domingo, abril 19, 2015

PREVIA Elche - Real Sociedad. Prohibida la relajación

Celebrando el gol de Vela la pasada temporada.
Sin objetivos clasificatorios realistas ya en lo que resta de temporada, por mucho que las matemáticas no dicten ni la salvación segura ni la imposibilidad de llegar a la séptima plaza, la Real viaja a Elche (lunes, 20.45 horas, Martínez Valero, Canal + Liga y Gol TV) con una idea que todo el equipo tiene que grabar a fuego en su mente: prohibida la relajación. Ese tiene que ser el principal propósito de David Moyes, porque la experiencia habla de una Real tremendamente vulnerable cuando da por finalizadas sus temporadas. El ejemplo perfecto, aunque no el único de las últimas temporadas, está precisamente en la pasada, cuando se dio la Liga por concluida con la clasificación europea y la clara cuesta abajo de su rendimiento que venía de más lejos acabó condenando al equipo a jugar dos previas de la Europa League, la segunda de ellas ya de infausto recuerdo. Moyes ya ha advertido que no tolerará esa relajación. Eso, subir alguna posición más en la tabla y aclarar ideas para formar la plantilla de la próxima temporada son los alicientes de Moyes para este encuentro.

Para afrontar el partido, el técnico escocés ha abandonado el secretismo de muchos de sus desplazamientos y ha permitido que se publique el nombre de los veinte jugadores que desplaza para este encuentro. Sus bajas ya eran conocidas antes de la última sesión y el viaje a Elche, son las de Iñigo Martínez y Finnbogason. Es decir, componen la expedición todos los jugadores disponibles del primer equipo más el ya habitual Hervías, sin que haya más incorporaciones por el momento desde el Sanse. Vela parece ya totalmente recuperado, aunque Moyes advirtió que no le ve para jugar los 90 minutos, por mucho que eso pueda ser una nueva maniobra de despiste del escocés, y alertó también de ligeros problemas de Rubén Pardo que podrían apartarle del once inicial. Estrada será sin duda uno de los descartes y el otro, como es habitual, se conocerá antes del partido.

No es fácil aventurar los planes del equipo técnico, pero más allá de las ausencias obligadas no parece que vaya a haber muchos cambios. En defensa, salvo sorpresa, repetirán Rulli en la portería, Zaldua y Yuri en los laterales, y Ansotegi como jefe de la zaga. Mikel González y Elustondo se juegan el otro puesto, esa es la gran duda que hay sobre las elecciones del técnico escocés para este partido. El estado físico de Pardo condicionará el centro del campo que alinee Moyes. Granero parece fijo, y a su lado, si no puede estar Pardo, jugará bien Markel o bien Zurutuza, con más opciones a priori para este segundo porque es el futbolista al que menos ha podido ver Moyes desde que aterrizó en la Real. Si finalmente Vela no está para ser titular, no hay muchas razones para que el técnico escocés no siga confiando en los mismos hombres habituales de las últimas jornadas, es decir, Xabi Prieto, Canales, Chory Castro y Agirretxe.

La Real cerrará una jornada que comenzó en la undécima posición, con 38 puntos, a unos ya prácticamente insalvables ocho de la séptima posición que ahora mismo ocupa el Málaga, que perdió en el Bernabéu, y trece por encima del descenso (diez si el Almería consigue finalmente eludir la sanción que pesa sobre el conjunto andaluz). Su rival, el Elche, está en la decimoquinta plaza con 31, en una zona de relativa tranquilidad pero todavía no salvado. El equipo txuri urdin dejó de ser el peor conjunto a domicilio de la Liga con su triunfo en Getafe, el único que ha conseguido lejos de Anoeta, pero sólo suma más puntos como visitante que el Granada, que tiene siete. Como local, los quince puntos que ha sumado el Elche en su estadio, con sus cuatro victorias y tres empates por nueve derrotas, le sirven para superar a sólo dos conjuntos, el colista Córdoba (nueve) y el Almería (doce). El conjunto ilicitano ha perdido sus dos últimos encuentros en casa, 0-4 ante el Valencia y 0-1 ante el Getafe, mientras que el donostiarra suma tres jornadas sin ganar, con dos empates y una derrota.

Elche y Real Sociedad se han visto las caras en 18 ocasiones, 15 de ellas en Primera División. En esta categoría, el equipo txuri urdin ha puntuado más veces que las que se ha vuelto de vacío, con tres victorias, cinco empates y siete derrotas. Siempre que la Real ha logrado allí el triunfo ha sido por el mismo resultado: 1-2. Así sucedió en las temporadas 1970-1971 (con goles de Silvestre y Boronat), 1973-1974 (de Satrústegui y Gaztelu) y 1977-1978 (de Diego e Idígoras). El peor castigo recibido es el 5-0 de la campaña 1967-1968, la primera tras el ascenso de Puertollano. La Real no pierde en el estadio ilicitano en encuentro de Primera desde la temporada 1976-1977 cuando cayó por 2-0, y desde entonces ha sumado una victoria y tres empates a uno. El cuadro lo completan tres enfrentamientos en Segunda, con igualdad total, 0-0 en la temporada 2007-2008, 1-2 en la 2008-2009 y 4-1 en la 2009-2010, en el partido que cerró la temporada tras certificar el ascenso ante el Celta.

La pasada temporada, la 2013-2014, Elche y Real Sociedad empataron a uno. El encuentro llegó en la segunda jornada de Liga, cuando la Real estaba disfrutando de su gran victoria en la previa de Champions ante el Olympique de Lyon, y el partido resultó aburrido y complicado. El partido empezó francamente mal para la Real, que encajó el 1-0 en el minuto 2, al rematar Coro un córner que la Real concedió por saltar al campo con demasiada relajación ante un equipo que debutaba en casa en su regreso a la Primera División. Después del gol, el equipo de Jagoba Arrasate no reaccionó. No lo hizo hasta la segunda mitad, cuando poco a poco fue adueñándose del partido, aunque sin grandes alardes. Eso sí, el gol llegó en una buena jugada trenzada por los recambios que puso sobre el césped el entrenador realista, Zurutuza y Xabi Prieto, quien asistió a Vela para que convierta el empate. La Real pudo ganar en un par de postreras ocasiones, pero sólo pudo sacar un punto del Martínez Valero.