miércoles, enero 25, 2017

PREVIA Barcelona - Real Sociedad. La Historia espera

Yuri, en el partido de ida contra el Barcelona.
Si la Real logra el pase a las semifinales de la Copa del Rey (jueves, 21-15, Camp Nou, beIN La Liga) habrá hecho Historia. No hay otra manera de afrontar el encuentro tras el 0-1 de la ida, dado que es un resultado que el conjunto txuri urdin no ha superado nunca en esta competición y que además visita un campo en el que cuenta por derrotas sus últimas 18 comparecencias. Y, sin embargo, la eliminatoria está más viva de lo que probablemente le gustaría al Barcelona. Cierto es que el conjunto culé ganó en Anoeta después de diez años sin hacerlo, ni en Liga ni en Copa. Cierto es que cuenta con todas las ventajas. Pero la Real ha sufrido tantas injusticias en esta eliminatoria, las que pagó con su nerviosismo del partido de ida, que ya no tiene nada que perder y puede salir sin miedo a buscar esa gesta histórica. Su gran papel en la primera vuelta de la Liga hace pensar que todo es posible, por mucho que la Historia diga a priori lo contrario.

Todo está en juego y ya no hay vuelta atrás, así que Eusebio va a Barcelona con todo lo que tiene, tal y como ha hecho siempre en la Copa del Rey. Las tres bajas que ya tenía el técnico txuri urdin, las de Carlos Martínez, Markel Bergara y Agirretxe, se mantienen para este encuentro, y a ellos se suman dos futbolistas más, Zaldua y David Concha. Llama la atención, eso sí, que Eusebio haya decidido completar su convocatoria con dos jugadores del filial dejando a otros dos del primer equipo en tierra. Héctor y Gaztañaga no viajan a Barcelona, lo que hace que cada vez sea más complicado entender por qué están en la plantilla si no se pensaba contar con ellos. Los potrillos que sí estarán en la lista de 18 son Odriozola y Rodrigues. Que falte Bautista hace que el preparador realista no vaya a tener demasiadas opciones ofensivas en el banquillo por si los últimos minutos deparan un marcador ajustado que obligue a buscar un ataque desenfrenado.

No hay muchas dudas de que Eusebio, para buscar la gesta en el Camp Nou, tratará una vez más de acercarse lo más posible a su once de gala, algo en lo que solo le fallará el lateral diestro por las ausencias de los dos jugadores llamados a ocupar ese puesto, Carlos Martínez y Zaldua. Así, Rulli estará bajo palos, con una defensa formada por Raúl Navas e Iñigo Martínez por el centro y Elustondo y Yuri en las bandas. El resto del equipo será el que ya nos sabemos todos de carrerilla salvo sorpresa mayúscula, que obedecería en todo caso a cuestiones físicas. Así, Illarramendi, Zurutuza y Xabi Prieto formarán en la medular y Oyarzabal, Vela y Willian José en el ataque. Para el banquillo quedarán Toño Ramírez, Odriozola, Mikel González, Rodrigues, Granero, Canales y Juanmi.

El reto histórico está ahí para la Real. Esta va a ser la quinta ocasión en la que llegue al partido de vuelta con un 0-1 en su estadio en el partido de ida, y las cuatro anteriores finalizaron con la eliminación txuri urdin. Fue en las temporadas 1949-1950 (el Valladolid ganó en casa por 2-1), 1975-1976 (la Real logró un insuficiente 1-1 en el Calderón ante el Atlético), 1989-1990 (el Barcelona, precisamente, eliminó a una heroica Real que forzó la prórroga con un 2-3 en el que no valían doble los goles fuera de casa para deshacer el empate y Laudrup logró el 3-3 final en el tiempo extra) y 1994-1995 (el Betis rubricó el pase con una contundente victoria por 3-1). Para colmo, si buscamos precedentes contra el Barcelona, solo hay tres resultados en toda la historia que darían el pase a la Real, las tres victorias que ha logrado en la Liga en 70 partidos.

La Real busca eliminar al Barcelona por tercera vez en las doce eliminatorias en las que se han enfrentado. La última clasificación realista data de la temporada 1979-1980, cuando el 3-0 logrado en Atotxa sirvió para superar el 2-0 logrado por el conjunto catalán en su estadio. El otro pase realista fue en la 1968-1969, cuando se logró aguantar por los pelos un 5-1 logrado en la ida que el Barcelona estuvo a punto de empatar con un 3-0 en la vuelta. En esta edición de la Copa, la Real no ha sido capaz todavía de vencer como visitante, pero ha marcado en sus dos partidos, ambos con el resultado final de 1-1, en Valladolid en los dieciseisavos y en Villarreal en los octavos. El Barça, por su parte, ha ganado sus dos partidos en el Camp Nou, 7-0 al Hércules y 3-1 al Athletic. Mientras el Barça encaja una media de 0,4 goles por partido en esta Copa, la Real convierte una de 1,6 tantos por cada 90 minutos. El del la ida ante el Barcelona fue el único partido en el que no marcó.