sábado, mayo 17, 2014

PREVIA Real Sociedad - Villarreal. Una final importante

Pardo, en el choque ante el Villarreal de la 2011-2012.
Se acaba la temporada (domingo, 12.00 horas, Anoeta, Canal + Fútbol, Gol TV) y lo hace con la seguridad de que la Real jugará en competición europea la próxima temporada pero con la incertidumbre de saber si tendrá que disputar alguna previa para llegar a la Europa League. A pesar del ninguneo de la LFP, el final de la competición es, en cierta medida, una final, puesto que el Villarreal ganando adelantaría al equipo txuri urdin. Poco se ha hablado esta semana de este asunto, enredados ya en los rumores veraniegos especialmente sobre las salidas y de forma más concreta en el futuro de Vela. Como en todo cierre de temporada, hay jugadores que se despedirán de la Real con seguridad y otros que podrían hacerlo, pero lo importante sigue siendo el triunfo, sumar tres puntos más que pongan un buen punto final a una temporada notable que vivió sus mejores momentos hace ya demasiadas semanas y que, incluso con el premio final, se ha hecho demasiado larga.

Habrá que esperar a los momentos previos al partido para conocer la última lista de 18 jugadores de esta temporada. Con esta decisión, Jagoba Arrasate da al partido el carácter de final que tiene y otorga al quinto puesto el valor que en ocasiones anteriores no se ha concedido por destacar la certificada clasificación para competiciones europeas. De esta forma, están citado los 22 jugadores de la primera plantilla más el potrillo que ya tiene esa consideración a efectos prácticos, Zaldua, y el tercer portero, Royo. Salvo sorpresa mayúscula, Estrada y Ros se despedirán así del equipo porque terminan contrato. José Ángel y Granero finalizan también sus cesiones. Y la rumorología coloca en el mismo grupo de jugadores que se despiden de Anoeta a Chory Castro, Vela e incluso Griezmann. Pero las despedidas serán al final del encuentro y sólo un marcador favorable permitiría que los homenajes se hagan durante el partido. Mientras tanto, lo importante son los tres puntos.

Y por ello, lo normal es que Arrasate presente su mejor once posible, sobre el que planean varias incógnitas. Bravo estará bajo palos. Iñigo Martínez es el único al que se puede dar por seguro en la defensa. Ansotegi y Mikel González se juegan el otro puesto de central, con más posibilidades para el segundo. En los laterales, Carlos Martínez y José Ángel parecen tener ventaja también sobre Zaldua y De la Bella, en el caso del segundo por cuestiones físicas. Markel termina la temporada con el mismo cartel de indiscutible en el centro del campo, y presumiblemente junto a él jugarían Pardo y Canales, aunque son pocas las opciones en el centro del campo que se pueden descartar con seguridad. Y en el ataque sorprendería mucho cualquier fórmula que no fuera la formada por Griezmann, Vela y Agirretxe. En todo caso, habrá que esperar a la convocatoria para tener algunas cuestiones más claras, puesto que son nada menos que seis los descartes que tendrá que hacer Arrasate, cinco si damos por seguro el de Royo.

Fin de trayecto y las cuentas no pueden ser más sencillas, con el Sevilla un punto por encima de la Real y el Villarreal tres por debajo. El equipo txuri urdin puede ser quinto, sexto o séptimo, aunque gracias a las indecentes decisiones de la Liga de Fútbol Profesional puede no saberlo con certeza hasta las once de la noche. Si gana, asegura la sexta plaza y obliga al Sevilla a vencer en casa al Elche, ya salvado, para arrebatarle la quinta. Si empata, será sexta en cualquier caso. Y si pierde, será séptima, ya que en el empate a puntos gana claramente el Villarreal. La Real llega al final de la temporada en una racha muy irregular, sumando sólo 13 de los últimos 27 puntos, ganando sólo tres de los últimos nueve partidos. Y el Villarreal incluso empeora esas cifras, con 13 de los últimos 36 puntos. La Real aspira a lograr su duodécima victoria de la temporada en Anoeta, siendo el quinto mejor equipo local del torneo. Su rival, aunque es el equipo que ya tiene plaza europea que ha perdido más partidos a domicilio, nada menos que nueve, es también el que menos empata y ha logrado siete victorias (Almería, Osasuna, Elche, Levante, Rayo, Espanyol y Getafe).

La historia recuerda que el Villarreal es uno de los visitantes más peligrosos de la historia de Anoeta. Han sido diez los duelos contra el equipo castellonense, todos ellos en Primera División y en ese estadio, y la Real sólo ha podido ganar dos de ellos y ambos por la mínima, 2-1 en la temporada 2001-2002 con goles de Aranburu y De Paula y 1-0 en la 2010-2011 con gol de Xabi Prieto. El Villarreal, en cambio, consiguió empatar cuatro y ganar en otros cuatro, siendo el más abultado de sus triunfos el 0-4 de la temporada 2004-2005, en una exhibición de Riquelme. Eso sí, el Submarino Amarillo no ha conseguido vencer en Anoeta en los dos partidos jugados desde que la Real regresó a la Primera División, con la mencionada victoria en el primer partido de Liga tras el ascenso en 2010 y el empate de hace dos temporadas. Siempre ha habido al menos un gol en los Real Sociedad - Villarreal, aunque ninguno de los dos equipos ha marcado más de uno desde el 1-3 de la temporada 2005-2006.

El último precedente liguero entre estos dos equipos fue en la jornada 35 de la temporada 2011-2012. La Real, ya salvada, se enfrentó al Villarreal de Miguel Ángel Lotina, que luchaba por no descender, algo que finalmente sucedió. En el partido, muy malo, se adelantó el Villarreal por medio de Senna en el único disparo a puerta de los visitantes en la primera mitad. La Real mostró una cara bien distinta cuando Montanier puso sobre el campo a Griezmann y Pardo, y empató a cinco minutos del final con Vela culminando con una preciosa media chilena una espléndida jugada por la derecha entre Griezmann y Xabi Prieto. La Real pudo ganar en un final de locura, pero el empate ya no se movió. En el partido de la primera vuelta de la presente Liga, la 2013-2014, el Villarreal goleó por 5-1 a la Real, en un enorme descalabro en el que Agirretxe anotó el gol realista. Y Anoeta ya ha visto un choque entre estos dos equipos en este temporada, en la Copa, que acabó con empate a cero, logrando después la Real el pase a la siguiente ronda en El Madrigal.