viernes, octubre 24, 2014

PREVIA Córdoba - Real Sociedad. ¿Es posible la resurrección?

Xabi Prieto, expulsado en Córdonba en la 2009-2010.
La Real visita Córdoba (sábado, Nuevo Arcángel, 22.00 horas, Cuatro) con una única pregunta en el aire: ¿es posible la resurrección de un equipo que ya ha dado síntomas sobrados de estar muerto? Jagoba Arrasate ha recibido una prórroga después de la catastrófica derrota ante el Getafe, pero se da por hecho que este encuentro es un ultimátum. Si la Real no gana, Arrasate dejará de ser el técnico txuri urdin. Lo que cabe preguntarse es si la victoria, en caso de producirse ante un equipo que sí estrenará entrenador (Djukic ha relevado a Ferrer), será suficiente para que esta Real sea capaz de remontar el vuelo o si, en cambio, será pan para hoy y hambre para mañana. A estas alturas parece obvio que los males del conjunto no se limitan a uno o dos resultados negativos y si Arrasate quiere seguir al frente del equipo es evidente que los jugadores, esta vez sí y no como hace cinco días, tendrán que responder por él en el campo. Si no lo hacen, se habrá acabado una etapa. Y todo esto jugando contra el colista y con la Real al borde de los puestos de descenso.

Arrasate se va a jugar esta final, personal y colectiva, con el grupo de siempre y con una sensación de continuidad. Si va a morir, parece que será con sus ideas. Sólo hay un cambio en la convocatoria, y es que vuelve Granero, uno de los descartados de última hora para el encuentro ante el Getafe y seguramente el que más sorpresa causó ver en la grada, y el que se queda fuera es Gaztañaga, que sigue sin tener una oportunidad de demostrar que vale para el primer equipo. Los que siguen fuera del equipo por razones médicas siguen siendo Rulli, Elustondo y De la Bella, los tres con una fecha de regreso ya cercana. Y los que se quedan fuera por decisión técnica, junto al ya mencionado Gaztañaga, son Estrada y Carlos Martínez. Como la pasada semana, la principal noticia al margen del relevo ya mencionado es que Hervías se mantiene entre los 18 escogidos.

El técnico realista adelantó que habrá algún cambio con respecto al once que se enfrentó al Getafe, pero también que lo habría habido igualmente si no se hubiera perdido. No hay mucho margen a la duda en defensa, donde sólo queda por definir quién acompañara a Iñigo Martínez en el centro de la zaga, Mikel González o Ansotegi. Zubikarai estará en la portería y los laterales serán Yuri y Zaldua porque, en una situación que se ha repetido ya unas cuantas veces, no hay más en la convocatoria. Por delante, Markel Bergara sigue siendo intocable. Y a partir de ahí, el único nombre seguro es el de Vela. Pardo, Zurutuza y Granero se juegan una plaza, quizá incluso dos, en el centro del campo. Canales podría volver por Xabi Prieto, Chory en teoría sería el sacrificado si hay un centrocampista más y en la punta es difícil saber si jugará Finnbogason o si lo hará Agirretxe. Es complicado que Hervías entre en el once, pero tampoco descabellado. Si no juega de inicio, acompañará a Bardají en el baqnuillo.

Que la clasificación dictamine que el Córdoba - Real Sociedad es el peor partido de la jornada, da mucho en qué pensar. En la ciudad andaluza lo han hecho y por eso este será el primer partido en el banquillo de su nuevo técnico, Djukic. El equipo txuri urdin arrancó la jornada en la decimosexta posición con cinco puntos, los mismos del penúltimo clasificado y sólo uno por encima del colista, precisamente el Córdoba. Los puestos europeos están ya a nueve puntos y la cuarta plaza, la que da acceso a la Champions, se ha alejado ya hasta los 17, doce más de los que tiene ahora mismo la Real. El cuadro de Jagoba Arrasate no gana desde la segunda jornada, acumula cuatro derrotas en las cinco últimas jornadas y es el segundo peor equipo a domicilio, sumando únicamente el punto del empate en Vigo y superando sólo al Athletic, que ha perdido todo lo que ha jugado lejos de su estadio. El Córdoba, por su parte, es el único equipo que no conoce la victoria en esta Liga, lo que indica que son ocho jornadas ya sin vencer, y en su estadio sólo ha sumado dos puntos de doce posibles, los empates a uno contra el Celta y a cero con el Espanyol.

La historia dicta que el del Córdoba no es precisamente un campo propicio para la Real. De las ocho veces que lo ha visitado, sólo una acabó con el triunfo del equipo donostiarra, y fue en Segunda División. En Primera, Córdoba no ha visto nunca ganar a la Real. Son tres las visitas en la máxima categoría, dos acabaron con triunfo local y una con empate a uno, con gol de Mendiluce para la Real y en la temporada 1968-1969. La más clara victoria del conjunto andaluz fue el 2-0 de la campaña anterior, la 1967-1968. En Segunda han sido cinco los enfrentamientos, con tres triunfos locales (el más claro de ellos fue el 3-0 del primer duelo entre ambos equipos, en la 1945-1946), un empate y la mencionada victoria de la Real de la temporada 2007-2008 por 1-3, con goles de Garitano, el actual entrenador del Eibar, y Díaz de Cerio en dos ocasiones. Aquel día en Córdoba fue el debut en el banquillo txuri urdin de José Ramón Eizmendi.

El último Córdoba - Real Sociedad fue en la temporada 2009-2010, en Segunda, una de las pocas tardes aciagas de la campaña del ascenso realista. Bravo detuvo un penalti en la primera mitad, rompiendo una brutal racha de siete años sin que un portero de la Real parara un lanzamiento así. El Córdoba se adelantó antes del descanso con un tanto de Arteaga. Xabi Prieto fue expulsado por simular una caída que en realidad fue un penalti de libro y el Córdoba hizo el 2-0 en el minuto 84, convertido por Juanjo, después de que Bravo se lesionara en la rodilla. Éste fue, de hecho, su último partido de la temporada en la Real. El último enfrentamiento entre estos dos equipos en Primera fue en la campaña 1971-1972. La maldición del sur hizo que una Real que estaba en la parte alta de la tabla sucumbiera ante el equipo andaluz por 1-0, gol marcado por Manolín Cuesta. Curiosamente, el Córdoba es también el último equipo de Segunda que eliminó a la Real en la Copa, en la temporada 2012-2013, ganando el partido del Nuevo Arcángel por 2-0.