viernes, noviembre 21, 2014

PREVIA Deportivo - Real Sociedad. David Moyes, día 1

Riazor vio a la Real clasificándose para la Champions en 2013.
David Moyes, día 1 (sábado, 22.00 horas, Riazor, Energy). Arranca la andadura en la Real del entrenador que más expectación ha despertado en muchos años y lo hace con el reto de ganar por fin a domicilio, algo que el equipo txuri urdin todavía no ha conseguido en lo que llevamos de temporada, y con la pretensión de confirmar las espléndidas sensaciones que dejó el conjunto en la gran victoria ante el Atlético de Madrid. Es altísimo el interés que se ha suscitado por conocer las primeras decisiones de Moyes, pero incalculable el valor clasificatorio y sobre todo moral que tendría una victoria ante el Deportivo de la Coruña. El ruido mediático ha de dejar paso ya a lo deportivo y el técnico escocés tiene que enseñar ya sus primeras cartas. No deja de ser curioso que el escocés arranque su periplo en la Real en el mismo escenario en el que Philippe Montanier cerró el suyo hace apenas año y medio.

Para su debut como técnico realista, Moyes ha preferido ocultar sus bazas todo lo posible, favorecido por un horario de juego que, como británico, le debe gustar muy poco. La Real viaja a La Coruña después de entrenar en Zubieta el mismo día del partido, y será entonces, horas antes del choque, cuando se conozca la convocatoria. El único descartado de antemano es Mikel González, que terminó lesionado el encuentro ante el Atlético. Xabi Prieto también lo tiene complicado para entrar en el grupo, mientras que los otros tocados durante la semana, Iñigo Martínez, Granero y Zurutuza, parecen estar recuperados y a disposición del técnico. Contando con la presencia de Hervías en el grupo del primer equipo, Moyes tendrá que descartar a cuatro jugadores. Si el capitán es uno y Estrada otro, quedarían dos plazas por asignar. Como es lógico, con un entrenador nuevo las preferencias cambiarán, por lo que nada se puede descartar de antemano.

Tan difícil es adelantar los descartes como el once inicial. Que no se espere una revolución parece ir más por el apartado técnico, manteniendo el 4-2-3-1 que tan bien funcionó ante el campeón de Liga, que por la elección de los jugadores. Salvo Iñigo Martínez y Vela, todo lo demás es susceptible de cambio en ese primer once de Moyes. Las apuestas más plausibles indican que Rulli será el portero elegido, que Elustondo acompañará a Iñigo en el centro de la zaga, que De la Bella y Carlos Martínez serán los laterales y que Markel estará por delante de ellos. Viendo el mimo con el que ha tratado el técnico escocés a Pardo y Canales sería extraño que no les diera un puesto en el centro del campo. Chory se mantendría en la izquierda y Agirretxe, autor del gol del triunfo ante el Atlético, en ataque. Pero jugadores como Zaldua, Ansotegi, Granero, Zurutuza o Finnbogason bien podrían colarse en el equipo.

La victoria que logró la Real comandada por Asier Santana ante el Atlético de Madrid permitió al equipo romper una racha de ocho jornadas sin ganar y, además, abandonar la zona de descenso. Con 9 puntos, ocupa la decimoquinta posición, aunque esté igualada con otros cuatro equipos que quedan por debajo por el gol average. Los puestos europeos están ahora mismo a doce puntos de distancia. El Deportivo es otro de esos equipos que suma nueve puntos y es decimoséptimo. Espanyol, Córdoba y la propia Real son los únicos conjuntos que no conocen la victoria a domicilio. Los tres han sumado únicamente dos puntos y son los peores de la Liga fuera de sus estadios. En el caso de la Real, empató en Vigo a dos y en Córdoba a uno. El equipo gallego apenas ha sido capaz de ganar uno de los cinco partidos que ha diputado en Riazor, 3-0 al Valencia, y suma tres jornadas sin ganar.

No es La Coruña uno de los escenarios más propicios en la Liga para la Real, que ha jugado allí en 37 ocasiones y sólo ha conseguido la victoria en siete. En Primera son 32 los enfrentamientos entre Deportivo y Real, con un bagaje de 18 victorias para los coruñeses, seis para los donostiarras y ocho empates. El triunfo txuri urdin más claro es el 0-2 de la temporada 1969-1970, con goles de Gaztelu y Arambarri. De hecho, es la única vez que la Real venció por más de un gol. La mayor goleada del Deportivo fue el 5-0 de la temporada 1955-1956. La estadística se completa con cinco encuentros en Segunda División, categoría en la que la Real no consiguió ganar nunca en La Coruña, y con el encuentro de la fase de ascenso de la temporada 1940-1941, donde sí logró el triunfo por 3-4. Curiosamente, también marcó cuatro goles en la campaña 1949-1950, pero eso sólo le sirvió para empatar.

La última visita de la Real a Riazor tiene un claro carácter histórico. Fue en la última jornada de la temporada 2012-2013 y la victoria por 0-1 que logró el equipo entrenado por Montanier sirvió para alcanzar la cuarta plaza y la clasificación para la previa de la Champions League, coronando una Liga espléndida. Mientras el Sevilla conseguía derrotar al rival realista, el Valencia, por 4-3 y con cuatro tantos de Negredo, la Real hizo lo que debía y venció en Riazor. Griezmann hizo el único tanto del partido en el minuto 21 al empujar al fondo de la red un despeje de Aranzubia tras el disparo de Agirretxe. La Real respondió nerviosa al empuje de un Depor que tenía que ganar para seguir en Primera. Montanier echó el equipo atrás, colocó una defensa de cinco y la tensión creció cuando Markel fue expulsado a siete minutos del final, pero la Real aguantó el 0-1 y celebró su histórico pase a la Champions mientras el Deportivo lloraba su descenso.