miércoles, noviembre 25, 2015

Si el Barcelona ha perdido 37 veces en el Camp Nou, ¿por qué nunca es con la Real?

Vela, en el último Barcelona - Real Sociedad.
En los últimos 20 años, el Fútbol Club Barcelona ha perdido 37 partidos de Liga en el Camp Nou. En ese periodo de tiempo, la Real no ha hecho más que perder el feudo blaugrana. El estadio del Barça es, obviamente, uno de los campos más complicados de la Liga, pero el equipo txuri urdin ha ido sumando una racha que no parece de recibo. La última vez que la Real ganó en el Camp Nou fue en la temporada 1990-1991, con un gol de Dalian Atkinson y dos del gran John Aldridge, y la última en la que puntuó fue en la temporada 1994-1995, cuando empató a un gol gracias a un afortunado tanto de Andoni Imaz en el último suspiro. Desde entonces, hay que insistir en el catastrófico dato, los realistas se han presentado 17 veces en ese estadio y han perdido en todas ellas, con el único descanso en esta tortura en tierras catalanas de las tres temporadas en Segunda División.

Si el Barcelona ha perdido 37 partidos en ese tiempo, casi dos de media por temporada, ¿por qué nunca es con la Real? Estos números evidencian que ganar allí es posible, por mucho que el equipo txuri urdin se haya empeñado en ir construyendo una estadística tan apabullante como inadmisible. Si lo han hecho equipos como el Valladolid, el Betis, el Salamanca, el Alavés, el Oviedo, el Rayo Vallecano o el Mallorca, es que no debería ser algo tan inaccesible a un equipo como la Real. No se están pidiendo números como los del Valencia, que ha sumado cinco victorias en esos veinte años, el Atlético de Madrid (que tiene cuatro) o el Real Madrid (tres triunfos cada uno), pero hay que recordar que Villarreal o Deportivo han salido victoriosos del Camp Nou en tres ocasiones en esos veinte años y que el Osasuna y el Hércules lo han hecho en dos. Hasta 17 equipos han ganado en el feudo blaugrana mientras la Real cosechaba ese mismo número de derrotas.

En esas 17 derrotas, la Real ha encajado 47 goles y apenas ha logrado ocho. Sólo hay tres jugadores de la actual plantilla txuri urdin que hayan sido capaces de anotar en el Camp Nou vistiendo esta camiseta, Vela, Chory Castro y De la Bella, que hicieron los goles respectivamente en el 2-1 de la temporada 2011-2012, en el 5-1 de la 2012-2013 y en el 4-1 de la 2013-2014. Sólo Kovacevic puede presumir de haber marcado dos goles en ese tiempo, en el 3-2 de la temporada 1996-1997 y en el 4-1de la 1998-1999. En hasta diez de esos 17 partidos, la Real ni siquiera fue capaz de anotar, lo que hace del todo imposible sumar una victoria. Y en nueve de esos 17 partidos, el Barcelona anotó tres o más goles, con lo que ya no es sólo que la Real siempre pierda en el Camp Nou, es que habitualmente regresa a Donostia con una goleada encajada.

Eusebio Sacristán, que precisamente hizo buena parte de su carrera como jugador en el Barcelona, ha empezado con buen pie en la Real, con una victoria ante el Sevilla. Y ahora le llega este obstáculo histórico, el Camp Nou que tan bien conoce y donde también ha ejercido de segundo entrenador. La Real visita a un Barcelona que, además, parece intratable, después de haber goleado al Real Madrid en el Santiago Bernabéu por 0-4 y a la Roma en el estadio blaugrana en Champions por 6-1. Si la Real se presenta en el Camp con las clásicas intenciones de disfrutar de un partido bonito, de admirar el escenario o de insistir de antemano en la categoría del rival, la derrota está asegurada. Y la goleada, casi. Si Eusebio es capaz de insuflar a sus jugadores el ánimo para pelear por la victoria en el Camp Nou, su estancia en la Real no sólo habrá empezado con buen pie, sino con un momento histórico. Romper 17 derrotas consecutivas en un mismo escenario sólo podría calificarse así.