miércoles, julio 21, 2010

Allá vamos otra vez

Hace poco más de un mes estábamos dando carpetazo a la temporada 2009-2010 y ya hemos empezado de nuevo. Es la dinámica del fútbol moderno, una perversa montaña rusa en la que no hay tiempo material para el descanso. Y de ese desaguisado que es el calendario del fútbol tienen buena culpa la Liga de Fútbol Profesional y la Federación Española. Ellos son los responsables de que los seguidores de equipos que militaban en Segunda llegáramos tarde al disfrute del Mundial, de que la Real haya tenido menos vacaciones que 17 de sus 19 rivales de la próxima temporada o de que jugadores jóvenes que ya han dado el salto al profesionalismo, caso de Griezmann en la Real, tengan que disputar con sus selecciones, en estas fechas estivales, competiciones internacionales que tendrían que servir de promoción al fútbol base y no de chicos que ya han llegado a la élite. Algún día alguiten tendrá que poner fin a estas barbaridades, pero lo cierto es que ese día parece lejano.

Con inconvenientes o sin ellos, la Real 2010-2011 ya está en marcha. O al menos buena parte de esa Real, puesto que ha habido ya siete bajas (Bueno, Songo'o, Johantan Estrada, Riesgo, Sergio, Nsue y Sarasola) y sólo han llegado dos jugadores, además de los cuatro del Sanse que inician la pretemporada con el equipo (y de los que Lasarte ya ha anunciado que dos se quedarán con los mayores) y las ausencias temporales de Griezmann y de Bravo, el único mundialista del equipo txuri urdin. Y a la espera de que lleguen esos tres o cuatro fichajes anunciados, sólo queda cruzar los dedos para que efectivamente lleguen y no nos suceda como el año pasado con los porteros, que mucho anunciar y después pocos resultados. A día de hoy, el mejor once de la Real se parece mucho al de la temporada pasada (sólo un cambio, Llorente por Bueno) y con eso Lasarte puede hacer un buen once para Primera, no me cabe la menor duda, pero no competir durante las 38 jornadas.

Quizá ese sea el primer elemento en el que mi visión es discordante con respecto a la de la mayoría de aficiuonados en estas fechas. Muchos creen que la Real que subió a Primera no daría la talla en esa categoría y estaría abocada a un nuevo descenso. Yo discrepo y sí veo nivel. Estoy deseando ver qué hacen De la Bella, Carlos Martínez, Griezmann o Zurutuza en esta categoría. Quiero ver si Ansotegi y Mikel González siguen demostrando la jerarquía que exhibieron en Segunda. Tengo ganas de saber si Xabi Prieto sigue siendo igual de decisivo. Y estoy seguro de que Llorente cantará muchos goles. Pero si algo nos demostró la experiencia en Segunda es que un once no basta. La Real sufrió mucho con las lesiones de Díaz de Cerio, Elustondo, Bueno o Xabi Prieto. Hace falta banquillo. Y banquillo de verdad. No canteranos subidos con calzador para hacer número (eso fueron Sarasola, Esnaola o Viguera, a tenor de la poca confianza que Lasarte depositó en ellos) o foráneos de dudosa calidad o rendimiento (¿hace falta decir que estoy pensando en Johantan Estrada o Songo'o?).

Tampoco entiendo algunas de las visiones que se están teniendo sobre este regreso a Primera. Parece que algunos lo están viviendo como si nunca hubiéramos estado en la máxima categoría. Parece que Madrid o Barça jamás han pasado por Anoeta (y qué decir ya de Atotxa...). Parece que nuestros derbis hubieran sido siempre con el Eibar o el Real Unión. Comparto la ilusión de regresar a la élite, que no se me malinterprete, celebré como el que más el ascenso y creo que es una gran noticia que en la Real, por fin, se hable con ilusión antes de empezar una temporada. Pero este equipo pertenece a la Primera División. Es el único lugar posible en el que se moverá con comodidad. Es donde ha ido escribiendo las páginas más brillantes no sólo de su propia historia sino la del fútbol español. La Real es muy grande, no lo olvidemos. Si lo hacemos, estamos infravalorando lo que representa su escudo, su camiseta y su historia. No me va a cegar el brillo ajeno, porque la Real siempre ha tenido el suyo propio. Ilusión siempre, pero sin perder la memoria.

Y, una vez conocido el calendario, tampoco comparto muchos de los análisis que pueblan los periódicos estos días. Se habla de un comienzo y un final muy exigentes, de un tramo medio más asequible y de una primera vuelta en Anoeta con los partidos más complicados. Creo que es un error mirar así el calendario ahora mismo, porque la filosofía que nos ha llevado a Primera es precisamente la contraria, la de ir partido a partido. Cierto es que aquí sí habrá rivales a priori superiores a la Real, cosa que en Segunda no sucedía, pero los tres puntos valen igual ante todos, luchen por la Liga, por Europa o por la salvación. Nos fuimos a Segunda hace tres años por ceder una derrota y dos empates ante los últimos tres rivales que tuvimos, y sólo el Osasuna tenía algo remotamente en juego. Y me acuerdo de aquella Real de la temporada 90-91 que, en una campaña en la que cesó a Boronat para evitar el escenso y puso en su lugar al gran Javier Expósito, es la única que consiguió ganar en una misma competición en los campos de Barcelona, Real Madrid y Valencia. Partido a partido. No hay otra manera.

Ahora a los aficionados sólo nos queda esperar. Queda algo más de un mes para el inicio de la LIga. Estamos en manos de Lasarte, del trabajo físico que Balbi haga con la plantilla y de lo que Loren y Javi Pérez hagan en los despachos. Entre medias, veremos los amistosos de siempre, haremos nuestras cábalas sobre el once que debutará el último fin de semana de agosto contra el Villarreal y todos, sin excepción, empezaremos a pensar a qué puede aspirar la Real. Allá vamos otra vez. Pero con la mirada alta, que por mucho que seamos un equipo recién ascendido también seguimos siendo la Real.

3 comentarios:

Mateo dijo...

Holaa, me gustaría intercambiar links contigo. Ya he añadido tu Blog a mi lista de Blogs!!

Saludos!!!
http://sempre-depor.blogspot.com/

cityground dijo...

Una pretemporada ilusionante, a ver si llegan algún fichaje mas que lo necesitamos.

Griezmann esta haciendo un gran torneo sub'19, la temporada que viene puede ser una de las revelaciones de 1ª, ojala este mucho tiempo con nosotros.

Juan Rodríguez Millán dijo...

Mateo, me pasaré por tu blog. Gracias por visitarme.

Cityground, las pretemporadas casi siempre son ilusionantes. Fíjate que el año pasado no dejábamos de hablar de Griezmann, y mira lo que acabó haciendo el chaval. Me da miedo su estado físico la próxima temporada, pero seguro que lo suple con su calidad.