lunes, abril 05, 2010

Hasta el cielo se puso de nuestra parte

Amaneció el día en San Sebastián negro y gris. Como los colores con los que el Hércules saltó al césped de Anoeta. Y poco poco las nubes se tornaron blancas y el cielo recuperó su color azul. Hasta el cielo se puso de nuestra parte. ¿Cómo no íbamos a ganar? Llovió durante el partido, pero cuando miraba hacia el cielo sólo veía esos dos colores, el blanco y el azul. Y cuando miraba al césped, también. El cielo fue un fiel reflejo del partido. El cielo, justo eso a lo que aspiramos en junio. Volver al cielo, a esa Primera División de la que nunca debimos salir. No tenemos tradición de tenerlo todo de nuestra parte, pero ahora que lo tenemos, hasta el cielo, hay que agarrarlo con fuerza. Esta Real lo está haciendo. Y todos, desde dentro y desde fuera, ya lo ven sin ningún género de dudas.

Hasta el Plus lo dice. "¿Dónde vas a ver el próximo domingo a una Real de Primera?". Yo la vi en Anoeta, pero muchos la verían a través del Plus. Y si el Plus lo dice, será verdad. Tanto da que en Alicante, seguro, aprovecharan el mismo anuncio por la coincidencia de colores. Tanto da que luego en el resumen del partido que emitieron por la noche sus comentaristas no supieran pronunciar el nombre de Zubikarai, que le catalogaran como el tercer portero del equipo, que pensaran que Xabi Prieto había jugado o que vieran con insistencia y en primera instancia un imposible fuera de juego en el gol de Nsue. Las imágenes, que ya no están en codificado como antaño, no mentían. Y mostraban a una Real campeona y triunfante. El año que vienen tendrán que saberse mejor todos los detalles de la Real. Porque estaremos en Primera.

Y estaremos allí por muchas cosas, pero una de las más importantes es que nunca hemos tirado la toalla. "En Primera o en Preferente, de la Real hasta la muerte", decía aquella famosa y hermosa ancarta que se mostró en Valencia el día que bajamos a Segunda. Desde entonces, en Anoeta siempre ha habido más de 15.000 aficionados. Incluso para jugar contra el Poli Ejido o el Alicante. Siempre incondicionales, como en los desplazamientos a Huesca, Soria, Salamanca o Gijón. Y con la bandera txuri urdin en el balcón. El Ayuntamiento de San Sebastián ya la tiene colgada desde hace unas semanas. En algunos balcones de realistas anónimos también se ven. Quizá llevan allí desde 2003, cuando todos soñamos con ser de nuevo campeones. Quizá estén desde hace pocos días, cuando el sueño de ser campeones en nuestro periplo de Segunda se ha terminado de afianzar. Pero las banderas siempre han estado ahí. Siempre.

4 comentarios:

alberto dijo...

Buenas, que importante victoria la cosechada el Domingo a las 11.
Estais creando un colchçon muy importante con el cuarto, en esta hora a 9 puntos faltando por jugar el Betis.
La verdad es que si veo a la Real en primera.
Saludos.Resultado de la Encuesta....

Luis dijo...

Que bonito te ha quedado.

cityground dijo...

Muy bonito el artículo, cada vez estamos mas cerca de Primera que es nuestro sitio.

A ver si ganamos en Huelva para reafirmarnos en la primera posición.

Juan Rodríguez Millán dijo...

Alberto, imprtantísima, sí. Esa distancia es muy grande, teniendo en cuenta que quedan 33 puntos en juego, pero todavía hay que rematar la faena.

Luis, muchas gracias.

Cityground, gracias también a ti. Es nuestro sitio y estamos cerca de recuperarlo...