domingo, marzo 12, 2017

PREVIA Real Sociedad - Athletic. Derbi decisivo

Zurutuza, en el derbi de Anoeta de la pasada temporada.
Después de que la Real dejara pasar la oportunidad de distancia al Villarreal y al Eibar en la lucha por las plazas europeas, le llega un nuevo derbi decisivo (domingo, 12.00 horas, Anoeta, beIN La Liga). El Athletic visita Donostia a una distancia de siete puntos. Vencer supondría poner una distancia entre ambos equipos de nada menos que diez puntos, que podría ser casi definitiva cuando quedarían apenas once partidos para finalizar la Liga. A pesar de esas dudas recientes en Anoeta, la Real llega en buen momento. El Athletic llega con más dudas aunque recupera a su goleador, Aduriz, con el que espera poner fin a la sequía anotadora lejos de San Mamés. Es un derbi, y en los derbis todo puede pasar, pero si la Real quiere seguir en la pelea por la Champions no puede dejar que se escapen más puntos de su estadio. Y qué mejor manera de seguir en la pugna que con un golpe de autoridad en un encuentro de la máxima rivalidad.

Como ya es habitual, muy pocas novedades en la lista de Eusebio para el derbi. Con el regreso de Juanmi, el que se queda fuera es David Concha, que va a cerrar su primera temporada de txuri urdin con muy pocas oportunidades para lo que ha venido demostrado en lo poco que ha jugado. Los tocados entran todos en la convocatoria, incluyendo a Illarramendi y Vela, y Markel, Elustondo y Kevin Rodrigues se mantienen también entre los elegidos. Eso quiere decir que los descartes son los mismos de casi siempre: Zaldua, Mikel González y Gaztañaga, además del ya mencionado Concha. A ellos se sumarán en la grada los lesionados conocidos, Carlos Martínez, Willian José y Agirretxe. Solo el segundo de ellos podría reaparecer pronto.

Con un partido de la importancia del derbi, habrá pocos experimentos, aunque sobre todo el once dependerá del estado de Vela. En defensa no hay dudas: Rulli dará comienzo al equipo titular, con Iñigo Martínez y Navas como centrales y Odriozola y Yuri en los laterales. Illarramendi, Zurutuza y Xabi Prieto, quién sabe si en su último derbi ante el Athletic, serán los centrocampistas, y la única duda parece estar en ataque, en primer lugar en función del estado de Vela pero también por la última apuesta de Eusebio. En Sevilla ante el Betis jugaron Canales y Bautista. Los méritos del segundo para permanecer en el once son incuestionables, y en principio será el 9 titular, en teoría por delante de Vela y Oyarzabal, que volvería así al once. Pero el propio Canales y Juanmi tienen sus opciones. En el banquillo estarán Toño Ramírez, Elustondo, Rodrigues, Markel y Granero.

La clasificación no engaña. Siete puntos separan a la Real del Athletic. 48 tiene el cuadro txuri urdin, lo que le ha llevado a la quinta posición, solo uno por debajo de la última plaza Champions que ocupa el Atlético de Madrid, 41 tienen los bilbaínos, séptimos. Es decir, ganar daría un margen de diez puntos a la Real sobre el equipo que ahora marca la frontera europea, lo que supondría un golpe casi definitivo. Los de Eusebio llegan al derbi después de dos tropiezos en Anoeta en el descuento, aunque ha sumado 16 de los últimos 24 puntos en juego. Los de Valverde suman cinco visitas sin anotar un gol y sumando solo un punto, aunque su buena racha en San Mamés, cuatro victorias consecutivas, mantiene al equipo en la lucha europea. La Real se ha dejado puntos en seis de los 13 partidos jugados en Anoeta, tres derrotas y tres empates, y el Athletic es el peor visitante de la zona noble, con apenas ocho puntos sumados, dos empates y dos victorias, en doce encuentros.

La Real buscará mejorar sus datos en los derbis jugados en Donostia, que en todo caso domina con 33 victorias, 17 empates y 19 derrotas, en un total de 69 partidos, todos ellos jugados en Primera División. En Anoeta, los registros son parecidos: 20 partidos, ocho triunfos locales, cuatro visitantes y ocho empates. La mayor goleada lograda por la Real se vivió en dos ocasiones. 5.0 fue el resultado en Atotxa la temporada 1976-1977, con dobletes de Gaztelu y Satrústegui y un gol más de Zamora, y ese mismo registro subió al marcador de Anoeta en la 1994-1995, con un hat trick de Kodro y sendos tantos de De Pedro e Idiakez. Para ver la victoria más contundente del Athletic hay que remontarse a otro fútbol, al 1-7 de la temporada 1929-1930. La Real lleva cuatro derbis sin perder en Anoeta, y el Athletic solo ha marcado un gol en esos cuatro enfrentamientos. La última victoria visitante es el 1-2 de la temporada 2011-2012, la única lograda desde el último ascenso txuri urdin.

En el derbi de la pasada temporada, el de la 2015-2016, el fútbol brillo por su ausencia. No es descabellado decir que ese fue el peor enfrentamiento entre Real y Athletic de los últimos años y, cómo no, el marcador no llegó a moverse. La Real de Moyes no sabía a qué jugaba, y eso que apostó por un centro del campo técnicamente soberbio con Illarramendi, Pardo, Zurutuza y Canales, mientras que el Athletic de Valverde se limitó a lanzar pelotazos para ver si Aduriz y Raúl García cazaban alguno. Velasco Carballo contribuyó al nefasto nivel del partido con un tufillo anticasero en todas las faltas que compensó no señalando un clamoroso penalti por mano de Illarramendi. El primer derbi de la pasada temporada entre Real y Athletic no dejó nada bueno para el recuerdo, y la única noticia positiva para el conjunto txuri urdin estuvo en la prolongación de su racha sin perder ante el eterno rival.