martes, diciembre 16, 2014

PREVIA Real Sociedad - Oviedo. Pasar es imprescindible

Hervías, el mejor en el encuentro de ida ante el Oviedo.
La única valoración posible que se puede hacer a priori del partido de vuelta de esta primera eliminatoria de la Copa del Rey contra el Oviedo (miércoles, 22.00 horas, Anoeta, Canal + Liga y Gol TV) es que pasar es imprescindible. Cualquier otro resultado, que dado el 0-0 de la ida tendría que ser una derrota o un empate a goles, sería un fracaso ante el que no cabrían excusas de ningún tipo. Ni priorizar la Liga, ni las lesiones, ni el mal momento del equipo. Nada. El rival es un equipo de Segunda B y la Real ha de demostrar ya su potencial, indiscutible cuando su oponente está dos divisiones por debajo. Y está obligada a firmar una actuación convincente que lleve al pase de ronda a pesar de que David Moyes ya haya anunciado que habrá jugadores del Sanse en su equipo. Para ellos es la mejor oportunidad de demostrar que tienen un hueco en la primera plantilla, y la forma de presionar a los pesos pesados del vestuario para que reaccionen o dejen paso.

Ya se puede decir con total certeza que las convocatorias de la Real van a ser con Moyes las más ocultas de todo el fútbol español. Y eso afecta también a la situación de los lesionados, ya en ocasiones bastante poco transparente antes de la llegada del escocés, aunque son seguras las ausencias de Zaldua, Elustondo, Carlos Martínez, Granero y Agirretxe. Así, teniendo en cuenta que las sesiones previas al encuentro son siempre a puerta cerrada es difícil hasta saber qué jugadores tiene disponibles el preparador realista, incluso antes de la suave sesión previa al encuentro. La convocatoria de 16 se conocerá al llegar el grupo a Anoeta, y lo que sí se sabe es que habrá jugadores del Sanse en ella. Hasta ocho de ellos han entrenado con el primer equipo estos días: Callens Elustondo, Héctor, Sanz, Capilla, Hervías, Oyarzun e Iker Hernández. La incógnita es saber cuántos de ellos estarán y si Moyes da descanso a tantos jugadores como en el partido de ida, cuando dejó fuera de la lista a siete titulares del partido liguero anterior.

Lo único que el técnico realista confirmó en la sala de prensa es que Rulli volverá a ser el guardameta titular. El resto del once es una absoluta incógnita. Estrada es el único lateral diestro con el que cuenta, y Yuri probablemente jugará en la izquierda. Mikel González será uno de los centrales y el otro probablemente Ansotegi, aunque podría ser Callens si entra en la lista. Gaztañaga volverá a tener una oportunidad por delante y lo normal sería que Pardo y Zurutuza estuvieran con él en el centro del campo. Hervías parece también seguro en una de las bandas y Chory Castro y Oyarzun, que ya jugó unos minutos en la ida, podrían disputarse la otra. Finnbogason sería la opción más probable en punta, pero viendo su bajísimo rendimiento no es nada descartable que Iker Hernández ocupe su puesto en el once. Siendo el partido de vuelta de una eliminatoria en la que hay que pasar sí o sí, está por ver si entre la lista Vela, hoy por hoy el único realista que merece elogios continuos, por si es necesario su concurso.

La Real no termina de arrancar esta temporada y ahora mismo suma tres partidos consecutivos sin lograr la victoria, la derrota en Villarreal y los empates en Liga ante el Athletic y en Copa ante el Oviedo, tres encuentros en los que apenas ha conseguido anotar un gol, obra de Vela, el único que ha sido capaz de sumar goles para el equipo desde que Moyes aterrizó en San Sebastián. Como local no logra la fiabilidad necesaria, y aunque logró vencer en sus dos partidos en Anoeta en la Europa League, en la Liga sólo ha ganado tres de los ocho que ha jugado. El Oviedo está metido en la lucha por el ascenso y domina el grupo 1 de la Segunda División B con 37 puntos, tres más que su más inmediato perseguidor, el Guijuelo. Como visitante, el equipo asturiano ha ganado cuatro y ha empatado uno de sus ocho partidos. En la Copa aún no ha disputado ningún partido a domicilio, puesto que en la anterior ronda superó a partido único al UCAM Murcia por 1-0.

En las seis eliminatorias anteriores que han jugado Real Sociedad y Oviedo a lo largo de la historia nunca se había dado un empate en el partido de ida, así que la estadística entra en un territorio nuevo con el 0-0 del primer encuentro de esta temporada entre ambos equipos. Las dos veces que se jugó a doble partido y el primero fue en Oviedo, fue el conjunto asturiano el que pasó de ronda, aunque bien es verdad que ganando en la ida. Sucedió en la temporada 1933-1934, cuando Buenavista vio un 4-0 para los locales y Atotxa un 0-2 para los visitantes, y en la 1985-1986, con triunfo oviedista por 2-1 ya en el Carlos Tartiere y empate a dos en el desaparecido estadio donostiarra. El balance en las eliminatorias se romperá en este encuentro, pues hasta el momento tanto Oviedo como Real han conseguido eliminar al otro equipo en tres ocasiones. El último precedente hasta la fecha, a partido único, es el 1-2 que logró la Real en el Nuevo Tartiere en la campaña 2003-2004.

La Real nunca ha recibido en Anoeta la visita de su rival en una eliminatoria a doble partido en la Copa del Rey tras un 0-0 en la ida. La anterior ocasión en que se dio ese marcador en el torneo del KO fue en la última vez que Atotxa vivió una noche copera, en la primera elimiantoria que jugó en la temporada 1992-1993, ante el Lleida. A ese empate sin goles en la ida, el equipo de Toshack respondió con un 3-0 en la vuelta, con goles de Alkiza, Kodro y Oceano. Con ese encuentro, son 17 los 0-0 que tuvo que afrontar la Real en Atotxa en la Copa a lo largo de su historia y el balance es claramente favorable. El equipo txuri urdin pasó en 14 ocasiones y sólo cayó eliminado en tres (el Mallorca venció 1-3 en la temporada 1959-1960, y tanto el Athletic en la 1983-1984 como el Deportivo en la 1988-1989 hicieron valer el 1-1 logrado en San Sebastián). Dos veces tuvo que jugarse un desempate en estos casos, para superar al Español en la 1951-1952 y al Zaragoza en la 1956-1957. Y con un 0-0 en la ida se logró la mayor goleada de la Real en la historia de la Copa, el 10-1 al Mallorca Atlético en la 1986-1987 que finalizó logrando el título.