miércoles, noviembre 30, 2016

PREVIA Valladolid - Real Sociedad. El incalculable valor de la Copa

Xabi Prieto, en la última visita liguera al Valladolid, en 2013.
La Copa tiene un valor incalculable y la Real lleva muchos años sin comprenderlo. ¿Será esta, por fin, la ocasión en la que despierte del larguísimo letargo sólo roto por las semifinales que alcanzó en la temporada 2013-2014? Primera prueba de fuego, Valladolid (jueves, 20.00 horas, José Zorrilla, Bein La Liga). Eusebio ya conoce de primera mano los peligros de no tomarse en serio la Copa en la Real, puesto que la eliminación de la pasada temporada ante Las Palmas fue su primera gran decepción. Pero ahora la Real llega al torneo del KO en su mejor momento en años y con la moral por las nubes. La Copa puede ser la gran posibilidad de hacer algo muy grande esta temporada y sería interesante que el equipo lo valorara de esa manera. La posibilidad de que entren varios jugadores poco habituales para tratar de ganarse un puesto en el once tipo por el que apuesta el técnico tendría que ser algo positivo. Pero la Copa tiene un valor incalculable, para bien y para mal. Apostar por ella puede impulsar a la Real a estratos impresionantes. Despreciarla puede dañar la forma del equipo.

No ha tenido mucho margen Eusebio para confeccionar su lista, con lo que el debate sobre las rotaciones es menos intenso de lo que pudiera haber sido. El motivo es que la lista de ausencias obligadas ha subido hasta seis. A las lesiones ya conocidas de Markel, Gaztañaga y Pardo, lo que limita muchísimo las posibilidades de variar el centro del campo, hay que sumar las de Agirretxe, con una sobrecarga que le impide volver en un partido que parecía ideal para ello, Oyarzabal, principal víctima del enorme esfuerzo realizado ante el Barcelona, y un Xabi Prieto que se queda fuera por sanción en la Copa. Ander Bardají se queda fuera como tercer portero, aunque se especulaba con que fuera Rulli el que no viajara, y las dos ausencias por decisión técnica son Héctor y Mikel González. A cambio, entran en la convocatoria los dos potrillos que más suenan en las últimas semanas, el centrocampista Zubeldia y el delantero Bautista.

Eusebio ya tropezó en la piedra de las rotaciones de la Copa hace justo un año, con lo que cabe pensar que habrá cambios pero no una revolución total en el once inicial. Sí se espera a Toño Ramírez bajo palos, ya que Eusebio apostó por el guardameta suplente, Oier, hacer un año. Jugará por delante de una defensa plagada de incógnitas. Parece seguro que Iñigo Martínez y Yuri estarán en el equipo inicial. Lo normal es que los otros dos puestos sean para Zaldua en la derecha y para Elustondo como central diestro. En el centro del campo, Granero podría contar con su primera oportunidad como titular de la temporada, presumiblemente junto a Illarramendi y Zurutuza. Y quizá sea el ataque el que más novedades presente. Da la impresión de que Juanmi y Canales, habituales cambios en los encuentros de Liga, tendrán su oportunidad en el once, y el otro puesto se lo disputarán William José y Vela, con menos opciones a priori para Bautista aunque nada se pueda descartar. Rulli, Carlos Martínez, Raúl Navas, David Concha y Zubeldia apuntan de inicio al banquillo.

Son seis los precedentes de eliminatorias coperas entre Real Sociedad y Valladolid. Cuatro se decantaron del lado del equipo txuri urdin y dos del de los blanquivioleta. Dos de esas eliminatorias necesitaron de un partido de desempate, el de la temporada 1940-1941 cayó del lado de la Real por 3-1 y el de la 1951-1952 fue para el Valladolid por 2-1. Eso sí, en esos seis enfrentamientos, sólo en una ocasión la Real consiguió sacar la victoria de Pucela. Fue en la temporada 1981-1982, cuando la victoria por 0-2 con goles de Diego y Periko Alonso permitió a los realistas pasar de ronda tras el 3-3 registrado en Atotxa en el partido de ida. La estadística en el campo vallisoletano se completa con cuatro derrotas y un empate. La Real sólo marcó en dos ocasiones en un partido en Valladolid, en la mencionada victoria de la 1981-1982. El último duelo copero entre ambos equipos, en la 1982-1983, se saldó con triunfo local por 1-0, aunque se le dio la vuelta a la eliminatoria con un 3-0. La última vez que Real y Valladolid se vieron en Liga en Pucela fue en la 2013-2014 y acabó con empate a dos.

La Real no suele comenzar la Copa con buen pie. A la larga lista de eliminaciones en primera ronda y ante rivales de menor entidad, suma otra estadística peligrosa. En las últimas once temporadas, sólo consiguió arrancar la competición con victoria en dos ocasiones, con el 1-0 ante el Zaragoza de la temporada 2008-2009, todavía en Segunda División y en eliminatoria a partido único, y con el 4-1 ante el Granada de la 2011-2012, que sirvo para pasar de ronda a pesar del 2-1 favorable al equipo andaluz en el partido jugado en su tierra. El resto de esos encuentros se saldaron nada menos que con seis derrotas y tres empates, igualadas que no obstante sólo dieron con los huesos de la Real fuera de la competición en la primera de ellas, en la temporada 2005-2006, cuando al 1-1 logrado en Zamora siguió la tanda de penaltis más catrastrófica de la historia de la Real, sin llegar a transformar uno solo.