sábado, octubre 24, 2015

PREVIA Levante - Real Sociedad. Al borde de la situación crítica

Canales hizo el gol realista la pasada temporada.
Una victoria en ocho partidos y tener los mismos puntos que el primer equipo que ocupa zona de descenso han dejado a la Real al borde de la situación crítica. Ya se habla sin tapujos de fracaso al evaluar la andadura de David Moyes al frente del banquillo de Anoeta y no se vislumbra un final a esta situación, salvo que las victorias empiecen a llegar. Esa es la única solución. Y la primera oportunidad para ello llega ante el Levante (domingo, 12.00 horas, Ciudad de Valencia, Canal + Liga), en un campo tradicionalmente nefasto para los intereses de la Real. El técnico escocés, además, tendrá que lidiar con las consecuencias del nefasto arbitraje que sufrió su equipo en el partido ante el Atlético de Madrid para componer su once, pero ya no puede acogerse a excusas. Es ganar o ganar. Y si no se gana, será difícil detener la espiral de crisis que ya se respira.

Moyes se ha llevado a Valencia los 20 jugadores disponibles de la primera plantilla más el potrillo Oyarzabal, que hace tiempo que está llamando a las puertas del primer equipo y que ante el Levante podría debutar en Primera si el técnico decidiera darle minutos. De este grupo que ha desplazado, el escocés tendrá que descartar a tres futbolistas más para conformar la convocatoria definitiva de 18 hombres. De esos 21 que han viajado, además de Oyarzabal, cuatro de la primera plantilla aún no se han estrenado esta temporada: Carlos Martínez, Yuri, Héctor y Oyarzun. Al menos uno de ellos tendrá que ser titular en el lateral izquierdo, ya que De la Bella será una de las bajas por lesión. Junto a él están en la enfermería el ya conocido Raúl Navas y Granero. Tampoco estarán Reyes ni Jonathas, expulsados en el partido contra el Atlético de Madrid y que cumplirán esta jornada el preceptivo partido de sanción.

Pese a la nefasta trayectoria de la Real, la satisfacción con la que Moyes habla de los suyos invita a pensar que no habrá grandes cambios con respecto al once de los últimos encuentros, aunque siempre hay un margen para la sorpresa. Seguro es que Rulli estará bajo palos, con Iñigo Martínez y Zaldua como fijos en la retaguardia. Mikel González tiene más papeletas que Ansotegi para ser el otro central y Yuri el lateral zurdo. Illarra es fijo y da la impresión de que Pardo volverá a estar a su lado tras ser suplente ante el Atlético. Y en principio por delante jugarán los mismos, Vela, Canales, Zurutuza y Agirretxe, sin competencia por la sanción de Jonathas y sin alternativa en el banquillo. No obstante, no es descartable que por detrás del punta entran Xabi Prieto o Bruma, dos jugadores, sobre todo el capitán, que han perdido mucha importancia en las últimas jornadas.

La derrota ante el Atlético de Madrid, la cuarta de la temporada, dejó a la Real al borde del descenso. El equipo de Moyes es decimosexto con apenas seis puntos, los mismos que tiene el decimoctavo, precisamente su rival de esta jornada, el Levante. Las posiciones europeas para las que se pensó este equipo txuri urdin están ahora mismo a una distancia de siete puntos, los que alejan a los realistas del sexto clasificado, el Deportivo. La Real ha sumado cuatro puntos a domicilio, los que le dio su única victoria hasta ahora de la Liga, 0-3 ante el Granada, y el empate sin goles que sumó en la jornada inaugural ante el Depor. El Levante sólo ha ganado un partido como local, pero ha sido el último de los cuatro que ha jugado, 1-0 ante el Villarreal, triunfo que rompió su racha de cinco jornadas sin ganar. La Real, por su parte, suma ya tres sin conocer la victoria.

El escenario que visita para buscar una salida a su crisis no es el más propicio para la Real, que sólo ha tomado el Ciudad de Valencia jugando en Segunda División. En Primera han sido siete los enfrentamientos, cinco se saldaron con triunfo local y los dos restantes con sendos empates, aunque precisamente las igualadas han llegado en los dos últimos Levante - Real Sociedad. La mayor derrota que ha sufrido el conjunto txuri urdin en las visitas al equipo valenciano fue el 2-0 de la temporada 2006-2007, la del descenso realista. En Segunda, han sido cuatro los enfrentamientos y ahí el balance sí es parejo, con dos victorias para cada equipo, las de la Real por 1-2 en la temporada 1948-1949 (goles de Arguiñano y Alsúa) y en la 2008-2009 por 0-2 (Agirretxe y Xabi Prieto). Además, la Real ganó por 0-3, dos goles de Terán y uno de Inciarte, en la fase de ascenso de la 1939-1940.

La pasada temporada, la 2014-2015, la victoria de la Real estuvo más cerca que nunca pero se escapó de forma cruel. Y eso que el partido fue soporífero, protagonizando por las incontables marrullerías de Barral. Con todo, el conjunto realista se adelantó al comenzar la segunda mitad, cuando un mal despeje de Vyntra tras el centro de Xabi Prieto lo capturó Canales, que recortó y marcó casi a placer. El 0-2 debió llegar en una jugada en la que el propio Prieto encaró a Mariño, pero Jaime Latre lo anuló por un fuera de juego inexistente. Y fue el colegiado el que coronó su mala noche ya en el descuento, cuando evitó pitar una clara falta a Carlos Martínez en un salto, antes de que el lateral realista extendiera temerariamente la mano, el balón le golpeara en ella y provocara el penalti que desembocó en el empate. Ivanschitz no falló, e hizo el 1-1 en el minuto 92.