martes, enero 06, 2015

PREVIA Villarreal - Real Sociedad. Dos equipos buscando revancha

Ros celebrando el gol que dio el pase hace un año.
La palabra clave de esta nueva eliminatoria entre Real Sociedad y Villarreal es "revancha". El partido de ida (miércoles, 20.00 horas, El Madrigal, Canal + Liga y Gol TV). La Real, como hace un año, busca revancha por la goleada sufrida en el partido de Liga jugado hace no demasiadas fechas. El Villarreal tiene esa mismo sensación pero pensando en la eliminatoria de Copa de la temporada pasada, en la que fue la Real el equipo que pasó. Y a pesar de ese precedente, este duelo llega en un momento muy diferente al de hace doce meses. Si bien el Villarreal sí sigue en la parte de arriba de la tabla en la Liga y va con todo a por este torneo, la Real ha tenido un complicado arranque de temporada y está metida en una lucha que no era la que esperaba, con la Copa como ligera distracción. David Moyes se enfrentará a algunas bajas, algo ya habitual desde que llegó a la Real, al cansancio acumulado en la gran victoria ante el Barcelona, y con un deseo que el técnico escocés no esconde: llegar lo más lejos posible en la Copa, incluso ganarla, sin pretender que sea de momento más importante que la Liga.

Eso sí, decir que Moyes juega al despiste para afrontar esta eliminatoria es quedarse muy corto. La Real comunicó que viajan 19 jugadores a Villarreal pero no dio los nombres de quienes componen la expedición. Es evidente que al técnico le gusta esconder sus cartas, lo ha venido haciendo en casi todos los partidos que ha dirigido hasta ahora en el equipo txuri urdin, pero esta táctica parece propia de otras épocas, en las que apenas se podía recabar información sobre los rivales y no había tanto seguimiento social y mediático a los equipos. Dentro de ese juego al despiste que tanto parece gustar a Moyes, ni siquiera se conoce el estado de los lesionados. De lo único que habló el técnico en la sala de prensa es del estado de Agirretxe, al que no ve para jugar 90 minutos. De esta forma, la baja más segura es la de Rulli, que acabó tocado el partido ante el Barcelona. Habrá que ver qué sucede con el resto de bajas que tenía el equipo (Mikel González, Elustondo, Zaldua, Zurutuza y Estrada) y con Vela, que forzó para derrotar al Barça y acabó sustituido.

No hay muchas dudas en que Zubikarai volverá a la portería, pero a partir de ahí en realidad no se sabe absolutamente nada. Hablando Moyes de dar minutos a los jóvenes, parece que Aritz Elustondo y Yuri serían los laterales, dejando los nombres de los centrales en el aire por el desconocimiento del estado físico de quienes podrían relevar a Iñigo Martínez y Ansotegi, titulares en las últimas semanas. Estando Markel y Granero sancionados en Granada, lo normal es que repitan en el centro del campo. Hervías e incluso Oyarzun podrían entrar para dar descanso a los jugadores del primer equipo, con lo que para la plaza restante Moyes tendría que evaluar quién se ha recuperado mejor del enorme esfuerzo del domingo, Canales o Xabi Prieto. En punta, al descartar el propio técnico a Agirretxe, parece evidente que jugará Finnbogason. Pero, hay que insistir en esta idea, todo no son más que conjeturas debido al apagón informativo total que hay en la Real premeditadamente y por motivos deportivos.

La Real se enfrenta en Villarreal a otro problema, y es el paupérrimo nivel que ha mostrado fuera de casa. En Liga no ha ganado como visitante, y de hecho es el peor conjunto de la competición, con sólo cuatro puntos en los ocho partidos jugados, aunque en la Europa League, en una fase con el mismo formato eliminatorio que la Copa, sí logró una victoria, 2-3 en Aberdeen. El bagaje a domicilio en todas las competiciones, no obstante, es muy pobre: una victoria, cinco empates y cinco derrotas. El Villarreal lo que no conoce como local en la Liga es el empate, con cinco victorias y tres derrotas. En la Europa League, superó al Astana en la previa por 4-0 en El Madrigal, después de haber ganado ya fuera por 0-3, y en la fase de grupos sumó dos victorias más (4-0 al Apollon Limasol y 4-1 al Zúrich) y un empate a dos ante el Borussia Mönchengladbach que le costó la primera plaza. En la anterior ronda copera, la primera que jugaron ambos conjuntos, la Real superó al Oviedo por un global de 2-0 (0-0 y 2-0) y el Villarreal al Cádiz por 5-1 (1-2 y 3-0).

Real Sociedad y Villarreal se han cruzado en la Copa del Rey en dos ocasiones a lo largo de la historia de la competición, y el balance no puede ser más positivo para el conjunto txuri urdin. No sólo superó ambas eliminatorias, en las temporadas 1986-1987 y 2013-2014, sino que además lo hizo venciendo en los dos partidos que se jugaron en El Madrigal, en ambas ocasiones por 0-1. En la primera ocasión el triunfo fue en una ronda a partido único, con gol de López Ufarte. En la segunda, en el partido de vuelta tras el 0-0 de Anoeta y siendo Javi Ros el artífice del tanto y de la clasificación realista. Superar en la Copa al Villarreal significa para el conjunto txuri urdin un buen papel en la competición, ya que la Real fue campeona en 1987 y semifinalista en 2014. En este caso, pasar de ronda lleva ya hasta los cuartos de final, una ronda que la Real sólo ha jugado en una ocasión desde que se mudó a Anoeta, precisamente la pasada temporada ya mencionada.

Desde el cambio de estadio, y eso fue en 1993, está será apenas la cuarta ocasión en la que la Real dispute los octavos de final de la Copa. Precisamente el Villarreal fue el rival realista de hace un año, en la 2011-2012 la Real de Philippe Motanier fue vapuleada por el Mallorca, que con el 6-1 de la vuelta remontó el 2-0 a favor de la Real en la ida, mientras que para la primera ocasión en este periodo en que disputó esta ronda hay que remontarse a la temporada 1998-1999. El rival fue el Atlético de Madrid y fue el equipo madrileño el que pasó de ronda, tras vencer 1-2 en Anoeta y a pesar de la victoria txuri urdin en el Vicente Calderón por 0-1, gol de Cvitanovic. Exactamente como sucedió a estas alturas de 2014, la Real jugará en la Copa contra el Villarreal después de haber sido severamente superado en la Liga por el conjunto castellonense. Entonces, el equipo de Jagoba Arrasate sufrió un contundente 5-1, mientras que en la presente campaña la derrota de los de Moyes fue por 4-0. ¿Se repetirá la historia también en la Copa?