martes, julio 13, 2010

De Tolosa, de la Real... y campeón del mundo

El 1 de diciembre de 1999 saltó al césped de Anoeta un chaval de 18 años llamado Xabi Alonso. Aunque muchos le conocían ya, para la mayoría no era todavía Xabi Alonso, sino el hijo del gran Periko Alonso. Llevaba el número 32 en la camiseta y en el pantalón y estaba debutando con el primer equipo. Si no fuera por él, aquel día habría pasado a la Historia de la Real sólo por ser una de las muchas decepciones que nos ha dejado la Copa en los últimos tiempos. Aquel día, un Segunda B, el Logroñés, apeaba al equipo txuri urdin de la cimpetición, ganándole además los dos partidos. Aquel día todos terminamos el partido molestos, enfadados, cabreados, incluso indignados. Y hoy resulta que aquel día sólo se puede considerar como histórico. Aquel día, Xabi Alonso debutó con la Real.

Han pasado casi once años desde aquel día. Xabi triunfó en la Real, formó parte de aquel equipo que nos devolvió una gloria sin título en 2003, fue traspasado al Liverpool donde tocó la gloria de ganar una Champions, con un gol suyo además en la final, fue campeón de Europa de clubes en 2008, siendo todfavía jugador red, le fichó el Real Madrid y acaba de ser campeón del mundo. Campeón del mundo, repito. Un chaval salido de Zubieta es campeón del mundo. No hay nada más grande en esto del fútbol.

Bueno, para un corazón txuri urdin puede que sí haya algo más grande, pero de momento ese mismo corazón alcanzó la felicidad al ver las fotos de la celebración de la selección española. Al ver a Xabi Alonso con la bandera de la Real, la de su centenario, en su espalda.

La Real es un equipo de detalles sencillos. Un pequeño gesto, un modesto reconocimiento nos vale casi tanto como un título. Vicente del Bosque dijo que la Copa del Mundo es de todo el fútbol español, de todos los equipos, de todas las canteras. Xabi Alonso es nuestro trocito de esa copa. Ya sé que España no levanta pasiones entre muchos aficionados realistas, ya sé que casi todos cambiaríais este Mundial por una nueva Liga para la Real. Ya lo sé. Pero a mí ayer me emocionó que este chaval de Tolosa, de Zubieta y de la Real, ese que hoy es jugador del Real Madrid, celebrara el mayor momento deportivo de su vida diciéndole al mundo entero, en voz baja, como corresponde a un campeón tan humilde como él, que su corazón es txuri urdin. Gracias, Xabi.

4 comentarios:

Nerea Rivero dijo...

Ayer se me pusieron los pelos de punta cuando vi la bandera que Xabi llevaba a su espalda. 100 urte erreala. Sí, un pequeño detalle que le hace todavía más grande. Aupa Xabi, zorionak!

cityground dijo...

Fue un detallazo que saliera con la bandera del centenario, y eso jugando en otro equipo español de la misma categoría tiene aun mas merito.

Muy grande Xabi Alonso, ojala vuelva algún día a la Real.

Cuando juegue el Madrid en Anoeta espero que se le reciba con una gran ovación a Xabi.

María dijo...

Es muy grande Xabi Alonso. A veces muy infravalorado pero sin duda es uno de los mejores futbolistas del que podemos presumir.
Sólo nos queda felicitar al Campeón.

Un saludo!

Juan Rodríguez Millán dijo...

Nerea, totalmente de acuerdo. Es grande y ojalá volvamos a verle algún día vestido de txuri urdin. Bienvenida, por cierto, creo que es el primer comentario que me dejas y me encantará volver a verte por aquí.

Cityground, justo eso es lo que emociona. Él es jugador del Madrid y podría haber pensado en que, quizá, estará mal visto que llevara la bandera de otro equipo. Pero él es un profesional que se deja la vida siempre sobre el campo y un gran tipo que no se olvida de su Real.

María, gracias por pasarte también por aquí. Yo es que estoy futbolísticamente enamorado de Xabi desde que le vi en directo por primera vez. Igual es que su dominio del campo no se tan bien en la tele, pero a mí me parece un grande, uno de los mejores del mundo en su puesto. Y encima, procede de donde procede.