lunes, febrero 27, 2017

PREVIA Real Sociedad - Eibar. Gipuzkoa en lo más alto

Agirretxe, bigoleador del 2-1 al Eibar de la pasada campaña.
Nunca antes Gipuzkoa había vivido un derbi en lo más alto, y lo va a hacer en esta ocasión (martes, 19.30 horas, Anoeta, beIN La Liga). La Real lucha por alcanzar los puestos de Champions League, pero es que el Eibar bordea la zona europea y, esta vez sí, parece que mantendrá en la segunda vuelta el nivel exhibido siempre en la primera desde que alcanzó la máxima categoría. La provincia más pequeña de España vive un momento futbolístico tremendamente dulce, y hay que disfrutarlo, hay que honrar este derbi con la fiesta que merece. Pero eso antes del partido, porque el ambiente fraternal no puede obviar la enorme trascendencia de los puntos. Ganar no solo supondrá para la Real alejar a quien hay que considerar un rival directo en la lucha por Europa, sino que además, como ya sucedió con la victoria ante Las Palmas, meterá presión a los equipos que ahora mismo mantienen las plazas de Champions, el Sevilla y, sobre todo, el Atlético de Madrid, que ya está a tiro de piedra.

No hay cambios en la lista ofrecida por Eusebio para este encuentro. Aritz Elustondo sigue siendo el central descartado, y Mikel González el escogido para formar en el banquillo, los potrillos Odriozola y Bautista siguen firmes en el grupo de los escogidos, y Gaztañaga sigue viviendo un ostracismo que aumenta cada jornada la sorpresa por la decisión de la dirección deportiva de recuperarle para la Real con renovación incluida después de estar cedido en la Ponferradina primero y en el Numancia después. La noticia de la semana, aunque eso no haya alterado por el momento los planes del técnico realista, es que Markel Bergara ya tiene el alta médica y está a disposición de Eusebio, que por el momento no le ha introducido en la convocatoria en todo caso. De esta manera, la enfermería ya solo la ocupan Carlos Martínez y los dos delanteros del primer equipo, Willian José y Agirretxe.

Da la impresión de que Eusebio podría repetir el once que ganó en Las Palmas, el formado por Rulli en la portería, Yuri y Odriozola en las bandas, Iñigo Martínez y Navas en el centro de la defensa, Illarramendi, Zurutuza y Xabi Prieto en el centro del campo y Oyarzabal, Vela y Juanmi en la punta de ataque. Hay dos posibilidades, y las dos pasan porque Bautista tenga su oportunidad de inicio. Si juega el potrillo, el sacrificado podría ser Juanmi, con lo que el cambio sería simplemente de un hombre por otro, o bien Oyarzabal, que no está en su mejor momento aunque lo deje todo sobre el césped. En ese caso, Juanmi retrasaría su posición o incluso Canales podría ser el beneficiado por este baile de fichas. Toño Ramírez, Zaldua, Mikel, Granero y Concha son suplentes seguros salvo sorpresa mayúscula.

La victoria ante Las Palmas confirmó a la Real en la quinta posición, con 44 puntos, y dejó a los de Eusebio a solo uno del cuarto clasificado, el Atlético de Madrid. La tercera plaza, la del Sevilla, sigue lejos, a ocho puntos. El Eibar, por su parte, es séptimo con 38 pintos, uno menos que el sexto, el Villarreal, y a seis de la Real. Por eso es tan importante vencer, para dar un golpe sobre la mesa y dejar la clasificación europea más que encarrilada para el conjunto txuri urdin. La Real suma 23 puntos en casa, y aunque viene de pinchar en Anoeta 0-1 contra el Villarreal, solo ha perdido otros dos partidos, y siempre ante equipos europeos, 0-3 ante el Real Madrid y 0-4 ante el Sevilla. El Eibar ha sumado puntos en más de la mitad de sus salidas, tres victorias y otros tantos empates en once partidos. El equipo realista ha logrado tres victorias en sus cuatro últimos partidos y el armero tres victorias seguidas con números impresionantes, once goles a favor y uno en contra.

Apenas hay precedentes históricos entre Real Sociedad y Eibar, pero hay una constante clara: el conjunto eibarrés nunca ha ganado en Donostia en partido liguero. Pero con una diferencia clara, ya que en Segunda nunca cayó derrotado en sus visitas al estadio realista pero en Primera ha perdido siempre. En la división de plata, dos partidos y dos empates, a uno en la primera visita, en la temporada 2007-2008, y a cero en la segunda, en la 2008-2009. Pero en la máxima categoría el escenario cambió y la Real siempre venció, aunque lo hizo siempre en partidos de muy pocos goles. Y es que el tope está en los dos tantos que hizo el equipo txuri urdin la temporada, lo que no sirvió para ganar más que por la mínima, otra norma de los Real Sociedad - Eibar que todavía está por romperse. Como que el Eibar nunca haya marcado más de un gol en Anoeta. O que un jugador extranjero de la Real se estrene, ya que todos los goles los han marcado canteranos y gipuzkoanos (Díaz de Cerio, Xabi Prieto y Agirretxe)

Efectivamente, la pasada campaña, la 2015-2016, se impuso la Real por 2-1. Y eso que el Eibar se adelantó muy pronto, en el minuto 3, por medio de Borja Bastón. El equipo de Eusebio, no obstante, reaccionó con categoría y sobrepasó al Eibar en caso todo, hasta el punto de que el gol armero fue su último disparo entre los tres palos. Agirretxe empató pronto, en el minuto 10, aprovechando un balón que quedó suelto en el área del Eibar tras una buena jugada de Canales. En la segunda mitad, la Real dio un claro paso adelante y buscó con ahínco el gol del triunfo, que no llegó hasta el último minuto del partido, de nuevo con Agirretxe como protagonista y tras pelear Bruma un balón peinado por Canales. La Real mereció ganar y encontró el premio justo al final, el Eibar trató descaradamente de mantener el empate y se le escapó en el último suspiro.