domingo, octubre 11, 2009

REAL SOCIEDAD 2 - SALAMANCA 0 ¡Qué bonito!

Mientras la élite futbolística se juega algo tan importante como estar en un Mundial, mientras un jugador de la Real conseguía en Chile el billete para la mayor cita futbolística, el equipo se jugaba algo que no aparecerá en los libros de Historia pero que para nosotros es igual de importante. Hoy la Real ha dado un paso más. Un paso importantísimo. Hoy la Real es líder (salvo que el Cartagena gane por cuatro goles de diferencia su partido en Cádiz, a partir de las 21.00 horas). Pero cómo ha alcanzado ese liderato. Con fútbol, con juego, con ocasiones, con diez de la cantera en el once inicial. En una tarde magnífica, de claro dominio sobre el campo ante un Salamanca que no ha salido a encerrarse pero que se ha visto superado de principio a fin por el equipo txuri urdin, de comunión absoluta con la grada y con 70 minutos primorosos. Bonito, muy bonito.

Llevamos años, según se acaban los partidos, pensando en los detalles positivos que deja el equipo para no ahogarnos en la oscuridad del presente. Quizá la Real haya inaugurado hoy una nueva etapa, una etapa en la que lo normal sea disfrutar y tener que pensar en lo negativo porque es minoritario. Porque casi todo se hace bien Hoy ha sido así con mucha claridad. El equipo de Martín Lasarte ha hecho un partido espléndido, el mejor de la temporada y puede que incluso el mejor en su paso por Segunda, y ha logrado una merecidísima victoria. ¿Puntos flacos? Tener a Diego Rivas como pivote único dio cierta libertad a los centrocampistas salmantinos en la primera mitad, colocar a Mikel González en la banda izquierda resta profundidad y un apoyo a Griezmann, un Carlos Bueno que no se acercó a la intensidad de Agirretxe y que en los últimos veinte minutos se ha perdido el control de la pelota en buena medida.

¿Todo lo demás? Sencillamente perfecto. La Real salió al campo con una intensidad altísima, la misma con la que jugó en Soria. Que eso se convierta en costumbre será la mejor noticia que puede recibir esta Real. Mereció irse al descanso con ventaja porque demostró en 45 minutos mucha más llegada al área rival y más ocasiones que en muchísimos partidos de los dos años precedentes en Segunda. Griezmann y Xabi Prieto eran dos puñales en las bandas, los movimientos y dejadas de Agirretxe propias de un crack y el dominio de Zurutuza en el centro del campo es algo que llevábamos años sin ver. Atrás, Ansotegi y Labaka se anticiparon una y otra vez a los atacantes salmantinos, que no gozaron de una sola ocasión de gol en esa primera mitad.

Este 0-0 al descanso no tuvo nada que ver con los empates a los que estaba acostumbrado Anoeta en la pasada temporada. Nada. Además, sí hubo un gol. Zurutuza envió al fondo de las mallas un magnífico pase de Griezmann. Todavía nadie sabe por qué anuló el gol Teixeira Vitienes, un árbitro malo de verdad aunque tiene una buena fama cuyos motivos se me escapa. No supo en ningún momento lo que estaba pitando, erró en la mayoría de las tarjetas que sacó y no sacó (a excepción de la clarísima roja a Despotovic por empujar al colegiado ya en el tiempo de descuento) y, quizá por esa absurda ley de la compensación, también anuló un gol aparentemente legal al Salamanca en los primeros minutos del segundo tiempo.

La segunda parte, en la primera media hora, corroboró el caudal ofensivo que tiene la Real. Todos los jugadores fueron una pesadilla para la defensa salmantina. Xabi Prieto fue objeto de incontables faltas, y en una de ellas demostró su inmensa categoría. Sacó rápido, pillando por sorpresa al equipo rival y aprovechando una fulgurante subida del cada vez más asentado Dani Estrada. Pase de la muerte y llegada fulminante y de categoría de Griezmann al primer palo. Segundo gol del francés, segunda gran alegría del chaval y de una grada enloquecida por él. Y partido encarrilado. Cinco minutos después llegó el segundo, por el hambre que demostró el equipo. Ansotegi entró con fuerza desde atrás para remachar a la red un rebote, pero un rebote buscado por Agirretxe, que aunque no marque goles tiene un valor inmenso.

La Real es líder. Queda mucho, si, pero eso tiene un valor inmenso. No era líder, aunque entonces fue en Primera División, desde la noche de 2003 en que se le escapó la Liga en Vigo. El equipo perderá probablemente el liderato, puede que salga en algún momento de los puestos de ascenso en este largo caminar por la Segunda División. Pero hoy la Real ha demostrado que es un candidato serio, sólido y firme, que el camino es el correcto y que se puede confiar en él en los momentos en que tenga que dar un golpe sobre la mesa. Y haciendo de Anoeta el soñado fortín, con dos victorias consecutivas (tres en total con la de Soria) El crecimiento de la Real desde el comienzo de la temporada es indudable y notorio, y todavía hay margen de mejora por los presentes (Griezmann es el estandarte, pero se puede pensar también en Elustondo) y por los hasta ahora más o menos ausentes (Nsue, Bueno, Carlos Martínez, Viguera y Sergio son jugadores que, en realidad, todavía no han aportado demasiado, y seguramente lo harán).

Hay que dar valor a lo que está haciendo esta Real porque lo tiene. No hay más que pensar en los problemas que ha tenido el equipo en los últimos años. Hoy la Real convirtió todos esos problemas en leyendas urbanas. Tuvo peligro dentro y fuera del área, en combinaciones, en pases largos, en la estrategia (Griezmann se ha convertido en el mejor lanzador posible de córners y faltas; si llega marcar la falta directa de que dispuso, se cae Anoeta), la presión fue formidable (Diego Rivas se hartó de robar balones y tanto Ansotegi como Labaka se adelantaron a decenas de pases largos del Salamanca, eso sin contar el gran papel en la contención de Zurutuza y la buena aportación de un recuperadísimo Aranburu. Riesgo, tan seguro como siempre. Y aunque perdió algo de control del juego al final, lo cierto es que gestionó bien los últimos minutos. La Real es líder. La Real gana porque juega biuen. ¿Que sólo es la jornada siete? Sí, pero ¡qué bonito!

7 comentarios:

Iván dijo...

UFFFF

Llámenme sentimental pero hoy incluso se me rayaron los ojos.

Líderes, como cuando el subcampeonato.

Aguantar este ritmo será duro, pero como dices, que bonito!!!.

Que nos quiten lo bailao.

Luis dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Luis dijo...

Bien, mantengamos la calma.

No nos dejemos llevar por la euforia.

Joder, pero que leches, nos lo merecemos, que para una alegría.

Vamos primeros, con el Sanse, con estos, y las chicas ayer debieron hacer un partidazo en el derbi contra el Athletic.

Gracias, gracias y gracias, serán pocos los momentos que vivamos en los que acompaña todo. Pero intensas. Tanto como para compensar, el resto.


Iván os mandamos un abrazo a esas Islas Canarias

cityground dijo...

A disfrutar el liderato, el equipo da buenas sensaciones y la llegada de Griezmann y Zurutuza ha sido maravillosa.

Queda mucho pero hay que ilusionarse con este equipo, 10 canteranos de titulares y porque faltaba Elustondo.

Chus dijo...

No sabes lo que le alegra la vista ver eso a un amante del fútbol. Sí que es bonito, pero que dure.

Saludos desde Gijón.

Sett dijo...

Hola!!!

Te felicito por este arranque que habeis tenido,pero ahora con cabeza,eh,que la segunda division es muito larga y quedar cuarto como el Hercules el año pasado es una pena...

Del Celta mejor ni te hablo...jeje

Un abrazo

haritz dijo...

Juan, hoy he descrito en mi blog lo que sentí el domingo. Una de mis mayores alegrías.Ver un club con alma. Te invito, si me lo permites a mi blog y a tus lectores también. Me sería imposible en un comentario breve a un post expresar lo que sentí al terminar el partido. Tenemos un club con alma no un club desalmado
Un abrazo
haritz
http://laporteriadefrutas.blogspot.com/