sábado, enero 03, 2015

PREVIA Real Sociedad - Barcelona. Año nuevo... ¿vida nueva?

El Barcelona cayó en Anoeta la temporada pasada por 3-1.
Tras el decepcionante final de 2014, la Real pone todas sus ilusiones en que 2015 sea un año mucho mejor. Año nuevo, vida nueva, que reza el dicho popular. Pero este año nuevo empieza con una dura prueba: la visita del Fútbol Club Barcelona (domingo, 21.00 horas, Anoeta, Canal +). El equipo blaugrana no ha vencido en el estadio donostiarra desde que el conjunto txuri urdin regresó a Primera en 2010 y sólo ha perdido un partido lejos del Camp Nou, nada menos que en el Santiago Bernabéu. David Moyes, como viene siendo habitual, tendrá bajas importantes para afrontar el encuentro, buscando su primera gran victoria en el banquillo txuri urdin y empezar así a romper por fin una dinámica negativa que no termina de enderezarse. El regreso de Bravo a Anoeta es otro de los alicientes de este encuentro. Y en lo que todavía no hay una vida nueva con la llegada de 2015 es en el capítulo de bajas, que siguen siendo abundantes para este primer compromiso del año.

La línea más comprometida por las ausencias es la defensa, hasta el punto de que no habrá un central suplente en el banquillo. Moyes ya descartó en su rueda de prensa previa al encuentro a tres jugadores, Mikel González, Elustondo y Zaldua. Se une a ellos Estrada por enfermedad, aunque en todo caso es un futbolista que ya ha quedado claro que no cuenta. Y Zurutuza tampoco estará ante el Barcelona. Pero habrá un jugador más que se quede fuera, ya que Moyes ha convocado a 19. La principal preocupación es el estado de Carlos Vela, que era duda tras caer lesionado por las muchas faltas que le hizo el Athletic y tras perderse los dos últimos partidos de 2014 y que ha entrado en la lista provisional, igual que Carlos Martínez, otro que arrastraba molestias. Ante las ausencias, el técnico ha incluido en el grupo a dos jugadores del Sanse, el ya más que habitual Hervías y Aritz Elustondo, que está aprovechando las ausencias en el lateral derecho para hacerse un hueco en la primera plantilla. Agirretxe es la gran novedad de la lista, y regresa tras lesionarse ante el Elche.

Si no hay una gran sorpresa, Rulli continuará como guardameta titular en detrimento de Zubikarai. En la defensa son seguros los dos únicos centrales de la lista, Iñigo Martínez y Elustondo, al igual que De la Bella por la izquierda. Si está en condiciones, Carlos Martínez estará en la derecha y si Moyes no le ve para 90 minutos el titular sería Aritz. Intocable seguirá siendo Markel Bergara. Y a partir de ahí, como siempre, empiezan las dudas, primero de sistema y después de nombres. Granero será seguramente el acompañante de Markel, pero poblar el centro del campo daría también opciones a Pardo. Si Vela está bien, jugará. Pero lo demás es una incógnita. El propio Pardo, Canales, Xabi Prieto Chory Castro, Hervías, Agirretxe y Finnbogason tienen sus opciones de ser titulares. No se puede descartar absolutamente nada porque no hay precedentes que analizar de Moyes y porque todos los jugadores ofensivos están teniendo protagonismo con el técnico escocés.

La Real acabó 2014 en la decimocuarta posición con quince puntos, sólo dos más que el equipo que marca ahora mismo la zona de descenso en la decimoctava posición, el Granada, y a una brutal distancia de quince con respecto a la zona europea. El Villarreal y el Sevilla, este con un partido menos (el que aplazó el Real Madrid por su participación en el Mundialito), son quinto y sexto con 30, el doble que la Real. El equipo ha recuperado algo de fiabilidad en Anoeta, donde lleva tres partidos sin perder, pero de donde se han escapado los tres puntos en tres ocasiones. El Barcelona es segundo con 38 puntos, a uno del Real Madrid pero con un partido más. Como visitante ha puntuado en siete de sus ocho salidas. Sólo perdió contra el Real Madrid, ganó en cinco ocasiones y empató en dos, aunque salvo en su victoria por 0-5 al Levante no es un conjunto arrolladoramente goleador. Quitando ese resultado, sólo marca de media un gol por encuentro. En Anoeta ya han caído Real Madrid y Atlético, y el Athletic empató, con lo que si el Barça no gana, la Real podrá presumir de haber sumado ante los cuatro equipos Champions de esta temporada.

El Barcelona ha visitado San Sebastián en 67 ocasiones, siempre en Primera División, y el balance es favorable a la Real, que ha vencido en 27 de esos encuentros por las 17 victorias del conjunto blaugrana y los 23 empates que completan la estadística. El equipo txuri urdin consiguió su mayor goleada en estos choques en dos ocasiones. 4-1 fue el resultado tanto en la temporada 1930-1931, con goles de Cholín, Bienzonas (dos) y Mariscal, y en la 1987-1987, con tantos de Górriz, Zamora (dos) y Bakero. La victoria más abultada del Barcelona es el 0-6 de la campaña 2000-2001. En Anoeta se han jugado 18 Real Sociedad - Barça, de los que seis acabaron con triunfo local, cinco con victoria visitante y los siete restantes con empate. Desde el regreso a Primera, el Barcelona no ha sumado tres puntos en Anoeta y la Real venció en tres de los cuatro partidos jugados, marcando siempre un mínimo de dos goles, aunque encajando también al menos uno en todos ellos.

La pasada temporada, la 2013-2014, la Real consiguió su victoria más abultada en esos cuatro años, superando al Barcelona por 3-1 y siendo mejor que su rival en todas las facetas del juego. Los de Jagoba Arrasate, dispuestos con un entonces novedoso 4-4-2, superaron al Barcelona en cada parcela y consiguieron adelantarse a la media hora. Un centro de Canales lo peinó Elustondo para que el balón rebotara de forma inmediata en Song y se introdujera en la portería de Valdés. Apenas cuatro minutos después, Messi convirtió un gol el primer disparo a puerta del Barcelona. Ya en la segunda mitad, en su octavo minuto de juego, un saque largo de Bravo dio inicio a la jugada del 2-1, culminado por Griezmann en el segundo palo tras un fantástico envío de Vela. Y en el minuto 58, Zurutuza logró el merecido 3-1 colándose como un puñal en el área blaugrana. Estuvo más cerca el 4-1, con un disparo de Vela al palo, que en el 3-2, al que sólo Messi se acercó. La Real derrotó con todo merecimiento al Barcelona en el último gran momento de la pasada Liga.