martes, enero 10, 2017

PREVIA Villarreal - Real Sociedad. Sin complejos

Así hizo Willian José su gol en el partido de ida.
A pesar del último varapalo liguero con el Sevilla, quién iba a decir hace no tanto tiempo que la Copa podría estar provocando el actual estado de excitación que siente la Real. Eusebio apuesta por la competición y tanto el equipo como la afición se han enganchado a ese propósito de hacer que la Copa tenga un papel esencial en la temporada. El equipo txuri urdin logró ante el Villarreal un muy buen resultado en el partido de ida, hace tan solo una semana, y ahora (miércoles, 19.00 horas, El Madrigal, beIN La Liga) afronta la vuelta sin complejos. Es favorita, esa condición nace de los dos goles de ventaja que logró en Anoeta, y ahora ha de refrendar el pase. Si juega a su nivel, tendrá todas las opciones. Pero esto es la Copa, una competición tan ilusionante como traicionera, y bien hará la Real en recordar que la última vez que se llevó dos goles de ventaja de Anoeta para jugar la vuelta lejos de su estadio acabó con la humillación que sufrió ante el Mallorca hace muy pocos años.

La cuesta de enero, añadido a la ausencia de rotaciones en el planteamiento de Eusebio, le está pasado una factura física muy importante a la Real. Para la vuelta de este enfrentamiento de Copa, el técnico txuri urdin no ha tenido capacidad de elección. Es más, las dudas le han obligado a desplazar a 19 futbolistas. Carlos Martínez, Mikel González, Raúl Navas, Markel Bergara, Vela y Agirretxe son baja por diferentes problemas físicos. Dicho de otra manera, Eusebio desplaza a Villarreal a todos los futbolistas disponibles de la primera plantilla, a excepción del tercer portero, Bardají, y suma a Bautista, que está ya plenamente integrado entre los mayores a pesar de que tenga todavía muy pocos minutos. Illarramendi y Zurutuza parecen haber superado sus problemas y están en la lista. A la espera de conocer el descarte, vuelven a la convocatoria Gaztañaga, Héctor, David Concha y Pardo.

Con los antecedentes de esta misma temporada, parece evidente que Eusebio tratará de acercarse todo lo posible a su once ideal, incluso a pesar de los problemas provocados por las lesiones y las molestias. Rulli seguirá bajo palos, y la defensa la formarán Zaldua por la derecha, Yuri por la izquierda si está en condiciones de jugar, y Aritz Elustondo e Iñigo Martínez por el centro. Parece que tanto Illarra como Zurutuza arriesgarán, con lo que estarán en el centro del campo junto a Xabi Prieto. Y por delante de ellos, Oyarzabal y Willian José seguirán siendo fijos y la ausencia de Vela lo normal es que la supla Juanmi, uno de los realistas más destacados hasta ahora en la Copa, competición en la que suma tres goles. Toño Ramírez será el guardameta suplente, y de entre Héctor, Gaztañaga, Pardo, Granero, Canales, Concha y Bautista saldrá el descarte, siendo Concha el que parece tener más opciones de ver el partido desde la grada.

La historia sigue siendo un aliado de la Real a la hora de finiquitar esta eliminatoria contra el Villarreal. Hay que recordar que esta es la cuarta ocasión en la que se enfrentan estos dos equipos en la Copa y ninguno de los resultados que se dieron en El Madrigal previamente bastarían para que el conjunto txuri urdin cayera eliminado. Es más, de las tres veces que los realistas han visitado este estadio en la competición del KO, dos se saldaron con triunfo visitante y sólo en una ocasión ganaron los locales. La Real venció en ambas ocasiones por 0-1, la primera en la temporada 1986-1987 y a partido único, y la segunda en la 2013-2014 para certificar el pase a cuartos de final tras el 0-0 de Anoeta. Por ahora, el Villarreal sólo consiguió superar a la Real por el mismo resultado, 1-0, en la temporada 2014-2015. Esa, de hecho, es la única eliminatoria que hasta la fecha ha logrado vencer el conjunto castellonense ante el donostiarra.

Y lo que está claro es que el 3-1 es un muy buen resultado que, además, casi siempre ha conseguido mantener la Real. A lo largo de la historia de la Copa, en cinco ocasiones logró ese resultado jugando primero en casa y superó cuatro de esas eliminatorias, ante el Valladolid en la 1952-1953 (perdiendo 2-1), el Burgos en la 1974-1975 (mismo resultado en la vuelta), el Santurtzi en la 1984-1985 (0-3 en la vuelta) y el Racing de Santander en la 2013-2014 (el partido se suspendió en la vuelta por el deseo del Racing de no jugar en protesta por su situación económica). Sólo se perdió en la ya mencionada 1974-1975, cuando se cayó ante el Athletic, en los penaltis, tras perder en San Mamés también por 3-1. En cuatro ocasiones más, la Real logró un 2-0, la misma ventaja de dos goles, y sólo perdió una vez, la ya mencionada eliminatoria ante el Mallorca de la temporada 2011-2012, por el 6-1 de la vuelta.