viernes, noviembre 20, 2015

PREVIA Real Sociedad - Sevilla. Eusebio, día 1

Prieto celebra el 4-3 al Sevilla de la temporada pasada.
Arranca una nueva era en la Real Sociedad. Eusebio Sacristán afronta su día 1 al frente del equipo y lo hace con una cita complicada y exigente (sábado, 16.00 horas, Anoeta, Canal + Liga), ante un Sevilla que no ha empezado bien la temporada pero que es uno de los equipos punteros de la Liga. Además, está la necesidad de ganar ya en casa, algo que el conjunto txuri urdin no ha hecho todavía, para que el calendario que acecha a los realistas no se haga más cuesta arriba de lo que ya parece. Hay mucha expectación ante el estreno del nuevo técnico, que tendrá que conseguir lo que David Moyes no fue capaz de lograr: sacar rendimiento de la plantilla más cara de la historia del club y remontar el vuelo cuanto antes para que la temporada no se acabe convirtiendo en un sufrido periplo por mantener la categoría, lucha en la que ahora mismo, y por mucha temporada que quede, está inmersa la Real y de la que tendría que salir cuanto antes para que no crezcan los agobios.

Si Eusebio quedaría dejar claro desde el principio que no le va a temblar la mano a la hora de tomar decisiones, su primera convocatoria genera ese efecto con contundencia. Carlos Vela y Diego Reyes, que han pasado el parón liguero con su selección, se han quedado fuera de los 18 escogidos, que el nuevo técnico realista sí anuncia, a diferencia de lo que hizo casi siempre Moyes. Junto a ellos, Eusebio prescinde por decisión técnica de Ansotegi (lo que le deja sin centrales en el banquillo), Zaldua y Héctor. Oier, Navas, Zurutuza, Oyarzun y Jonathas eran las bajas ya conocidas por cuestiones físicas. De esta manera, los 18 jugadores que forman la convocatoria son los 15 que le quedan a Eusebio del primer equipo y tres potrillos del Sanse que ya han debutado en Primera: Bardají para ser el portero suplente, el ya habitual Elustondo, que cubre la ausencia de un Zaldua que había sido duda durante la semana, y Oyarzabal, que se ha convertido desde ya en la gran esperanza joven de la temporada.

Si la convocatoria ya ha dejado noticias interesantes, el primer once de Eusebio al mando de la Real, en su primer partido como técnico de Primera División, también se espera con muchas ganas. Rulli estará bajo palos, y lo normal sería que la defensa fuera la del equipo de Champions de hace tres temporadas, la que forman Carlos Martínez, Mikel González, Iñigo Martínez y De la Bella. Si la apuesta de Eusebio es el comentado 4-3-3, en principio los señalados para ocupar las tres plazas del centro del campo saldrían del cuarteto que forman Illarramendi, Pardo, Markel y Granero. Y por delante de ellos, Agirretxe parece fijo por el centro y los otros dos puestos se los juegan Xabi Prieto, Canales, Chory Castro y Bruma. Las apuestas de Eusebio en esas dos líneas de tres darán muchas pistas sobre cómo quiere que juegue su Real. Yuri y los tres potrillos parecen destinados a ver el comienzo del partido desde el banco.

Eusebio coge a la Real en la decimosexta posición con los mismos nueve puntos que tiene el primer equipo en zona de descenso, Las Palmas. Europa, el objetivo con el que arrancó la temporada y del que ya se no se sabe muy bien si se debe hablar, está a diez puntos. El Sevilla es décimo con quince, cuatro por debajo de la sexta plaza. El conjunto realista es, junto al Granada, el único que no conoce la victoria en su propio estadio, habiendo visto Anoeta dos empates y tres victorias visitantes. Y no hay ningún equipo que haya hecho menos goles como local que la Real, apenas cuatro. El Sevilla tampoco conoce la victoria fuera del Sánchez Pizjuán, así que salvo que se produzca un empate se romperá una de las dos rachas que entran en colisión en el encuentro. Eso sí, el conjunto de Unai Emery ha arrancado tres empates a domicilio, a cero ante el Málaga, y a uno frente al Levante y al Eibar. El equipo andaluz ha perdido uno de los últimos seis partidos, y el donostiarra sólo ha ganado uno en ese tramo.

La historia da un claro favoritismo a la Real en sus choques contra el Sevilla. Han sido 56, todos ellos en Primera División, y el bagaje es de 33 victorias locales, 17 empates y sólo seis triunfos del Sevilla. La mayor goleada txuri urdin es el 5-0 de la temporada 1949-1950, con goles de Epi, Caeiro, Basabe y dos de Pérez Payá. La derrota realista más clara a manos del Sevilla es el 1-3 de la temporada 2006-2007, la que acabó con el descenso del equipo txuri urdin a Segunda División. El balance en Anoeta es también favorable para la Real, con siete victorias, seis empates y tres derrotas en los 16 encuentros jugados. El conjunto andaluz no fue capaz de ganar en el nuevo estadio en sus nueve primeras visitas, desde el 0-0 de la temporada 1993-1994 hasta el 1-0 de la 2004-2005, después acumuló tres victorias consecutivas y ahora, tras el 2-3 de la temporada 2010-2011, suma cuatro campañas sin ganar, con un único empate y tres victorias de la Real en ese periodo de tiempo.

El último de esos encuentros, el de la pasada temporada, la 2014-2015, fue una vibrante victoria realista. La Real de Moyes se adelantó pronto. Agirretxe coronó un buen inicio del partido amenazado por las primeras ocasiones del Sevilla haciendo el 1-0 a pase de Zaldua. Tras ocho saques de esquina, Kolo acabó empatando de esta suerte futbolística al borde del descanso. Un claro penalti nada más volver de los vestuarios supuso el 2-1, convertido por el infalible Xabi Prieto. Pero la Real no fue capaz tampoco de aguantar su ventaja y Bacca hizo el empate de cabeza aprovechando una falta lateral. Sin merecer la derrota, la Real vio incluso cómo el Sevilla hacía el 2-3, de penalti, tras una mano de Iñigo Martínez que no pareció infracción pero que compensó un clamoroso derribo de Rulli que se fue el limbo. Gameiro no falló, pero la Real no se rindió. En el minuto 82, Arribas acabó metiendo el balón en su propia portería tras varios intentos realistas, y en el 89 fue Xabi Prieto quien hizo, también de cabeza y tras un córner, el 4-3 definitivo. Remontada épica y grande.