domingo, enero 15, 2017

PREVIA Málaga - Real Sociedad. A recuperarse del traspiés

Iñigo y Rulli, en el encuentro de la temporada pasada.
La alegría copera en Villarreal y el apasionante enfrentamiento que tendrá la Real en cuartos de final ante el Barcelona han ocultado el varapalo que supuso la derrota en Anoeta ante el Sevilla y que alejó un tanto a la Real de la lucha por cotas más elevadas en la Liga, pero el caso es que Europa sigue ahí y Málaga (lunes, 20.45, La Rosaleda, Gol) será un nuevo paso en esa lucha en la que el equipo de Eusebio está metido con todos los honores. Las bajas, las dudas y las rotaciones, más teniendo en cuenta que el duelo ante el Barça está ya encima, marcan por completo este choque. Y es que a Eusebio le han crecido los enanos cuando más falta le hacía poder disponer de su once tipo, que las lesiones están rompiendo desde atrás. La mitad de su defensa no está disponible y sus primeros repuestos tampoco. Solucionar eso es un reto tan complejo como el que ya tuvo de suplir a Zurutuza cuando con él se le rompió el centro del campo.

La primera noticia a ese respecto es que se ha colado en la convocatoria Odriozola, el lateral del Sanse, que incluso tiene opciones de ser titular por la derecha. El potrillo supone el decimonoveno jugador de una lista de la que habrá un descarte antes del encuentro, puesto que el técnico realista ha desplazado a Málaga a todos los jugadores disponibles del primer equipo más el ya mencionado Odriozola. El que no ha viajado en esta ocasión es Bautista, lo que, no hay mal que por bien no venga, le ha permitido ser el autor del gol del triunfo del Sanse en Albacete en esta jornada. Las bajas para este encuentro son las que conocidas de Carlos Martínez, Zaldua, Mikel González, Markel Bergara, Vela y Agirretxe, lo que en algún caso está alcanzando ya un nivel de preocupación muy importante. Navas, en todo caso, sí está entre los elegidos, pero veremos si está para jugar porque parece ser la razón para que se desplacen 19 futbolistas.

Aunque el jueves llegue ese choque copero contra el Barcelona, da la impresión de que Eusebio seguirá apostando por acercarse lo más posible a su once tipo. De esta manera, es seguro que Rulli estará bajo palos, que Yuri ocupará la banda izquierda y que Iñigo será el central zurdo. El técnico txuri urdin tiene tres opciones para completar la defensa. La primera, arriesgar con Navas. La segunda, que Elustondo juegue por el centro y Odriozola debute en la derecha. Y la tercera, que Gaztañaga sea el central y eso desplace a Aritz a la banda. El centro del campo lo formarán Illarramendi, Zurutuza y Xabi Prieto salvo sorpresa mayúscula. Y en ataque son seguros Oyarzabal y Willian José, con Juanmi y Canales disputándose el puesto que deja libre Vela. A la espera del descarte de Eusebio, parecen tener pocas opciones de jugar de inicio Toño Ramírez, Héctor Pardo, Granero y David Concha.

La derrota en Anoeta ante el Sevilla le costó a la Real la quinta posición y cayó a la sexta, que mantenía al comienzo de la jornada con 29 puntos, todavía dos puntos por encima del séptimo clasificado, el Athletic, y también dos por debajo de la zona Champions que cerraba el Atlético de Madrid con 31. Su rival, el Málaga, tiene 21 puntos y es decimotercero, a ocho puntos de la Real y con un margen amplio con respecto a la zona de descenso, que está en 12 puntos. Fuera de casa, el equipo de Eusebio sólo sabe ganar y perder, cuatro victorias y las mismas derrotas, y aún no ha empatado. Siempre que ganó lejos de Anoeta, la Real marcó al menos dos goles, y sólo en una de esas victorias encajó uno, en el 1-3 en Gijón. El Málaga, por su parte, fundamenta su holgada posición en casa, donde ha sumado 17 de sus 21 puntos y donde sólo ha perdido un partido, 0-2 ante el Villarreal y en la tercera jornada. Desde entonces, La Rosaleda ha visto cinco victorias de los suyos y un empate.

A pesar de formar parte del durante tanto tiempo maldito sur, no es mala plaza la de Málaga para la Real, donde ha jugado ya en 34 ocasiones, tanto en Primera como en Segunda División. En la máxima categoría han sido 31 encuentros, con quince victorias para el conjunto andaluz, nueve para el txuri urdin y siete empates. La victoria más holgada de la Real es el 1-5 de la temporada 2004-2005, con sendos dobletes de Kovacevic y Nihat y un tanto más del hoy tercer entrenador del equipo, Labaka. La derrota más abultada, por contra, fue el 5-2 de la campaña 1949-1950. Desde el ascenso en 2010, la Real sólo ha perdido en Málaga la pasada temporada, a la que llegó con una racha de cinco sin perder, tres victorias siempre por la mínima (1-2 en la 2010-2011 y en la 2012-2013, 0-1 en la 2013-2014) y dos empates a uno. El cuadro estadístico lo completan tres encuentros en Segunda, con una victoria par ala Real, 0-2 en la temporada 2007-2008, y dos derrotas en los lejanos años 40.

Efectivamente, en la pasada campaña, la 2015-2016, la Real salió derrotada de La Rosaleda por 3-1 en uno de los peores partidos que ha hecho Iñigo Martínez con el equipo, casualmente cuando había sido convocado por la selección española y forzando para defender la camiseta txuri urdin por unas molestias que sufría. Dos brutales errores del central hicieron que el Málaga llegara al minuto 7 de partido con un clarísimo 2-0 en el marcador, los dos tantos además logrados por Charles, que en ese momento de la Liga, con más de 500 minutos jugados, aún no había conseguido ver la portería rival. Agirretxe, en estado de gracia durante toda la primera vuelta que pudo jugar, recortó distancias pronto, en el 14. Y alguna ocasión hubo para empatar, pero una nueva jugada de desconcierto de Iñigo cuando el partido enfilaba ya el minuto 90, permitió a Charles firmar un hat trick y la sentencia del encuentro.