viernes, abril 10, 2009

PREVIA Eibar - Real Sociedad. El partido de los tópicos

La Real juega el partido de los tópicos (sábado, 18.30 horas, Ipurúa, ETB-1; fuera de Euskadi seguimos sin ver a la Real por televisión sin haber escuchado todavía una explicación coherente ni saber si alguien ha trabajado por estos realistas, muchos, que no vivimos allí y que estamos obligados a penar aún más que el resto). Es un derbi, menor pero debir. Es un partido de angustias, puesto que la Real necesita ganar para soñar y el Eibar para no morir. Es Ipurúa, y ese campo está repleto de tópicos por sí solo. Es un partido en el que la Real tiene poco que ganar y mucho que perder. Y, para colmo, recuerda mucho a Vitoria, por las urgencias de ambos contendientes y la diferencia entre uno y otro equipo. Pero los tópicos sólo sirven antes de los partidos. Después sólo quedarán tres puntos con los que seguir optando al ascenso o las lágrimas por haberlos perdido y que el ascenso se vaya un poco más.

Para ganar en Eibar, Lillo cuenta con los mismos hombres que la semana pasada a excepción del lesionado Sergio, que se une a las bajas ya conocidas de Elustondo y Díaz de Cerio. Estrada vuelve a la convocatoria y el único jugador descartado, por enésima semana en esta temporada, es Dramé. Si la convocatoria era totalmente previsible, todo lo contrario se puede decir de los planes de Lillo para los 90 minutos reglamentarios. Durante la semana se ha especulado mucho con el sistema que escogerá el técnico para este partido, teniendo en cuenta los condicionantes propios de jugar en Ipurúa y, además, la baja de Sergio, uno de los jugadores que habían participado decisivamente para que la Real encadenara cuatro victorias consecutivas.

En la portería, y a pesar de los dos partidazos de Zubikarai ante Castellón y Nastic, lo normal es que Bravo vuelva a jugar. De optar por defensa de tres, lo más probable es que Castillo entre por Mikel González y sume a las posibilidades ofensivas de la Real sus subidas por la banda y su golpeo a balón parado. Con tres atrás, es más probable que el pivote sea Diego Rivas y no Markel. Aranburu es fijo en el centro del campo, y en este esquema probablemente también lo sería Gerardo. El puesto restante en el centro del campo de este dibujo sería para Moha, mientras que arriba jugarían Xabi Prieto, Marcos y Abreu. En caso de jugar con cuatro atrás, Castillo y Gerardo o Carlos Martínez ocuparían los laterales y la duda sería el carácter ofensivo que Lillo quiera dar el equipo de salida. Así, Markel podría acompañar a Rivas y Prieto jugar por el centro, o bien Agirretxe actuar de enganche con el ataque.

Mucho que perder y poco que ganar. No hay más que mirar a la clasificación para darse cuenta de ello. Aunque logre la victoria, la Real no adelantará a ningún equipo en la tabla, puesto que el más cercano, el Zaragoza, está cuatro puntos por encima. Si pierde, podrían pasarle tanto Salamanca como Levante. El equipo txuri urdin inicia la jornada en sexta posición, a siete puntos de Hércules y Tenerife, segundo y tercer clasificados, y a ocho del líder, el Xerez. De ganar, el ascenso podría colocarse a cuatro puntos ya que los implicados en la lucha por el ascenso tienen partidos complicados. El primer clasificado recibe al Hércules, el Tenerife hace lo propio con el Levante (dos puntos por detrás de la Real, apura sus últimas opciones de meterse arriba), mientras que el Zaragoza visita Castellón y el Rayo viaja a Huesca. De los seis de arriba, el único que juega con un equipo de la zona baja de la tabla es la Real. Eso convierte esta jornada en una de las más propicias para recortar diferencias.

La Historia juega a favor de la Real, ya que cuenta por victorias sus visitas a Ipurúa. No han sido muchas, apenas dos, una en Liga y otra en Copa, pero siempre ganó el conjunto donostiarra. La primera visita fue la copera de la temporada 86-87 y se saldó con 0-2. La segunda fue la pasada temporada y se convirtió en la primera victoria de la Real en la categoría de plata tras el descenso de hace dos temporadas. Un solitario gol de Gerardo desde el punto de penalti (clara infracción cometida sobre Vaughan) dio los tres puntos a la Real en un partido tenso y muy disputado, fiel al tópico. Pino Zamorano fue muy protestado por la grada, que no llegó al lleno por los excesivos precios fijados por la directiva eibarresa. Uno de los penaltis que pidieron sí fue claro, aquel día la Real sí resultó beneficiada, algo raro en este tránsito por la Segunda División. El mejor realista fue Riesgo, que hizo algunas intervenciones de muchísimo mérito para salvar los tres puntos.

Si Ipurúa es terreno abonado para la Real, todo lo contrario sucede con los encuentros jugados en Anoeta contra el Eibar. Dos visitas, dos empates, mucha polémica, bastantes decisiones en contra de la Real y, sobre todo, consecuencias gravísimas para el club realista. El partido de la primera vuelta fue fiel reflejo de todo esto, más incluso que el de la temporada pasada. Tras una primera parte disputada y sin apenas ocasiones, y ya mediada la segunda, Díaz de Cerio corrió a pescar una mala cesión de un defensa al portero Zigor. Éste golpeó, pero el balón ya lo había tocado Iñigo y se llevó por delante la pierna del nueve realista. El árbitro, González González, no sólo no pitó falta, sino que no detuvo el partido. Al final, y tras la enésima provocación del árbitro (roja directa por nada a Carlos Martínez, que estaba en el banquillo) un aficionado lanzó una botella que impactó contra la cabeza de Lillo. El árbitro, sin comnunicarlo a nadie, suspendió el partido y se marchó del césped. Aquel día, el marcador señaló 0-0, pero hubo una clara derrota. Perdió el fútbol.

1 comentario:

haritz dijo...

amigo, juan, partido muy díficil. de los de ponerse buzo y bregar. yo al Eibar le deseo lo mejor, pero.... desde el siguiente partido a la Real, aquí no vale ni empate ni historias. Hay que ganar Sí o Sí, si queremos aspirar a algo o no perder el tren del ascenso.

Por cierto lamento que no exista una valentía en el club , ante las lesiones de Sergio y Elustondo para dar la alternativa a gente del segundo equipo como Illarramendi.


Finalmente, recordando nuestro debate sobre la ampliación de la cantera a sitios como africa y tras ver los últimos partidos de champons he escrito un post en mi blog entorno a esta cuestión. Lo titulo así: para qué sirve un torneo de juveniles?. Sin ningún ánimo propagandistico te invito a leerlo y me des tu opinión, que será bienvenida.
un abrazo y un saludo

haritz
http://laporteriadefrutas.blogspot.com/