viernes, abril 08, 2016

PREVIA Real Sociedad - Barcelona. En busca de otra noche grande

La Real celebra el 1-0 al Barcelona de la pasada temporada.
Con pocos objetivos clasificatorios en la presente temporada, prácticamente sólo resta ganar un partido de los siete que quedan para acabar la Liga, la Real afronta un choque especial contra un Barcelona (sábado, 20.30 Anoeta, Canal + Partidazo) que no conoce la victoria en Anoeta desde el regreso del equipo txuri urdin a Primera en 2010. Ojo, que el dato es espectacular, porque ningún otro equipo más que la Real ha sobrevivido al Barça en su estadio durante el último lustro. Y al final, las noches grandes es lo único que le queda al equipo de Eusebio para salvar esta triste temporada, porque ya ha sido capaz de ganar en Sevilla y en Bilbao, pero su pobre trayectoria en casa exige un esfuerzo más para dar al aficionado realista una alegría en Anoeta. Barcelona en esta jornada y Real Madrid son los grandes rivales que quedan por visitar San Sebastián, y son dos ocasiones inmejorables de que la 2015-2016 no sea una temporada sin grandes noches en casa. A por ella.

La victoria en Sevilla colocó a la Real en tierra de nadie, a la misma distancia del descenso que de Europa, diez puntos, gracias a los 38 puntos que suma en su décima posición y con la tranquilidad ya casi en la mano. El Barcelona es el líder de la competición, tras su derrota de la pasada jornada ante el Real Madrid con seis puntos de ventaja con respecto al segundo clasificado, el Atlético de Madrid. Los números de la Real en Anoeta son muy irregulares, con el mismo números de victorias, empates y derrotas, cinco, y acumular tres partidos sin ganar como local, los empates a uno ante Málaga y Levante y la derrota ante Las Palmas. El Barcelona, con la mencionada derrota en casa, rompió una racha de 24 jornadas ligueras sin caer. A domicilio, los de Luis Enrique sólo han perdido dos partidos, en la quinta y en la séptima jornada de Liga, 4-1 ante el Celta y 2-1 ante el Sevilla. Desde entonces, el cuadro blaugrana acumula ocho triunfos y tres empates.

Se han producido 68 enfrentamientos en San Sebastián en partido de Liga entre Real Sociedad y Barcelona, todos ellos obviamente en Primera División. De ellos, 28 se saldaron con triunfo txuri urdin, 17 se fueron para la Ciudad Condal y los 23 restantes se saldaron con empate. El resultado más abultado a favor de la Real, 4-1, se produjo en dos ocasiones, la primera en la temporada 1930-1931 (con goles de Cholín, dos de Bienzobas y Mariscal) y se repitió en la 1987-1988 (tantos realistas de Górriz, dos de Zamora y Bakero). Por contra el triunfo más sonado del Barcelona es el 0-6 de la temporada 2000-2001. El Barcelona no ha ganado en Anoeta desde el ascenso de la Real en 2010, sumando cuatro triunfos realistas, los tres últimos consecutivos, y el empate a dos de la 2011-2012. De los 19 partidos jugados en Anoeta, cinco fueron triunfos del Barcelona, siete de la Real y otros tantos partidos acabaron en empate.

La pasada temporada, la 2014-2015, la Real logró la victoria por la mínima ante el Barcelona. El partido se resolvió con un autogol de Jordi Alba en el minuto 2 del encuentro, que remató hacia su portería un centro de Canales tras un córner botado en corto. A partir de ahí, la Real dio toda una lección de pundonor y entrega, el equipo reculó hasta su área y se defendió de todas las maneras posibles ante las acometidas del Barcelona, provocando un cortocircuito al equipo de Luis Enrique, que decidió jugársela sin un Messi al que dio descanso, y que sólo fue capaz de intentar batir a Rulli por la calidad individual de sus jugadores. Aunque en la primera parte la Real sí tuvo alguna ocasión para anotar el 2-0, sobre todo una de Canales, en la segunda mitad apenas se acercó al área de Bravo. No lo necesitó, porque el Barcelona, más allá de un disparo de Pedro que Rulli despejó como pudo tras un rebote, no estuvo cerca del empate. Se sufrió por el apretado marcador, pero el esfuerzo de la Real obtuvo un merecido premio.

Nota: Esta semana no habrá crónica del partido. Lamento las molestias que eso pueda ocasionar.