. Ocupa la decimoséptima posición, justo por encima de los tres que descenderían, con dos puntos, gracias a sus empates en casa ante dos rivales a priori directos, Espanyol y Córdoba. Su único partido como visitante se saldó con una derrota por 1-0 ante el Getafe. La Real, en cambio, cuenta sus apariciones en Anoeta por victorias en esta temporada. En la Europa League venció por 3-0 al Aberdeen y por 1-0 al Krasnodar y en Liga, como se ha dicho, superó al Real Madrid por 4-2.

Si por estadística fuera, el partido no habría ni que jugarlo. Cuatro veces ha visitado San Sebastián el Almería y las cuatro, todas ellas en Primera División, acabaron con victoria de la Real. El equipo andaluz, además, sólo ha sido capaz de marcar un gol en esos cuatro duelos. Hay que remontarse a la temporada 1979-1980 para encontrar el primer choque entre ambos equipos, que se saldó con un 1-0 gracias al gol de Satrústegui. La temporada siguiente, el equipo de Alberto Ormaetxea venció por 3-1, haciendo los tantos realistas Satrústegui en dos ocasiones y Zamora. Hubo que esperar tres décadas para la siguiente visita del Almería, en la temporada 2010-2011, la que supuso el regreso de la Real a Primera, y el resultado entonces fue de 2-0, siendo Tamudo y Ansotegi los goleadores. Y el último encuentro entre ambos equipos fue el de la temporada pasada, que es la mayor goleada realista al equipo andaluz de esta breve historia, puesto que el marcador fue de 3-0.

La Real llegó a ese encuentro de la 2013-2014 lamiéndose las heridas de su tercera derrota consecutiva en la Champions, la de Old Trafford con miles de realistas en la grada, y el Almería lo hizo como colista de Primera. La diferencia entre uno y otro equipo se notó y la Real venció con relativa facilidad, en un partido en el que no hubo rival y en el que los de Arrasate sestearon durante bastantes minutos. A eso ayudó que el primer gol llegara pronto, en el minuto 12, al rematar Griezmann en el segundo palo la peinada de Xabi Prieto a un saque de banda. El Almería parecía albergar ya pocas esperanzas de puntuar y todas se desvanecieron en los cinco minutos que transcurrieron entre el segundo y el tercer gol, en los primeros compases de la segunda mitad. Era el minuto 49 cuando Griezmann, de nuevo de cabeza, hizo el segundo, culminando un buen pase de José Ángel. Y fue en el 55 cuando la Real logró el 3-0 definitivo, convertido por el propio lateral, después de un buen regate y un mejor zurdazo. El Almería gozó a partir de entonces de algunas ocasiones, más por la desidia de la Real que por su buen hacer, pero Bravo mantuvo su portería a cero.