domingo, abril 25, 2010

CARTAGENA 1 - REAL SOCIEDAD 1 Punto de orgullo, punto de oro

Un punto de orgullo se trae la Real de Cartagena. Un punto de orgullo y también de oro, viendo cómo están las cosas, cómo se quedó el partido con la inverosímil expulsión de Aranburu y el flojo ritmo de los perseguidores. El equipo txuri urdin, hoy sí, ha dado la cara como visitante y lo ha hecho en el campo de uno de sus rivales directos, limitando al mínimo las ocasiones que ha provocado el Cartagena con un hombre más e incluso dando una mayor sensación de peligro que, eso sí, no ha podido concretar en ocasiones de gol. La Real sólo ha cedido el control del partido en una fase de la primera mitad, pero lo puesto sobre el césped en inferioridad numérica da al empate un valor superlativo. El partido deja motivos para la satisfacción, y el sufrimiento que alentaba el marcador y estar con diez no tuvo ningún reflejo sobre el campo. La Real sale muy reforzada de la primera de las últimas nueve finales, a pesar de que prolonga la racha sin ganar fuera de casa. Pero eso hoy importa menos.

A pesar de las especulaciones previas, Lasarte optó por mantener el esquema de toda la temporada, sin cambios en la parcela defensiva y con Nsue, Zurutuza y Xabi Prieto por detrás de Agirretxe. La noticia de la alineación titular estaba en la portería. Jugó Asier Riesgo, y lo hizo de nuevo de maravilla, por la seguridad que transmitió porque apenas tuvo intervenciones de gran mérito. La Real saltó al campo con una muy buena actitud, que borró de un plumazo lo visto en Córdoba y Huelva. A esa sensación contribuyó el golazo con el que se adelantó el equipo txuri urdin en el minuto 4. Cabalgada de Zurutuza, apertura a Xabi Prieto, balón raso a la frontal del área y maravilloso zapatazo de Aranburu que se cuela en la portería cartagenera después de golpear en el palo. Un golazo de muchos quilates que confirma lo que sabemos de Prieto y Zurutuza y ayuda a que el capitán recobre un valor que muchos le pedimos: la llegada a puerta y el gol.

El partido no se podía poner mejor para la Real, pero el equipo de Lasarte se encontró con un duro escollo: es muy difícil jugar al contraataque sin jugadores veloces. Sólo Nsue tenía esa característica entre los hombres ofensivos, pero el mallorquín no estuvo hoy afortunado en casi nada. Se dejó la vida sobre el césped pero sin influencia alguna en el encuentro. Se echó también en falta la presión de Bueno. Agirretxe no destaca en esa faceta de estorbar a la defensa rival tanto como el uruguayo y los locales lo agradecieron. El Cartagena apretó y se hizo con el dominio del partido. Esa fase desembocó en el gol del empate. Uno de esos goles que apena por evitables. Un corner peinado en el primer palo y rematado en el segundo. Falló la marca, y entre Carlos Martínez y Zurutuza permitieron el remate de Chus Herrero. El partido empezaba de nuevo. Y aunque Cartagonova empezó a apretar lo suyo, poco a poco la Real fue recuperando su sitio. El Cartagena no forzó mucho a Riesgo, que sólo tuvo que hacer una espléndida salida (una de sus mejores cualidades) para evitar un gol local.

El partido llegó al descanso en una situación de cierta igualdad. En la segunda mitad, el Cartagena empezó con fuerza y tuvo una ocasión de adelantarse en el marcador, que Carlos Martínez sacó bajo palos. Y entonces llegó el momento decisivo. Aranburu fue expulsado. Fue la consecuencia de un arbitraje errático, calamitoso y en ocasiones hasta demencial. Mal en la señalización de las faltas, muy mal en las amonestaciones. Ni siquiera pareció claro que Aranburu tocara a De Lucas, mucho menos para expulsarle. Increíble. Tan increíble como que recibiera la primera tarjeta por reiteración (lo dijo el árbitro con sus gestos) cuando ese criterio no se lo aplicó al Cartagena hasta la media hora de la segunda mitad. El daño para la Real era inmenso en ese momento. Diego Rivas se había torcido el tobillo en la primera mitad y se quedaba como pivote único, aguantando como un jabato y teniendo además ya una tarjeta amarilla. Para reforzar esa zona, Lasarte metió a Markel Bergara, que salía de una lesión. No había muchas opciones más, pero optar por todo eso fue un síntoma de valentía de esta Real.

Y mucha más valentía demostró el equipo en los 40 minutos finales. Porque la Real fue capaz de aguantar con diez jugadores al Cartagena, uno de los equipos que luchan por subir a Primera División, y lo hizo de una manera ejemplar. Supo jugar en todas las situaciones, consiguió que el Cartagena apenas creara peligro hasta el tramo final del encuentro, cuando llegó al área de Riesgo más por orgullo propio y cansancio de la Real que por dominio futbolístico. Rivas dio una lección de orgullo y pundonor digna de recordar. Mikel González se salió en defensa. De la Bella hizo un partido portentoso, a pesar de que tanto él como Carlos Martínez subieron menos de lo que acostumbran (sobre todo en la primera mitad y seguramente por orden de Lasarte para solucionar los problemas que se vieron en los dos anteriores salidas). Xabi Prieto entendió el contexto del partido a pesar de no estar demasiado acertado en el pase. Y apenas se jugó en el descuento. Esta Real aprende de errores pasados.

Para entonces, ya se habían marchado Agirretxe (al que se le escapa una nueva oportunidad de destacar, aunque tuvo una muy buena ocasión de gol en la primera mitad, con un disparo a bote pronto que se marchó muy cerca del palo) y Nsue. Griezmann había entrado en el campo y Borja Viguera tuvo sus primeros minutos de la temporada (eso también supone arriesgar, y el riesgo le dio premio a la Real). El joven potrillo francés estuvo algo impreciso también, porque tuvo en sus botas un par de oportunidades de montar contras que habrían resultado letales. Y es que esa es la paradoja que deja el partido. Con diez la Real se creció. Sin llegar a portería con claridad (De la Bella tuvo la mejor en una magnífica arrancada desde atrás que finalizó en un disparo que rebotó en un defensa), pero con una sensación de peligro superior a la que dejaba el Cartagena. Contuvo sin problemas al Cartagena e incluso se permitió mantener a tres jugadores en ataque de forma continua. Ni el calor, ni la inferioridad, ni el Cartagena. Nada pudo con el equipo txuri urdin. Magnífica la actitud de la Real.

Hoy las circunstancias y el arbitraje (¿habría ganado la Real con once? Yo apuesto por ello) han frenado una nueva opción de dar un golpe sobre la mesa, pero el punto conseguido es valiosísimo. La Real sigue líder y llega a los 60 puntos. La ventaja con respecto al segundo clasificado es de cinco puntos (serán cuatro si gana el Hércules esta tarde al Salamanca). El Cartagena sigue a cinco, que son seis porque el punto en Cartagonova le da definitivamente la ventaja en caso de empate a puntos. Al Betis se la ha metido un punto más y está a siete. El Levante se puede poner a dos puntos, cierto, pero hasta ahora sólo el Elche saca provecho de esta jornada y está nada menos que seis puntos por detrás. El peligro para la Real sólo está en la propia Real. En sus ausencias, por ejemplo, puesto que tanto Aranburu como Rivas se perderán la próxima jornada con tarjetas. Portero y delantero titulares están lesionados. Pero no importa. El equipo txuri urdin, como equipo, como grupo, ha dado sobradas muestras ya de carácter y de entrega. Salga el que salga y sea cual sea el marcador final, la Real rendirá sobre el campo. Es el líder. Y hoy ha conseguido un punto más en su camino a Primera. Quedan ocho partidos y todos nos siguen mirando desde atrás.

5 comentarios:

Miki dijo...

Bueno, un punto más. A mí me pareció que la Real hizo un buen partido.

Bien la defensa, aunque Charly flojea demasiado defensivamente. Muy buen partido de de la Bella, Mikel y Anso.

En el centro del campo muy bien en general. Enorme Rivas (salvo la entrada que le pudo costar la expulsión y que sin duda influyó para que se inventara la expulsión de Aranburu). Gran partido de Markel entrando desde el banquillo.

En ataque flojeamos algo más. Ni Aguirretxe ni Nsue estuvieron finos. Y de Griezmann esperaba algo más.

cityground dijo...

Hay que empates que saben de maravilla y el de ayer es uno de esos.

Solo vi la 2ª parte pero me gusto como defendió la Real, casi no nos creo peligro un buen equipo como es el Cartagena, y en ataque tuvimos alguna opción pero sin lograr rematar. El equipo se dejo el alma, debe ser nuestro punto de inflexión en los partidos fuera, ayer fuimos muy competitivos nada que ver con Córdoba y Huelva.

La expulsión de Aranburu injusta pero Rivas debió ver la segunda amarilla un poco antes.

Me alegre del debut de Viguera, incluso pensé que igual nos daba el triunfo.

Ahora a ganar al Rayo para mantener la ventaja.

javilanzarote dijo...

Un puntito más cerca de 1ª y no nos faltan muchos.
En la 1ª parte se vio que la Real es superior a los demás equipos, menos en el paréntesis en que el Cartagena achuchó y empató, con presión y toque rápido y vertical ya sea en corto o largo, con una defensa siempre bien colocada, un centro del campo muy trabajador, con Prieto de lujo, una delantera que actúa de primer defensor y con un portero de 1ª(realmente los 3 lo son).
Si no hay expulsión puede que no ganaramos, pero el partido lo hubiéramos dominado. Es más, pienso que una de las razones de que la Real no pasara apuros es que el Cartagena no está bien físicamente, aunque lo digo sin restar mérito al gran esfuerzo de la Real, porque con 10 y con Rivas tocado hubo que correr bastante.

javilanzarote dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
javilanzarote dijo...

Sigo, porque algo raro hice que se publicó lo que llevaba y dos veces.
Me gustaron los detallitos de los pocos minutos de Viguera, y ahora sin Bueno va a tener minutos, porque Agirretxe no ve puerta últimamente y Nsue está flojito.
Markel dio más nivel del que acostumbraba y falta va a hacer porque contra el Rayo va a tener el peso defensivo del mediocampo y ahí es donde tiene que demostrar lo que esperamos todos de él desde hace tiempo. ¿Lo acompañarán Zurutuza y Sergio? Yo opino que Lasarte no pondrá a Zurutuza los 90 minutos y que dejará a Sergio en el banquillo para entrar por él, y que va a subir a Illarramendi y jugará titular.