miércoles, septiembre 15, 2010

Un día especial

Creo que soy de los realistas que con más tranquilidad está llevando el regreso a Primera. Tranquilidad en el sentido de que no estoy viendo nada nuevo. Estoy ilusionado, sí, pero la Real es de Primera, la máxima categoría del fútbol español es su sitio. El paréntesis fueron los tres años anteriores, eso fue lo extraño en la trayectoria del equipo txuri urdin y no esta campaña. Como la memoria en el fútbol es muy corta y el conocimiento de quienes hoy se dedican al periodismo deportivo es lamentablemente escaso, a veces da la impresión viendo un partido televisado que la Real es sólo un recién ascendido. Otro más. A veces parece incluso que es un debutante en Primera. Y la mezcla de dos años duros en Segunda y uno último plagado de ilusión por el ascenso a veces nos ha llevado a infravalorar la historia que tiene este equipo tras de si. No me cansaré de reivindicar que la Real que salta al campo cada fin de semana es heredera de su gran historia, y hasta ahora el equipo está respondiendo.

Pero a pesar de esa tranquilidad que digo tener, estoy seguro de que el sábado en torno a las diez de la noche la voy a perder, aunque sólo sea por unos segundos. En ese pequeño espacio de tiempo me van a pasar muchas cosas por la memoria. El partido del centenario será el recuerdo más cercano, pero no el único. Ni siquiera el más intenso. Desde luego, no el más bonito. Como si fueran pequeños flashes, estoy seguro de que veré a Kovacevic cebeceando como el gran delantero que era. A Nihat dejando sentado a Fernando Hierro. A Luis Pérez marcando ¡de cabeza! A Kodro clavando uno de sus trallazos en el descuento. A Xabi Alonso colocando una rosaca perfecta en la escuadra de Casillas. A De Paula conectando una volea perfecta. A Khokhlov volviendo loca a toda la defensa del Madrid. A Bakero marcando de cabeza tras un corner. A Kühbauer sentenciando una maravillosa jugada de Gica y Darko. A Aranzabal sorprendiendo a la defensa blanca en una falta que De Pedro saca rápido. A Carlos Xabier marcando su mejor gol en Atotxa y a Toshack saliendo hasta el centro del campo para celebrarlo.

Veré decenas de momentos que la Real ha vivido en Atotxa y Anoeta, y yo con ella, en partidos contra el Real Madrid. Sólo veré los buenos, porque mi corazón siente ahora que el sábado va a haber otro instante mágico para la Real. Y veré los buenos porque me he pasado tres años soñando con volver a verlos. Será especial jugar este sábado contra el Real Madrid porque es el primer gran partido en el regreso a Primera, sí, pero en realidad siempre será especial jugar medirse al equipo merengue. Pero no porque me deslumbre el brillo de sus estrellas, que también. No porque sienta que viene a Anoeta un equipo superior, que lo es. No, no es eso. En realidad, es especial porque para mí el Real Madrid es el rival de la Real. Cierto es que todas las finales de Copa que perdió la Real fueron contra el Barcelona, pero cuando se jugó la Liga, ahí estaba el Madrid. En los 80 y hace seis años. Cuando ganó la Supercopa, ahí estaba el Madrid. La grandeza de la Real se ha medido en las últimas décadas contra el brillo de la galaxia madridista. Y en mis recuerdos, como en los libros de historia, la Real a veces gana. ¿Por qué no repetirlo el sábado? Que sea un día especial. Otro más.

3 comentarios:

cityground dijo...

También estoy muy ilusionado para el partido del sábado, hay mucho que ganar y poco que perder, todo el mundo da por hecho que el Madrid ganara pero tengo la esperanza de dar la sorpresa.

Grandes momentos contra el Madrid, inolvidable el 0-4 en el Bernabeu en la semifinal de Copa del 88 y otros muchos.

La Real de los últimos 44 años ha estado 41 en 1ª, es nuestro sitio, lo raro como dices era estar en 2ª.

Espero que el equipo de una gran imagen porque televisandolo en abierto y contra el Madrid mucha gente va a descubrir a jugadores como Zurutuza, Griezmann, Carlos Martinez, De la Bella, etc... que a la mayoría les suenan a chino.

Alter dijo...

La Real es el 8 equipo por temporadas y puntos de la Historia de la Liga con eso queda todo dicho sobre si es más de Primera que de Segunda. Con el Real Madrid hay una gran rivalidad y somos históricos haya pasado lo que haya pasado; poco a poco retornaremos a ser lo que hemos sido siempre un aspirante a plaza europea como mínimo. Un saludo.

Juan Rodríguez Millán dijo...

Cityground, ojalá el equipo responda bien a esta ilusión. Yo no sólo la esperanza, tengo el convencimiento de que el Madrid no gana en Anoeta. A ver qué pasa... Miedo me da la retransmisión ante ese desconocimiento que tiene la gente de los jugadores de la Real, por cierto.

Alter, eso está clarísimo, pero por desgracia el periodismo deportivo actual mira demasiado al partido de la semana pasada y muy poco a la grandísima historia de este deporte. Háblale a muchos de los que ahora comentan partidos de Arconada, Zamora, López Ufarte y les parecerán batallitas del abuelo. Pero es que si les preguntas por De Paula, Khokhlov o Kodro seguro que ni saben quiénes son porque no jugaron ni en el Madrid ni en el Barcelona.