sábado, febrero 28, 2015

PREVIA Valencia - Real Sociedad ¿Será en Mestalla la primera victoria fuera?

La Real, celebrando uno de los goles de la pasada temporada.
La Real salió victoriosa de Mestalla en las últimas tres visitas, y siempre fue en una hora de necesidad. Ahora, tras la remontada ante el Sevilla, la soga no le aprieta tanto al equipo txuri urdin, pero sigue siendo el único que no ha ganado fuera de casa y eso es razón más que suficiente para preguntarse si será en Valencia (domingo, 12.00 horas, Mestalla, Canal + Liga y Gol TV) donde se produzca por fin ese ansiado triunfo balsámico. Viendo el sensacional rendimiento de la Real en casa ante los equipos de la parte noble de la clasificación y la sonrojante derrota en el Bernabéu en el primero de esos duelos a domicilio, Valencia probará la capacidad del equipo de David Moyes para manejarse en escenarios grandes. Y dado que el Valencia fue el único de los cinco primeros que puntuó en Anoeta, la ocasión de tomar cumplida revancha de aquel empate. Aunque la Real haya recuperado al fin el olfato goleador, jugará una semana más sin Vela, que todavía seguirá de baja un tiempo.

Como ya es costumbre, Moyes decidió que la Real no comunicara los nombres de los jugadores que forman el grupo que se desplaza en este caso a Valencia. Lo que sí está claro es que hay cuatro bajas confirmadas, las de Mikel González, Carlos Martínez, Zurutuza y Vela. Como dijo el preparador realista, el que más cerca está de regresar es el lateral. Eso dejaría al técnico sólo con 17 jugadores del primer equipo, aunque uno de ellos siga siendo el habitualmente descartado Estrada. Con la incorporación habitual de Hervías a la primera plantilla no habría que descartar a ningún jugador. El técnico habló en la rueda de prensa anterior al partido de otras lesiones de menor importancia. Dado que no hay información más específica, eso será lo que marque la composición definitiva de la convocatoria y la presencia de jugadores del Sanse. Obviamente, esta situación viene a confirmar que la Real cuenta con una plantilla muy corta, algo que no es del gusto de su técnico.

No sólo por el último triunfo sino también por esta limitación numérica, no se esperan grandes cambios con respecto al equipo que se enfrentó al Sevilla. Así, Rulli estará bajo palos, con Iñigo Martínez y Ansotegi en el centro de la zaga, Zaldua en la banda derecha y con la principal duda en la izquierda. Todo hace pensar que Yuri recuperará la titularidad tras su sanción y que De la Bella volverá al banquillo. Por delante de ellos lo normal es que repitan Pardo y Granero. Canales, Chory Castro y Xabi Prieto formarían la línea de tres centrocampistas y en punta estará Agirretxe, que con el gol que hizo al Sevilla logró conectar tres jornadas seguidas marcando por primera vez en su carrera. Quizá la modificación más probable con respecto a este once pudiera ser la inclusión de Markel, lo que afectaría a Pardo o a Granero, bien dándoles descanso o bien adelantando su posición a la línea de centrocampistas ofensivos y dejando en la suplencia presumiblemente a Chory Castro. Zubikarai, Elustondo, Hervías y Finnbogason completarían el banquillo.

La gran victoria ante el Sevilla dio aire a la Real, que comenzó la jornada en la décima posición, con 27 puntos, cinco por encima de la zona de descenso, aunque con siete equipos por debajo que no estén entre los tres últimos como colchón, incluyendo a Eibar y Athletic, que suman los mismos puntos que el equipo txuri urdin. El Valencia es cuarto, ocupa la última plaza que da acceso a la Champions, con cinco puntos de ventaja sobre el Sevilla y a tres del tercer clasificado, el Atlético. La Real suma tres jornadas sin conocer la derrota, las mismas que lleva jugando sin Vela, con cinco puntos de nueve posibles. Como visitante sigue siendo el peor de la Liga y el único que no ha ganado, con apenas cinco empates en los once partidos que ha jugado. Y apenas ha anotado ocho goles a domicilio. Por su parte, el Valencia tiene unos registros impresionantes como local, diez victorias en doce partidos. Sólo el Barcelona ganó, 0-1, y sólo el Athletic empató, 0-0. En Mestalla ha marcado 27 goles, una media de 2,2 por partido.

Los datos históricos son duros con la Real en sus visitas a Valencia. De los 63 partidos disputados, todos ellos en Primera División, el equipo txuri urdin sólo consiguió la victoria en once, sacó otros tantos empates y salió derrotado en los 41 choques restantes. Eso sí, la Real ha ganado en sus tres últimas visitas a Mestalla (0-1 en la 2011-2012, 2-5 en la 2012-2013 y 1-2 en la 2013-2014), y ha empatado otros tres encuentros en los últimos nueve jugados en el estadio valencianista. En las temporadas 1990-1991 y 1991-1992, la Real ya acumuló dos victorias seguidas en Valencia, 0-1 y 1-2, pero nunca había estado tres temporadas sin caer derrotada en este estadio. El mayor triunfo realista es el memorable y ya mencionado 2-5 de la temporada 2012-2013, con goles de De la Bella, Mikel González, Ifrán, Agirretxe y Vela. Por contra, la mayor goleada sufrida a manos del Valencia es el 7-1 de la temporada 1934-1935. Desde el regreso a Primera, la Real sólo perdió en el primer partido que jugó en Valencia, 3-0 en la 2010-2011.

Como de costumbre en los últimos años, la pasada campaña la Real ganó en Mestalla en un momento complicado. El equipo de Jagoba Arrasate sufría en la Liga, sólo un punto sobre el descenso, y penaba en la Champions. Pero la Real expuso en Mestalla mucho trabajo y rigor defensivo, aún con alguna pequeña laguna. En el tramo final del primer tiempo, Griezmann hizo el 0-1, de cabeza, aprovechando un centro de De la Bella y un magnífico aclarado de Agirretxe. Era la primera vez que la Real se ponía en ventaja desde que ganó al Olympique Lyon en Anoeta en la previa de Champions, y era ya el mes de octubre. Eso permitió que la Real jugara sus mejores minutos al volver de los vestuarios y que Pardo, que estaba ya muy cómodo sobre el césped de Mestalla, hiciera el 0-2 con un gran disparo desde la frontal. El partido se decidió entonces, aunque quedaba media hora por delante. Bravo apenas sufrió en una ocasión de Mathieu y el gol de Pabón, en el minuto 89, fue más una anécdota para subir el 1-2 definitivo al marcador que un motivo para el sufrimiento de la Real.