sábado, agosto 23, 2014

PREVIA Eibar - Real Sociedad. Un derbi histórico para empezar

Xabi Prieto, en el Eibar - Real Sociedad de la 2008-2009.
La Real lleva ya unas cuantas semanas compitiendo en partidos oficiales, pero el comienzo de la Liga siempre es especial. Y más si arranca con un derbi histórico (domingo, 19.00 horas, Ipurúa, Canal + Liga y Gol TV). El primer partido que el Eibar disputará en Primera División será el primer derbi guipuzcoano que presencia la categoría desde hace 82 años, y eso será probablemente un plus para el conjunto armero más que para el txuri urdin. Dado que la eliminatoria europea ante el Krasnodar quedó abierta con el 1-0 de Anoeta ante el partido del próximo jueves, el primer encuentro liguero medirá las rotaciones que este año pretende hacer Jagoba Arrasate y servirá también para conocer cuál será su apuesta para la portería, después de que Rulli aún no haya debutado y Zubikarai haya defendido la portería en los tres partidos europeos ya disputados. En cualquier caso, la Real afronta un derbi en el que tendrá que demostrar que es mejor que el Eibar. Sin excusas.

No ha habido novedades con respecto a la situación anterior al partido contra el Krasnodar, con lo que era bastante previsible que la convocatoria de Arrasate para el partido de Eibar fuera muy parecida a la del choque europeo de hace unos días. De hecho, sólo hay un cambio entre ambas listas: entra Yuri Berchiche, que podría disputar sus primeros minutos oficiales con la camiseta de la Real, y sale Hervías, que estará este fin de semana con el Sanse. Rulli, otra de las incorporaciones de este verano, es el otro jugador realista que podría haber su debut con el equipo. Las bajas son las mismas que había para el pasado jueves, Ansotegi, Gaztañaga y Finnbogason. Y los dos jugadores que se quedan fuera de la lista de 18 por decisión técnica son los dos que todavía tienen posibilidades de salir de la plantilla, Cadamuro y Estrada. Zurutuza y Vela, que reaparecieron el pasado jueves, no parecen haber tenido ningún problema, con lo que están plenamente a disposición del técnico.

Arrasate adelantó que habrá algún cambio en el equipo titular pero no una revolución. Y la primera duda pasa por el inquilino de la portería. Hay expectación por ver si continúa Zubikarai o si, por el contrario, juega Rulli, y también por saber qué sucederá a partir de aquí, si habrá una apuesta clara por uno de los dos, si se repartirán todos los minutos o si habrá un portero en cada competición. En principio, la defensa podría repetir en bloque, con lo que jugarían Zaldua, Elustondo, Iñigo Martínez y De la Bella, pero cualquier cambio es posible salvo el de Iñigo. Carlos Martínez, y Yuri en los laterales y Mikel González en el centro tienen opciones. Markel parece fijo por delante de ellos y Granero también da la impresión de que será de la partida, a diferencia de lo que sucedió en los tres encuentros europeos. El otro puesto del centro del campo se lo juegan Pardo, Zurutuza e incluso Canales, que repetiría así el lugar en el que jugó el jueves. Xabi Prieto, Chory Castro y Agirretxe parece fijos por delante, toda vez que parece pronto para que Vela entre en el once titular.

La Real tendrá el honor de ser el rival del primer partido del Eibar en Primera División en toda su historia, lo que supone que es un encuentro que no tiene precdedentes en la máxima categoría del fútbol español. El equipo txuri urdin sí ha visitado Ipurúa en tres partidos oficiales, y no conoce la derrota en el campo del conjunto armero. Venció en su primer encuentro allí, 0-2, en la Copa del Rey de la temporada 1986-1987, el 0-1 en Segunda de la 2007-2008 fue su primera victoria aquella temporada con gol de Gerardo de penalti, y finalmente empató a uno en la campaña siguiente, la 2008-2009. La Real no disputa en Primera División un derbi guipuzcoano a domicilio desde la temporada 1931-1932, y en aquel cayó 2-0 ante un Real Unión que acabó perdiendo la categoría y que sólo ganó cuatro partidos. Los realistas han empezado la Liga con un derbi vasco lejos de su campo en cuatro ocasiones, sin conocer la victoria. Empataron el último, 1-1 en San Mamés en la temporada 2006-2007, y cayeron primero con el Arenas por 2-1 en la 1931-1932 y después con el Athletic por 1-0 y 3-0 en las campañas 1989-1990 y 2005-2006 respectivamente.

La última vez que Eibar y Real Sociedad se vieron las caras fue en el mencionado empate a uno de la temporada 2008-2009. El equipo entrenado por Lillo se había quedado descolgado de la lucha por el ascenso y trataba de reengancharse. El empate en Eibar, aunque provocado por el mal juego realista, acercaba un poco a esa zona que finalmente no alcanzó. La Real se adelantó con un gol tempranero, obra de Aranburu tras una dejada de Abreu, pero ahí, a los nueve minutos, el equipo txuri urdin desapareció por completo. El Eibar se creció, encerró a una Real que no tuvo el balón y sin que Lillo frenara con sus cambios la impetuosa acometida local, y encontró el premio del empate en el minuto 82, tras cometer Mikel González un penalti que, además, supuso su segunda tarjeta amarilla. Alaña convirtió en gol la pena máxima. Con diez jugadores, la Real sí demostró ser mejor que el Eibar y en apenas diez minutos tuvo hasta cuatro ocasiones para ganar, pero no tuvo suerte.