lunes, septiembre 15, 2014

Balaídos y otros estadios talismán para la Real

Celebrando el último empate en Balaídos.
A pesar de que es cierto que a la Real de Jagoba Arrasate le está costando sacar buenos resultados fuera de casa, tanto en la pasada temporada como por el momento en la actual, hay un dato que no se puede obviar: en diez de los 19 campos de Primera División, la última aparición del equipo txuri urdin no se ha saldado con derrota. Y en seis de ellos acumula dos o más temporadas consecutivas puntuando. Balaídos, tras el empate del pasado sábado, se ha confirmado como uno de esos pequeños oasis para la Real cuando actúa como visitante, ya que suma nada menos que siete encuentros sin caer derrotada ante el Celta, cuatro de ellos en Primera División y tres de ellos en Segunda. Eso sí, se da también la circunstancia de que seis de esos choques acabaron en empate: a cero en Primera en la temporada 2006-2007 y en Segunda en la 2008-2009; a uno en la 2007-2008 en la categoría de plata y en la élite en la 2012-2013; y a dos, ambos en Primera, en las dos últimas campañas. La única victoria se produjo 0-1, en Segunda, en la 2008-2009.

Ese escaso bagaje de nueve de 21 puntos posibles en Balaídos, a pesar de que la última victoria del equipo local date de la temporada 2005-2006 (1-0), hace que el estadio del Celta no se pueda considerar el destino más propicio de Primera para la Real como visitante. Sin ninguna duda, hay dos campos que superan con creces al recinto vigués en la consideración de talismán txuri urdin: La Rosaleda y Mestalla. El Málaga no ha logrado superar a la Real en los cinco últimos encuentros jugados en la ciudad andaluza, y en cuatro consiguió los tres puntos el equipo realista. La racha comenzó en Segunda, con el 0-2 de la 2007-2008, y se prolongó tras el ascenso a Primera con dos victorias por 1-2 (2010-2011 y 2012-2013), otra por 0-1 (2013-2014) y el empate a uno de la 2011-2012. Eso contabiliza un total de 13 de 15 puntos posibles. Ante el Valencia, la Real acumula nada menos que tres victorias consecutivas: 0-1 en la campaña 2011-2012, 2-5 en la 2012-2013 y 1-2 en la 2013-2014, con un pleno de nueve puntos de nueve en juego.

Cornellá-El Prat, el flamante estadio del Espanyol, lleva tres temporadas consecutivas viendo a la Real sacando algún punto, para un total de cinco de nueve posibles. En las temporadas 2011-2012 y 2012-2013 el resultado del Espanyol - Real Sociedad fue el mismo, 2-2, y la pasada campaña los de Arrasate consiguieron ganar allí por 1-2. Bilbao y Granada también llevan dos temporadas consecutivas sin ver una derrota de la Real. El caso los choques contra el Athletic es doblemente significativo por la rivalidad existente entre ambos equipos y porque la Real consiguió sacar puntos en el último derbi del viejo San Mamés, 1-3 en la 2012-2013, y también del primero en el nuevo estadio, 1-1 en la 2013-2014. En Granada los resultados se intercambiaron con respecto a los de Bilbao, con un empate a cero hace dos campañas y un triunfo por 1-3 en la pasada temporada. Los tres campos que completan esta estadística, lo que significa que la Real no conoció en ellos la derrota en última visita, son los del Elche (1-1), Levante (0-0) y Deportivo de la Coruña (0-1), siendo éste último el único que no vivió la última presencia de la Real en la 2013-2014, sino un año antes, con el 0-1 que certificó la clasificación realista para la Champions League.