viernes, noviembre 04, 2016

PREVIA Real Sociedad - Atlético de Madrid. El peor rival en el mejor momento

Vela, en el encuentro ante el Atlético la pasada campaña.
La Real es sexta, ocupa puestos europeos por primera vez en la temporada y por su fútbol es fácil decir que está pasando por su mejor momento. Pero ahora llega el peor rival posible, el Atlético de Madrid (sábado, 16.15 horas, Anoeta, beIN Sports), el equipo que más ha ganado en Anoeta desde el ascenso y uno de los candidatos al título de Liga y, por supuesto, al de la Champions League. Llega, además, con la amenaza de Antoine Griezmann, que ya sabe lo que es marcarle a la Real tanto en Anoeta como en el Vicente Calderón, y después de una pequeña crisis de juego, que no de resultados, ante la que seguro querrán reaccionar los de Simeone. Pero la Real de Eusebio ya ha dejado pasar los dos partidos más grandes de lo que llevamos de temporada, ante el Real Madrid y ante el Athletic, y no querrá repetir una actuación tan pobre como la de aquellos dos decepcionantes encuentros. La lucha, desde luego, está servida.

Apenas hay novedades en la lista de Eusebio para afrontar este encuentro. Iñigo Martínez es la ausencia más notable, ya que se pierde este encuentro tras ver en Leganés su quinta tarjeta amarilla del curso. Y el que entra en su lugar es Bautista para dar más opciones ofensivas al equipo. Las ausencias son las ya conocidas. Agirretxe, Markel, Granero y Gaztañaga son quienes no pueden estar a disposición del técnico por diversas dolencias físicas, y las ausencias por decisión técnica, que no son más que dos, además por supuesto de la del tercer portero, Ander Bardají, manifiestan una clara continuidad con respecto a convocatorias anteriores, puesto que Eusebio ha dejado fuera a los dos laterales que perdieron su sitio precisamente por sendas lesiones, Zaldua y Héctor. Rulli, que había sido duda por un golpe con Juanmi, sí que está en la lista.

No es nada descabellado pensar que Eusebio repetirá el once de semanas anteriores viendo el buen resultado que le ha venido dando, aunque hay un cambio obligado. Rulli, por supuesto, estará bajo palos. Es fijo Raúl Navas, y el otro puesto en el centro de la zaga, el que deja libre el sancionado Iñigo Martínez, se lo disputan Mikel González y Aritz Elustondo sin que parezca nada claro si hay un favorito. Los laterales, al no haber muchas más opciones, sólo la del mencionado Elustondo por la derecha, serán Carlos Martínez y Yuri. En el centro del campo lo normal es que repitan Illarramendi, Zurutuza y Xabi Prieto. Y en ataque parece que Oyarzabal, Vela y William José tienen todas las papeletas para seguir en el once. De ser así, el banquillo lo completarán Toño Ramírez, el central descartado para el once como único defensa en la suplencia, Pardo, Canales, David Concha, Juanmi y Bautista.

La victoria de la Real en Leganés ha llevado a los de Eusebio a la sexta plaza con 16 puntos, los mismos que tiene su actual perseguidor, el Athletic, y cinco por debajo del Sevilla, el equipo que cierra la zona Champions. La zona de descenso, cada vez más lejos, queda ya a siete puntos. El Atlético es tercero con 21, a tres del líder, el Real Madrid. La Real acumula ya tres victorias consecutivas en Anoeta, ante Las Palmas, Betis y Alavés, con un espléndido balance goleador de 8-1, y ya sólo hay cuatro equipos que hayan sumado más puntos que el de Eusebio en su propio estadio. El conjunto madrileño, por su parte, es el tercer mejor visitante del campeonato, por supuesto sólo por detrás de Real Madrid y Barcelona, y sólo ha perdido un partido a domicilio, 1-0 ante el Sevilla, precisamente la última vez que jugó lejos del Calderón. El peligro está en que los de Simeone son los que menos tantos han encajado fuera de su estadio, apenas dos, el ya mencionado del Sevilla y el que le marcó el Barcelona en su empate en el Camp Nou.

Aunque la estadística está claramente del lado de la Real, hay que considerar la historia reciente como un enemigo más a la hora de abordar este partido. En total, Real Sociedad y Atlético de Madrid se han visto las caras en San Sebastián en 64 ocasiones, siempre en Primera División. La mitad de los duelos, 32, se quedaron en casa, 18 volaron a la ribera del Manzanares y los 14 restantes finalizaron en empate. Pero desde que la Real volvió a Primera en 2010, en esos seis encuentros disputados, la Real sólo consiguió ganar uno, el 2-1 de la temporada 2014-2015 con Asier Santana en el banquillo como puente entre Arrasate y Moyes, y perdió los cinco restantes. En esos choques, la Real sólo ha marcado cinco goles, por catorce del Atlético. La mayor goleada lograda por el equipo txuri urdin es el 6-1 de la temporada 1951-1952, con goles de Alsúa, Barinaga, Epi, dos de Igoa y Ontoria. Por contra, la victoria colchonera más holgada es el 0-4 logrado en las 1984-1985 y 2011-2012.

La última vez que Real y Atlético jugaron en Anoeta, la temporada pasada, el triunfo fue para los madrileños. Y fue un encuentro muy polémico por la nefasta actuación de Iglesias Villanueva. El partido fue horrible por ambas partes. Griezmann adelantó al Atlético en el minuto 8 al aprovechar la candidez defensiva de la Real para plantarse delante de Rulli y picar el balón sobre el portero realista para abortar su salida. Fue la única gota de clase en todo el partido y el escasísimo mérito anotado por el Atlético para hacerse con la victoria. Las pérdidas de tiempo del equipo visitante, lejos de provocar tarjetas, acabó con la expulsión de Diego Reyes por protestarlas cuando quedaban dos minutos. Pero Iglesias Villanueva dejó lo mejor para el final. En la siguiente jugada, escamoteó un clarísimo penalti sobre Jonathas, y en el contraataque subsiguiente Carrasco hizo a placer el 0-2. A Iglesias Villanueva le dio tiempo a coronar su cobarde actuación con otra expulsión por protestar, la de Jonathas.