viernes, marzo 17, 2017

PREVIA Alavés - Real Sociedad. Por la historia y por el futuro

Xabi Prieto, en el Alavés - Real de la 2008-2009.
Los fallidos intentos de la Real por alejar a los rivales europeos en los últimos duelos en Anoeta hacen que la visita al Alavés (sábado, 18.30 horas, Mendizorroza, beIN La Liga) tenga una importancia mucho mayor de lo que podría pensarse. Está en juego la idea, la confianza, el empaque de un equipo que está en un momento de duda. Al menos como local, porque si el futuro europeo pasa por vencer al Alavés también está en juego un registro histórico. La Real nunca ha ganado de manera consecutiva cuatro encuentros de Liga jugados lejos de su estadio. Lleva tres, 1-2 al Espanyol, 0-1 a Las Palmas y 2-3 al Betis, y si logra esa cuarta victoria seguida la Real de Eusebio se habrá grabado a fuego en los libros de historia txuri urdin con una marca que antaño parecía imposible. Importa más el presente, desde luego, recuperar el pulso Champions y afianzar la plaza de Europa League, pero tampoco hay que desdeñar la trascendencia de este registro.

Y para acometer ese reto, Eusebio se ha encontrado con muchas bajas. Ya conocíamos las de Carlos Martínez, Agirretxe y Willian José. A ellos se sumó desde el derbi Illarramendi, que cumplirá un partido de sanción por acumulación de amonestaciones. Y la semana ha sido devastadora, porque apea del encuentro del Vitoria a dos pilares fundamentales del equipo, Iñigo Martínez y Zurutuza. Así las cosas, al técnico txuri urdin no le ha quedado más remedio que convocar a tres jugadores del filial, los ya habituales Odriozola y Bautista pero también al centrocampista Guridi. Este entra y Gaztañaga se queda fuera, confirmando, por si todavía queda alguna duda, que el jugador repescado esta temporada tras sus cesiones va a pasar un año en blanco. Gazta es, de hecho, el único descarte por razones técnicas.

Con cuatro, casi cinco fijos del once tipo de Eusebio, es obvio que el once que jugará de inicio en Mendizorroza será más novedoso que nunca y es una incógnita saber cuáles serán los planes de Eusebio. Fijo es Rulli bajo palos, como también lo son Yuri y Odriozola en los laterales y Navas en una de las posiciones del centro de la zaga. El otro puesto de central se lo juegan Mikel y Elustondo, probablemente con más opciones para el segundo. La apuesta más factible en el centro del campo es la que forman Markel, que regresaría así al equipo, Granero y Xabi Prieto. Y en ataque, en principio, repetirán Oyarzabal, Vela y Juanmi. No se puede descartar tampoco que entre Canales y que Oyarzabal pase al centro del campo, pero parece menos probables. Toño Ramírez, Zaldua, Guridi, David Concha y Bautista parece que empezarán el partido en el banquillo.

La derrota en el derbi ante el Athletic hizo que la Real perdiera la quinta plaza, ahora en poder del Villarreal con 48 puntos, los mismos que el equipo de Eusebio, pero con mejor average, tanto general como particular. La Champions, que cierra el Atlético de Madrid con 52 puntos, está a cuatro de distancia. El Alavés, por su parte, es décimo con 37, muy lejos de la zona de descenso, nada menos que a 18 puntos, y pensando todavía en reengancharse a la lucha europea, puesto que está a siete puntos del séptimo, el Athletic. Solo los tres primeros clasificados han sumado más puntos que la Real a domicilio, lleva 24, y solo el Barcelona ha ganado más partidos, nueve por los ocho del conjunto realista que, eso sí, es el único que no sabe lo que es empatar lejos de su estadio. El Alavés solo ha ganado tres partidos en Mendizorroza y es el equipo que menos goles ha marcado como local de toda la Liga, apenas doce, los mismos que el Leganés.

En total, Alavés y Real Sociedad han jugado en Vitoria en 17 ocasiones. Once de ellas han tenido lugar en Primera División, con un saldo bastante parejo, cuatro victorias para la Real, cinco para el Alavés y dos empates. Eso sí, la Real siempre ganó por la mínima y nunca lo hizo anotando más de dos goles. El 1-2 de sus dos primeros partidos en Vitoria, en las temporadas 1930-1931 y 1931-1932, son sus triunfos más importantes. El Alavés tampoco ha firmado grandes goleadas ante la Real, y su mayor goleada es la del último choque en Primera, el de la temporada 2005-2006, cuando venció por 3-1. En Segunda, la igualdad es total, seis partidos y tres victorias para cada equipo, pero aquí sí ha habido goleadas. La Real firmó la mejor con el 0-6 de la temporada 1939-1940, con cuatro goles de Terán, uno de Zaldua y otro de Epi. La Real, en ambas categorías, suma cinco visitas sin ganar en Mendizorroza. Su último triunfo, el 0-1 de la temporada 2000-2001, con gol de Jauregi.

Las dos últimas visitas de la Real en Primera y en Segunda se han saldado con derrota. En la máxima categoría fue en la temporada 2005-2006 y el varapalo, 3-1, que se llevó el equipo txuti urdin de Mendizorroza supuso la destitución de José María Amorrortu como técnico realista. La Real nunca ytuvo opciones en ese encuentro. A la media hora marcó Carpintero, en el 67 lo hizo Aloisi, y este mismo repitió en el 86. El gol de Stevanovic para la Real en el minuto 89 no sirvió para nada. En Segunda, el último duelo entre estos dos equipos data de la temporada 2008-2009, y el resultado aquel día fue de 2-1. Y eso que la Real se adelantó al filo del descanso por medio de un buen gol de Abreu a pase de Marcos. Pero el equipo de Lillo desapareció del campo de una manera inexplicable y el Alavés obró la remontada, encajando además dos goles de cabeza tras un córner, el primero de Javi Guerra en el minuto 65 y el segundo de Almirón en el 81.