viernes, octubre 09, 2015

La Real no tenía sólo dos goleadores a estas alturas desde la Liga 1978-1979

Agirretxe y Jonathas, únicos goleadores de la Real.
Ya se han jugado siete jornadas de Liga y sólo dos jugadores de la Real han sido capaces de celebrar al menos un gol. Agirrtxe lleva cinco, el que marcó al Espanyol en Anoeta, los tres que hizo en Granada y el que materializó el pasado sábado en La Rosaleda, mientras que Jonathas hizo el segundo contra el conjunto espanyolista. El resto de la plantilla sigue a cero, a pesar de tener el mayor número de futbolistas en años y el plantel más caro de toda su historia. Para encontrar la última temporada en la que sólo dos jugadores realistas habían marcado al menos un gol después de haberse jugado siete jornadas de Liga, hay que retroceder hasta antes de que el equipo txuri urdin se convirtiera en campeón, concretamente hasta la temporada 1978-1979, cuando los nueve tantos que entonces hicieron los jugadores de la Real se los repartieron Satrústegui, seis, y López Ufarte, tres. Dicho de otra manera, han pasado nada menos que 37 años sin que se viera un registro tan pobre como el actual.

Desde ese salto de calidad histórico que dio la Real a finales de los años 70, la peor marca de distribución de goles a estas alturas de campeonato se logró en la temporada 2003-2004, cuando sólo tres jugadores, Kovacevic y De Paula con tres y Nihat con dos, se repartían toda la labor anotadora del equipo en esos 630 minutos de juego disputados. Antes de eso, también habían sido tres los goleadores realistas hasta la jornada siete en otras cuatro ocasiones, en las temporadas 1990-1991 (tres de Aldridge, dos de Lasa y uno de Atkinson), 1991-1992 (uno de Luis Pérez, Oceano y Alkiza, todos en el mismo partido, 3-1 al Valencia, después de estar cinco jornadas sin marcar un solo gol), 1994-1995 (cinco de Kodro, y uno de Pikabea y Loren) y 1995-1996 (cuatro de Karpin, dos de Pürk y uno de De Pedro)

En las antípodas del actual registro, y siempre desde aquella campaña 1978-1979, han sido seis las temporadas en las que hasta siete jugadores realistas habían anotado ya a estas alturas del campeonato. Sucedió en las campañas 1980-1981 (Satrústegui y Uralde con tres, Kortabarria dos y Gajate, Diego, Idígoras y Zamora uno), 1981-1982 (López Ufarte cinco, Alonso tres, Satrústegui dos y Zamora, Uralde, Kortabarria y Diego uno), 1996-1997 (tres de Kovacevic y Craioveanu, uno de Imaz, Albistegi, De Paula, Idiakez y Gracia), 1997-1998 (Kovacevic y De Paula tres, Luis Pérez, Loren, Craioveanu, Idiakez y De Pedro uno), 1998-1999 (Sa Pinto, De Pedro y De Paula dos, Pikabea, Aldeondo, Jauregi y Aranzabal uno) y 2002-2003 (seis de Kovacevic, cinco de Nihat, tres de Karpin y uno de Aranburu, Jauregi, Khokhlov y De Pedro).