miércoles, septiembre 17, 2014

Los finales fatales para la Real son un falso mito

Ifrán hizo en el descuento el 3-2 al Málaga en la 2011-2012.
Que la Real pierda partidos y puntos en los minutos finales, incluso en el tiempo de añadido, es uno de los mitos más extendidos, pero los datos desmienten esa afirmación con rotundidad. Es más, la conclusión que ofrecen los resultados es que desde que la Real ascendió a Primera División en el verano de 2010 ha sumado mucho más que lo que ha perdido a partir del minuto 85 de los encuentros. Con el punto conseguido en Vigo con el autogol del Celta en el descuento, la Real ha sumado siete puntos más allá del minuto 90 y ha perdido sólo cuatro. Pero si la estadística se amplía hasta ese minuto 85, resulta que el conjunto txuri urdin ha cedido ocho puntos pero ha conseguido nada menos que once. Los finales de los partidos, por tanto, no son tan fatales para la Real como parece que cree una parte de su hinchada.

Comenzando por los minutos de añadido, la Real ha marcado al menos un gol más allá del 90 en todas las temporadas desde su vuelta a la élite. En la 2010-2011 no tuvieron incidencia en su puntuación (marcó así en su victoria 1-3 en El Molinón y en su derrota 1-3 ante el Hércules), pero en la 2011-2012 esos goles valieron tres puntos, los dos logrados con el cañonazo de Iñigo Martínez en el Benito Villamarín y el empate en el Calderón con el tanto de Vela. En la temporada de la Champions, la Real redondeó el 2-5 en Mestalla gracias a Vela y sumó un empate ante el Real Madrid en Anoeta con el gol de Xabi Prieto que supuso el 3-3. La pasada temporada, Pardo redondeó la victoria en el derbi ante el Athletic por 2-0 y Vela hizo el inútil gol en el 1-2 ante el Villarreral de la última jornada, pero el gol del mexicano ante el Espanyol sí supuso la victoria por 2-1. Con el punto de Balaídos del pasado sábado, la Real suma cinco puntos más allá del 90.

Ahondando en el poder del mito, lo cierto es que la Real sólo ha encajado dos goles en el tiempo de añadido desde que regresó a Primera División. Lo malo de esa estadística es que ambos goles le costaron puntos y, curiosamente, los dos los consiguió el mismo equipo, el Granada. El conjunto andaluz consiguió empatar en Anoeta, a dos en la temporada 2012-2013 y a uno en la 2013-2014, marcando un gol en esos instantes finales, después de que el cuarto árbitro levantara el cartelón para mostrar el añadido. De esta forma llegaron sendos empates y cuatro puntos volaron en el último suspiro. Pero en las dos primeras campañas en Primera el arco de la Real se mantuvo imbatido en el descuento, como lo está de momento en la presente.

Extendiendo el análisis a los cinco minutos finales de los partidos, el número de goles se dispara en ambas porterías. Y aunque ahí el balance sí es negativo para la Real, se da la circunstancia de que eso no se refleja en absoluto en los puntos logrados a partir del minuto 85. En esos cinco minutos finales, la Real ha conseguido 18 goles en estas algo más de cuatro temporadas, mientras que ha encajado 25. Pero a pesar de tanta efectividad de los rivales, los puntos cedidos son sólo ocho. La peor temporada en este sentido fue la primera, la 2010-2011, cuando se escaparon dos puntos en el 2-2 ante el Almería y uno en las derrotas 1-2 ante el Valencia y 2-1 ante el Zaragoza. También se esfumó el punto que se tenía con el 3-2 ante el Levante en la 2011-2012 y en el 0-1 del Atlético de Madrid en Anoeta en la 2012-2013. La pasada temporada, las victorias del Rayo por 1-0 y el Almería por 4-3 llegaron también a partir del 85 y antes del 90.

Pero la estadística a favor es más favorable. La Real 2010-2011 sumó dos puntos en el tramo final con el gol de Aranburu, el 2-1, ante el Zaragoza. Esa renta de puntos se duplicó en la siguiente campaña, y es que en la 2011-2012 se sumaron los tres en juego ante el Málaga en Anoeta, un partido que en el minuto 85 iba 1-2 y que finalmente acabó 3-2 con los postreros goles de Vela e Ifrán, y se añadió un punto más con el tanto del tanto del mexicano al Villarreal, también en Anoeta, en las jornadas finales del campeonato. En la campaña de la Champions, la 2012-2013, se sumaron tres puntos entre el 85 y el 90, con el gol de Carlos Martínez ante el Getafe en Anoeta para firmar un 1-1 y con el gol de Agirretxe para derrotar por 3-2 al Barcelona. La pasada campaña se lograron dos puntos más, con el gol en propia puerta de Stuani en el 1-2 ante el Espanyol.

Por entrenadores, Martín Lasarte sumó dos puntos entre el 85 y el 90 y perdió cuatro; Philippe Montanier, el más afortunado de los tres técnicos, logró cuatro en el descuento y perdió dos, y en los cinco minutos finales sumó siete y dejó escapar dos; y Jagoba Arrasate tiene también registros positivos, con tres sumados y dos perdidos en el añadido, y dos tanto a favor como en contra en el tramo final. De los siete puntos sumados más allá de los 90 minutos reglamentarios, tres se han conseguido en Anoeta y cuatro como visitante. En los once sumados entre el 85 y el 90, hay predominio local: nueve llegaron en Donostia y sólo dos lejos de allí. En cuanto a los goles de los rivales, encajar en el descuento sólo se ha producido en Anoeta, donde se produce pleno de goles y de puntos perdidos. A partir del 85, la Real ha perdido seis puntos jugando lejos de su estadio y apenas dos en Anoeta.