sábado, febrero 20, 2016

PREVIA Athletic - Real Sociedad. Un derbi para mirar a Europa

De la Bella, autor del gol del último empate en San Mamés.
Si alguien se hubiera atrevido hace algunas semanas a decir que la Real llegaría al derbi con la opción real de meterse en la lucha por las plazas europeas probablemente habría tenido muy pocos apoyos. Pero así es, el derbi (domingo, 18.15 horas, San Mamés, Canal + Liga) es esa oportunidad, es el partido que puede permitir al equipo txuri urdin mirar con firmeza a las plazas europeas y plantar batalla por ellas. Para ello, tendrá que prolongar su racha de victorias consecutivas, que ahora mismo asciende a tres, y los derbis sin perder, que ya son siete. Deberá, por tanto, ganar en el nuevo San Mamés, aprovechar el cansancio europeo de los bilbaínos y demostrar si esta plantilla tiene de verdad el valor que se le presuponía al comienzo de la temporada y que su pobre actuación en esta Liga ha puesto en entredicho. Casi nada.

La espléndida noticia de la convocatoria de Eusebio Sacristán para el derbi de San Mamés es el regreso de Zurutuza, lo que da al técnico muchas más alternativas para el centro del campo e incluso para el ataque. Las únicas tres bajas médicas ahora mismo son Raúl Navas, Carlos Martínez, Canales y Agirretxe. El preparador realista ha convocado para el encuentro a 16 jugadores de la primera plantilla más los dos potrillos ya asentados en la misma, Elustondo y Oyarzabal. Eso quiere dejar que se han quedado fuera otros dos futbolistas del primer equipo, y las dos ausencias son bastante sorprendentes. Así, verán el encuentro desde casa Héctor, que parecía estar entrando en los planes de Eusebio, y Granero, que había vuelto ya a la dinámica de las convocatorias pero sin jugar después de su lesión.

Así las cosas, está por ver qué planteamiento adopta Eusebio en San Mamés. Todo apunta a que intentará repetir esquema y once con respecto al espléndido resultado que obtuvo en el encuentro de Cornellá-El Prat. Rulli estará bajo palos y en defensa formarán, presumiblemente, Iñigo Martínez y Mikel González en el centro, con Elustondo y Yuri en los laterales. En el puesto de pivote radica la primera duda. Si el 0-5 al Espanyol es la referencia, Reyes volvería actuar por delante de la defensa, con Illarramendi y Pardo por delante. Pero no es descartable ni la entrada de Markel ni tampoco la apuesta más ofensiva con Xabi Prieto. Por delante de ellos sí que parece seguro que estarán Oyarzabal, Vela y Jonathas. Para el banquillo quedarían con seguridad Oier como guardameta suplente, Zaldua, De la Bella, Zurutuza, para el que quizá llega demasiado pronto este partido como para ser titular, y Bruma.

La oportunidad que se le presenta a la Real es importante. Ganando al Athletic pegaría un salto de gigante y, a pesar de su mal inicio de campaña, se metería de lleno en la lucha por Europa. El equipo txuri urdin es ahora mismo décimo con 30 puntos, a seis de la zona europea que marca el Eibar y a cinco de su rival en este derbi, el Athletic, que es séptimo con 35. La Real encadena tres victorias consecutivas y ha puntuado en la mitad de sus desplazamientos, con tres victorias, en realidad tres goleadas (0-3 al Granada, 0-4 al Levante y 0-5 al Espanyol), y otros tantos empates. A pesar de la fama de San Mamés de campo complicado, los rojiblancos se han dejado puntos en cinco de los once partidos que han jugado allí y, por ejemplo, sólo ha ganado un partido más que la Real en Anoeta. La Real suma ya siete derbis contra el Athletic sin conocer la derrota. La última vez que perdió fue en el 2-0 en San Mamés de la temporada 2011-2012, el del gol de Vela que Mateu Lahoz no quiso dar.

Han sido 68 los derbis ligueros que se han jugado en Bilbao, todos ellos en Primera División, con un balance de 37 victorias para el Athletic, doce para la Real y 19 empates. La victoria más contundente de la Real sigue siendo el 1-4 de la temporada 1987-1988, con dos goles de Txiki Begiristain, uno de Loren y otro de Bakero. El 7-0 de la temporada 1934-1935 es la mayor goleada que consiguieron los locales ante el equipo txuri urdin. La Real, que ha jugado allí dos veces, siempre ha empatado en el Nuevo San Mamés. Con la victoria por 1-3 de la temporada 2012-2013 con goles de Griezmann, Agirretxe y Vela, son ya tres derbis en Bilbao sin perder, lejos aún de los ocho que suponen la mejor racha realista, desde el 0-0 de la temporada 1993-1994 hasta el 1-3 de la 2000-2001. El Athletic ha marcado en los últimos trece derbis jugados en Bilbao, la Real ha hecho al menos un gol en cinco de los últimos seis.

La pasada campaña, la 2014-2015, la Real sobrevivió al lamentable arbitraje de Martínez Munuera, que estuvo muy cerca de decantar el derbi del lado del Athletic pero que encontró una sobresaliente respuesta de orgullo en el equipo de David Moyes. La Real hizo una buena primera parte, de enorme intensidad. Casi al inicio de la segunda mitad, en el minuto 50, el colegiado no pitó falta en una clarísima carga de Aduriz sobre Rulli, después pitó penalti en un piscinazo del delantero del Athletic y para colmo expulsó injustamente a Mikel González en esa jugada. El propio Aduriz transformó la imaginada pena máxima. Pero la Real sólo tardó ocho minutos en igualar la injusta ventaja de los locales, al rematar De la Bella un magnífico pase interior de Pardo. Quedaba media hora y el triunfo bien pudo volar a San Sebastián. La Real fue mucho mejor que el Athletic, que no volvió a probar a Rulli, y estuvo más cerca el 1-2 que el 2-1, pero el marcador no se movió y hubo reparto de puntos.