jueves, septiembre 29, 2016

PREVIA Real Sociedad - Betis. ¿Qué cara mostrará la Real?

Iñigo, ante el Betis en el choque de la temporada pasada.
A falta de fiabilidad, y después del inmenso fiasco que supuso la visita a Eibar, ¿qué cara mostrará la Real en esta ocasión? En esta séptima jornada y con el Betis como rival (viernes, 20.45, Anoeta, Gol), los de Eusebio buscarán repetir un encuentro como el que se vivió ante Las Palmas y olvidar la enésima decepción, la del derbi guipuzcoano de la pasada jornada. Esa duda es la que evidencia claramente que, hoy por hoy, la Real no es un equipo fiable. Y eso, teniendo en cuenta las pobres entradas que ha vivido Anoeta en los últimos tiempos, no es precisamente un hecho alentador ante un nuevo partido en el horario basura de la Liga, el de los viernes por la noche. Veremos qué cantidad de público hay y si la Real, como ya hizo ante Las Palmas, brinda una nueva actuación brillante ante una grada semivacía.

Una de las grandes noticias de la convocatoria puede no llegar a serlo. Y es que, a la espera de lo que decida el Comité de Apelación sobre la injusta expulsión de Elustondo en Ipurua y su consiguiente partido de sanción, Eusebio ha metido en la lista de 18 a Kevin Rodrigues, lateral izquierdo del Sanse. Eso sí, en caso de que se levante la sanción la lista podría cambiar, tal y como confirmó la Real. A priori, en todo caso, Elustondo se une a las bajas ya conocidas, las de Agirretxe, Toño Ramírez, Yuri y Carlos Martínez. Con estas ausencias, y dado que son dos los jugadores del Sanse que se cuelan entre los escogidos, ya que Bautista se une a Rodrigues, son tres los futbolistas de la primera plantilla que se quedan fuera, y la sorpresa, la segunda gran noticia de la convocatoria, es que Markel no estará en el grupo y tendrá que ver el partido desde la grada, junto a Gaztañaga y Granero, los dos que todavía no han entrado en ninguna lista.

Con estos mimbres, Rulli volverá a iniciar el once de Eusebio bajo palos, con Iñigo Martínez y Raúl Navas como centrales, aunque no se puede descartar el regreso de Mikel González, y la certeza de que los laterales serán para Zaldua y Héctor. Se puede dar por segura también la repetición de un centro del campo ofensivo, como ante Las Palmas, con Illarramendi, Zurutuza y Oyarzabal, que volverá así al equipo titular. No obstante, tampoco se puede descartar que Pardo, siempre en el centro del debate, vuelva a contar con una oportunidad de jugar de inicio, con lo que probablemente sería Zurutuza quien descansara en esta ocasión. Y por delante de ellos, lo normal es que jueguen Juanmi, Vela y William José. De esta manera, Ander Bardají, Rodrigues, Canales, Xabi Prieto y Bautista parecen contar con todas las papeletas para empezar el partido desde el banquillo.

La derrota en Ipurua llevó a la Real a la undécima posición, con siete puntos, a cuatro de la zona europea que cierra ahora mismo el Sevilla desde la sexta posición y sólo dos por encima de los puestos de descenso, que ahora mismo empiezan en la decimoctava posición del Espanyol. El rival realista, el Betis, está justo por encima del conjunto txuri urdin, en la décima posición y con ocho puntos. La Real ya ha conocido los tres resultados posibles en Anoeta, perdió contra el Real Madrid, empató contra el Espanyol y venció a Las Palmas. El contundente triunfo ante los canarios ha hecho que la Real sea ya el séptimo equipo más goleador en casa, aunque haya diez que han sumado más puntos. El Betis es el segundo conjunto que más tantos ha encajado a domicilio, aunque es una estadística tergiversada por los seis que se llevó del Camp Nou. Sin ese encuentro, lleva la victoria en Valencia por 2-3 y la derrota en su derbi ante el Sevilla por 1-0.

Real Sociedad y Betis se han visto las caras en San Sebastián en 46 ocasiones y el bagaje es claramente favorable al equipo txuri urdin. En Primera han sido 42 los encuentros disputados, con 25 victorias realistas, cinco béticas y doce empates. La mayor goleada realista es el 6-0 que se repitió en dos ocasiones, en las temporadas 1961-1962, con tres goles de Villa y uno de Echarri, Rivera y Herrera, y en la 1971-1972, con dos de Boronat, otros dos de Ansola y uno de Urreisti y Arzak. Por contra, la victoria bética más holgada es el 0-4 de la 2003-2004. Esa es, de hecho, la última vez que el Betis ganó en Anoeta. Desde entonces, en los ocho duelos que han protagonizado (siete en Primera y uno en Segunda), cuatro victorias de la Real y cuatro empates. El cuadro estadístico lo completan cuatro encuentros en Segunda, donde la Real firma un pleno de cuatro victorias, la más abultada el 3-0 de la campaña 1946-1947.

La pasada temporada, la 2015-2016, la Real ganó con sufrimiento. El equipo de Eusebio, después de sufrir un varapalo inmenso en El Molinón, donde fue goleado por 5-1, buscó intensidad pero le costó realizar ocasiones. Pese a todo, se adelantó en la primera clara, ya en el minuto 17, con un buen cabezazo de Xabi Prieto a pase de Héctor. Y el partido se puso muy de cara cuando pasada la media hora Iñigo Martínez hizo el 2-0 también con un esplendido testarazo tras una falta botada por Pardo. A los cinco minutos de la reanudación. el Betis acortó distancias, y lo hizo en su primera ocasión, aprovechando Rubén Castro un error de Iñigo. Y a partir de ahí, la Real sufrió lo indecible sin que en realidad Rulli tuviera que hacer demasiadas intervenciones de mérito. El partido lo pudo empatar el Betis, eso sí, en un claro penalti de Illarra que el árbitro no señaló. Pero los puntos se quedaron en Anoeta.