sábado, septiembre 27, 2014

PREVIA Real Sociedad - Valencia. Una final ante un líder

Este cabezazo de Agirretxe fue el 1-0 de la temporada pasada.
Corría la 14 jornada de la temporada 2001-2001 cuando el Valencia visitó Anoeta. Lo hizo como único equipo invicto, no como líder aunque acabara ganando la Liga. Y la Real ganó por 2-0, con dos goles de Jankauskas, provocando la primera derrota valencianista. Ahora se repite la historia con el equipo levantino (domingo, 19.00 horas. Anoeta, Canal + Liga , Gol TV), con la salvedad de que llega líder. Y Anoeta sueña con mantener la costumbre: desde la temporada 2007-2008, y con la única excepción de la 2011-2012, un líder siempre ha caído en el estadio realista. El Valencia será el primer equipo que ocupa la primera plaza que jugará contra el equipo txuri urdin, que recibe esta dura prueba lejos del mejor de los momentos. Sólo una victoria en Liga y dos derrotas consecutivas han hecho que se haya escuchado el calificativo de final para este encuentro. Lo es, porque la Real no puede permitirse más tiempo de espera. O el equipo reacciona, con su técnico a la cabeza, o las voces que piden el cambio no dejarán de multiplicarse hasta que éste sea inevitable. En la jornada 6 nunca se pierde nada, pero las señales positivas son ya una exigencia ineludible.

Ante las dudas por el estado físico de algunos jugadores, esencialmente sus centrocampistas, Jagoba Arrasate no ha querido tomar decisiones en la víspera del partido y ha confeccionado una convocatoria de veinte jugadores en la que están todos los integrantes de la primera plantilla disponibles más Bardají como portero suplente. Las bajas para este partido son la ya conocida de Rulli, y las de sus a priori laterales suplentes, Carlos Martínez y Yuri Berchiche, lo que abre las puertas a Estrada para entrar en su primera lista, ya que sería el único lateral disponible junto con los dos titulares, y también a Ansotegi, que podría cubrir un eventual movimiento de Mikel González o Iñigo Martínez a la banda en caso de necesidad. En principio, tanto Pardo (que se perdió el choque en Sevilla por una gastroenteritis) como Zurutuza (que no juega desde su partidazo ante el Real Madrid) están disponibles, aunque el hecho de que Arrasate no haga los descartes hasta horas antes del encuentro siembra la duda sobre sus posibilidades de estar presentes.

Con estos dilemas y esperando los descartes, se hace complicado aventurar un posible once inicial, aunque en la retaguardia sólo parece haber una duda. Tras la defensa pública que hizo Arrasate y su buen partido en Sevilla, Zubikarai estará bajo palos. Zaldua y De la Bella no tienen rival en los laterales y la incógnita está en el centro de la zaga. Iñigo Martínez ha disputado todos los minutos sin descanso, Elustondo se perdió su primer partido la pasada jornada y Mikel González cumplió francamente bien en su regreso. No parece sencillo descartar cualquier pareja entre ellos. Markel volverá a ocupar el puesto de pivote, devolviendo a Gaztañaga al banquillo, y sus acompañantes, si están físicamente aptos, serían Pardo y Zurutuza, con Granero a la espera. Vela es fijo en el ataque y da la impresión de que Finnbogason podría debutar como titular en Liga en el puesto que el miércoles ocupó Agirretxe, con lo que sólo quedaría una plaza en ataque que a priori sería para Chory Castro, el mejor en las últimas semanas, aunque es complicado que Arrasate siente a la vez a Xabi Prieto y Canales.

Como se ha dicho, llega a Anoeta el líder. El Valencia se encaramó a la primera posición de la tabla con su victoria por 3-0 ante el Córdoba y suma 13 puntos, los mismos que Barcelona y Sevilla y dos más que el Atlético de Madrid, que son los cuatro equipos que todavía no conocen la derrota. La Real ha caído a la decimocuarta posición de la tabla con sólo cuatro puntos, alejándose ya en cinco de las plazas europeas y quedándose a sólo uno de las de descenso, que ahora mismo ocupan Athletic de Bilbao, Getafe y Córdoba. El equipo txuri urdin, con sólo una victoria en Liga, acumula tres jornadas sin saborear la victoria. A pesar de que sólo cinco equipos han marcado más que la Real, los de Arrasate no han podido hacer valer ese dato porque son el séptimo conjunto más goleado. El Valencia, en cambio, es el segundo máximo goleador y el segundo menos goleado, por detrás respectivamente del Real Madrid y del Barcelona. Como local, la Real suma una victoria y una derrota. Lejos de Mestalla, el conjunto levantino empató a uno en Sevilla y ganó 0-3 en Getafe.

Real Sociedad y Valencia se han visto las caras en 63 ocasiones a lo largo de la historia, todas ellas en Primera División, y el balance es favorable al conjunto realista con un total de 30 victorias, aunque han sido más los partidos en los que se han escapado puntos, en los 13 triunfos valencianistas y 20 empates. La Real consiguió su mayor goleada ante el Valencia en el primero de esos duelos, con el 7-1 de la temporada 1931-1932, en un día en el que Bienzobas marcó cuatro goles y Cholín, Chivero y Garmendia redondearon el marcador local. El 0-3 de la temporada 1953-1954 es el más claro triunfo valencianista, aunque marcó un gol más en el 2-4 de la 1943-1944. Los enfrentamientos más recientes hablan de un claro contraste. Desde el mencionado 2-0 de la temporada 2001-2002, la Real estuvo seis temporadas sin conseguir la victoria ante el Valencia, con tres empates consecutivos y después tres derrotas seguidas. Pero, siguiendo ese ciclo, las tres últimas temporadas se han saldado con victoria de la Real, siendo especialmente memorable el 4-2 de la 2012-2013.

La pasada temporada, la 2013-2014, esa victoria de la Real fue por 1-0. Fue malo el partido que ofrecieron realistas y valencianistas, con continuas pérdidas de balón y muy poquitas ocasiones de gol. A la Real ya le empezaba a fallar la gasolina en esta jornada 28 y el Valencia comenzaba a descolgarse definitivamente de la lucha por Europa, muy lejos los dos del duelo por la Champions que vivieron un año atrás. Quizá por eso el equipo visitante trató de apretar algo más tras el descanso, aunque la defensa realista trabajó francamente bien y evitó que el balón llegara con frecuencia a Bravo. El gol llegó por calidad, Griezmann, que hizo un partido lamentable en conjunto, abrió el balón a la banda izquierda con mucho acierto para la subida de José Ángel y su centro lo remató con excelencia Agirretxe, con un buen testarazo ante el que nada pudo hacer Diego Alves. Era el primer disparo de la Real entre los tres palos en todo el partido, y fue en el minuto 60. El Valencia arriesgó para tratar de conseguir un punto, pero la Real defendió bien. Lo que no hizo fue matar el partido al contragolpe, con lo que hubo sufrimiento para lograr la victoria.