martes, noviembre 03, 2015

Tardar tanto en ganar en Anoeta, sinónimo de lucha por la permanencia

Zurutuza, en la derrota ante el Celta en Anoeta.
Anoeta nunca será el fortín que fue Atotxa. Eso es algo que ya está asimilado en el entorno realista desde hace muchos años, y es algo que va mucho más allá de las sensaciones y que se respalda en los datos. Atotxa ganaba partidos, Anoeta no lo hace en la misma medida. Pero de ahí a que la Real se haya acostumbrado a tardar tanto en ofrecer una victoria a sus aficionados, va un trecho que tendría que tener un precio. Con la derrota ante el Celta, el equipo txuri urdin cerró su quinto partido como local sin conocer la victoria en lo que llevamos de siglo, después de haber protagonizado ese nefasto inicio en casa, siempre en Primera División, en las temporadas 2000-2001 y 2006-2007.

Sobra decir que en esas dos ocasiones el objetivo de la Real fue la permanencia en Primera y que en la segunda de ellas, de hecho, no consiguió salvarla y puso fin a 40 años consecutivos en la máxima categoría del fútbol español. Así, en la temporada 2000-2001, la Real empató primero a dos contra el Racing de Santander y después a uno con el Deportivo, para después perder consecutivamente con el Barcelona (0-6), el Real Madrid (1-4) y el Mallorca (0-2). Esa trayectoria tan negativa se rompió con un 4-1 ante el Numancia. En la 2006-2007, la Real cosechó cuatro derrotas seguidas ante Sevilla (1-3), Recreativo de Huelva (2-3), Zaragoza (1-3) y Villarreal (0-1), para después empatar a uno en el quinto partido en casa contra el Espanyol.

En ambas temporadas, la deficiente trayectoria del equipo se cobró la cabeza del técnico, Javier Clemente en la 2000-2001 y José Mari Bakero en la 2006-2007, en ambos casos habiendo disputado tres partidos en Anoeta. En las demás temporadas en las que la Real tomó la decisión de relevar a su entrenador desde el traslado a Anoeta tampoco se vivieron rachas tan negativas como la actual. John Toshack cayó en la 1994-1995, después de haber ganado en el cuarto partido en casa; Salva Iriarte en la 1995-1996 a pesar de haber debutado en Anoeta con una victoria por 2-0 ante el Sporting; lo mismo le sucedió a Bernd Krauss en la 1999-2000, que arrancó ganando 4-1 al Atlético de Madrid; Toshack de nuevo fue el que más sufrió para ver ese primer triunfo en Anoeta en la 2001-2002, 2-1 a Osasuna; y José María Amorrortu también empezó con una victoria en en casa, 2-1 al Alavés, que no impidió su posterior cese.

En aquella temporada 2006-2007, de infausto recuerdo por razones obvias, el equipo realista prolongó la racha sin ganar como local hasta su récord histórico, siete partidos, empatando sin goles primero ante el Betis y después ante el Getafe, antes de romper esa nefasta racha con un agónico 3-2 ante el Gimnastic de Tarragona. Hilando el con el final de la temporada anterior, la Real llegó a nueve partidos en casa sin lograr una victoria. Y ahora, con David Moyes, ya son seis encuentros sin ganar en Anoeta, sumando la derrota por 0-3 ante el Granada con la que se despidió el equipo de sus aficionados en la temporada pasada. Son números preocupantes, se miren por donde se miren.

Y para confirmar que es un gafe de Anoeta, Atotxa jamás vivió en Primera División una racha de cinco partidos seguidos sin conocer la victoria en el arranque de una Liga, ni siquiera cuando la Real bajó a Segunda División. En el descenso de la temporada 1934-1935, la primera victoria llegó en el segundo partido como local, 3-2 al Arenas; en la 1941-1942, al tercero, 2-0 al Barcelona; en la 1943-1945, récord en el desaparecido estadio donostiarra, el primer triunfo no llegó hasta el quinto encuentro, 3-0 ante el Granada; en la 1947-1948, fue a la tercera oportunidad, 3-1 ante el Gimnastic; y en la 1961-1962 incluso se debutó ganando en casa, 2-1 al Barcelona.

Incluso en Segunda División, los arranques en Segunda fueron más positivos en Atotxa que en Anoeta en este sentido. En el viejo campo siempre se ganó en el primer partido en casa, en once ocasiones, a excepción de la 1935-1936 (al tercero) y en a 1962-1962 (al segundo). En el nuevo, sólo se ganó el primero de la tres temporadas en Segunda, en la 2008-2009.