jueves, noviembre 27, 2014

PREVIA Real Sociedad - Elche. El primer objetivo de Moyes, fortificar Anoeta

Vela ya marcó al Elche la pasada temporada.
Como buen técnico británico que es, David Moyes sabe que el primer objetivo de cualquier equipo que está en la parte baja de la tabla es fortificar su propio estadio. La visita del Elche (viernes, 20.45 horas, Anoeta, Canal + Liga y Gol TV) no sólo supone su primer partido como técnico txuri urdin en el estadio realista, sino también una gran oportunidad para que se empiece a tener la sensación de que no será fácil a partir de ahora sacar puntos de aquí. Dado que la Real ha desperdiciado una parte bastante amable del campeonato y teniendo en cuenta que esperan tres rivales europeos en las cuatro próximas jornadas (Villarreal fuera, Athletic y Barcelona en Anoeta), la victoria ante el Elche es innegociable si los realistas no quieren llegar a las Navidades sufriendo en la parte baja de la tabla. Y ese primer triunfo de la era Moyes tendrá que llegar con la defensa aún en cuadro y en un duelo ahora mismo directo.

A su gusto también muy británico por las sesiones a puerta cerrada, Moyes está uniendo en estas primeras semanas al frente de la Real la costumbre de posponer lo más posible la lista de convocados para el partido. Si a La Coruña se llevó 19 jugadores el mismo día del encuentro, para enfrentarse al Elche decidió esperar a la suave sesión del viernes por la mañana para realizar los descartes. Los tres jugadores que no estarán por cuestiones médicas serán todos defensas, Iñigo Martínez, Mikel González y Joseba Zaldua. Así, el técnico realista tendrá que descartar a dos jugadores más. Si se cumple lo visto en semanas anteriores, uno de ellos será Estrada, aunque la ausencia de dos centrales y un lateral le da opciones de entrar en su primera lista. Como el técnico escocés habló de algunos retoques y no de grandes cambios, no parece probable que incluya a alguien del Sanse que no sea el ya habitual Hervías.

Viendo el panorama, no da la impresión de que esos cambios se vayan a producir en la línea defensiva, aunque de momento sigue quedando la duda en la portería entre la continuidad de Zubikarai y la inclusión de Rulli. La línea de cuatro será la misma que en Riazor, con Carlos Martínez y De la Bella en los laterales y Ansotegi y Elustondo en el centro. Markel también parece fijo por delante de ellos. Si hay retoques como anuncia Moyes, estos podrían ser en el segundo integrante del doble pivote, con muchas opciones para que entre Pardo o incluso Zurutuza por Granero, y en la línea de tres mediapuntas, con el más que posible regreso de Xabi Prieto, por Canales o Chory Castro. Vela es innegociable y en ataque lo más normal sería que repita Agirretxe, aunque no es descartable que Finnbogason salga de inicio. Los demás parecen tener muchas menos opciones de tener un hueco en el once.

Antes del partido que abre la jornada, la Real ocupa la decimosexta posición en la tabla con diez puntos, los mismos que tienen los tres equipos que le siguen en la clasificación, dos de ellos en zona de descenso y uno de ellos precisamente el Elche desde la decimonovena posición, y tres por encima de la última posición que ostenta el Córdoba, el único equipo que todavía no ha ganado. Los puestos europeos están ahora mismo a once puntos de distancia. El conjunto txuri urdin ha perdido la mitad de los seis partidos que ha disputado en Anoeta, aunque es el escenario donde ha logrado sus dos únicos triunfos de la Liga. El Elche ha puntuado en la mitad de sus desplazamientos, ganando 2-3 al Rayo y empatando a dos en Almería y a cero en Getafe. La Real suma dos jornadas sin perder y cuatro de los seis puntos en juego desde que cesó a Jagoba Arrasate, mientras que su rival lleva tres jornadas sin ser derrotado, sumando cinco de los nueve puntos en disputa.

La historia está del lado de la Real en sus enfrentamientos en Donostia ante el Elche. Ambos equipos han disputado 18 duelos y sólo se ha producido una victoria del conjunto ilicitano, además en Segunda División. En Primera han sido 15 los enfrentamientos, con 13 triunfos para la Real y dos empates. La mayor goleada es el 5-0 de la temporada 1967-1968, con tres goles de Arambarri, uno de Canós en propia puerta y uno más de Arzak. Los ocho primeras visitas del Elche a Atotxa fueron victorias realistas, como lo han sido las cuatro últimas en Primera, tres en el viejo estadio y sólo una en Anoeta. En los encuentros en Segunda sí hay igualdad: tres partidos, una victoria para cada equipo (2-1 para la Real en la temporada 2007-2008, 0-1 para el Elche en la 2009-2010) y un empate (0-0 en la 2008-2009). El equipo ilicitano sólo ha sido capaz de marcar diez goles en esas 18 visitas a Atotxa y Anoeta y nunca ha logrado más de dos, aunque perdió las tres veces que llegó a esa cifra (4-2 en la 1959-1960 y 3-2 en las 1960-1961 y 1977-1978).

La pasada temporada, la 2013-2014, la Real logró una contundente goleada ante el Elche. 4-0 fue el resultado final, logrado en un partido muy completo y en las peores circunstancias. En una noche de perros, de lunes y en un horario infame, con sólo algo más de 10.000 espectadores (la peor entrada de la historia de Anoeta), la Real firmó una espléndida actuación, en la que hay que destacar a Griezmann, autor de un hat trick que el árbitro no le concedió aunque él se llevó el balón del partido. En un espléndido arranque, la Real ya ganaba por 2-0 en el minuto 11. Una vaselina de Griezmann tras un pase de Vela que Damián estrelló en el larguero antes de que entrara fue el primero y una contra que culminó de cabeza tras un pase de Xabi Prieto se convirtió en el segundo. Vela culminó su gran partido haciendo el tercero en una jugada personal nada más empezar la segunda mitad, y Griezmann redondeó el marcador tras un despeje fallido de Toño.