lunes, febrero 29, 2016

PREVIA Atlético de Madrid - Real Sociedad. Progreso y prestigio

Yuri, en el partido de la pasada temporada en el Calderón.
La visita al Atlético de Madrid (martes, 21.00 horas, Vicente Calderón, Canal + Liga) es una oportunidad estupenda para que la Real pueda progresar en el objetivo de pelear por las plazas europeas y también para lograr un prestigio que nunca viene mal. Con Eusebio Sacristán se dio la cara en el Camp Nou, aunque el partido llegara demasiado pronto para que los jugadores ejecutaran sus ideas en profundidad, y en el Santiago Bernabéu, con la decisiva actuación arbitral como una de las causas de la derrota, y ha ganado en San Mamés. El Calderón es así un buen escenario para que la Real de Eusebio se muestre a la Liga y consolide las buenas sensaciones de las últimas semanas. El técnico realista, eso sí, tendrá que solventar de nuevo unas cuantas ausencias para confeccionar un once capaz de vencer en el campo del segundo clasificado.

Las buenas noticias para Eusebio proceden del regreso de los sancionados. Elustondo, Illarramendi y Jonatahas vuelven al grupo tras perderse el partido ante el Málaga, y salvo sorpresa mayúscula lo harán siendo los tres titulares. No obstante, las ausencias son más numerosas. Por sanción, esta jornada será Iñigo Martínez quien tenga que parar. Por lesión, la ausencia de Agirretxe evidencia que se corrió un riesgo con su anticipado regreso de la pasada jornada, por mucho que su gol fuera decisivo y aunque el técnico se mostró convencido en la rueda de prensa de que el hecho de haber jugado no provocará un paso atrás en su puesta a punto. Siguen fuera del grupo, como en las pasadas jornadas, Raúl Navas (recordemos que aún no ha debutado con la Real), Carlos Martínez, Markel Bergara y Zurutuza. Además, se cae de la lista el canterano Bautista, que tendrá que seguir esperando para debutar.

El hecho de ser esta una semana de tres partidos, además del regreso de tres sancionados, provocará cambios en el once. Rulli seguirá bajo palos. Y a partir de ahí, casi todo está en el aire precisamente por el poco tiempo transcurrido desde el partido del sábado. En principio, la defensa la formarían Mikel González y Reyes como centrales y Elustondo y Yuri como laterales. Por delante de ellos, Illarramendi volverá al once. Junto a él, Pardo (el mejor ante el Málaga), Granero y Xabi Prieto se juegan dos puestos, y no sería raro que fuera el capitán el que descansara. Y por delante de ellos Jonathas es seguro y los otros dos puestos se los juegan entre Oyarzabal, Vela y Bruma, a priori con más opciones de ser titulares para los dos primeros. De esta manera, el banquillo lo completarían Oier, que regresa a la lista, Zaldua, Héctor, De la Bella y Capilla, canterano que sí se mantiene con los mayores para esta jornada.

La Real sigue siendo novena, con 34 puntos. El empate ante el Málaga hizo que la sexta plaza se le escapara hasta los siete puntos, pero acercó la séptima, que probablemente también dé pasaporte europeo, hasta los cuatro. El Atlético de Madrid, tras vencer en el Santiago Bernabéu, se afianza en la segunda posición con 58 puntos, aunque está a ocho del líder, el Barcelona. La Real, que acumula cinco semanas sin perder y trece puntos de quince posibles, viaja al Vicente Calderón con la pretensión de corroborar sus buenos números fuera de casa, ya que sería octava en esa clasificación gracias a sus quince puntos logrados lejos de Anoeta, repartidos en cuatro victorias (goleadas por 0-3, 0-4 y 0-5 respectivamente a Granada, Levante y Espanyol, y el triunfo de prestigio por 0-1 en San Mamés) y tres empates. El Atlético sólo ha perdido en su estadio ante el Barcelona, 1-2, a pesar de que sólo cuatro equipos han metido menos goles en su estadio que los 15 de los colchoneros.

Atlético de Madrid y Real Sociedad se han visto las caras en 3 ocasiones y siempre en Primera División. Los números del equipo txuri urdin son francamente malos en estos enfrentamientos, puesto que sólo ganó en seis y empató en 13, con un total de 44 derrotas. Su victoria más holgada es el 0-3 del primero de estos choques, en la temporada 1928-1929, con tantos de Bienzobas, Cholín y Kiriki, pero no hay que olvidar la memorable victoria por 4-5 de la 1955-1956, con Igoa, Zubillaga, Huércanos, Galardi y Gordejuela como goleadores. El triunfo más contundente del Atlético es el 5-0 de la temporada 1970-1971, aunque marcó un gol más en el 6-2 de la 1943-1944. En lo que llevamos de siglo, cada vez que la Real marcó al menos un gol acabó puntuando en el Calderón. Lo hizo en en las victorias de las temporadas 2002-2003 (1-2) y 2012-2013 (0-1) y en los empates a uno de la 2006-2007 y 2011-2012. Eso sí, el dato quiere decir también que la Real no ha marcado en seis de sus últimas diez visitas.

Una de esas ocasiones sin marcar fue la de la temporada pasada, la 2014-2015, un partido en el que la Real apenas sí compareció en el Calderón para certificar una derrota con la que se acabaron todas sus aspiraciones en el Campeonato de Liga superiores a la permanencia. A los diez minutos ya perdía por 2-0, con un autogol de Mikel González, que cabeceó hacia su propia portería un córner botado por Koke, y con el gol de Griezmann, remachando un despeje algo corto de Rulli que quedó dentro de su propia área tras un disparo del mismo Koke. Ahí acabó el partido. Ante la relajación del Atlético por tener el trabajo ya hecho, la Real pasó a dominar la pelota, incluso el juego si se quiere, pero los dos equipos asumieron que el pescado ya estaba vendido. Ni el Atlético consiguió sentenciar a la contra, como pretendió descaradamente, ni la Real puso en grandes aprietos la portería de Oblak, con lo que de los 80 minutos que faltaban tras el 2-0 lo más reseñable fue la pitada que se llevó Granero al saltar al césped, antes de estar a punto de marcar de falta.