jueves, septiembre 08, 2016

PREVIA Real Sociedad - Espanyol. Buscando fiabilidad

Illarra, en el encuentro de la temporada pasada.
La Real busca fiabilidad. Después de la decepción de la primera jornada ante el Real Madrid y la victoria sin convencer con el juego en El Sadar, el equipo de Eusebio busca una fórmula efectiva ante el renovado Espanyol (viernes, 20.45 horas, Anoeta, Gol). No sería en absoluto un mal resultado para el arranque de la Liga sumar seis de los primeros nueve puntos, y desde luego sería una gran noticia que la Real fuera capaz de aprovechar que ha podido preparar el encuentro con toda su plantilla, dado que no hay ningún jugador txuri urdin seleccionado en estos momentos. Pero es también el momento de que Eusebio ofrezca algo más, que demuestre que su equipo puede aspirar no sólo a ganar partidos sino también a hacerlo de una manera regular. Fuera y en Anoeta. Lejos de Donostia para aspirar a la parte noble de la tabla y en casa para que el estadio realista sea el necesario fortín para que, como ha dicho el técnico, el equipo pueda competir esta temporada sin ponerse límites.

No hay grandes sorpresas en los jugadores que no forman parte de la convocatoria de esta jornada, porque o se trata de futbolistas de baja o que han estado ausentes de manera reciente por esa razón. No está a disposición de Eusebio Toño Ramírez, que se lesionó en el encuentro amistoso ante el Alavés del pasado fin de semana, un Granero que en cualquier caso todavía no ha contado para el técnico, y el ya conocido Agirretxe, que formará parte de esta lista al menos hasta que empiece 2017. Los tres descartes que sí están aptos para jugar son Canales, que acaba de recibir el alta después de una lesión que le ha tenido apartado del grupo durante ocho meses, Gaztañaga y David Concha, los dos con molestias musculares en las últimas semanas. En todo caso, Eusebio ha decidido convocar a 19 jugadores por un golpe que ha tenido Iñigo Martínez, que es la duda para este encuentro, lo que puede suponer el estreno de Carlos Martínez en una lista.

Aunque en teoría no tendría por qué haber muchos cambios en el once, tampoco se puede descartar que los haya. Obviamente, Rulli estará bajo palos y en la defensa todo dependerá del estado de Iñigo Martínez. Si está para jugar, lo normal es que Mikel González se mantenga junto a él en el centro, que Zaldua sigue siendo el lateral diestro y que Yuri sea el izquierdo. Por delante, parecen seguros Illarramendi, Pardo y Zurutuza, el centro del campo que jugó en El Sadar. Y en la línea más ofensiva parece que la gran novedad será William José como delantero centro, probablemente flanqueado por Juanmi y Oyarzabal, aunque tampoco se puede descartar la entrada de Vela después de sus positivas declaraciones ante los medios de esta semana. A la espera del descartado, que saldrá seguramente de la línea defensiva, para el banquillo quedaría Ander Bardají, Elustondo, que jugaría si Iñigo no está apto, Raúl Navas, Carlos Martínez Héctor, Markel y Xabi Prieto.

Con una victoria, una derrota y tres puntos en su casillero, la Real ocupa la novena posición. Sigue siendo muy pronto para evaluar adecuadamente las distancias, pero la zona europea está a un solo punto, delimitada ahora mismo por la sexta posición que ocupa el Sporting, y el descenso a tres, los que separan al conjunto txuri urdin del Athletic, decimoctavo y sin estrenarse. El Espanyol no ha empezado la temporada con buen pie, es decimocuarto con sólo un punto en su haber, siendo además ahora mismo el equipo más goleado de Primera con ocho tantos encajados. Eso sí, ha marcado seis, superado en este ránking sólo por los dos primeros clasificados, Las Palmas y Fútbol Club Barcelona. Aunque por el momento apenas se ha jugado un partido como local y otro como visitante, el Espanyol es uno de los siete equipos que aún no han puntuado a domicilio y la Real uno de los cinco que aún no se ha estrenado en su propio estadio.

Real Sociedad y Espanyol se han visto las caras en Donostia en 68 ocasiones en partido de Liga, y el bagaje es claramente favorable al conjunto txuri urdin. En Primera División han sido 66 los encuentros disputados, con 42 victorias locales, trece visitantes y once empates. La mayor goleada txuri urdin, 6-1, se ha dado en dos ocasiones, en la temporada 1932-1933 con tres goles de Urtizberea y uno de Chivero, Tolete e Insausti, y en la 1943-1944, con dobletes de Ontoria y Unamuno y dos goles más de Bidegain y Pérez. El 1-4 de la temporada 1934-1935 es la mayor goleada del Espanyol en terreno donostiarra. El cuadro se completa con una victoria realista en Segunda, 3-0 en la 1962-1963, y un partido en la fase de permanencia de la 1954-1955, también con victoria realista por 2-1. Ojo, que el Espanyol ha puntuado en seis de sus últimas nueve visitas a Anoeta, venciendo en cuatro de ellas y empatando en las otras dos. Incluso la Real se ha quedado sin marcar ningún gol en cinco de los últimos once encuentros con el Espanyol.

La última vez que Real Sociedad y Espanyol jugaron en Anoeta fue la pasada temporada, la 2015-2016, y el triunfo fue para el conjunto perico por 2-3. Debió sumar algo el equipo de David Moyes, se sobrepuso a situaciones muy difíciles en el encuentro, pero aún así cayó derrotado. Se adelantó pronto por medio de Agirretxe. Primer gol de la temporada, y eso que estábamos ya en la jornada 4, en la primera titularidad de este jugador. Pero con el partido controlado y al filo del descanso, Rulli cometió un penalti innecesario y resultó expulsado. Gerard hizo el empate desde los once metros. Parecía cuestión de tiempo que el Espanyol aprovechara su superioridad numérica para ganar, y el 1-2 llegó en el minuto 70 con un impecable cabezazo de Enzo Roco. La Real le echó corazón y llegó a empatar en el minuto 86, con un tanto de Jonathas y con arrestos como para pensar que se podía remontar con diez jugadores. Pero apenas dos minutos después, Hernández Pérez puso la puntilla como más duele en inferioridad, en un córner, y dejó a la Real sin premio.