miércoles, noviembre 04, 2015

Agirretxe, camino de ser el máximo goleador realista en una Liga

Agirretxe celebra el primero de los dos que le hizo al Celta.
Queda muchísima temporada, de eso no hay duda, y las rachas son las que marcan la producción de un delantero, pero los números que presenta Imanol Agirretxe tras las diez primeras jornadas le han puesto en el camino de convertirse en el máximo goleador en una Liga y vistiendo la camiseta de la Real Sociedad. En esos diez primeros partidos, el actual 9 txuri urdin ha convertido ya ocho goles. Si miramos a estas alturas de temporada los tantos que habían conseguido los mejores artilleros de la historia del club, parece evidente que su ritmo invita a pensar en que Agirretxe puede conseguir un registro histórico cuando finalice la Liga y colocarse entre los mejores delanteros de los más de cien años de vida del club.

El máximo goleador de la Real en una sola Liga es Meho Kodro, con los 25 tantos que hizo en la campaña 1994-1995. Pues bien, en la décima jornada el bosnio llevaba un gol menos de los que suma ahora Agirretxe, siete. En esa tabla le siguen los dos delanteros de la Real que casi ganó la Liga en la temporada 2002-2003. Nihat Kahveci hizo 23 en aquella ocasión, por los 20 que alcanzó Darko Kovacevic 20. Tras la décima jornada de aquella campaña, el turco había anotado seis mientras que el serbio llevaba los mismos que Kodro en su mejor año, siete. Jesús Mari Satrústegui, máximo goleador de la historia de la Real, logró su mejor registro en la temporada 1978-1979, cuando alcanzó los veinte tantos, pero tras los diez primeros partidos llevaba seis, dos menos que Agirretxe en la actual temporada.

Hay dos jugadores de entre los grandes goleadores de la historia de la Real que sí superan el actual registro del atacante de Usurbil. El primero de ellos es Paco Bienzobas, el único realista que ha sido capaz de ser el máximo goleador de una Liga. Eso lo consiguió en la primera temporada en que se disputó el torneo, la 1928-1929, cuando alcanzó los 14 goles. Llevaba nueve tras los diez primeros partidos de una Liga que apenas tuvo 18 jornadas. En Segunda División, el máximo goleador en una Liga es José Miguel Olano, que hizo 31 en la temporada 1962-1963. Con diez partidos jugados llevaba la bestial cifra de 17, entre otras cosas porque le había hecho cinco tanto al Ourense (6-1) como al Baskonia (7-2).

Los ocho goles que lleva Agirretxe en la Liga, todavía con 28 jornadas por disputarse, suponen ya la tercera mejor marca del de Usurbil en Primera, superando los tres goles que logró en la campaña 2010-2011, los siete que hizo la temporada pasada e igualando los que logró en la 2013-2014. Su trayectoria en la máxima categoría se completa con sus mejores marcas hasta la fecha, los 14 que hizo en la 2012-2013, goles que fueron clave para la clasificación de la Real para la Champions League, y los 10 que convirtió en la 2011-2012.