viernes, octubre 02, 2015

PREVIA Málaga - Real Sociedad. La Rosaleda, ¿escenario de otro despegue?

Celebrando el gol de Pardo la temporada pasada en La Rosaleda.
Ni un calendario asequible ni un derbi en Anoeta han servido para que la Real despegue. ¿Será Málaga (sábado, 22.05 horas, La Rosaleda, La 1) el lugar donde se produzca de nuevo ese acontecimiento como en temporadas anteriores? Mirando la historia reciente, los Málaga - Real Sociedad han sido puntos de inflexión felices en las temporadas realistas, y estando ya en la séptima jornada va siendo hora de que el conjunto entrenado por David Moyes explicite de una forma evidente y continua a qué quiere jugar y qué va a ser capaz de conseguir esta temporada. Para ello, deberá prolongar el buen hacer defensivo que sí está teniendo el equipo bajo el mando de Rulli, Iñigo Martínez y Reyes, pero tendrá que mejorar sus prestaciones ofensivas, dado que sólo dos jugadores han conseguido ver puerta en lo que llevamos de Liga (Agirretxe lleva cuatro y Jonathas uno) y su gran estrella, Vela, está muy lejos de lo que es capaz de ofrecer.

El centro del campo va a ser el gran quebradero de cabeza de Moyes para el partido ante el Málaga. Illarramendi, Markel y Granero han sido dudas durante la semana, y los dos primeros sí han entrado en una lista de veinte jugadores está vez sí facilitada por el técnico txuri urdin en la víspera del encuentro. Al margen de estas dudas, la gran noticia de esta jornada es el estreno de Carlos Martínez en el grupo, después de no haber podido jugar ni un solo minuto en pretemporada ni, por el momento, en partido oficial. Zaldua, en cambio, sigue al margen del grupo, del mismo modo que Navas, Héctor y Oyarzun, jugadores que tampoco no se han podido estrenar esta temporada. Estos son todos los que se han quedado fuera de la lista provisional para La Rosaleda, junto con Ansotegi, el único jugador que no viaja en principio por motivos técnicos, aunque no sería la primera vez que trasciende un problema físico después de que un jugador no entre en los planes de Moyes.

Dado el buen rendimiento defensivo del equipo, no parece probable que haya cambios en defensa para el once inicial, con Rulli bajo palos, Iñigo Martínez tras el anuncio de su regreso a la selección y Reyes en el centro de la zaga, y De la Bella y Elustondo en los laterales. Illarramendi, si está en condiciones, será nuevamente titular, y su acompañante lo más probable es que sea Pardo, a tenor de las molestias que ha tenido Markel y la ausencia de Granero. En la línea de tres mediapuntas Vela parece tener el puesto asegurado a pesar de estar lejos de su mejor versión, y Xabi Prieto, Bruma, Canales y Zurutuza se jugarían los dos puestos restantes, en principio con ventaja para los dos primeros. Menos probable parece que Chory Castro salga desde el inicio por primera vez en la temporada, aunque no es descartable. Y arriba la pugna entre Jonathas y Agirretxe sigue viva, quizá está vez con más opciones para el primero.

Tras el empate en el derbi, la Real quedó en la duodécima posición con seis puntos, tres por encima del descenso y cinco por debajo de la zona europea. Su rival, el Málaga, ocupa precisamente la última de las plazas del descenso, la decimoctava. El conjunto de Javi Gracia es el único de Primera que aún no ha conseguido marcar ningún gol y el único, junto al Levante, que no ha celebrado ningún triunfo. El reto para la Real de cara a este partido sigue estando en su actuación como visitantes. Tras ganar 0-3 en Granada, busca su segunda victoria seguida lejos de Anoeta, algo que no consiguió en toda la temporada pasada y sólo una vez en la 2013-2014. En lo que llevamos de Liga, los de Moyes, además, han conseguido dejar a cero su portería en cuatro ocasiones, pero no han marcado en otros tantos partidos.

La historia dice que la Real ha visitado Málaga en 33 ocasiones, con un balance bastante positivo para ser un campo del sur, tradicionalmente malos para la Real. En Primera han sido 30 los encuentros jugados, con nueve victorias realistas, siete empates y ca2007-2008. Contando precisamente esa victoria en Segunda, la Real le ha tomado la medida a La Rosaleda y no ha perdido en sus últimas siete visitas a Málaga, seis de ellas en Primera, con  dos empates y cuatro triunfos.
torce triunfos locales. El triunfo txuri urdin más claro es el 2-4 de la temporada 1952-1953, con un hat trick de Igoa y un gol más de Paz. El 5-2 del primer encuentro entre ambos conjuntos, en la temporada 1949-1950, sigue siendo la mayor goleada del Málaga. El cuatro estadístico se completa con tres partidos en Segunda División, dos de los cuales acabaron con victoria del equipo andaluz y el último de ellos con 0-2 para la Real, en la temporada.

La pasada temporada, la 2014-2015, la Real consiguió un meritorio empate ante un Málaga que estaba en plena lucha por las posiciones europeas que finalmente no consiguió. Los locales arrancaron arrolladores, pero la Real defendió bien, e incluso llegó al descanso habiendo generando más peligro que su oponente. Al comienzo de la segunda mitad, el equipo malagueño volvió a imponerse, ahora con claridad, y aprovechó que Rulli no mandó en su área como acostumbra para hacer el 1-0, obra de Recio. La entrada de Pardo con menos de media hora de juego por delante fue determinante. Primero, porque ayudó a que el centro del campo jugara con más tranquilidad, pero sobre todo porque él fue el autor del gol del empate, un buen disparo de la frontal después de una acertada dejada de Finnbogason. El empate casi enterró las quiméricas opciones europeas de la Real, pero fue un buen punto en un partido muy disputado.