lunes, septiembre 21, 2015

PREVIA Granada - Real Sociedad. Urge la reacción

Chory Castro, en el encuentro de la pasada temporada en Granada.
Cuatro jornadas, dos puntos y ninguna victoria es el sorprendente bagaje que acumula la Real Sociedad en la temporada con un inicio de campeonato más asequible que se recuerda. Y por eso, en la quinta jornada, ya urge una reacción. Tendrá que ser a domicilio, con el Granada como rival (martes, 22.00 horas, Nuevo Los Cármenes, Canal + Liga), para que el derbi que el domingo acogerá Anoeta no cobre unos tintes dramáticos casi inverosímiles a estas alturas de la Liga. Pero esa es la realidad, y David Moyes tiene mucho trabajo para intentar que su equipo juegue como pretende, dando continuidad a las pequeñas buenas noticias que dio el arranque del encuentro ante el Espanyol, y que se desmoronaron tras la expulsión de Rulli y por los tres goles que encajó. Si esa Real puede tener continuidad, y si los delanteros no se quedan en su debut goleador testimonial, puede haber esperanza en una temporada interesante. Pero cuanto antes lleguen las buenas sensaciones, mejor.

La gran noticia de la convocatoria está en que Moyes se lleva tres guardametas a Granada, y en el nombre de los tres: Rulli, Oier Olazabal y Bardají. El argentino en principio estará sancionado, aunque el Comité de Competición no se reúne hasta este martes, y para que Oier Olazabal juegue, hay que pagar al Granada. Si la Real no paga y Rulli es sancionado, sólo Bardají podría jugar. Cabe pensar que la Real no forzará tanto la situación y si su portero titular no puede jugar ante el Granada sí se pagará la cantidad estipulada y Oier estará bajo palos. El técnico escocés, con esos tres porteros, se lleva a 20 jugadores a Granada, por lo que un guardameta y un jugador de campo verán el partido desde la grada. La otra gran noticia es que Iñigo Martínez vuelve a la lista y lo normal es que también al once inicial, por lo que es posible que el descarte salga de la dupla que forman Ansotegi y Mikel González. De esa manera, Zurutuza podría entrar en su primera lista de la temporada. Carlos Martínez, Zaldua, Héctor y Oyarzun siguen fuera del grupo.

El once inicial es una incógnita, y más teniendo en cuenta que estamos en la primera semana de tres partidos de la temporada. Si en el primero ya hubo cambios con respecto al equipo que arrancó la Liga, es factible pensar que esos jugadores podrían volver. La primera gran duda está en la portería. Lo normal es que los centrales sean Iñigo Martínez y Reyes y los laterales Aritz Elustondo y De la Bella. Si Pardo regresa, lo normal es que lo haga con Illarramendi a su lado, aunque no es descartable que entre Markel. Y por delante sería casi seguro el regreso de Xabi Prieto, lo que quizá siente a Bruma. Vela y Canales estarían de nuevo en el once. Y la duda más interesante, dado que ambos marcaron ante el Espanyol, es quién será el delantero centro, Jonathas o Agirretxe. Mikel, Ansotegi, Granero, Zurutuza y Yuri parecen tener menos opciones de entrar en el equipo inicial, aunque nada se puede descartar a priori debido a la proximidad del derbi del domingo.

A pesar de no haber conseguido aún una victoria, la Real no ha entrado todavía en posiciones de descenso, zona que bordea desde la decimoséptima posición que ocupa con los dos puntos que ha sumado, los mismos que tienen los tres equipos que están por debajo y Las Palmas, por encima del equipo txuri urdin por average. El Granada, decimoquinto, tiene uno más, tres. Junto a Athetic y Getafe, es el equipo que más ha perdido, tres de los cuatro partidos jugados, y sólo el Espanyol ha encajado más goles que el conjunto andaluz, que ha recogido el balón del fondo de su portería en ocho ocasiones ya. La Real no ha conseguido ganar ni marcar fuera de casa, tras el 0-0 en Riazor y el 1-0 en el Benito Villamarín, mientras que el Granada como local ha perdido los dos encuentros que ha jugado, ambos por el mismo resultado, 1-3 ante Eibar y Villarreal.

La historia no invita al optimismo, porque la Real ha visitado Granada en 23 ocasiones, con un pobrísimo bagaje de tres victorias para el equipo txuri urdin, cuatro empates y dieciséis derrotas. Diecinueve de esos partidos han sido en Primera, categoría en la que llegaron dos victorias y los cuatro empates realistas, además de 12 triunfos locales. La Real sólo venció en el 0-3 de la temporada 1969-1970, con dos goles de Urreisti y uno de Aranbarri, y en el 1-3 de la 2013-2014, con dos de Vela y uno de Griezmann. De hecho, la Real lleva tres visitas seguidas puntuando ante el Granada, con esa victoria y dos empates, y no pierde desde el 4-1 de la campaña 2011-2012, precisamente la mayor goleada del conjunto andaluz. El cuadro histórico se completa con tres choques en Segunda División, todos ellos con victoria del Granada, y dos más en promociones de permanencia o ascenso, con triunfo local por 2-1 en la 1940-1941 y realista por 1-2 en la 1954-1955.

La pasada campaña, la 2014-2015, Granada y Real Sociedad empataron a uno. El equipo txuri urdin empezó bien, jugó una buena primera parte y dispuso de muchas ocasiones de gol. El tanto, no obstante, llegó desde el punto de penalti, al transformar Vela una pena máxima, la primera de la Real en toda la temporada y ya transitaba la competición en el mes de enero, de la que fue objeto Canales. La Real debió aprovechar los diez minutos finales del primer tiempo para sentenciar, pero no lo hizo y dio vida al Granada antes de desaparecer del partido. El empate llegó a poco más de diez minutos para el final, también de penalti. Pardo cometió un error grave y zancadilleó a Nyom. Fran Rico tampoco falló desde los once metros y subió al marcador el empate definitivo. Nadie estuvo a la altura, ni un malísimo y casero árbitro, Martínez Munuera, que sólo acertó en los penaltis, ni Moyes, que introdujo dos cambios en el minuto 90, cuando el partido ya se había escapado.